Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Errico Malatesta - Max Nettlau

Errico Malatesta - Max Nettlau

Ratings: (0)|Views: 4 |Likes:

More info:

Published by: Kolectivo Conciencia Libertaria on Nov 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/05/2014

pdf

text

original

 
“Errico Malatesta: la vida de un anarquista” de Max Nettlau
ERRICO MALATESTA
*
LA VIA E !N ANAR"!ISTA
Max Nettlau
NOTA EDITORIAL
Editorial
La Protesta
, consecuente con su programa de divulgación de la literatura anarquista -de los hechos más sobresalientes de nuestro movimiento y de los actos realizados y de las idean sostenidas por los más preciados precursores del anarquismo-, ofrece o sus lectores una obra de un excepcional valor histórico. ara el movimiento revolucionario, desde los primeros pasos del internacionalismo obrero y de la organización libertaria del proletariado, !alatesta representa un papel de indiscutible importancia, tanto en el terreno de la acción como en el campo del pensamiento. " es esa gran figura del anarquismo, que ocupa un considerable espacio en la historia de nuestro movimiento, la que nos presenta el campanero !ax #etttau en el estudio biográfico que publica esta Editorial como una verdadera primicia en idioma espa$ol.El estudio histórico-biográfico hecho por !ax #ettlau de la personalidad de !alatesta, puede servirnos de gu%a para estudiar el movimiento revolucionario de los &ltimos cincuenta a$os, no solamente en 'talia -pa%s que sirvió de escenario a las actividades subversivas de !alatesta y le ofreció el canal de su robusto pensamiento como animador del movimiento anarquista frente a las corrientes legalitarias del socialismo-, sino que tambi(n en Europa, amplio escenario donde tuvieron lugar las más re$idas batallas ideolog%as despu(s de la escisión provocada por !arx y Engels en la )sociación 'nternacional de los raba+adores. !ax #ettlau, con ah%nco y tenacidad, estudiando come sólo sabe hacerlo ese verdadero y casi dir%amos &nico historiador del movimiento anarquista, ha logrando reunir una serie de episodios desparramados en la inmensidad del tiempo, todas caracter%sticos y que guardan relación directa con nuestro movimiento y con la personalidad de !alatesta. or eso la biograf%a de Errico !alatesta, a&n en la parte que se$ala rasgos personalisimos y se reduce a comentar acciones individuales del revolucionario que siempre supo entregarse todo entero a la causa de la emancipación humana, tiene- una estrecha relación con la historia del anarquismo y hasta casi podr%a decirse que nuestro movimiento revolucionario tiene en el libro de #ettlau una s%ntesis clara y elocuente de su desarrollo en Europa y )m(rica.#o es necesario que abundemos en comentarios respecto a la personalidad de !alatesta, suficientemente perfilada por #ettlau, en esta nota editorial. nicamente queremos se$alar la importancia de esta obra -que será complementada con otros estudios biográficos de las grandes figuras del anarquismo, que irá publicando sucesivamente la Editorial
La Protesta
- pues significa para la propaganda anarquista en idioma espa$ol una contribución valiosa y de proficuos resultados para el desarrollo futuro de nuestras ideas.El programa trazado, se irá desarrollando paulatinamente, con el m(todo y la ordenación adecuada a la %ndole de los traba+os que nos proponemos divulgar por medio del libro, labor que requerirá un traba+o intensivo de varios a$os. ero los frutos de esta labor serán opimos para el molimiento anarquista.
*
 Traducido del alemán, por D. A. de Santillán, revisado y aumentado por el autor. Editorial La Protesta, Colección
 Pensadores y propagandistas del anarquismo
, Buenos Aires, !"#.
#
 
“Errico Malatesta: la vida de un anarquista” de Max Nettlau
 )valórese, pues, por su verdadera importancia histórica, esta biograf%a de !alatesta escrita por !ax #ettlau, y que ofrece -vertida directamente del alemán al espa$ol por iego )bad de antillán- la Editorial
La Protesta
.
CAPÍTULO IPRIMERA JUVENTUD DE MALATESTA EN SANTA MARÍA CAPUA VETERE (1853-187!
Errico !alatesta nació el / de diciembre de 0123 en la peque$a ciudad de anta !ar%a, que esta en el lugar de la antigua. 4apua, a algunos 5ilómetros de la 4apua moderna, de la fortaleza de 6olturno, y algo más le+os del palacio de 4aserta.4asi al mismo tiempo, en +unio de 0123, pinta 7regorovius, más tarde historiador de la edad med%a romana, aquella comarca en sus 8
Rómische Tagebüche
89 aliendo de :oma, despu(s de una noche en 6elletri, los pantanos del entino son ahora un mar de flores. El paisa+e en el cabo de 4irce fascina... or la noche en la hermosa erracina meridional. El ;< penetramos en #ápoles. esierta existencia en =ondi, donde pululan los mendigos. !uros ciclópeos. =loridos granados... 'tri altamente pintoresca, con muchas torres y vie+os muros. ) mediod%a en !ola de 7aeta, -vegetación exuberante de vi$as y naran+os... e atraviesa el >iris o 7arigliano por un puente colgante cerca de !inturnae. :uinas pintorescas-, antiguo acueducto. or la noche en anta ?gata@ >as ciudades napolitanas son más alegres que las romanasA casas blancas por doquier, adornadas de risue$as flores.B)l d%a siguiente en 4apua, ciudad hospitalaria situada en una rica llanura al borde del 6olturno. 4ampestre plaza urbana con verdes árboles. 'glesias triviales. !uchos militares. espu(s de mediod%a, sobre )versa, a #ápoles. >legamos aqu% a las cinco y media de la tarde. Cab%a un radiante arco iris sobre el 6esubio. Encantadora noche de luna en el golfo oscuro@D4apua ten%a en 01< una población de cerca de diez mil habitantes y una fuerte guarnición. 4omo centro administrativo de la provincia llamada
Terra di Lavoro
, pudo haber contenido una numerosa burocracia, abogados y terratenientes, cuyas grandes posesiones estaban en la rica llanura. 4aser%a, por su parte, con el castillo de los Forbones y sus extensos dominios pod%a ser un teatro de la vida aristocrática y cortesana. anta !ar%a, situada entre ambas Gahora de unos 3<.<<< habitantesH era entonces una ciudad rural de peque$os agricultores y comerciantes y además con muchos proletarios campesinos sin tierraA la rica llanura, la vecindad de las ciudades citadas y de #ápoles mismo, que no está le+os, despertaron a la peque$a ciudad de su aislamientoA ahora es el centro comercial de 4ampan%a, bastante floreciente y absorbida por la vida de los negocios. er%a deseable que !alatesta mismo nos relatase cómo se desarrolló su primera ni$ez en esa entonces tranquila ciudad, pero que +ustamente en su +uventud fue conmovida por agitados acontecimientos que se sucedieron en sus contornos.#o s( si por las tradiciones y experiencias familiares y locales observó desde el principio el desbara+uste económico de los Forbones o si, como los hi+os de familias algo acomodadas Gsu padre hubo de ser activo en el comercioH en que los intereses materiales están en primera l%nea, creció sin advertirla, pues para tales ni$os los problemas sociales, permanecen desconocidos muy a menudo. ero cuando ten%a de seis a siete a$os se desmoronó all% completamente el vie+o sistema G01<H. Entonces se hab%a concentrado la atención de Europa, por corto tiempo,
$
 
“Errico Malatesta: la vida de un anarquista” de Max Nettlau
en esa comarcaA pues la guarnición de la 4apua oficial hab%a marchado contra la vie+a 4apua -su anta !aria- que no otro que 7aribaldi mismo hab%a entonces ocupado, el cual empezó all% una re$ida batalla y derrotó al enemigo atacante. ronto fue sitiado el fuerte de 4apua y debió entregarse. In ni$o no olvidará nunca tales sucesos.El pudo comprobar el derrumbamiento de la vie+a 'talia por su repercusión en toda comarca todav%a no contagiada desde >a guerra de 012J, que despu(s de >ombard%a sacudió el vie+o sistema en !ódena, arma, oscana, :oma$a, y más aun cuando en mayo de 01<, en un mes, 7aribaldi arrancó icilia al reino borbónico, y poles y el sur se le adhirieron automáticamente, y el K de septiembre entró casi solo en #ápoles recibido triunfalmente.El e+(rcito borbónico pose%a todav%a los fuertes de 4apua y 7aeta, y la región norte del 6olturno. >as cosas sucedieron de modo que los garibaldinos, guiados por urr, avanzaron  +ustamente hasta anta !ar%a, y desde el 02 de septiembre lucharon con la guarnición de 4apua9 unos veinte mil garibaldinos se encontraron frente a treinta mil realistas, y el ;0 sufrieron su primera peque$a derrota en 4a+azzo, al norte del 6olturno. Entonces 7aribaldi asumió personalmente la dirección, y la ma$ana del primero de octubre se presentó en anta !ar%a, contra cuya ciudad se adelantaron, atacándola en la batalla de ese d%a, siete mil soldados de 4apua. 4ostó mucho esfuerzo rechazar ese ataque general, pero se consiguió. or consiguiente, 7aribaldi no siguió bac%a el norte. El ;0 de octubre tuvo lugar el plebiscito que declaró la adhesión a la 'talia de 6ictor !anuel, casi por unanimidad. )hora invadió el e+(rcito piamont(s a #ápoles por el norte. 4apua fue sitiada por los garibaldinos y piamonteses y capituló el 3 de noviembre, despu(s de un bombardeo. El K de noviembre entró 6%ctor !anuel en #ápoles, que !azzini hab%a abandonado anticipadamente y 7aribaldi de+ó dos d%as despu(s para volver a su isla de 4apreraA para estos dos y para muchos de sus amigos hab%a ya desaparecido el encanto de la aventuraA se hab%a deshecho el hechizo, mientras que grandes masas apenas se dispon%an a aprovechar el bot%n. )s%, vieron, pues, anta !ar%a y probablemente tambi(n !alatesta, -entonces de casi siete a$os de edad- más de seis semanas de verdadera guerra del pueblo, que en este caso fue extr%nsecamente victorioso. i bien siguieron pronto grandes desilusiones pol%ticas y económicas de otra naturaleza, pudo crecer ahora, sin embargo, en otra atmósfera de liberación espiritual, pues cuando menos quedó derribado el dominio clerical y el despotismo est&pido y bárbaro que caracterizó hasta el ultimo momento el tambaleante sistema de los Forbones. Lue los detalles de la más popular de todas las guerras del siglo M'M, vista desde la parte de 7aribaldi, hicieran a un ni$o adversario de la guerra, no se podr%a exigirA más bien pod%a haber fortalecido en (l estas impresiones, desde el principio hasta hoy, la fuerte creencia de que as% como se extirpó el sistema borbónico, tambi(n el sistema capitalista actual puede ser derribado más rápidamente de lo que se cree de ordinario por medio de una 'ntr(pida iniciativa como la de 7aribaldi, y s adelante, en algo s madura evolucn, pudo haber +uzgado por los aprovechadores que se precipitaron sobre el bot%n, mientras 7aribaldi prosiguió su camino, que en una revolución victoriosa hay amenazadores peligros por esa parte. En una palabra, me parece ser una particularidad de !alatesta que no cayó simplemente ba+o el efecto de esas impresiones, sino que supo aclararlas, profundizarlas, desarrollarlas más claramente, hasta llegar a sus ideas actuales.ero si la iniciativa revolucionaria de 7aribaldi despertó quizás el esp%ritu de !alatesta, tambi(n volvió a despertar el de !iguel Fa5unin, que despu(s de ocho a$os de prisión en una fortaleza, perdió cuatro a$os en iberia, donde so$aba con el desenvolvimiento de la región siberiana y con el desarrollo de las guerras nacionales y de la federación de pueblos eslavos. >a fama de 7aribaldi, escribió, se extendió hasta los mismos campesinos siberianos, que lo llamaban 7aribaldoff, y estos acontecimientos fueron para Fa5unin el signo de que Europa, adormecida diez a$os, despu(s de las revoluciones de 01/1 y 01/J, estaba de nuevo ante grandes sucesos, a los que (l quer%a dar una dirección revolucionaria. e determinó, pues, a intentar la
%

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->