Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La voluntad del pueblo: notas para un voluntarismo dialéctico - Peter Hallward

La voluntad del pueblo: notas para un voluntarismo dialéctico - Peter Hallward

Ratings: (0)|Views: 18 |Likes:
Published by Mario Orospe

More info:

Published by: Mario Orospe on Oct 28, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/09/2014

pdf

text

original

 
n
ómadas
 
octubre
 
de
2009
universidad
 
central
 
colombia
31
{
92
}
ramíz villamiza, eduado.
 L bell holndes,
1950. Láiz sob al, 45 x 64.5 cm
colección
 
del
 
museo
 
de
 
arte
 
moderno
 
de
 
bogotá
 
|
 
fotografía
 
de
 
ernesto
 
monsalve
 
{
93
}
LA VOLUNtAD DEL PUEBLO: NOtAS PARA UNVOLUNtARISMO DIALéCtICO
traducción del inglés**: Saniago Resrepo***Revisión de la raducción: Alejandro Sánchez****
* Doctor en Filosofía de la Universidad de Yale. Profesor de Filosofía Moderna Europea en la Middlesex University, Londres (Reino Unido).E-mail: p.hallward@mdx.ac.uk**Este artículo es una traducción de la versión en inglés publicada en
 Radical Philosophy,
No. 155, mayo-junio de 2009. Agradecemos alautor y a la revista el permiso para su traducción.***Antropólogo con estudios en filosofía y economía.**** Politólogo, Magíster en Investigación en Problemas Sociales Contemporáneos.
              {
   o   r   i   g   i   n   a   l   r   e   c   i   b   i   d   o
  :
   0   6   /   0   8   /   0   9   ·
   a   c   e   p   t   a   d   o
  :
   1   0   /   0   9   /   0   9
              }
  n  o  m  a    d  a  s   @  u  c  e  n   t  r  a    l .  e    d  u .  c  o  ·   P   á  g  s .   9   3  ~   1   1   1
Valéndos d la noón d ‘volnad d blo’, s aílo dfn “la aón d manaón” omo n osodaléo, dlbado  nlyn d aodmnaón olva. consda l blo n émnos d nssomns, nlyns  galaos, y osla n ono d volnad q oma lmnos d los oyos drossa y d ss sgdos jaobnos, d Kan y d hgl, así omo d oyos onmoános nojaobnos.paallamn a la dlmaón d las odads q onoman l ono d volnad, a los oyos flosófos anvolnasas.palabas lav: volnad, blo, manaón, ía, aonomía.ulzando o ono d vonad ola, s domno dfn a “ação d manação” omo m ossodaléo, dlbavo  nlsvo d aodmnação olva. taa do ovo m mos d nsss omns,nlsvos  galáos,  omla m ono d vonad omando o nsamno d rossa  ss sgdos jaobnos, d Kan  d hgl, bm omo do nsamno nojaobno onmoâno. em aallo à dlmaçãodos lmnos q onomam o ono d vonad, a os ojos flosófos anvolnasas.palavas av: vonad, ovo, manação, ía, aonoma.takng advanag o  da o wll o  ol, s al dfns “ aon o manaon” as a dal oss, dlba and nlsv n ollv sl-dmnaon. i onsds  ol n ms o ommon nss,nlsv and galaan, and  oss a on o volnasm w aks lmns o rossa’s ojs andos o s Jaobn ollows, o Kan and hgl, as wll as  ojs o onmoay no-Jaobns. paalll o  dfnon o os a mak   on o wll,  zs an-volnasm losos.Ky wods: wll, ol, manaon, sm, aonomy.
the wiLL of the peopLe:notes for A diALecticAL VoLuntArism 
Peer Hallward*
 
{
94
}
n
ómadas
 
octubre
 
de
2009
universidad
 
central
 
colombia
31
P
or “voluntad del pueblo” entiendo un procesodeliberado, emancipatorio e incluyente deautodeterminación colectiva. Al igual que unasoberano de cualquier tipo, su ejercicio es voluntario y autónomo, un asunto de libertad práctica; al igual quecualquier orma de acción colectiva, implica reunión y organización. Algunos ejemplos del tipo de voluntadpopular que tengo en mente incluyen la determina-ción del Frente Democrático Unido de Surárica paraderrocar al régimen del
aparthei
, o la movilizacióndel Haití de Laval para enrentar un
aparthei
basadoen clases y privilegios. Estas movilizaciones, condicio-nadas por las restricciones estratégicas especícas queestructuran una situación particular, ponen a pruebala verdad expresada en el viejo cliché: “Donde hay una voluntad hay un camino”. O, adaptando una rase me-nos prosaica de Antonio Machado, que Paulo Freireadoptó como lema, esas movilizaciones asumen que“no hay camino, se hace camino al andar”.Decir que hacemos camino al andar signica que re-sistimos el poder que tiene el contexto histórico, cul-tural o sociológico para determinar nuestro camino.Signica insistir en que en una secuencia de emanci-pación política lo “determinante en primera instancia”es la voluntad de los pueblos para prescribir, a travésdel terreno que los conronta, el curso de su propiahistoria. Signica privilegiar la voluntad resuelta delos pueblos para tomar y mantener su puesto como“autores y actores de su propio drama” (Marx, 1966: 9,cr. Hallward,
2007
: 148-158), por encima de la com-plejidad del contexto y de las ormas de conocimiento y autoridad que gobiernan un comportamiento que se“adapta” a este.Sin embargo, armar que hacemos nuestro caminoal andar no signica pretender que inventamos el te-rreno que atravesamos. No signica que una voluntadse crea a sí misma y crea sus condiciones de existenciaabruptamente o
ex nihilo
. No signica asumir que el“movimiento real que acaba con el estado existente delas cosas” avanza a través de un espacio vacío o inde-terminado. No signica hacer caso omiso de los obstá-culos y las oportunidades que caracterizan un terrenoparticular, o negar su habilidad para infuenciar la ela-boración de un camino. Más bien, implica recordar,siguiendo a Sartre, que los obstáculos aparecen comotales a la luz de un proyecto para superarlos. Impli-ca recordar, siguiendo a Marx, que nosotros hacemosnuestra propia historia, sin escoger las condiciones deese proceso. Implica concebir un terreno y un caminoa través de una dialéctica que, conectando las ormasobjetiva y subjetiva de la determinación, se orienta porla primacía de la segunda.La armación de esa primacía relacional sostiene loque podría llamarse un “voluntarismo dialéctico”. Un voluntarismo dialéctico asume que la autodetermina-ción colectiva es el principio que anima la acción polí-tica –más que una valoración de lo que parece posibleo apropiado–. Los voluntaristas dialécticos conían enla voluntad de los pueblos en la medida en que piensancada término a través del otro: “voluntad” en términosde reunión, deliberación y determinación, y “pueblo”en términos de un ejercicio de volición colectiva.
i
El ingreso de la voluntad de los pueblos como actorde la escena política a lo largo del siglo XVIII ue en sí mismo un desarrollo revolucionario, y como tal lo ex-perimentaron los pueblos. Armar que la voluntad ra-cional y colectiva del pueblo era la uente de autoridad y poder político, signicaba rechazar las concepcionesalternativas sobre la política que se basaban en una re-lación excluyente entre sociedad y voluntad (una polí-tica condicionada por la necesidad natural, histórica oeconómica) o en la primacía de otro tipo de voluntad(la voluntad de Dios, del representante de Dios sobrela tierra o de su equivalente semi-secular: la voluntadde una élite con derecho a gobernar gracias a sus ca-pacidades y privilegios acumulados).Si la Revolución Francesa y la haitiana de nales delsiglo XVIII siguen siendo dos de los acontecimientospolíticos más decisivos de los tiempos modernos, no sedebe a que hayan armado las libertades liberales quese conmemoran hoy en día con tanta acilidad (porla desigualdad con que se hace). Lo que ue y siguesiendo revolucionario de la Francia de 1789-1794 y del Haití de 1791-1803 es la movilización directa delos pueblos para reclamar esos derechos y libertadesuniversales en conrontación directa con los interesesparticulares más poderosos de esos días (Wahnich,2003 y 2008; Gauthier, 2007)
1
. La toma de la Bastilla,

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->