Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mi tío de América / Daniel Vázquez Sallés

Mi tío de América / Daniel Vázquez Sallés

Ratings: (0)|Views: 9 |Likes:
Prólogo a la edición de "Viajero" de Manuel Vázquez Montalbán, que recoge las novelas
"Los pájaros de Bangkok", "La Rosa de Alejandría", y el "Quinteto de Buenos Aires".
Prólogo a la edición de "Viajero" de Manuel Vázquez Montalbán, que recoge las novelas
"Los pájaros de Bangkok", "La Rosa de Alejandría", y el "Quinteto de Buenos Aires".

More info:

Published by: Biblioteca la Bòbila on Oct 19, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/22/2014

pdf

text

original

 
7
Prólogo
Mi tío de América
Convivir con un escritor significa asistir al parto de algunospersonajes y aprender a convivir con ellos hasta que la ave-nencia obliga a añadirlos al álbum de familia. Pepe Carvalhofue mi tío de América. Una categoría sólo al alcance de fami-liares con mimbres literarios, y que suelen estar siempre pre-sentes en las sobremesas dominicales aunque no estén. Mitío era un personaje único y muy metafórico.Desaparecía durante largos períodos, y volvía sin impor-tar la estación del año en la que estuviéramos dispuestos aresolver un nuevo caso. Mi padre, un hombre parco en pala-bras, solía avisarnos. «Ojo, que el tío está a punto de volver.»Las visitas de mi tío Pepe no siempre repercutieron deigual forma en mi vida. Algunas pasaron como una exhala-ción, otras marcaron profundamente mi manera de apostaren la ruleta de la vida. Echando la vista atrás sin ira, reconoz-co que las tres historias que contiene este volumen fuerontres historias de calado. Claro que entre la que apareció pri-mero,
Los pájaros de Bangkok 
, y la última,
Quinteto de Buenos Aires 
, habían pasado catorce años y el Pepe que se fue a Ar-gentina no era el mismo que el que deambuló por los colori-dos mercados de Bangkok. Con el paso del tiempo, el tío sehabía vuelto más escéptico y desencantado, y su rostro juve-nil había ido mutando hasta convertirse en el calco del Trin-tignant de
Vivamente en domingo 
.
032-108460-CARVALHO VIAJERO 1 7 13/02/13 9:30
 
8
Lo curioso de todas estas idas y venidas es que siempreque Pepe llegaba con las maletas llenas de preguntas y con- vertíanuestracasaenelcentroneurálgicodelasinvestigacio-nes, mi padre desaparecía misteriosamente. Durante unaépoca, tuve serias dudas sobre si el tío y mi padre eran la mis-ma persona, pero la duda duró hasta que dejé la pubertad y dediqué mis energías a buscar en exclusiva el sentido de mi vida y lo que quería ser cuando fuera mayor. Un esfuerzo vano, ya que treinta años más tarde he logrado sin quererlohacermemayorsinhaberlogradoabandonarlaadolescencia y sin haber alcanzado el sentido de la vida, incapaz de encon-trar el significado de todo este invento existencial. Con ladistancia de los años, que Pepe y mi padre fueran la mismapersona no me quita el sueño, aunque dudo de que las capa-cidades transformistas de mi padre fueran tan magníficascomo para convertirse en un detective privado de rostro en- juto y cuerpo de sempiterno estudiante como el que poseía Jean Louis Trintignant.Mis dudas sobre el otro yo de Manuel están basadas enhechos casi evidentes. Y digo casi, porque a un padre nuncase le llega a conocer del todo, y menos a un padre que se de-dica a buscar alegorías alrededor del mundo para pasarlasluego al negro sobre blanco. Porque, seamos francos, dudode que Manuel tuviera una novia que se llamara Muriel y queaaltashorasdelamadrugadasededicaranacomentartextospolíticos como preámbulo al coito. Y también tengo seriasdudas de que el desencanto de Manuel le llevara a cruzar el AtlánticoparainstalarseenEstadosUnidosconlamisióncasidivina de convertirse en un profesor de castellano en unaacademia para
wasp 
. Por no hablar de su posible desembarcoen la CIA, un hecho que raya lo onírico y que huele a histo-rias de la puta mili. Conociendo a mi padre es imposible ima-ginarlo vestido de agente secreto con licencia para matar.Exterminar a seres humanos requería una destreza más psi-
032-108460-CARVALHO VIAJERO 1 8 13/02/13 9:30
 
9
cogicaquedemanual,soadecireloPepecuandoconta-basupasoporlaagenciadeinteligenciaamericana.PeroMa-nuel no tenía los patrones idóneos para formar parte delcrimenorganizado.Suincapacidadparaversufriralprójimohaaentradoenunaespiraldetalcalibreque,enlosúltimosaños de su vida, habían quedado vetadas en sus pupilas laspelículas en las que se veía sufrir a un ancho abanico de lafauna y flora planetaria. Niños incluidos.LaprimeravezquevialtíoPepefueen1972.Mipadremedijo que iba a conocer a un «señor», así, tal cual, «que habíamatado a Kennedy». A mí, el tal Kennedy me la traía al pairopor muy presidente americano que hubiera sido y seguí ju-gando con los Madelman Safari que me había regalado Fe-rrán Gallego, el entonces novio de mi tía Mila, con la inten-ción de que me retractara de lo que le había llamado la tardeque dejó tuerto a uno de mis muñecos favoritos. Sé que enaquellos años del tardofranquismo la política era muy impor-tante, pero si hubiera sabido que la palabra
fascista 
tendríarepercusiones tan graves en la psicología de Gallego, hasta elpunto de que tratara de comprar mi perdón y su redenciónregalándome el kit completo de los Madelman Safari, le hu-bierallamadofachareiteradamente.Quéselevaahacer.Soun coleccionista de ocasiones perdidas. Y con mis Madelmanbien colocados en los estantes de mi habitación, tan prontoentró Carvalho en casa, mi padre se esfumó. A mí me sor-prendió que mi madre se lo tomara tan a la ligera. Se fueManolo y entró Pepe y como si la vida siguiera igual; mi ma-dre, tan poco amante de la cocina, le dejó al mando de losfogones.AlesdondeviporvezprimeravezaPepeCarvalho.Peripuestoconunmandilimpolutofrentealosfogonesyconun vaso de vino tinto en la mano. El tío de América cocinabatan bien como mi padre. Una cualidad que volvió a demos-trar la segunda vez que volvió a casa. Esta vez acompañado deun tipo de patrones mal esbozados llamado Biscuter.
032-108460-CARVALHO VIAJERO 1 9 13/02/13 9:30

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->