Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Resumen - María Inés Barbero (2006) "La historia de empresas en la Argentina: trayectoria y temas en debate en las últimas dos décadas"

Resumen - María Inés Barbero (2006) "La historia de empresas en la Argentina: trayectoria y temas en debate en las últimas dos décadas"

Ratings: (0)|Views: 17|Likes:
Published by ReySalmon
Metodología de la Investigación Histórica - Historia de empresas
Metodología de la Investigación Histórica - Historia de empresas

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: ReySalmon on Oct 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/12/2014

pdf

text

original

 
1
María Inés Barbero
(2006)LA HISTORIA DE EMPRESAS EN LA ARGENTINA: TRAYECTORIAY TEMAS EN DEBATE ENLAS ÚLTIMAS DOS DÉCADAS
La historia de empresas como campo de estudios
 No existe un consenso generalizado acerca de la forma de definir a la historia de empresas. En el
 Manual de Historia Económicade la Empresa
de
Jesús María Valdaliso
y
Santiago López
(2000), se la presenta como una disciplina híbrida, situada entre lahistoria, la economía y la dirección estratégica. Pero otros autores la consideran una especialización que se encuadra tanto dentrodel campo de la historia económica como en el de la historia social y cultural. Tiene como objeto de estudio a las empresas y a losempresarios en una perspectiva histórica, revalorizando el papel de los actores y sus estrategias en contextos que ofrecen tantooportunidades como limitaciones, y que son a la vez construidos por los agentes. Una definición amplia implica necesariamenteuna pluralidad de enfoques. Una primera diferenciación puede establecerse en función del objeto de estudio, distinguiendo entre lahistoria de empresarios y la historia de empresas. Una segunda distinción se desprende del carácter multifacético de las empresas.Éstas son organizaciones con fines de lucro, que despliegan estrategias sostenidas por estructuras formales e informales; sonespacios de interacción social signados por relaciones de cooperación y de conflicto, en los que se construyen identidades yculturas. En lo que concierne a los empresarios, pueden ser estudiados en una perspectiva micro, enfocada en sus trayectoriasindividuales y en sus desempeños al frente de las empresas, o bien desde un punto de vista macro, que considere su constitucióncomo actor colectivo y su accionar como grupo de intereses así como su relación con otros grupos sociales, con el poder político ycon el Estado.
La trayectoria de la historia de empresas en la Argentina
El nacimiento de la historia de empresas en la Argentina fue tardío, ya que recién en la década de 1960 se publicaron una serie deinvestigaciones que pueden ser consideradas como el punto de partida de la disciplina en el campo académico local. A partir delos setenta la historia de empresas se fue expandiendo a un ritmo muy lento, con una inflexión importante hacia fines de losochenta, momento en que el desarrollo se aceleró. Pueden identificarse dos grandes etapas. La primera abarca desde comienzos delos sesenta hasta mediados de los ochenta, y en ella predominaron trabajos publicados por economistas y sociólogos, con unaporte limitado de los historiadores. Los estudios se interesaban por el papel de los empresarios en los procesos de desarrollo, y la pregunta central que guiaba a la mayor parte de las investigaciones era sí existía un empresariado industrial capaz de liderar un proceso de modernización económica, social y política del país. Entre mediados de los setenta y mediados de los ochentacomenzaron a cuestionarse dichos marcos conceptuales, y el foco se fue desplazando desde los empresarios hasta las empresas.En esta primera etapa fue crucial el aporte de historiadores extranjeros que realizaron estudios sectoriales y de casos, sobre todode actividades en las que la inversión externa había sido decisiva, como el comercio, los ferrocarriles, los frigoríficos, etc. Amediados de los ochenta se inició una segunda fase, en la que el interés por la historia de empresas se acrecentó notablemente. Lasrazones de este cambio fueron múltiples. En primer lugar, fue parte de un proceso madurativo de los estudios históricos, en el quese fue avanzando hacia grados crecientes de especialización y de desarrollo de sub-disciplinas. La crisis del modelo de sustituciónde importaciones, el avance de las reformas promercado y el paulatino retroceso del Estado en los noventa otorgaron un nuevo rola las empresas privadas, sobre los cuales se multiplicaron los estudios históricos. Todo ello se dio en un marco de mayor  profesionalización de la vida académica y en un contexto de reflujo de las ideologías más radicalizadas, lo cual redundó en unclima más favorable para la investigación. Comparando la situación actual con la de mediados de los ochenta se han producidocambios considerables. Primero, porque el ritmo de la producción se ha acelerado notablemente, tanto en lo relativo a la cantidadde publicaciones como a la elaboración de tesis y a la presentación de ponencias en congresos. Segundo, porque si bien su gradode institucionalización sigue siendo limitado ha habido algunos progresos importantes. En tercer lugar, se ha ido pasando de una posición relativamente insular a una mayor articulación con otras historiografías, en particular con las de otros paíseslatinoamericanos. Por último, si bien continúan las investigaciones y los debates centrados en la historia de empresarios, hacrecido el interés por la investigación sobre empresas, orientada hacia los estudios de casos.
Los empresarios y la
declinación
argentina
En la historia de empresas de la Argentina los estudios sobre los empresarios han tenido siempre un rol protagónico. A medidaque las condiciones de la economía fueron empeorando, desde 1975 en adelante, diversos autores comenzaron a preguntarse enqué medida les cabía a los empresarios una gran cuota de responsabilidad en el proceso de declinación económica del país. Yadesde los comienzos de la historia de empresas local existió una corriente crítica hacia los empresarios. El debate pivoteó sobre laexistencia o no de una burguesía industrial nativa, y en cómo ella se plasmaba no sólo en la posibilidad de un desarrollo delcapitalismo local sino también en la conveniencia
 – 
o no
 – 
de motorizar alianzas sociales y políticas. Más allá de la polémica en el
 
2
seno de la izquierda, en los setenta también se fue abriendo camino una interpretación revisionista que destacaba la nocontraposición entre intereses agrarios e industriales en la Argentina agroexportadora. La obra de
Jorge Federico Sábato
quegeneró numerosas adhesiones pero también fuertes cuestionamientos, retomaba los argumentos de
Milciades Peña
(acerca de laexistencia del empresario multi-implantado que, al poseer intereses en diversas actividades económicas, no respondía a ningunalógica sectorial), pero a la vez iba más allá, sosteniendo que desde el propio despliegue del capitalismo en el país se podía
identificar una “clase dominante” diversificada en varias actividades, que se comportaba con un
a mentalidad más comercial yfinanciera que productiva, procurando conservar el mayor capital liquido posible y manteniendo bajos niveles de inversión encapital fijo. Para Sábato la hipótesis de la preeminencia de un
ethos
comercial y especulativo en el empresariado local ofrecería laclave del frustrado desarrollo nacional. La discusión sobre la obra de Sábato ha ocupado un lugar central en la historia deempresarios durante la década de 1990, discurriendo a lo largo de una serie de ejes problemáticos. En primer lugar, se ha debatidosobre los rasgos estructurales de los sectores dominantes en la Argentina moderna y sobre cómo definirlos. En segundo lugar, seha polemizado sobre la mentalidad, la cultura y la acción empresarial en el largo plazo, a través de un debate que gira alrededor dela caracterización de los empresarios como innovadores o buscadores de rentas. Entre quienes adhieren a los postulados de Sábatose destacan los trabajos de
Jorge Schvarzer
, que ha publicados dos obras de síntesis sobre los empresarios industriales y sobre laindustria argentina en una perspectiva secular. En la confrontación entre Sábato y Schvarzer 
 – 
 por una parte
 – 
, y los diversosautores que han debatido con ellos, pueden identificarse tres ejes. La principal objeción de los trabajos que cuestionan la tesis deSábato es su falta de sustento empírico en lo referente tanto a la composición de la elite económica argentina como a sus valores y prácticas. En esta vertiente de la polémica pueden a su vez distinguirse al menos tres núcleos temáticos. El primero, la discusiónsobre la relevancia de la diversificación de inversiones dentro de la elite económica de la Argentina agro-exportadora y a partir deallí el cuestionamiento a la noción de clase dominante multi-implantada y la recuperación del concepto de burguesía terrateniente.El segundo núcleo temático es la controversia acerca de los rasgos especulativos de los empresarios argentinos desde la segundamitad del siglo XIX hasta el presente: las experiencias concretas que se desprenden de análisis de casos revelan una realidadmucho más heterogénea y matizada que la que presenta Sábato. El tercer punto en debate es el cuestionamiento a la falta de unavisión histórica comparada, a partir de la cual el caso argentino es presentado como único en cuanto a la presencia de empresarioscon inversiones diversificadas, y esta supuesta especificidad es esgrimida como un argumento central a la hora de explicar ladeclinación de la segunda mitad del siglo XX. Un segundo eje de la polémica pasa por el papel que se otorga a los empresarios ala hora de evaluar el desempeño de la economía en el largo plazo. En respuesta a la visión de Sábato varios autores consideran quela acción de los empresarios no es la única variable explicativa y consideran que no puede estudiarse de forma aislada del contextonacional e internacional. Por último, los trabajos que privilegian el análisis de las raíces del pensamiento de Sábato y Schvarzer contextualizan sus afirmaciones, que pueden ser leídas desde las diversas tradiciones de la izquierda argentina como desde lasvisiones críticas a los empresarios en la teoría de la empresa.Recapitulando, hoy es posible identificar dos grandes líneas en la interpretación sobre el papel histórico de los empresarios en laArgentina. La primera considera que no han sido capaces de cumplir ciertas funciones clave, como la generación y adopción de lainnovación, la asunción del riesgo, la creación de empresas competitivas, etc. Las causas de ello radicarían en su tendencia a laespeculación, a la preferencia por la ganancia fácil y a la construcción de fuertes lazos con el Estado en busca de protección ysubsidios. La segunda línea de interpretación resalta la heterogeneidad de los comportamientos empresarios, con una visiónmucho más matizada de su accionar. Esta corriente remarca que al estudiar a los empresarios argentinos deben tomarse enconsideración las condiciones en las que han operado, con altísimos niveles de incertidumbre institucional e inestabilidadmacroeconómica, lo cual necesariamente contextualiza la acción empresarial y complejiza su análisis.
Las empresas en una perspectiva histórica
Hasta fines de la década de1980 los estudios de casos publicados eran muy pocos y las historias disponibles proveníanmayoritariamente de investigaciones económicas y sociológicas. Quince años después la situación es muy distinta y los avanceshan sido significativos. Se han publicado tres libros que se suman al ya clásico de
Cochran
y
Reina
sobre SIAM editado en 1965.El primero, de J. Schvarzer, analiza algunos aspectos de la historia del grupo Bunge y Born. El segundo, de
Raúl García Heras
 (1994), reconstruye la trayectoria de la Compañía Anglo Argentina de tranvías combinando el estudio de la evolución económicay la estrategia de la firma con el de las relaciones de la empresa con los gobiernos argentino y británico. El tercero es una historiade Arcor realizada por investigadores de distintas disciplinas, que estudia su evolución en el contexto de la macroeconomíaargentina de la segunda mitad del siglo XX. . Se han editado numerosos trabajos que pueden ser agrupados de acuerdo a uncriterio temático. Un primer grupo comprende investigaciones sobre trayectorias de firmas industriales, centradas en lasestrategias de las empresas y su evolución económica, abarcando diversas ramas y distintos momentos históricos. Otros trabajosse han enfocado en diversas áreas del sector servicios, con un marcado predominio de los estudios sobre transportes y sobre elsector financiero. Un área todavía poco estudiada es la de las empresas estatales, aunque recientemente se han publicado algunascontribuciones valiosas. Uno de los campos más fructíferos en las últimas décadas ha sido el de la historia de grupos económicos.Gracias a los estudios históricos sobre los grupos y a los trabajos sobre la trayectoria reciente de los conglomerados ha sido

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->