Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Humanisferio - Joseph Dejacque

El Humanisferio - Joseph Dejacque

Ratings: (0)|Views: 4|Likes:

More info:

Published by: Kolectivo Conciencia Libertaria on Nov 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/02/2013

pdf

text

original

 
“El humanisferio” de Joseph Dejacque
EL HUMANISE!I"
*
U#"$%A AN&!'UI(A
Joseph Dejacque
INTRODUCCIÓN
La utopía no es, como se cree a menudo, el sueño ocioso o el resultado de un deseo quimérico para ofrecer a la evolución social un plan hecho de antemano; si es digna de su nombre, representa el voto ardiente de un hombre convencido de proponer ideas avanzadas que los contemporáneos rehsan reconocer, en esa forma que apela a los sentidos ! al sentimiento de un gran nmero de hombres, la forma artística, igual que los pintores que trazan un paisa"e ideal o una figura humana e#presando su sueño de belleza o de energía$ %ero como las concepciones sociales críticas, revolucionarias ! solidarias ! las grandes facultades artísticas no están sino raramente unidas en el mismo individuo &! el verdadero artista tiene tantos medios de e#presión de su ideal que la utopía puede parecerle un cuadro demasiado restringido&, no siempre las utopías son también obras de arte, naturalmente, ! es preciso ser indulgentes respecto de ellas en ese sentido$ 'n cambio, las verdaderas utopías nos muestran un hombre completamente absorbido por su asunto, pensando cada idea hasta su consecuencia lógica e#trema, realizando así un nuevo mundo todavía desconocido, diferente de las obras de la fantasía de cualquier otro género que, todas, quedan en el cuadro estrecho ! fi"o de las circunstancias presentes o pasadas$ (ólo la utopía practica la verdadera libertad, revoloteando por las esferas inmensas ! desconocidas del provenir pró#imo ! le"ano$ )onvendrá, esperémoslo, a los lectores, participar en esos vuelos le"anos en lo desconocido, ! esta serie presentará tales e#cursiones por autores libertarios, por anarquistas ! por hombres a quienes su deseo de libertad como factor esencial de bienestar social, apro#ima más o menos a las ideas de la +-./ integral$Las utopías autoritarias son bastante conocidas; pero se conoce más el género de los via"es imaginarios con anticipaciones sociales incoloras o puramente fantásticas$ Las utopías libertarias son mucho menos numerosas, porque la energía de los libertarios en lucha contra tantos obstáculos es absorbida mu! frecuentemente por otros géneros de militancia; raramente tienen tiempo para las composiciones utópicas$ %ero sin embargo, se hizo eso aquí ! allí por hombres notables que han de"ado a su rastro sobre otras partes del movimiento revolucionario, lo que da peso a su palabra como utopistas, porque son raramente soñadores, son o fueron hombres de e#periencia, de lucha práctica, de crítica social ! de elaboración teórica de las nuevas ideas$ %or primera vez se piensa reunir aquí una serie de ellas, tratando de presentar lo me"or de lo que ha! en la literatura de un nmero de grandes países$'l hecho mismo de que se lea toda una serie de tales concepciones de una sociedad verdaderamente libre ! dichosa implica que ni los editores ni los lectores se identificarán con las ideas ! planes mltiples ! mu! diversos que encontrarán en no importa cuál de esta docena de utopías$ (e recibirá más bien el sentimiento de la gran variedad ! comple"idad de todos los problemas de la vida humana ! social, ! se confirmará la opinión que sólo la libertad más ampliamente florecida, las s lidamente arraigada en las mentalidades, la s prácticamente incorporada en todos los roda"es ! articulaciones del cuerpo social, de ese con"unto de hombres que deben organizar su vida sobre el planeta 0ierra con los recursos que
*
 Digitalización: KCL. Con explicaciones previas de Max Nettlau y Elíseo ecl!s. Editorial
 La Protesta
" #$%&.
)
 
“El humanisferio” de Joseph Dejacque
el globo terrestre les presenta &que sólo tal libertad puede garantizar el disfrute de un má#imo de felicidad para todos&$ l volver de esas lecturas utópicas a la vida horrorosa del sistema autoritario&capitalista actual, militarán con una energía reforzada para apro#imarse, no a la utopía de tal o cual autor, sino a la que vive en ellos mismo ! que tratarán de realizar por el esfuerzo tanto individual como colectivo$&&&&&&&&&&1oseph 2e"acque, el autor de 3
El Humanisferio
4, era un verdadero proletario, un obrero francés desconocido, empapelador ! decorador, que salía no se sabe de dónde ! que desapareció de un modo que no está esclarecido, viviendo desde 5678 a 569:, o 56< apro#imadamente, pero cu!a vida desde febrero de 56:6 al año 565 es bastante conocida$ La primera mitad del año 56:6 está en %arís en un ambiente abnegado ! entusiasta, pero moderado, entre cooperadores ! mu"eres socialistas, pero él tomó su fusil en "unio, fue insurrecto de las barricadas obreras contra la burguesía, vio la masacre del pueblo vencido, fue arrastrado de prisión en prisión durante un año ! salió de ellas anarquista revolucionario$  partir de allí su voz resuena en poesías que le hacen condenar en %arís, en discursos =en Londres, +e> 1erse!, +e> ?or@A, después en folletos =en +e> ?or@ ! en +e> BrleánsA; se detiene algunos años en +e> Brleáns, donde la corrupción social, la esclavitud de los negros lo desalientan ! adquiere nuevas fuerzas al ampliar su volumen de poesías, 3La Lazaréennes4 =569<A, ! redactando su sueño del porvenir, la utopía presente, terminada en febrero de 5696, cuando lanzó un prospecto para reunir algunos suscriptores, que no encontró$Cue entonces cuando llegó a +e> ?or@, enamorado de la idea, que muestra su energía, de crear un periódico en el cual publicaría su librito, ! así lo hizo$ )on sus solos recursos, el dinero que ganaba con la pintura ! su traba"o de empapelador, ! un nmero restringido de suscriptores en la emigración francesa de diversos países, produ"o desde el D de "unio de 5696 al : de febrero de 565, 7< nmeros del 3Libertaire4, : páginas de impresión cerrada, con frecuencia de tipo menudo$ La utopía apareció allí desde el D de "unio de 5696 al 58 de agosto de 569D$ Eolvió a Londres en 565 ! de allí partió para %arís, donde su rastro se pierde completamente ! las noticias sobre su fin, acelerado o directamente producido por una crisis de enfermedad, son raras, contradictorias e inciertas$ %ero sus escritos &a e#cepción de uno solo, 3Féranger au pilori4 =contra el sentimiento nacionalista que emanaba de las poesías del cancioneroA, que permanece inencontrable para mí&, quedan; incluso del 3Libertaire4, tan raro, se han conservado algunas colecciones$)on 'rnest )oeurdero!, 2e"acque fue el rebelde social más pronunciado de los años 56:6 a 565 ! el anarquista comunista más consciente de ese tiempo, e#presando esa idea tal como la creaba él mismo entonces, sin depender de ningn predecesor, lo han hecho también 'rnest )oeurdero! en sus escritos desde 5697 a 5699 ! 'líseo eclus en su manuscrito de Gonrauban de 5695, recientemente encontrado$ Bigámosle formular las ideas que le guiarían al redactar el 3Libertaire4, que escribió casi enteramente soloH3I 0iene por principio uno ! superiorH La libertad en todo ! para todos$ +o reconoce otra autoridad que la autoridad del progreso$ 'n todo ! para todos quiere la abolición de todas las esclavitudes ba"o todas las formas, la emancipación de todos los cuerpos ! de todas las inteligencias4$3
El Libertaire
 no tiene más patria que la patria universal$ 's enemigo de los límitesH límites&fronteras de las naciones, propiedad de 'stado; límites&fronteras de los campos, de las casas, de las fábricas, propiedad particular; límites&fronteras de la familia, propiedad marital ! paternal$ %ara él, la humanidad es uno solo ! mismo cuerpo en el cual todos los miembros tienen un
*
 
“El humanisferio” de Joseph Dejacque
mismo e igual derecho a su libre ! completo desarrollo, sean los hi"os de este o del otro continente, pertenezcan a uno o a otro se#o, a tal o cual raza4$32e religión, no tiene ninguna; es protestante contra todas$ %rofesa la negación de dios ! del alma; es ateo ! materialista, dado que afirma la unidad universal ! el progreso infinito, ! que la unidad no puede e#istir ni individualmente ni universalmente, con la materia esclava del espíritu ! el esritu opresor de la materia, como el progreso tampoco puede ser infinitamente perfectibles si está limitado por ese otro límite o barrera en donde los humanicidas han trazado con sangre ! lodo el nombre de diosI42e"acque había escrito !a en 5697&9J en 1erse!H 3I K'n pie, proletarios, en pie todos K? despleguemos la bandera de la guerra (ocial M K'n pie ?, como los fanáticos del )orán &en el fuerte de la contienda insurreccional en donde el que muere no muera más que para renacer en la sociedad futura&, repitamos ese grito de anatema ! de e#terminio de la religión ! la familia, del capital ! del gobierno, ese grito de odio ! de amor &de odio al privilegio, de amor a la igualdad&, ese grito vengador, en fin, ese grito de nuestra feH La
revolución
 es la
revolución
 ! la
libertad
& ho! vilipendiada, perseguida, pero mañana victoriosa ! poderosa ! siempre inmortal&, la
libertad
 es su
profeta
4I =Eer 3La -uestion évolutionnaire4, por 1oseph 2e"acque, +e> ?or@, Cran@ C$ Farcla!, impresor ! editor, folleto de : páginas en J7N, publicado en el año 569:A$'stas pocas líneas harán comprender &! la lectura de
El Humanisferio
 lo confirmará&, que este hombre, proletario aislado, arro"ado a los cuatro vientos del destierro, arrastrándose de país en país&, estaba imbuido a la vez por el más violento amor a la humanidad, que quería libre ! dichosa, bella e inteligente en este bello globo terrestre con todas sus riquezas, bellezas ! posibilidades de progreso, &! por el odio absoluto, feroz, ferocísimo si se quiere ! altamente proclamado a la faz de todos, a los usurpadores, a los monopolistas, a los engañadores de toda especie, del sacerdote al político, que se han insinuado en el pobre cuerpo martirizado de la humanidad como sangui"uelas ! parásitos ! microbios envenenadores$0engo ante mí una carta de ese hombre, del 78 de febrero de 565, la nica ! el nico documento de su mano que parece haberse conservado, del cual saco estas palabras &estaba entonces cansado de mérica ! preparaba su vuelta a 'uropa&H3I K%obres primeros socialistas que somos, Khombres
declassés
 en la
civiliación cristiana
, nos movemos como almas en pena, esperando siempre encontrar un rincón donde estaremos menos fuera de nuestra esfera natural, ! ese rincón no podemos hallarlo, porque no es de este mundo, es decir de este siglo4I3+osotros somos más numerosos ho!, pero Kqué traba"o queda por hacer an &en frente a enemigos absolutos&, a los indiferentes ! a los e#traviados41oseph 2e"acque no fue completamente olvidado después de su desaparición, pero sus escritos se volvieron pronto inaccesibles, ! para aquellos que se ocuparon de él han sido una verdadera sorpresa por la claridad de las ideas anarquistas e#presadas por ese aislado !a tan tempranamente$ Cuimos un e#celente camarada suizo, 1$ O$, ! !o los que hemos señalado
El Humanisferio
 a 'líseo eclus, entonces en Fruselas &a él ! a su hermano 'lías, del tiempo de su destierro en Londres en 5697, la personalidad de 2e"acque no les era desconocida, pero en Crancia, donde habitaban cuando apareció el 3Libertaire4, 5696 a 565, ese periódico no penetró o penetró apenas&, ! '$ eclus ! su grupo hicieron aparecer esa utopía desconocida en la 3Fibliotheque des 0emps +ouveau#4, nm$ 5:, Fruselas, 56DD, PE&5D5, págs$ en 57N$ Las palabras de introducción son, sin duda debidas a la pluma de eclus, a quien cedo la palabra$
Ga# +ettlau$ +oviembre, 5D7$
+

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->