Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Derechos de Autor

Derechos de Autor

Ratings: (0)|Views: 3|Likes:
Published by Levario P.

More info:

Published by: Levario P. on Oct 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/10/2013

pdf

text

original

 
Derechos de Autor: ¿A favor o en contra?
El Derecho de Autor es reconocido como uno de los derechos básicos de la persona en laDeclaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 27 establece que:"Toda persona tiene derecho a formar parte libremente en la cultura de la comunidad, agozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de élresulten. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales ypatrimoniales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias oartísticas de que sea autora".
¿Tienen los individuos derechos sobre las creaciones intelectuales, como inventoso escritos? ¿Debería el sistema legal proteger esos derechos?Hablar sobre derechos de autor es un tema que causa conflicto en varios sistemaslegislativos del mundo. Si enfocamos este tema desde la parte artística, el modeloeconómico del arte era distinto al que ha regido la segunda mitad del siglo XXbasado en la industria discográfica. Se necesitaba una fábrica para producir sistemas de reproducción casera baratos (vinilos, etc.), por lo que sólo el quegrababa una pieza musical podía fabricarlo. Lo mismo sucedía con las películas,necesitabas el original para hacer las copias y las copias de copias perdíanrapidísimamente la calidad. El coste de cada "paquete" o copia es atractivo frenteal modelo anterior (música en directo).Ese modelo de negocio genera una cantidad increíble de dinero y dura apenas 50años, un modelo creado por el sistema tecnológico en vigor. Son las capacidadestecnológicas las que crean esta industria y las que hacen que sea de determinadaforma. Todo se guía por una maximización de la eficiencia. Hoy las cosascambian, con la era digital la copia es perfecta en calidad e indistinguible deloriginal, y puede realizarse indefinidamente; haciendo que el coste de la copia sea0. Por tanto ya no hay lugar para las grandes cadenas de distribución que hanestado sirviendo durante 50 años como componentes necesarios del sistematecnológico. Mantener el sistema actual es mantener un sistema tecnológico yeconómicamente ineficiente, y por tanto condenado al fracaso. Hoy la copia eslibre y lo lógico sería que volviéramos al sistema anterior, donde las ideas tengan
 
autor reconocido y se les compense por todo beneficio económico realizadogracias a su obra, pero cuyo "propietario" pueda ser cualquiera, que las ideasvuelvan a ser de dominio público.Cuando alguien "publica" una cosa lo que hace es entregarla al público. El publicoen general pasa a ser el propietario de lo publicado y es libre de manejarlo comoquiera (como ha sido desde tiempos inmemoriales hasta mediados del siglo 20).Las historias las puedes contar y las canciones las puedes cantar, tocar y tararear libremente. Las ideas no tienen dueño, tienen autor.Si alguien cuenta una historia eres libre de contarla a su vez, cuando alguien emiteuna canción eres libre de cantarla, cuando alguien pinta de un color o con un estiloeres libre de reproducirlo. Todo en este mundo de las ideas es librementereproducible, salvo, paradójicamente, lo que se puede hacer gratuitamente y concalidad. Esto les guste o no se acabará y todo lo creado será libre.La tecnología ha acabado con su modelo de negocio igual que antes lo creó y nopueden hacer nada por pararlo. Tienen que buscar su nuevo modelo de negocioadaptado al nuevo mundo, y si no lo encuentran la culpa no es de los demás. Latelevisión e internet son libres y/o gratuitos y cada cual busca su modelo denegocio. La música lo acabará siendo.No se trata de regalar. Sino de que ya han perdido de vista al objetivo principal deservicio, de seleccionar a lo que realmente vale la pena (riesgo que ya no asumenlos empresarios) para simplemente especular respecto a popularidad/gananciaspor ahorro de publicidad. O sea: Los especialistas no son tales en cuanto a qué
calidad tiene lo que pueden “reproducir para ventas masivas”. Traslademos esto
mismo a todas las demás áreas, ya que el procedimiento base es el mismo.Si adem
ás sumamos que muchos “autores” intelectuales, sólo copian
convariantes a lo que hicieron otros para vivir de eso, principalmente para beneficiopersonal, está todo dicho.Es más que lógico que toda persona que invierta mucho de su tiempo en unaobra,
tengas derecho a “reconocimie
n
to” por su trabajo y esfuerzo; r 
econocimientoque suele interpretarse más que nada desde el lado económico o material, sin
 
embargo, a este principio se lo deforma al extremo de pretender cobrar sólo por mirar un cuadro (al óleo o estatua) ¡durante siglos! Y ¿A dónde va ese dinero? ¿Alautor? En el caso de que haya herederos legítimos ¿cuánto perciben realmente de
lo que se recauda como “derechos de autor” de esa misma obra?
 Teniendo claro a esto, si consideramos a los intereses acumulados por tiempotranscurrido en mora, el monto final a pagar por cualquiera, sería imposible aún juntando a todas las joyas y valores económicos del planeta. Para evitar a estascosas, suele reconocerse que los derechos de autor sólo tienen vigencia (segúncaso) entre 50 y 100 años. Pudiendo percibirlos los herederos legítimos sifalleciera antes de ese plazo el autor, pero esto es principalmente para que hijospequeños y viudas no se queden sin cierta seguridad económica básica, por eltiempo que lógicamente les habría ayudado el autor de continuar con vida o tener con qué para valerse por sí mismos (propósito de toda herencia: Capital inicial delos herederos).El otro punto más que lógico es para evitar reclamos tan antiguos y absurdoscomo el de los descendientes de faraones a los judíos y cristianos. Para ello todalegislación pone plazos para realizar reclamos (normalmente son hasta diez años).Si pasado ese plazo no se ha realizado reclamo, se da por obvio que, de tener derechos, han renunciado a éstos.De este modo, el mercado está abarrotado, saturado de basuras comerciales y,
lógicamente ¿Quién está dispuesto a “desperdiciar dinero” en lo que no lo vale,
pero está muy bien publicitado?En conclusión:
 
Debería considerarse siempre de antemano (y asumirlo) el riesgo de que notodo trabajo es apreciado por el público, al margen de la calidad buena omala que tenga.
 
El único derecho que les reconozco es el de autor. Cada creador tienederecho a que se reconozca su autoría, como tiene derecho a una

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->