Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
86Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Reyes de Israel y Judá

Los Reyes de Israel y Judá

Ratings:

4.5

(2)
|Views: 19,269 |Likes:
Published by eliezer05

More info:

Published by: eliezer05 on Jul 31, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/03/2013

pdf

text

original

 
Los Reyes de Israel y Judá
 
Desde su invasión a Canaán, los hebreos habían crecido lentamente en poder y sehabían arraigado por medio de luchas continuas con las naciones que vivían dentro yalrededor de Palestina. Habían vivido en el país durante unos tres siglos y medio cuandosintieron la necesidad de un gobierno unificado. Hasta ese entonces habían sido guiados por hombres dirigidos por el Espíritu, llamados jueces, sin la seguridad de quecontinuaría una dirección competente después de la muerte de cada juez.Desde el punto de vista político estrictamente humano el deseo popular de tener unamonarquía hereditaria, expresado en tiempos de Samuel (1 Samuel 8: 5), no era sinonatural. Si Israel había de alcanzar su propósito, debía poseer el país en forma permanente; y a fin de conseguirlo, necesitaba la unidad, la continuidad de la direccióny un gobierno estable. Esta eventualidad había sido prevista por Moisés, quienestableció los principios en armonía con los cuales deberían gobernar los reyes:"
Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da, y tomes posesión de ella y la habites, y digas: Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están en misalrededores; ciertamente pondrás por rey sobre ti al que Jehová tu Dios escogiere; deentre tus hermanos pondrás rey sobre ti; no podrás poner sobre ti a hombre extranjero,que no sea tu hermano. Pero él no aumentará para sí caballos, ni hará volver al puebloa Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehová os ha dicho: No volváis nunca por este camino. Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe;ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia. Y cuando se siente sobre el trono de su reino, entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta ley, del original queestá al cuidado de los sacerdotes levitas; y lo tendrá consigo, y leerá en él todos losdías de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra; para que no se eleve sucorazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento a diestra ni a siniestra; a fin de que prolongue sus días en su reino, él y sus hijos, en medio de Israel 
"(Deuteronomio 17: 14-20).Con Saúl el reino permaneció débil debido a la inexperiencia y falta de madurez decarácter del joven rey. Su sucesor, David, guerrero infatigable y político capaz, levantóun imperio formidable. Aunque no podía compararse con los imperios situados sobre el Nilo y el Eufrates, era impresionante, y ejerció el control de la mayoría de las nacionesde Palestina y Siria. Formado por el genio de David bajo la bendición de Dios, ayudado por la debilidad de las otras naciones grandes de su tiempo, el imperio de Israel permaneció intacto por más o menos medio siglo. Las debilidades se hicieron evidentesaun bajo el reinado relativamente pacífico de Salomón, y su reino se desmenuzó cuandola muerte eliminó la mano fuerte del rey.Sin embargo, además del recuerdo de un pasado glorioso bajo dos grandes reyes, fue devalor permanente el establecimiento de Jerusalén como centro religioso y político parala nación. El significado de su nombre, "ciudad de paz", ha ejercido una influenciamágica en la mente del pueblo hebreo de todas las generaciones. Puesto que las promesas de la venida del Mesías estaban relacionadas por la Inspiración con la casa
 
real de David, nunca se perdió de vista la idea de un reino establecido y guiado por Dios.
Saúl, hijo del benjamita Cis, hombre escogido por Dios a causa de su naturaleza profundamente religiosa (1 Sam. 10: 7, 10, 11; 14: 37), su humildad (1 Sam. 10: 22) yuna tendencia a la generosidad (1 Sam. 11: 13), primeramente fue ungido en secreto por Samuel (1 Sam. 10: 1), proclamado rey en Mizpa (1 Sam. 10: 17-24), y confirmado ensu cargo en Gilgal después de tener éxito en el rescate de Jabes de Galaad de manos delos amonitas (1 Sam. 11).Su reino consistió en una unión algo débil de tribus que lo seguían como rey en tiemposde emergencia, pero que fuera de eso decidían sus asuntos internos sin interferencia deun gobierno central. A principios de su reinado, su actuación difirió poco de la de un juez. Aún después de ser proclamado rey, entre otras cosas todavía cuidaba su propioganado.Sin embargo, la idea de una monarquía real se desarrolló gradualmente. Saúl tenía el plan de que su reino fuese hereditario. En su capital, construyó un castillo en el prediode una hectárea, "Gabaa de Saúl", ahora
Tell el-Fûl 
, a unos 6 ½ km al norte deJerusalén. Su ciudadela de dos pisos que medía aproximadamente 52 m por 35 m, cuyosmuros exteriores tenían de 1,80 a 2,10 m de espesor, ha sido excavada por W. F.Albright. Con sus muros fortificados y torres en las esquinas, representa la construcciónhebrea típica de la época. La sala más grande, que era probablemente la sala deaudiencia donde David tocaba su lira ante el rey, medía unos 2,10 por 7,60 m.Fue Saúl quien creó el primer ejército regular, aunque pequeño, mantenido por Israel.Constaba de 3.000 hombres ubicados como guarnición en tres ciudades (1 Sam. 13: 2),con su tío -o tal vez primo- Abner, como comandante en jefe (1 Sam. 14: 50).El nuevo rey, instalado en el trono durante el período difícil cuando los filisteos,apoyados en sus armas y experiencia militar superiores, trataron de subyugar a loshebreos, a menudo se halló luchando contra ellos como también contra otras naciones.Dio la primera prueba de sus condiciones de general cuando rescató de los amonitas laciudad de Jabes de Galaad, en Transjordania (1 Sam. 11: 1-11). También sostuvoguerras victoriosas contra los amalecitas (1 Sam. 15: 4-8) y los idumeos en el sur, losmoabitas en el este, y los arameos del Estado sirio de Soba (1 Sam. 14: 47).Con todo, la amenaza permanente para la existencia de Israel provino de los filisteos (1Sam. 14: 52), que mantuvieron guarniciones en varias ciudades hebreas, aun en algunascercanas a la capital de Saúl. Los filisteos tenían el monopolio de la manufactura yafilación de armas y herramientas, de manera que en determinado momento en todoIsrael solamente Saúl y Jonatán poseían armas de hierro (1 Sam. 13: 19-22).Aterrorizaron de tal manera a los hebreos, que éstos se vieron obligados habitualmente arefugiarse en cuevas y lugares inaccesibles de las montañas (vers. 6).La primera gran victoria israelita sobre los filisteos, la que causó su expulsión de laregión montañosa oriental, fue más bien un episodio militar que una batalla real.Cuando los filisteos habían ocupado las colinas de Benjamín y habían tomado a
 
Micmas, los israelitas retrocedieron en desorden (vers. 5-11). Micmas queda a 11 km alnorte de Jerusalén, a una altitud de 620 m sobre una colina que domina la profundagarganta del Wadi ets-Tsuwenît hacia el sur, que formaba el paso de Micmas. MientrasSaúl estaba acampado con 600 hombres en Gabaa, separado de los filisteos por el
Wadiets-Tsuwenît 
, Jonatán y su escudero descendieron por la roca Sene en la cual estabaconstruida Gabaa, cruzaron el wadi, y luego escalaron la escarpada roca Boses, sobre lacual estaban acampados los filisteos en Micmas (1 Sam. 13: 15, 23; 14: 4, 5). El ataquesorpresivo de Jonatán en el campamento filisteo creó gran confusión, la que aumentócuando los hebreos acudieron en ayuda de Jonatán; entonces los filisteos huyeronaterrados (1 Sam. 14: 11-23).El primer gran encuentro entre los hebreos y los filisteos durante el reinado de Saúl serealizó en la región montañosa occidental entre Soco y Azeca, a mitad de camino entreJerusalén y Ascalón. La victoria de David sobre Goliat en esa ocasión fue el comienzode una gran serie de victorias sobre los odiados filisteos. Los principales resultadosfueron una mayor libertad para los hebreos y considerable riqueza obtenida del saqueo alos filisteos (1 Sam. 17).Por desgracia para la nación y la casa real, Saúl, que tenía un carácter indisciplinado, sehizo despótico después de sus victorias. A causa de su violación de la ley levítica y deórdenes divinas, no sólo perdió el reino sino también el juicio. Sus últimos años -no sesabe cuántos- pasaron bajo la sombra de la locura, que a su vez lo llevó a continuastentativas de matar a David, de quien él sabía estaba destinado a ser su sucesor.Habiendo perdido la amistad y la mano guiadora de su viejo consejero Samuel (1 Sam.15: 17-23, 35), cometió crímenes de los más necios y atroces, tales como la matanza delos sacerdotes inocentes de Nob (1 Sam. 22: 11-21), y hasta intentó matar a su propiohijo Jonatán (1 Sam. 20: 30-33). Aunque conocido por su celo en desarraigar elespiritismo,  pidió consejo a una brujael día antes de su muerte (1 Sam. 28: 3-25). En una batalla reñida en las montañas de Gilboa, en el extremo oriental de la llanura deEsdraelón, Saúl y sus hijos perdieron la vida luchando contra los filisteos (1 Sam. 31: 1-6). Esa batalla fue tan desastrosa que todas las ganancias del largo reinado de Saúl se perdieron ante los filisteos, quienes una vez más ocuparon las ciudades de Israel yarrojaron a los aterrorizados habitantes a sus antiguos refugios de las montañas (vers. 7).
Después de la muerte de Saúl, David fue coronado rey sobre Judá en Hebrón (2 Samuel2: 3, 4). En tiempos pasados había sido capitán en el ejército de Saúl, y por un tiempofue yerno de Saúl (1 Samuel 18: 27), pero había vivido como proscrito en los bosques ylas cavernas de las montañas del sur de Judá, y en una ciudad filistea durante los últimosaños del reinado de Saúl (1 Samuel 19 a 29).David, ungido secretamente por el profeta Samuel poco después del rechazo de Saúlcomo rey, estaba excepcionalmente dotado como guerrero, poeta y músico (1 Samuel17; 2 Samuel 1: 17-27; 1 Samuel 16: 14-23). Era también profundamente religioso, yaunque cayó en un grave pecado, se arrepintió y recuperó el favor divino (ver el Salmo51). Por lo tanto, se le confirmó el trono a perpetuidad a él y a su posteridad, lo queculminaría con el reino eterno del Mesías, que fue descendiente de David según la carne(Romanos 1: 3).

Activity (86)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jeimmy Alejandra liked this
RuBii MarTz liked this
Luis Yopla Soto liked this
PATTYMONTEALEGRE liked this
Sebastian Ysava added this note
Estos hombres que escojio Dios para reinar Israel fueron sorprendentes , pero los principios y los estatutos que Dios establecio y entrego a ellos fueron rotos , sobre todo Salomon , por mesclarse con mujeres de otras culturas lo llevaron al pecado y por eso Dios divide a Israel , la idolatria causo estragos en su reinado. DEBEMOS CUIDAR NUESTRA SANTIDAD Y PEDIRLE A DIOS QUE NOS MANTENGA FIRMES .
Jose Alfredo liked this
Mayvelin Vega added this note
necesito un croquis de los reyes y profetas del sur y el norte. bendiciones

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->