Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Práctica 3. “Adán y Eva” de Rubens y de Tiziano

Práctica 3. “Adán y Eva” de Rubens y de Tiziano

Ratings: (0)|Views: 3 |Likes:
Published by Irene Izquierdo

More info:

Published by: Irene Izquierdo on Nov 06, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/15/2014

pdf

text

original

 
Práctica 3. Visita al Museo del Prado.
“Adán y Eva” de
Tiziano y de Rubens
Irene Izquierdo Delgado, Lucía Martín Calderón, Lucia Mejuto del Villar.
 
Como hemos podido comprobar, las obras de Tiziano y Rubens, tituladas ambas “Adán y Eva”,
 parecen casi obras gemelas. Aún así hemos podido encontrar una serie de diferencias relacionadas con diferentes ideas que los autores querían transmitir. Antes de nada debemos decir que la obra es original de Tiziano, siendo Rubens quien la copiaría añadiéndole sus propios detalles, aprovechando su estancia en la Corte Española. La primera diferencia, quizá la que más resalte a simple vista el es el color, Rubens utiliza una paleta más cálida lo que hace pensar que el cuadro está lleno de alegría, actividad, calor, movimiento etc. Por otro lado la obra de Tiziano muestra colores más fríos provocando en el espectador la sensación de serenidad, frío, recogimiento o pasividad. Por lo tanto, la primera diferencia que podemos encontrar es que los artistas pretenden, cada uno en su respectiva obra, transmitir sensaciones totalmente opuestas. La segunda diferencia que podríamos encontrar, siendo también igual de evidente que la primera, son las figuras. Las figuras de Tiziano, dentro de lo que caben, podría decirse que son más estilizadas, con menos curvas y con una clara influencia del maestro del momento Miguel Ángel, quien utilizaba figuras muy redondeadas y escultóricas, mientras que en la obra de Rubens observamos como las figuras siguen esta tendencia escultórica pero llevadas a un nivel superior, lo que también queda reflejado, no solo, en los cuerpos humanos, sino también en los troncos de los árboles o en la roca que la que está sentado Adán. Al margen de la naturaleza, se muestra la preocupación por la anatomía en ambas obras. Podemos observar como ambas figuras se mantienen en tensión, Adán con el brazo extendido para evitar que Eva tome el fruto prohibido de la serpiente, que se aparece con cara de niño, siendo esto una similitud en ambos cuadros, no una diferencia. Aún así, también hay una modificación de la postura de Adán de un cuadro a otro, en el de Tiziano podemos ver como la figura de Adán está más echada hacía atrás, con mayor tensión, como si tuviese miedo o rechazase de forma exagerada lo que está a punto de hacer Eva, mientras que el cuadro de Rubens aparece más relajado, como queriendo explicar a Eva, de forma razonada por qué no debe coger el fruto. Este cambio de actitud queda, también, plasmado en su expresión facial, mientras que la de Eva es, en ambos cuadros, como de completa abstracción y con un único punto de atención que es el fruto. Esto podría ser, quizá, un reflejo del pensamiento eclesiástico del momento, Tiziano podría estar reflejando que la Iglesia debería imponerse a cualquier pensamiento diferente al suyo por medio de la fuerza, el miedo o la repulsa, mientras que Rubens querría expresar que la forma de hacerlo sería invitando a la reflexión. Podemos hablar, también, de una serie de diferencias pero hablando ya de detalles que fueron incluidos con posterioridad en la obra de Rubens. El primer detalle al que haremos alusión es al zorro, echado a los pies de Eva, siendo el Mal el significado de este animal, al igual que podemos encontrar alusiones a él con la serpiente-niño. Sin embargo, si bien el zorro aparece en ambas pinturas, la diferencia que podemos encontrar en la obra de Rubens con respecto a la de Tiziano, es la inclusión de un loro, de colores chillones, encima del hombro de Adán, representando, en este caso, el Bien. Por lo tanto podría deducirse que Tiziano buscaba representar a Eva como la maldad, con el zorro a sus pies o tomando el fruto prohibido, y a Adán como rechazo hacía ese mal. Sin embargo, Rubens lleva esa diferencia hacía un extremo colocando al loro encima de Adán, representándole, abiertamente, como el  bien. Con el loro colocado en una altura superior al zorro, y con éste pintado tumbado en el suelo,  puede decirse que representaba la superioridad del bien frente al mal, aunque es sabido por todos que al final es el mal el que se impone sobre el bien.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->