Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
us2013-spa

us2013-spa

Ratings: (0)|Views: 733|Likes:

More info:

Published by: http://www.animalpolitico.com on Oct 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/12/2013

pdf

text

original

 
El gobierno de Obama y la prensa
Investigaciones sobre fltraciones y vigilancia en Estados Unidos post 11-s
 Por Leonard Downie Jr. con investigación de Sara Rafsky
Un inorme especial del Comité para la Protección de los Periodistas
 
Investigaciones sobre filtraciones y vigilancia en Estados Unidos post11-s
El Presidente de Estados Unidos Barack Obama llegó al gobierno prometiendo transparencia, pero no ha cumplido consu palabra. Periodistas y activistas en defensa de la transparencia afirman que la Casa Blanca limita la divulgación deinformación y despliega a sus propios medios para evadir el escrutinio de la prensa. El agresivo procesamiento deinformantes de material clasificado y una vigilancia electrónica generalizada está disuadiendo a las fuentesgubernamentales de hablar con los periodistas.
Un informe especial del CPJ por Leonard Downie Jr. coninvestigación de Sara Rafsky.
Barack Obama abandona una conferencia de prensa en el Salón Este de la Casa Blanca el 9de agosto.(AFP/Saul Loeb)
Publicado el 10 de octubre de 2013
En Washington, durante la administración del Presidente Obama, los funcionarios de gobierno tienen cada vez mástemor de hablar con los medios. Los sospechosos de conversar con periodistas acerca de cualquier asunto que elgobierno haya clasificado como secreto son objeto de investigación, e inclusive de pruebas de polígrafo y el escrutiniode los datos de sus teléfonos y correos electrónicos. Un "Programa contra Amenazas Internas" que se está poniendo enmarcha en cada departamento gubernamental les ordena a todos los empleados federales que vigilen elcomportamiento de sus colegas para ayudar a prevenir filtraciones de información.Desde 2009, seis empleados gubernamentales --además de dos contratistas, entre ellos Edward Snowden-- han sidoobjeto de procesos penales por delitos graves de conformidad con lo previsto por la Ley sobre Espionaje de 1917 por filtrar información clasificada a los medios, comparado con un total de tres en todos los períodos presidenciales
 
anteriores en la historia de Estados Unidos. Ello sin contar que se han iniciado otras investigaciones penales en torno afiltraciones de información. En dos de esas investigaciones, el gobierno solicitó y confiscó de manera secreta loscorreos electrónicos y el registro de llamadas telefónicas de los periodistas.En una declaración jurada vinculada a una de esas peticiones, un reportero de la cadena Fox News fue acusado de ser "cómplice, instigador y/o conspirador" de una persona procesada por filtrar información, lo que coloca al periodista enriesgo de ser objeto de un proceso penal por su trabajo periodístico. En otro caso, a un reportero del
New YorkTimes
se le ha ordenado testificar contra una persona procesada por filtrar información y corre riesgo de ir a la cárcel.Multiplicando las preocupaciones de los periodistas y los funcionarios gubernamentales con quienes entran en contacto,los artículos periodísticos basados en documentos clasificados obtenidos de Snowden han revelado masivasactividades de vigilancia de los teléfonos y correos electrónicos de los estadounidenses por parte de la Agencia deSeguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés).Numerosos periodistas que trabajan en Washington explicaron que los funcionarios están renuentes a siquiera conversar con ellos sobre información no clasificada porque temen que las investigaciones en torno a las filtraciones y la vigilanciade los organismos gubernamentales dificulte aún más que los periodistas puedan ofrecer la protección de la fuentes."Me preocupa llamar a alguien porque ese contacto puede ser descubierto mediante una revisión de los registrostelefónicos o los correos electrónicos", afirmó R. Jeffrey Smith, veterano periodista y experto en temas sobre seguridadnacional que trabaja en el Centro para la Integridad Pública (Center for Public Integrity). "Ello deja un rastro digital quefacilita que el gobierno vigile esos contactos"."Considero que tenemos un verdadero problema", expresó Scott Shane, reportero de la fuente de seguridad nacionaldel
New York Times
. "Esos procesos penales por filtrar información disuaden a la mayoría de las personas. Tienenmucho miedo. Existe una zona gris entre la información clasificada y la no clasificada, y la mayoría de las fuentesestaban en esa zona. Las fuentes ahora tienen miedo de entrar en la zona gris, tiene un efecto disuasivo. Si tenemos encuenta que la cobertura informativa exhaustiva de las actividades de gobierno es uno de los pilares de la democraciaestadounidense, la balanza se inclina en forma significativa a favor del gobierno".Al mismo tiempo, según confiaron los periodistas, los voceros gubernamentales a menudo no responden las solicitudesde los periodistas o son hostiles, inclusive cuando los reporteros han sido remitidos a esos propios voceros por funcionarios que no quieren dar declaraciones. A pesar de las repetidas promesas del presidente Barack Obama en elsentido de que su administración sería la de mayor apertura y transparencia en la historia de Estados Unidos, losperiodistas y activistas en cuestiones de transparencia gubernamental afirman estar decepcionados por el progreso deesta administración en facilitar el acceso a la información que necesitan."Esta es la administración más cerrada y obsesionada por controlar la información que yo haya cubierto jamás", señalóDavid Sanger, veterano corresponsal del
New York Times
en Washington.La administración Obama ha utilizado de manera notable las redes sociales, los videos y sus propios avanzados sitiosweb para suministrarle al público la información generada por el gobierno sobre sus actividades, junto con una cantidadconsiderable de datos gubernamentales que son útiles para los consumidores y las empresas. Salvo algunasexcepciones, como por ejemplo colocar los registros de visitantes a la Casa Blanca en el sitio web whitehouse.gov ydocumentos desclasificados en el nuevo sitio web de los organismos de inteligencia, la administración Obama divulgaescasa información de la que más necesitan los medios y el público para la rendición de cuentas del gobierno sobre suspolíticas y sus actos."El gobierno debe ser transparente", expresó Obama en el sitio web de la Casa Blanca, una declaración que hareiterado en sus directivas presidenciales. "La transparencia fomenta la rendición de cuentas y les ofrece información a

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->