Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cuadernos del Tábano Nº 3

Cuadernos del Tábano Nº 3

Ratings:

4.0

(3)
|Views: 407 |Likes:
Revista de Literatura Cuadernos del Tábano Nº3
Revista de Literatura Cuadernos del Tábano Nº3

More info:

Published by: Cuadernos del Tábano on Aug 02, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/23/2014

pdf

text

original

 
Ediciones del tábano, año I. nº3 Revista trimestral de literatura 
Ediciones del Tábano- c/Deportista Vicente Pastor nº1, Alicante, CP: 03006e-mail: editabano@hotmail.com
Vuelo del tábano
Tábano
: díptero de cuerpo grueso y color brillante,que pica a los bóvidos y al hombre.
Digamos, entonces, que si el tábano pica a los bóvidos y alhombre, podemos suponer sin miedo a equivocarnos que picarátambién a los hombres bóvidos; y esto, claro, a los hombres bóvidosno les satisface. A un hombre bóvido no hay cosa que le irrite másque una picadura, y no es por la erupción cutánea ni por el escozorque le sigue, es más bien otra cosa:a los hombres bóvidos no lesagradan los cambios, tienensiempre miedo y sólo se calman sise les acaricia el lomo con mimo.No sólo hay hombresbóvidos. Hay hombres mónidos,hombres cínicos, hombres rápidos,hombres lóbidos, hombres sólidos...incluso hombres ránidos, másconocidos como buzos y que vivena caballo entre el mar y el cielo.Quizá los que más sealejen (en su particular forma deentender el mundo) de los hombresbóvidos sean los hombres ánimos,que tienen reflejos brillantes en losojos y en ocasiones jaqueca. A estosúltimos a veces también se lesllama, casualmente, hombrestábanos; pero esto ocurre sólo decuando en vez. Los hombres ánimosdicen no tener miedo y se complacen en picar a los hombres bóvidosy escandalizarlos. Sin embargo, a fuerza de ponerse animosos,pueden convertirse en hombres áridos y esto resulta muy triste,porque algunos no se curan nunca. Otros, afortunadamente, sananchupando una hebrita de canela en rama.Los hombres bóvidos a menudo odian a aquellos molestostábanos, pero no pueden dejar de pensar en la actitud arrogante ysegura de éstos cuando dicen, por ejemplo, que el Himalaya no esmás que un granito de arena en el universo. Por eso, a veces, loshombres bóvidos miran al suelo ypiensan... y en ocasiones seconvierten en hombres ánimos,pero otras muchas lo hacen enhombres cínicos u hombrestrístidos y casi siempre se contentancon devorar unos cuantos hombresmónidos y tratar de demostrar así que tampoco ellos tienen miedo.Ante estas demostraciones loshombres ánimos respondenriendose del ridículo poder de loshombres bóvidos, mientras éstostratan de hacerles la vida imposiblecon todo su empeño.Como siempre pasa, loshombres ránidos, ajenos a todasestas cuestiones, no suelen decirnada demasiado alto y sezambullen, contentos, viviendo acaballo entre el mar y el cielo.
Nota:
De las mujeres esdrújulas -las lánguidas, sórdidas,prístinas... –nada dice la definición primera de la que partimos. ¿Cabesuponer que son inmunes a las picaduras del tábano?
 
Nota Editorial  Nota Editorial  Nota Editorial  Nota Editorial  Nota Editorial  
 ________________ ________________ ________________ ________________ ________________pág. 1 Juanma Agulles 
Taller de textos Taller de textos Taller de textos Taller de textos Taller de textos 
Paco Alonso: Paco Alonso: Paco Alonso: Paco Alonso: Paco Alonso: 
Lluviosamente sucio Sensaciones Lo que digo ______________________pág. 3 
Menelo Curti  Menelo Curti  Menelo Curti  Menelo Curti  Menelo Curti  Luna Baja De otro tiempo____________________pág. 4 Juanma Agulles: Juanma Agulles: Juanma Agulles: Juanma Agulles: Juanma Agulles: Las ventanas_____________________pág. 5 Quirón Herrador: Quirón Herrador: Quirón Herrador: Quirón Herrador: Quirón Herrador: En breve y ardiendo_________________pág. 6 
Cartas Recibidas____________Cartas Recibidas____________Cartas Recibidas____________Cartas Recibidas____________Cartas Recibidas____________
 pág. 7  
COLABORAMOS
(desde la redacción de las notas y escritos, hasta en el diseño,maquetación y encuadernación de cada uno de los números): Juanma Agulles, Menelo Curti, Paco Alonso, Quirón Herrador, Maricarmen Grau, Germán Yujnovsky, Gabriela Jeifetz. Ilustración portada:
Germán Yujnovsky.
 Ilustraciones de
 
 Las ventanas:
Cris.
Caricatura J. C. Onetti:
 Leo.
(leosarra81@hotmail.com/645-584642)
ÍNDICE
Sección temática.Sección temática.Sección temática.Sección temática.Sección tetica. Literatura y copromiso 
Decálogo para no estrangular palabras
,Quirón Herrador__________________g. 11  
Decisión de fuga, de regreso
,Menelo Curti____________________pág. 12 
Llamada
, Menelo Curti_____________g. 12 
El armadillo canalla,
Juanma Agulles__________________pág. 13 
Arte poética (el compromiso del poeta),
Paco Alonso_____________________pág. 14 
Poema,
Quirón Herrador____________pág. 14 
El sótano.El sótano.El sótano.El sótano.El sótano.
Juan Carlos Onetti 
Decálogo más uno, para escritoresprincipiantes,
J. C. Onetti__________pág. 15 
Alrededor del humo, del silencio, siempreOnetti,
Menelo Curti______________g. 1
Asedio Colectivo a Onetti
.Entrevista______________________pág.
16 
El infierno tan temido
,J. C. Onetti__________________
 pág. 20 
 
 Página
 Estos trabajos han sido leídos y comentados durante las reuniones literarias de nuestro grupo, que tienenlugar los viernes a partir de las 22:00 horas en la calle Deportista Vicente Pastor Nº1 5ºD, Alicante. Aprovechamos para invitarte a compartir con nosotros alguna charla literaria: ven cuando quieras.
 3
 LLUVIOSAMENTE SUCIO
Esta tarde de lluviame he quedado sin sueños,me he quedado sin almay sin ningún recuerdo.Yo recuerdos tenía,pero fue en otros tiempos.Llueve sin esperanzasobre árboles viejos.Ya desesperanzadaestá el alma, y la sientocomo quien no la siente,la sufro desde lejos.Llueve como lluvia,como cae en los espejosla sombra de los vivos,la actitud de los muertos.Esta tarde de lluviame he quedado sin sueños,me he quedado sin hojas,casi en los mismos huesos.Yo fui como los árbolesverde hasta los cimientos,alto como es el día,puro como el silencio.Ya el silencio no existe,hay un rumor intensode lluvia en los tejadosque cae sobre mi cuerpo.Que cae contra mi sangre,mis venas, mis alientos.Que he quedado lluvioso,lluviosamente seco,lluviosamente sucio,lluvia ya en mis adentros.
SENSACIONES
A veces siento como que las cosasme están golpeando infinitamente,físicamente, cómo avanza el dañoen el lado izquierdo de mi respiración.A veces siento que la estructurade mi ojo y de mi vértebray la telaraña de mi mano, oblicuaqueda en el golpe heladoy cómo crepita el huesoy el sudor y el semeno la vena asustadaen la hondura de mi desesperanza.A veces voy recorriendolos horrísonos sótanoscon mis melancolías y mis preguntasy mis siglos de adobeo mi dolor de sílice.A veces siento que una gotade lluvia o de cansancioo una hoja llovida o un fragmentode nieve en mi horizonteme está dañando de asperezay de inquietud el pozode mi respiración.
 LO QUE DIGO
Oigo las voces y las palabras yel ruido de la noche y el tremendo alaridode la sangre en mis venas y el esfuerzo del mary la desesperanza y el habitado grito.Oigo el sí y oigo el no, y la selva y la lluviay a las gentes que sufren detrás de las ventanas;escucho lentamente los quejidos del viento,la furia que me habita, mi pasión desbocada.Oyendo las palabras y blasfemias que vienen,con el clamor que entraña el soterrado frío,y el hueco que en las venas disipa el firmamentoo la desoladora huella de los olvidos.Que aquí me estoy dejando cuanto fui y lo que soy,
que aquí me estoy perdiendo mucho más que
palabras:virus y sangre y trozos astillados de hueso,y lágrimas y ácidos y óxidos y entrañas.Que aquí, sobre la tierra y contra el mar, me agotocon todas mis costumbres y anhelos y apetitos,con sudores, desganas e inquietudes y sombras,inmensurable y terco y agónico en mi instinto.Y así me dilapido como hombre y deshagotodas mis asperezas y cicatrices largasy mis raíces frías y profundas y el tiempode todos mis insomnios, y lo que venga o vaya.Que siento las palabras del hombre y de la tierra,y todo lo que habita mi espejo y laberinto,luchando en el silencio y en la tiniebla conmis íntimas crueldades, y mi propio infinito.
 Poemas de Paco Alonso

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
OmarAlber liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->