Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
TRISTEZA

TRISTEZA

Ratings: (0)|Views: 3 |Likes:
Published by Joaquín Córdova
La impunidad, la corrupción, la violencia y el crimen organizado que se apoderó de amplias zonas de nuestra convivencia social no son temas para nuestros gobernantes y cúpulas empresariales, ellos estan metidos en sus reformas estructurales que sólo cristalizan la pérdida de derechos laborales y sociales de los trabajadores. Esa trsiteza social sólo se remedia cambiando el actual estado de cosas,
La impunidad, la corrupción, la violencia y el crimen organizado que se apoderó de amplias zonas de nuestra convivencia social no son temas para nuestros gobernantes y cúpulas empresariales, ellos estan metidos en sus reformas estructurales que sólo cristalizan la pérdida de derechos laborales y sociales de los trabajadores. Esa trsiteza social sólo se remedia cambiando el actual estado de cosas,

More info:

Published by: Joaquín Córdova on Oct 25, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/25/2013

pdf

text

original

 
TRISTEZASJOAQUÍN CÓRDOVA RIVAS
Para los gobiernos los problemas que en verdad importan a los ciudadanos ―no sontema‖, no aparecen en sus preocupaciones, en sus planes, en su agenda.
 
Vivimos sumergidos en las llamadas ―reformas estructurales‖, que en el contexto
actual sólo es el nombre que se le pone a la progresiva pérdida de derechos socialesy laborales de los trabajadores manuales o intelectuales. Las reformas sonregresiones a estados casi de barbarie, no es exageración, lo venimos señalandodesde hace meses, quizás años. Allí están los casos de los países de la zona euro, los
mileuristas
españoles que le pusieron nombre a la caída de su salario promedio,antes cercano a los 2 mil euros mensuales, ahora debajo de los mil; sus crisisrecurrentes, la baja drástica en sus pensiones y jubilaciones ya ganadas, yatrabajadas; las condiciones precarias en los pocos que logran acceder a alguna plazalaboral, las penurias de sus sistemas de salud, de educación. La protección cínica eindiscriminada a las cúpulas empresariales, a los grandes corporativos bancarios,energéticos, mineros, que no conocen más patria que la de sus propias carteras.Mientras vivimos esas regresiones permanecen las corrupciones en todos los nivelesgubernamentales y directivos, públicos y privados, con su carga de impunidad ydesvergüenza.Antes mataban jóvenes, ahora matan niños, a plena luz del día, en la calle, por uncelular y los tenis que le arrebatan al cadáver. O los acribillan por aparentes problemas entre narcomenudistas, o los secuestran para sacarle dinero a sus familiasy nunca más aparecen vivos, a veces ni muertos porque a nuestros aparatos de procuración y administración de justicia no les interesan, porque no hay ganancia,todavía, con los muertos.Y nos asombramos de que el movimiento magisterial lleve 8 meses en la brega, quese expanda a otros estados, que adquiera múltiples formas para manifestarse yresistir a la pérdida de los más elementales derechos laborales, a que no se les tomeen cuenta en un cambio necesario en lo que toca al enfoque pedagógico y decontenidos curriculares, a que se les ofenda y desprecie en los medios decomunicación masiva. Para nuestras cúpulas políticas y empresariales es peor que pecado capital que los profesores se piensen a mismos, en lugar de permitir ser  pensados por ellas.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->