Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Teologia Sistematica - Wolfhart Pannenberg

Teologia Sistematica - Wolfhart Pannenberg

Ratings: (0)|Views: 116|Likes:
Published by Sapientiafides
Hoy en día existe una concordancia unánime sobre la centralidad del hombre y el valor de la vida humana. En medio de su apabullante desorientación, el hombre contemporáneo ha intuido que en cada ser humano existe algo inédito, no sujeto a la determinación de genes, ni al color de la piel. Algo que le hace irrepetible, singular y no heredado por la sangre.

El problema es que el hombre contemporáneo no sabe qué hacer consigo mismo y, por eso, continúan las abyecciones contra la dignidad y la vida de la persona humana. Esa realidad tan compleja, misteriosa y enigmática, es también escurridiza, difícil de aferrar. El hombre es una contradicción viviente. Consciente de sus logros, pero también de sus límites; de su coraje, pero también de sus miedos; de sus conquistas, pero también de sus fracasos; del hecho de ser único e irrepetible, pero al mismo tiempo no indispensable. El hombre vive y luego muere, pasa. Se siente dividido, disgregado, por los conflictos que laten en su estructura íntima y, a la vez, aglutinado por la unidad de un fin. Su inagotable dignidad convive estrechamente con su miseria.

La teología contemporánea no ha cerrado los ojos ante estas paradojas, es más, las ha acogido con realismo y profundidad. Entre los teólogos de este siglo que con mayor hondura han tematizado el misterio del hombre, destaca Wolfhart Pannenberg. Desde su cátedra de Teología sistemática de la Facultad evangélica de la Universidad de Münich, Pannenberg ha edificado un sistema filosófico-teológico de gran amplitud e interdisciplinariedad. La obra de Pannenberg dialoga con las principales corrientes antropológicas, filosóficas, sociológicas, históricas y científicas de nuestro tiempo. Su obra acomete una labor de restauración sobre las ruinas que dejó Nietzsche, entre otros, en su derribo de Dios y de la razón humana.

El cristianismo, en la obra de Pannenberg, se presenta como la intervención de Dios en la historia humana que ha alcanzado su más alta culminación en la persona de Jesucristo. La revelación de Dios comienza con la creación del hombre “a imagen y semejanza de Dios” (Gen. 1, 26). Esta verdad teologal, narrada por el relato sacerdotal del Génesis, es el fundamento antropológico alrededor del cual giran todas las otras verdades teológicas sobre el hombre. Por ser imagen de Dios, el destino del hombre es la comunión con Él, que encuentra su consumación en la conformación con la imagen de Cristo. El acontecimiento central de Jesús de Nazaret representa la luz que descubre, descifra y da a conocer el ser del hombre mismo. Sólo a través de Cristo, imagen perfecta de Dios Padre, encuentra su consumación el destino del hombre como imagen de Dios. Pannenberg se propone unir la permanente realidad de la creación del hombre a imagen de Dios con la tesis según la cual la verdadera imagen de Dios es Jesucristo.
Hoy en día existe una concordancia unánime sobre la centralidad del hombre y el valor de la vida humana. En medio de su apabullante desorientación, el hombre contemporáneo ha intuido que en cada ser humano existe algo inédito, no sujeto a la determinación de genes, ni al color de la piel. Algo que le hace irrepetible, singular y no heredado por la sangre.

El problema es que el hombre contemporáneo no sabe qué hacer consigo mismo y, por eso, continúan las abyecciones contra la dignidad y la vida de la persona humana. Esa realidad tan compleja, misteriosa y enigmática, es también escurridiza, difícil de aferrar. El hombre es una contradicción viviente. Consciente de sus logros, pero también de sus límites; de su coraje, pero también de sus miedos; de sus conquistas, pero también de sus fracasos; del hecho de ser único e irrepetible, pero al mismo tiempo no indispensable. El hombre vive y luego muere, pasa. Se siente dividido, disgregado, por los conflictos que laten en su estructura íntima y, a la vez, aglutinado por la unidad de un fin. Su inagotable dignidad convive estrechamente con su miseria.

La teología contemporánea no ha cerrado los ojos ante estas paradojas, es más, las ha acogido con realismo y profundidad. Entre los teólogos de este siglo que con mayor hondura han tematizado el misterio del hombre, destaca Wolfhart Pannenberg. Desde su cátedra de Teología sistemática de la Facultad evangélica de la Universidad de Münich, Pannenberg ha edificado un sistema filosófico-teológico de gran amplitud e interdisciplinariedad. La obra de Pannenberg dialoga con las principales corrientes antropológicas, filosóficas, sociológicas, históricas y científicas de nuestro tiempo. Su obra acomete una labor de restauración sobre las ruinas que dejó Nietzsche, entre otros, en su derribo de Dios y de la razón humana.

El cristianismo, en la obra de Pannenberg, se presenta como la intervención de Dios en la historia humana que ha alcanzado su más alta culminación en la persona de Jesucristo. La revelación de Dios comienza con la creación del hombre “a imagen y semejanza de Dios” (Gen. 1, 26). Esta verdad teologal, narrada por el relato sacerdotal del Génesis, es el fundamento antropológico alrededor del cual giran todas las otras verdades teológicas sobre el hombre. Por ser imagen de Dios, el destino del hombre es la comunión con Él, que encuentra su consumación en la conformación con la imagen de Cristo. El acontecimiento central de Jesús de Nazaret representa la luz que descubre, descifra y da a conocer el ser del hombre mismo. Sólo a través de Cristo, imagen perfecta de Dios Padre, encuentra su consumación el destino del hombre como imagen de Dios. Pannenberg se propone unir la permanente realidad de la creación del hombre a imagen de Dios con la tesis según la cual la verdadera imagen de Dios es Jesucristo.

More info:

Published by: Sapientiafides on Oct 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/05/2014

pdf

text

original

 
TEOLOGÍASISTEMÁTICA
vol. I
WOLFHART PANNENBERG
UNIVERSIDAD PONTIFICIA COMILLAS - MADRID
 
ÍNDICE
lNtRODi:ccióN
p
por J. A.
MARTÍNEZ CAMINO
xx
PREFACIO PAUA LA EDICIÓN ESPAÑOLA
xxxi
PRÓLOGO DE
\A
EDICIÓN ALEMANA
xxxniCapitulo 1: La verdad de la doctrina cristiana como tema de la teo-
jpffa sUtemdtlca I
1. Teología 12. La verdad del dogma 93. La Dogmática como teología sistemática 174. La evolución y el problema de los llamados «Prolcgomena»de la Dogmática 275. La verdad de la doctrina cristiana como tema de la teologíasistemática , , tí l'apMulp II: I,a Idea de Dios v la cuestión cíe su verdad 65L La palabra «Dios» 652. Conociroii-nlo natural de Dios y * teología natura763. Las pruebas de Dios v la critica filosófica de la teología na*
tumi 86
4. La critica teológica de la teología natural 101
5 F1 r^nn^imi^tM^ «natural» H^l h^mhiv aforra
A
Hing HJ.
Capitulo III: La realidad de Dios v de los diosea en la experienciade las religiones 1271. El concepto de religión y su función en la teología 127
a\ 
Religión y conocimiento de Dios 128
b)
El concepto de religión, la pluralidad de religiones v «el2. La esencia antropológica v la esencia teológica de la religión. H53. La cuestión de la verdad de la religión y la historia de la religión 1624. La relación religiosa 184Capitulo ¡V: La revelación de Dio» 203I. La función teológica del concepto de revelación 203La multiplicidad de concepciones bíblicas sobre la revelación. 21
 
VIII
 Indk*
 y
La función del concepto de revelación en la historia de la ICOlogia 2314, La revelación como historia y como palabra de Dios 249Capítulo V: El Dio»
trinitario
281L El Dios de Jes y los comienzos de la doctrina de la Trinidad 2&12. El lugar de la doctrina de la Trinidad en la estructuración dela Dogmática v el problema de la
fundamentado**
de
las pro-
puniciones trinitarias 3033. Distinción v unidad de las personas divinas 325
a
El comienzo con la revelación de Dios en Jesucristo v laIcrminoloina tradicional de la doctrina de la Trinidad ... 32S
bj
La mutua autodislincinn de Padre. Hijo y Espíritu comofnrma renrrrta
t\r 
las i-Manon*»* trinitaria* J34
c)
Tres personas, pero un solo Dios 346
4. SI mundo
como historia de Dios v la unidad de la esenciadlvlnn 354(apúnlo VI: I^a unidad de la esencia divina y sus atributos 36.51. La sublimidad de Dios y la tarea de dar cuenta racionalmentede lo
que
se dice de
él
3652. La distinción entre esencia y exigencia de Dios
376
_La_csc:ncia y_JA>s_atributns de Dios y su vinculación por mediodel concepto de acción 3904. La condición espiritual de Dios, su saber y su querer
402
5. El concepto de acción divina v la estructura de la doctrina de
ttvs.
n tribu tn< di» Dins £126. La infinitud de Dios: su santidad, eternidad, omnipotencia viminipresencia 431
aj
La infinitud y santidad de Dios 431
b)
La eternidad de Dios 435
ci
La omnjpresencia y la omnipotencia de Dios 4467. El amor divino , , , . ¿52
a)
Amor y Trinidad ... 459
Wi
Los atributos del amor divino
469
c)
La unidad de Dios tururú nr
TITAS
wfM.tras
481
Ivmrr HP *nunpr* 432Knrrr m umm^ . , , SÜ5

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->