Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Que Pare la Autofinanciación

Que Pare la Autofinanciación

Ratings: (0)|Views: 427|Likes:
Published by Cristian Hurtado S

More info:

Published by: Cristian Hurtado S on Oct 15, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

10/15/2013

pdf

text

original

 
Que Pare la Autofinanciación, Que Pare el Déficit¡Es Hora de Parar la Crisis de la Universidad Pública!
Cristian Hurtado, Representante EstudiantilAnte Consejo Académico UNAL.
“la crisis consiste precisamente en el hecho de que lo viejo está muriendo
 y lo nuevo no puede nacer:en este interregno aparece una gran variedad d 
e síntomas mórbidos”.
Antonio Gramsci.
(En la idea de generar discusión al interior de la Comunidad Universitaria, y a manera de informe final de larepresentación estudiantil ante Consejo Académico de la UNAL, ponemos a discusión estos documentos, que sintetizanlíneas de análisis, datos y perspectivas base durante estos dos años de representación que ya culminan. Este es el primertexto, de 3 que se presentaran a modo de rendición de cuentas de la representación.)
La difícil situación presupuestal de la Universidad ha llegado a un punto tal, que todo lo que fueimaginado con escepticismo en años anteriores, hoy es una realidad: Se aseguraba que las políticasde bienestar desaparecerían, y hoy, pese a los anuncios de parte de las directivas, es un hechopatente que los estudiantes de residencias universitarias 10 de mayo serán desalojados y
“reubicados”. Se hablaba del posible cierre de programas curriculares, a partir de declaraciones de
la vicerrectora de la época Natalia Ruíz. Hoy, avanza
el proceso de “transformación” del programa
curricular
Estudios Básicos Músicales
hacia un programa de extensión de la Universidad, con lasconsabidas justificaciones de rentabilidad, eficiencia, pertinencia.Se hablaba de la posible apertura del mercado de predios de la Universidad Nacional, y se asumíacomo su preludio las conocidas concesiones de espacios como el Estadio Alfonso López, el Auditorio
León de Greiff, en su momento la “piscina de CAFAM”; hoy, bajo la coacción de un “intercambio”
rentable para la Universidad, se propone incluso la demolición del predio del Hospital Universitarioen Febrero, así como la entrega de los predios de las Unidades Camilo Torres y Uriel Gutiérrez en elproyecto de renovación urbana CAN, predios que otrora fueran las residencias de la CiudadUniversitaria.Que la infraestructura no daría abasto con el aumento de estudiantes en la UN
 –
condicionado porel MEN a cambio de mayores, e insuficientes, recursos -; que los recursos de inversión no alcanzaríanpara renovarla, mucho menos para planificar el crecimiento de la población universitaria y por tanto,el hacinamiento en todo sentido
 –
áreas comunes, aulas de clase, laboratorios, espacios deportivos
 –
iba a ser la regla; configurándose un círculo vicioso de infraestructura inadecuada e insuficiente,pero por ello mismo, edificios cerrados por serios riesgos para la comunidad, aumentando así elhacinamiento.El congelamiento en la contratación docente, basada en el criterio de los puntos y equivalencia entretipo de vinculación docente y puntaje
 –
los famosos 0.5, 0.3 etc.
 –
iba a conllevar una situación talque el crecimiento del pregrado rebasa la planta docente, desestimulando la contratación dedocentes que desarrollen investigación
 –
cómo lo que era en una época el criterio esencial de ladocencia en la UN
 –
 
por “dictadores de clase” en palabras del Rector Ignacio Mantilla. Con ello,
 
quedaba enterrada la idea misional de la docencia de la Universidad, y de paso, limitada laperspectiva del pregrado en el proceso de formación académica de la misma. Se decía, en esa época,que ello respondía a la necesidad de aumentar los recursos propios para la Universidad, pues losdocentes más calificados se irían trasladando hacia los posgrados
 –
con sus consabidos costos, einexistentes políticas de bienestar
 –
y proyectos de extensión. Lo que nadie supuso, en esa época,era, como afirmó en Consejo Académico el Director Nacional de Planeación, que dicha dinámica, enmedio del congelamiento docente iba a llegar a un punto tal, que es insostenible en la actualidad, eincluso, genera pérdidas para la Universidad
1
. Mucho menos se esperaba la afirmación del Rectorfrente al punto:
La Universidad no puede subsidiar más, como lo ha venido haciendo, los Posgrados
;la idea, por un tiempo confusa, se aclaró a principio de este año, cuando las becas de posgradoslanzaron el grito agónico, y hoy, prácticamente han desaparecido.Aun así, el Ministerio de Educación Nacional asegura, y augura, grandes logros para la EducaciónSuperior Colombiana. Y contrario a la realidad, afirma que no estamos ante una situación crítica dela Universidad. Por su parte, en grosera argucia, el Ministerio de Hacienda niega tal condición al
referir los “superávit” o utilidades que los balances financieros de la
s Universidades arrojan
2
. Deigual modo se expresan miembros de la comunidad universitaria. En últimas, cualquiera puedeasegurar que no hay crisis en la Universidad, y que Mantilla está confabulado con los mamertoscuando asegura que faltan $53 mil millones para culminar este año, así como que dicho monto va aaumentar conforme pasa el tiempo. Incluso, que el SUE
3
participa de dicha conspiración, al plantearque la desfinanciación a la Educación Superior pública responde a un problema estructural de laforma, criterios y mecanismos de asignación, cálculo y distribución presupuestal, así como a un temade prioridad política de parte del Estado.Cualquiera puede negar la crisis, y asegurar que dicha condición no existe. En todo caso, nadie puedenegar sus implicaciones, sus manifestaciones. Negar la situación de la Universidad en la actualidad,no hace a nadie inmune a sus implicaciones y dinámicas. Así mismo, si bien no toda la dimensiónuniversitaria se reduce al tema financiero, si es cierto hoy que este es un aspecto determinante dela dinámica de la Universidad, por cuanto se convierte en limitante para su desarrollo, así como lapresión del déficit compromete una funcionalización de la Universidad a la lógica del sector privadoy sustituye el criterio académico en las decisiones de la UN por el criterio de lo rentable.Hoy, es difícil abordar la situación académica de la Universidad en toda su complejidad, es decir susfines misionales, sin encontrar a su paso las limitantes financieras, o al contrario l
os “negocios
4
” que
se abren en cada iniciativa académica de las directivas.
1
Sobre estos datos, se puede consultar un informe anterior mucho más detallado en lo que respecta aestadísticas e interpretaciones:http://es.scribd.com/doc/110721422/Nuevos-Datos-Para-Un-Viejo-Problema-Sobre-la-Situacion-Financiera-en-la-UN-Christian-Hurtado-Rep-Est-Consejo-Academico-UN 
2
Si bien es innegable la mala administración de recursos por parte de la Universidad, y como ella sirve aintereses clientelares -como analizaremos adelante-; ello no es óbice para afirmar que la Universidad no tienedéficit, pues muchas de las supuestas utilidades responden a recursos destinados a proyectos específicos,recaudos por matrículas hechos por anticipado o excedentes
 –
no utilidades
 –
de proyectos en curso, es decir,
son recursos que contrario a ser utilidades, o ganancias, ya están asignados, ya están comprometidos para el año siguiente.
3
4
 
No basta, sin embargo, con cuestionar la situación crítica de la Universidad. Ante una situación comola presente, es necesaria una crítica a la situación universitaria, acompañada de una crítica a launiversidad misma; en un escenario de crisis como el actual no basta con paliativos; la solucióndeterminante exige nuevos rumbos para la praxis universitaria, exige, una nueva Universidad.
Elementos Característicos del Esquema de Financiación Actual:
En otro documento señalamos las fuentes de financiación de la Universidad; en esta ocasión, unadescripción del esquema de financiación de la Educación Superior en Colombia es central, porcuanto es uno de los temas de mayor importancia en la crisis, así como esencial en las exigenciastanto de la MANE a nivel nacional, como de la Universidad Nacional de Colombia en particular.
Elementos de Contexto:
Tres aspectos son esenciales para contextualizar situación, a manera de síntesis de la perspectivapara la educación superior de parte del Gobierno:
1.
 
“El 65% de los muchachos están formándose en educación superior universitaria y un 35%
está en programas técnicos y tecnológicos. El país tiene
que invertir esa proporción.” 
 
Dichaafirmación, a finales de 2010 ante medios de comunicación por parte de la Ministra MaríaFernanda Campo, establece la necesidad de invertir la pirámide de matrícula. Ello en elcontexto actual, implica sacrificar la investigación, y/o restringirla a sectores sociales debajos recursos que son quienes en su mayoría apelan a dichas tipologías de educación. Esteaspecto es central, por cuanto es conocido hoy la proliferación de InstitucionesUniversitarias, Técnicas y Tecnológicas, de baja calidad, privadas, por cuanto son esasinstituciones las fortalecidas según dicha perspectiva. En términos económicos, dichaapreciación tiene sentido en un contexto, delineado e el Plan Visión Colombia 2019
5
y el
Plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para Todos”, de vincular al país a
l mercadointernacional reorientando el aparato productivo a la reprimarización
 –
extracción minera,petrolera, producción de materias primas en desmedro del valor agregado que genera laindustria, que se desestimula -, en un contexto así, la investigación y formación deinvestigación avanzada cede lugar a la formación de mano de obra barata, con cualificaciónmínima.
 
Una reciente investigación sobre el desinterés que se hace tendencia, sobre las ingenierías,refleja como la baja contratación de ingenieros o ingenieras en el mercado laboral, así como losbajos salarios; pese al impulso en infraestructura, minería y producción energética en el país,refleja como las empresas
 –
multinacionales en su gran mayoría
 –
no requieren empleados contal cualificación por cuanto contratan directamente desde el exterior dichos ingenieros; en sulugar, requieren técnicos, tecnólogos y operarios para el desarrollo de sus labores destructivasen el País:
“ 
El que las obras en el país las ejecuten empresas extranjeras, que Colombia nodesarrolle tecnología propia, que las empresas prefieran contratar extranjeros, que los salarios
5

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->