Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Significado de La Guerra - James Petras

El Significado de La Guerra - James Petras

Ratings: (0)|Views: 1|Likes:

More info:

Published by: Kolectivo Conciencia Libertaria on Nov 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/16/2014

pdf

text

original

 
“El significado de la guerra: Una perspectiva heterodoxa” de James Petras
EL SIGI!I"#$% $E L# GUE&&#: U# PE&SPE"'I(# )E'E&%$%*#
+
James Petras
I. INTRODUCCIÓN
Este documento tratará de las causas sociales, poticas, económicas, psicológicas e ideológicas y los impactos de la guerra sobre la historia contemporánea. Es obvio que no podemos explorar todos estos campos al detalle; así pues nos centraremos en lo que consideramos los aspectos más importantes de estas categorías generales.La primera pregunta que requiere clarificación es !qu" guerras# $ay por lo menos cuatro tipos de guerras que tienen importancia global. Las primeras y más significativas en t"rminos de la presente y futura configuración de las relaciones interestatales, son las guerras imperialistas % como las invasiones estadounidenses de &ugoslavia, 'fganistán e (ra), que han conducido a la imposición for*ada de gobierno colonial directo o indirecto, al establecimiento de bases militares y a la apropiación de recursos estrat"gicos, rutas terrestres y+o agua.El segundo tipo de guerra son los conflictos "tnico%separatistas como la toma albanesa del yugoslavo osovo, o la toma urda del norte de (ra). 'unque los conflictos separatistas se libran en el seno de un marco estrat"gico imperial más grande, los participantes locales le aportan sus propias demandas históricas para -ustificar su guerra contra el gobierno central existente.El tercer tipo es el de las guerras coloniales%territoriales, me-or e-emplificado por la expulsión israelí de los alestinos, la apropiación arbitraria de tierra y de recursos, su denegación de autogobierno y el asentamiento de -udíos en tierra alestina tomada por medio de la fuer*a armada.El cuarto tipo de guerras el de las guerras regionales, locali*adas principalmente en /frica y en 'sia, donde los regímenes agresivos invaden países vecinos, sobre todo los colindantes %que normalmente contienen metales preciosos% Esto es lo que ocurre en 0udáfrica, donde 1uanda ha ocupado una importante *ona del 2aire 3riental. 'unque cada una de estas guerras tiene sus especificidades; surge la pregunta acerca de si estas guerras están vinculadas a los proyectos de construcción imperial de EE.44., la 4nión Europea 54E6 u otros poderes imperiales emergentes. La respuesta es comple-a y depende del nivel de análisis al que el problema se someta. 7uchos de estos conflictos son anteriores a los esfuer*os actuales de construcción imperial estadounidense; en muchos casos, las "lites locales visuali*an la guerra como una fuente de enriquecimiento de clase, personal o nacional. odemos especular con que los conflictos de este tipo continuarán en un futuro 5distante6, en un periodo post imperial, cuando los sátrapas locales intenten hacerse con los 8fragmentos9 de un imperio mundial en declive.:o obstante, cualesquiera que sean las 8demandas históricas9 y los intereses locales implicados, todas estas guerras contemporáneas están vinculadas de modos específicos a la
*
 Traducido para Rebelión por Carlos Sanchís y revisado por Marina Trillo. Febrero de 2005.
,
 
“El significado de la guerra: Una perspectiva heterodoxa” de James Petras
construcción imperial en curso de EE44 y de la 4E. EE44 ha apoyado de forma consistente a los movimientos separatistas de base "tnica, como el E-"rcito de Liberación de osovo o los terroristas de hechenia para debilitar a los estados nacionales 5&ugoslavia, 1usia6 que eran el ob-etivo de <ashington. omo consecuencia <ashington consigue un nuevo r"gimen clientelar, importantes bases militares y venta-as geopolíticas estrat"gicas mientras va minando a un enemigo de sus pretensiones unipolares. EE44 proporciona armas y ayuda financiera a la expansión colonial israelí y a la guerra contra los palestinos y los países árabes. Esto ha debilitado a los estados árabes opuestos a la construcción imperial norteamericana a la ve* que ha provocado una mayor resistencia popular de masas. La influencia ideológica y el poder político y financiero de las organi*aciones e individuos pro israelíes de dentro y fuera del gobierno han refor*ado el ala más belicosa y militarista de los constructores del imperio estadounidense, sobre todo en 3riente 7edio, a menudo por cuenta de corporaciones multinacionales americanas que buscan entrar en acuerdos con regímenes locales.El imperialismo americano tiene una relación contradictoria con los separatistas y los estados coloniales= por una parte mina a los nacionalistas antiimperialistas y por otro lado, sus demandas territoriales amena*an con minar los la*os imperiales con los regímenes clientelares 5como en el caso del urdistán (raquí y la 1ep>blica de ?urquía6. Es más, la estrategia imperial de apoyar a los nacionalistas islámicos contra la i*quierda secular 5como en el caso de  'fganistán y &ugoslavia6 ha llevado a nuevas confrontaciones violentas entre el imperio y sus antiguos 8aliados9 islámicos cuando <ashington intentó usarlos y desecharlos para sustituirlos por regímenes títere neo%liberales más dóciles.En las condiciones en que la construcción imperial estadounidense y europea está siendo conducida por una doctrina de guerras permanentes, hay pocas guerras, si es que hay alguna, regionales, locales o separatistas que sean puramente locales % tanto en sus causas o como en sus consecuencias.
II: FUERZA MOTRIZ DE LA GUERRA: COLABORACIÓN INTER-IMPERIAL Y COMPETICIÓN
La clave del acelerado ritmo de construcción imperial durante la >ltima d"cada son los espacios abiertos resultantes de la caída de los estados colectivistas 54100, Europa 3riental y 'sia6 y sus dependencias extran-eras y aliados en /frica y en otras partes. EE44 y la 4E incorporaron con "xito estos países 8ex%colectivistas9 a su esfera de dominación; militar, económica y culturalmente. Europa ganó el control sobre recursos estrat"gicos, mano de obra experimentada barata e importantes industrias, incorporando a estos países, como subordinados, dentro de la 4nión Europea. EE44 logró venta-as económicas similares pero tambi"n estableció bases militares y reclutó a fuer*as mercenarias militares para sus invasiones imperiales 5en &ugoslavia, 'fganistán e (ra)6 así como apoyos políticos en las :aciones 4nidas. <ashington respaldó la ilegal toma de poder de &eltsin y así proveyó apoyo a su r"gimen corrupto, destructivo, oligárquico que literalmente destro*ó la economía y la sociedad rusa. En el transcurso del apoyo a &eltsin, el sistema financiero estadounidense recibió centenares de miles de millones de dólares en transferencias ilegales efectuadas por los oligarcas apoyados por EE44. Europa y EE44 se asociaron a los oligarcas para el pilla-e de los recursos petrolíferos y del gas de 1usia. EE44 consiguió la supremacía militar mundial y procedió a construir un un arco de cerco alrededor del debilitado estado ruso, por medio de sus nuevos estados clientelares incorporados a la 3?':. @esde los Estados Aálticos a trav"s de Europa
-
 
“El significado de la guerra: Una perspectiva heterodoxa” de James Petras
entral y 3riental hasta los Aalcanes y desde el áucaso hasta 'sia entral y del 0ur, <ashington ha establecido e-"rcitos locales y bases militares ba-o mando estadounidense.Europa, concentrándose en la dominación económica, penetró estas mismas regiones, apoyándose en la ayuda y financiación de sus multinacionales y a la corrupción de los nuevos políticos capitalistas.La conquista con-unta 8cooperativa9 de la 4E y EE44 de Europa del Este, los Aalcanes y los países Aálticos se basó en decisiones compartidas y reparto del botín de conquista. Esta redivisión del mundo entre EE44 y la 4E se acabó, sin embargo, con la oleada de guerras imperiales más recientes, que empie*a con las invasiones estadounidenses de 'fganistán e (ra). <ashington decidió actuar unilateralmente para monopoli*ar la toma de decisiones y la ocupación colonial de estos países, relegando a Europa a un papel subordinado ba-o mando estadounidense y con muy pocos derechos al botín de conquista. Las dos principales potencias de la 4nión Europea, Brancia y 'lemania, concedieron a Estados 4nidos la supremacía en  'fganistán pero se opusieron al monopolio estadounidense sobre la rique*a petrolífera (raquí. El conflicto EE44%4E sobre (ra) ilustra la competición inter%imperialista por la redivisión de la rique*a del mundo y las neocolonias. Los estados imperiales de la 4E, confiando en sus instrumentos económicos principalmente %bancos, corporaciones multinacionales, comercio patrocinado por el estado y acuerdos de inversn% estuvieron desafiando los intentos estadounidenses del establecimiento de supremacía regional y mundial y la subordinación de Europa a trav"s del monopolio de los recursos energ"ticos.En (rán, (ra), Libia, 1usia, el áucaso y 'm"rica Latina, las multinacionales petroleras y gasísticas de la 4E habían conseguido suministros energ"ticos a largo pla*o a trav"s de inversiones directas o acuerdos de estado a estado. Los arquitectos del poder global estadounidense decidieron socavar la tensa competición económica de la 4E apoyándose en la venta-a comparativa del poder militar de <ashington % para lan*ar la invasión de (ra) unilateralmente, monopoli*ar la rique*a petrolera de (ra) y prepararse para futuras guerras por el petróleo en 3riente 7edio 5(rán y otros6 y en otras partes 5Cene*uela6.La doctrina de guerra permanente de <ashington estaba en oposición estrat"gica a la doctrina de la 4E del imperialismo económico e intervención militar selectiva y limitada. ' pesar de las significativas diferencias sobre 3riente 7edio, tanto la 4E como EE44 todavía hallan espacio para la cooperación en la imposición de esferas de influencia con-unta en varios países y regiones, a saber, 'fganistán, $aití y /frica. La cooperación y el conflicto entre los grandes poderes imperiales por redividir el mundo en esferas de coloni*ación, dominación e influencia son la clave para entender el significado de la guerra a finales del siglo DD y en el nuevo milenio.
III. EROSIÓN E INVERSIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA
La reemergencia de guerras coloniales y gobernación colonial en el siglo DD( y el crecimiento de los movimientos de liberación nacionales y la resistencia anticolonial refle-an la erosión de la memoria histórica en los países imperiales, entre los intelectuales occidentales así como entre sectores de las masas 5sobre todo en EE446 y de las elites.
.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->