Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Federalismo, Socialismo y Antiteologismo - Mijail Bakunin

Federalismo, Socialismo y Antiteologismo - Mijail Bakunin

Ratings: (0)|Views: 168|Likes:

More info:

Published by: Kolectivo Conciencia Libertaria on Nov 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/09/2014

pdf

text

original

 
“Federalismo, socialismo y antiteologismo” de Mijail Bakunin
FEDERALISM, S!IALISM " A#$I$EL%ISM
Mijail Bakunin
PRESENTACIÓN
Miguel Alexandrovitsch Bakunin, considerado como el máximo exponente de la corriente anarquista colectivista, nació en el año de 1814 en la hacienda de r!amuchino, en "usia# $ursó sus estudios en %an etes&urgo, en la
Escuela de artillería
# ara el año de 184', via(a a  Alemania en donde pro)undi*ar+a en sus estudios )ilosó)icos en la
Universidad de Berlín
# n  Alemania entrar+a en contacto con los c+rculos socialistas por los que ser+a )uertemente in)luenciado#l desarrollo de su actividad pol+tica )ue mu! agitado, prácticamente se la pasó via(ando por  Alemania, "usia, %ui*a, -rancia e .talia durante los su&secuentes años# l desarrollo de sus ideas anarquistas parte de tres )uentes/ el socialismo populista romántico, el anarquismo proudhoniano ! la corriente )ilosó)ica de
los jóvenes hegelianos
# Además, las experiencias de la revolución )rancesa de 1848, de la
Primera Internacional 
 ! del movimiento de
la comuna de París
, dar+an más solide* al desarrollo de su anarquismo colectivista#l escrito que aqu+ presentamos, -ederalismo, socialismo ! antiteologismo, escrito en 1808, representa una s+ntesis del pensamiento maduro &akuninista# Aqu+ encontramos !a claramente esta&lecidas las &ases de su planteamiento anarquista colectivista# %us elementos/ el socialismo revolucionario de cara al parlamentarismo socialista, el con)ederalismo regionalista de cara a las tendencias centrali*adoras repu&licanas ! socialistas autoritarias, ! el ateismo militante de cara a la postura c+nica progu&ernamentalista )rente al asunto de la religión ! su in)luencia en el desarrollo de los movimientos o&reros ! progresistas de aquella poca#Mediante la lectura de esta o&ra, es posi&le compenetrarse en las alternativas propuestas por Miguel Bakunin que in)luenciar+an a un importante sector del movimiento o&rero del mundo ! que marcar+an de)initivamente el desarrollo de la corriente conocida con el nom&re de
socialismo libertario
#
$hantal 2ópe* ! 3mar $orts
PROPOSICIÓN RAZONADA AL COMITÉ CENTRAL DE LA LIGA DE LA PAZ Y DE LA LIBERTAD
%eñores,2a o&ra que nos incum&e ho! es organi*ar ! consolidar de)initivamente la
Liga de la Paz y de la Libertad 
, tomando por &ase los principios )ormulados por el $omit director precedente ! votados en el primer $ongreso# sos principios constitu!en en lo sucesivo nuestra constitución,
&
 
“Federalismo, socialismo y antiteologismo” de Mijail Bakunin
la &ase o&ligatoria de todos nuestros tra&a(os posteriores# o nos es permitido !a cercenar la menor parte de ellos5 pero tenemos el derecho ! aun el de&er de desarrollarlos#os parece tanto más urgente cumplir con ese de&er cuanto que esos principios, como todo el mundo lo sa&e aqu+, han sido )ormulados a la ligera, &a(o la presión de la pesada hospitalidad gine&rina### 2os hemos es&o*ado, por decirlo as+, entre dos tempestades, )or*ados como está&amos a aminorar la expresión para evitar un gran escándalo que ha&r+a podido culminar en la destrucción completa de nuestra o&ra#6o! que estamos li&res de toda presión local, exterior, gracias a la hospitalidad más sincera ! más amplia de la ciudad de Berna, de&emos esta&lecer esos principios en su integridad, recha*ando los equ+vocos como indignos de nosotros, indignos de la gran o&ra que tenemos la misión de )undar# 2as reticencias, las verdades a medias, los pensamientos castrados, las complacencias, atenuaciones ! concesiones de una co&arde diplomacia, no son los elementos de que se )orman las grandes o&ras/ stas no se hacen más que con cora*ones desprendidos, un esp+ritu (usto ! )irme, un )in claramente determinado ! un gran valor# 6emos emprendido una gran o&ra, señores, elevmonos a la altura de nuestra empresa/ grande o rid+cula, no ha! trmino medio5 para que sea grande es preciso al menos que por nuestra audacia ! por nuestra sinceridad nos hagamos grandes nosotros tam&in###2o que os proponemos no es una discusión acadmica de principios# o ignoramos que nos hemos reunido aqu+, principalmente a )in de concertar los medios ! las medidas pol+ticas necesarias para la reali*ación de nuestra o&ra# ero sa&emos tam&in, que en pol+tica no ha! práctica honesta ! 7til posi&le sin una teor+a ! un )in claramente determinados# e otro modo, por inspirados que estemos en los sentimientos más vastos ! más li&erales, podr+amos terminar en una realidad diametralmente opuesta a esos sentimientos/ podr+amos comen*ar en convicciones repu&licanas, democráticas, socialistas, ! aca&ar como &ismarckianos o &onapartistas#e&emos hacer ho! tres cosas/1#9sta&lecer las condiciones ! preparar los elementos de un nuevo congreso:;#3rgani*ar nuestra 2iga, siempre que se pueda, en todos los pa+ses de uropa, extenderla a la misma Amrica, lo que nos parece esencial, e instituir en cada pa+s comits nacionales ! su&comits provinciales, de(ando a cada uno de ellos toda la autonom+a leg+tima necesaria, ! su&ordinándolos todos, (erárquicamente, al $omit $entral de Berna# ar a esos comits plenos poderes ! las instrucciones necesarias para la propaganda ! para la recepción de nuevos miem&ros#<#n vista de esa propaganda, )undar un periódico#9o es evidente que para hacer &ien esas tres cosas, de&emos esta&lecer previamente los principios que =al determinar de modo que no de(e lugar a equ+voco alguno la naturale*a de la 2iga = inspirarán ! dirigirán por una parte toda nuestra propaganda, tanto ver&al como escrita, ! por otra servirán de condiciones ! de &ase para la recepción de nuevos miem&ros: ste 7ltimo punto, señores, nos parece excesivamente importante# orque todo el porvenir de nuestra 2iga dependerá de las disposiciones, de las ideas ! de las tendencias, tanto pol+ticas como sociales, tanto económicas como morales, de esa multitud de nuevos adeptos a quienes vamos a a&rir nuestras )ilas#  Al )ormar una institución eminentemente democrática, no pretenderemos go&ernar nuestro pue&lo, es decir la masa de nuestros adherentes, de arri&a a a&a(o5 ! desde el momento que estamos &ien constituidos, no permitiremos (amás imponerles por la autoridad nuestras ideas# >ueremos, al contrario, que todos nuestros su&comits provinciales ! comits nacionales, hasta el $omit $entral o .nternacional mismo, elegido de a&a(o a arri&a por el
'
 
“Federalismo, socialismo y antiteologismo” de Mijail Bakunin
su)ragio de los adherentes de todos los pa+ses, se conviertan en la )iel ! o&ediente expresión de sus sentimientos, de sus ideas ! de su voluntad# ero ho!, precisamente porque estamos resueltos a someternos a los votos de la ma!or+a, en todo lo que tenga relación con la o&ra com7n de la 2iga, ho! que somos todav+a un pequeño n7mero, si queremos que nuestra 2iga no se desv+e nunca del primer pensamiento ! de la dirección que le imprimieron sus iniciadores, 9no de&emos tomar medidas para que ninguno pueda entrar en ella con tendencias contrarias a ese pensamiento ! a esa dirección: 9o de&emos organi*arnos de manera que la gran ma!or+a de nuestros adherentes permane*ca siempre )iel a los sentimientos que nos inspiran ho!, ! esta&lecer reglas de admisión que garanticen que, aunque ha!a cam&iado el personal de nuestros comits, el esp+ritu de la 2iga no cam&iará nunca:o llegaremos a ese )in más que esta&leciendo ! determinando tan claramente nuestros principios que ninguno de los individuos que sea, de una manera o de otra, contrario a ella, pueda (amás ocupar un puesto entre nosotros#o ha! duda que si evitamos el precisar &ien nuestro carácter real, el n7mero de nuestros adeptos podrá ser luego más grande# odr+amos, aun en ese caso, como nos lo ha propuesto el delegado de Basilea, señor %chmidlin, acoger en nuestras )ilas muchas gentes de sa&le ! sacerdotes, 9por qu no gendarmes:, o como aca&a de hacerlo la 2iga de la a*, )undada en ar+s &a(o la alta protección imperial por los señores Michel $hevalier ! -rdric ass!, suplicar a algunas ilustres princesas de rusia o de Austria que acepten el t+tulo de miem&ros honorarios de nuestra asociación# ero, seg7n el prover&io,
el que mucho abarca poco aprieta
/ comprar+amos todas esas preciosas adhesiones a precio de nuestra anulación completa, ! en medio de tantos equ+vocos ! )rases como envenenan ho! la opinión p7&lica de uropa, no ser+amos otra cosa que una mala &urla más#s evidente por otra parte que, si proclamamos altamente nuestros principios, el n7mero de nuestros adherentes será más restringido5 pero serán al menos adherentes serios, con los cuales nos sepermitido contar, ! nuestra propaganda sincera, inteligente ! seria no envenenará, sino que morali*ará al p7&lico#?eamos, pues, cuáles son los principios de nuestra nueva asociación# %e llama
Liga de la Paz y de la Libertad 
# s !a mucho5 por eso nos distinguimos de todos los que quieren ! todos los que &uscan la pa* a todo precio, aun al precio de la li&ertad ! de la dignidad humana# os distinguimos tam&in de la sociedad inglesa de la pa* que, haciendo a&stracción de toda pol+tica, se imagina que con la organi*ación actual de los stados de uropa la pa* es posi&le# $ontrariamente a esas tendencias ultra paci)istas de las sociedades parisiense e inglesa, nuestra 2iga proclama que no cree en la pa* ! que no la desea más que &a(o la condición suprema de la li&ertad#2a li&ertad es una pala&ra su&lime que designa una cosa mu! grande ! que no de(ará nunca de electri*ar el cora*ón de todos los hom&res vivientes, pero que sin em&argo exige que se le determine &ien, sin lo cual no escapar+amos al equ+voco, ! podr+amos ver &urócratas partidarios de la li&ertad civil, monárquicos constitucionales, aristócratas ! &urgueses li&erales, todos más o menos partidarios del privilegio ! enemigos naturales de toda democracia, venir a colocarse en nuestras )ilas ! constituir una ma!or+a entre nosotros &a(o el pretexto de que ellos aman tam&in la li&ertad#ara evitar las consecuencias de un malentendido tan molesto, el $ongreso de @ine&ra ha proclamado que desea
undar la paz sobre la democracia y sobre la libertad 
, de donde se sigue que para hacerse miem&ro de nuestra 2iga es preciso ser demócrata# or consiguiente son excluidos de ella todos los aristócratas, todos los partidarios de alg7n privilegio, de alg7n monopolio o de alguna exclusividad pol+tica, cualquiera que sea, pues la pala&ra
democracia
 no quiere decir otra cosa que
el gobierno del pueblo por el pueblo y para el pueblo
, comprendiendo
(

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->