Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Abad de Santillán, Diego- Historia de la revolucion mexicana

Abad de Santillán, Diego- Historia de la revolucion mexicana

Ratings: (0)|Views: 1|Likes:
Published by refuerzo.falopa

More info:

Published by: refuerzo.falopa on Nov 08, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

 
“Historia de la Revolución Mexicana” de Diego Abad de Santillán 5
 
HISTORIA DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA
*
Diego Abad de Santillán
PRÓLOGO
Podemos afirmar que Diego Abad de Santillán comenzó a escribir su evocación de la Revolución mexicana y su legado desde 1922, cuando principio a estudiarla. Radicado entonces en Berlín, Alemania, estudiante frustrado de medicina por sus andanzas libertarias, en 1922 fue uno de los fundadores de la Asociación Internacional de los trabajadores, con sede en la capital germana, en la que representó a la entonces naciente y anarcosindicalista Confederación General de Trabajadores de México. La convivencia con Emma Goldman, la maestra anarquista de Ricardo Flores Magón. Con  Alejandro Berkman y Rudolf Rocker, formidables teóricos del anarquismo, y Max Nettlau, el gran historiador del socialismo, contribuyeron a acercarlo a la noble figura del mexicano muerto en una prisión norteamericana el 21 de noviembre de 1922; en ocasión del primer aniversario de la muerte de Ricardo preparó un resumen de su pensamiento, de sus luchas, sus penurias y sus prisiones, que fue publicado originalmente en el Suplemento de la Protesta, de Buenos  Aires, y después en México en un pequeño libro titulado
Ricardo Flores Magón: El apóstol de la Revolución Social Mexicana,
 por el «Comité por la libertad de Ricardo Flores Magón y compañeros presos en los Estado Unidos de Norteamérica». Desde entonces se ha allegado todo lo que ha podido de cuanto se publicó sobre la Revolución Mexicana, especialmente a través de sus viejos amigos anarquistas, magonistas mejor dicho, y de entre todos su fraternal camarada Nicolás T. Bernal, que, incansable y laborioso, ha ido a cientos de autores a pedir un libro para Diego Abad de Santillán, sobre todo muchas veces cuando no tenía con que comprarlo o enviárselo a donde se encontraba, porque la vida de Diego a sido trashumante y batalladora. Nacido en las montañas de León, España, en la última década del siglo XIX, siendo niño emigró con sus mayores a la Argentina. Regresó a España por 1912 para realizar estudios secundarios y preparatorios en la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid, que no término, porque en 1917 fue a la cárcel a raíz de la huelga general de ese año y no fue liberado sino por la amnistía decretada cuando finalizaba 1918. Fue a la Argentina luego, hasta 1922, y partió entonces a  Alemania, queriendo estudiar medicina; pero allá lo envolvió la propaganda anarquista y a causa de sus experiencias se vio obligados a regresar a Buenos Aires en 1926. En 1933, vigente la república, regresó a España y se radico en Barcelona hasta la terminación de la Guerra Civil. Tras la derrota, el éxodo a Francia y la dura estadía en los campos de concentración, logró volver una vez más a la Argentina, su segunda patria. Se inicio en las luchas libertarias siendo casi un niño, cuando las jornadas eran de doce o catarote horas diarias, cuando el derecho de asociación estaba muy restringido o era un delito y le tocó participar en movimientos de defensa de los trabajadores, de enorme trascendencia en  Argentina y en España. En 1929 reunió en Buenos Aires un Congreso de Organizaciones obreras, donde se constituyó la Asociación Continental Americana de los Trabajadores, con la presencia de delegaciones de 16 países, y en España fue un activo promotor de la
*
 Digitalización: KCL. Editado por: Libro MEX. S. A., Luís Gonzáles Obregón - 5 - b, México 1 D. F.
 
“Historia de la Revolución Mexicana” de Diego Abad de Santillán 6
Confederación Nacional del Trabajo y uno de los principales ideólogos de la organización específica del anarquismo. En el periodismo obrero y anarquista ha tenido una larga y brillante actuación: fue redactor y director del diario
La Protesta
 y de la revista S
uplemento de la Protesta
, de Buenos Aires; en España desde 1933 dirigió el semanario
Tierra y Libertad 
 y la revista
Tiempos Nuevos
; editó numerosos periódicos y revistas y colaboró en publicaciones afines de Europa y América, editadas en diversos idiomas, sobre el movimiento obrero mundial y el anarquismo. Durante la Guerra Civil española intervino en la preparación y en la lucha contra el alzamiento fascista de 1936 y en los primeros meses de la contienda asumió la organización de las milicias voluntarias para extender el dominio de la República en dirección a Aragón. Fue animador del Comité Central de Milicias, que constituyó el poder en aquella región autónoma. También fundador del Consejo de Economía de la región catalana, que atendía el proceso constructivo de una economía en manos de los obreros y los campesinos. Miembro del Comité peninsular de la Federación Anarquista Ibérica, siguió paso a paso la marcha de la guerra y la política y no vaciló en asumir posiciones que la historia ha juzgado y seguirá juzgando, de lo cual dejó testimonio en su libro
Por que perdimos la guerra
, publicado en Buenos Aires en 1940, reproducido también en México y en España en 1975. Hombre de extraordinaria capacidad intelectual, además de su contribución permanente al periodismo ha tenido siempre interés por la historia social, del trabajo y del movimiento obrero, y su contribución en libros y folletos de doctrina y táctica es abundante. Desde 1920m con la traducción de obras importantes en diversos idiomas, enriqueciendo la bibliografía libertaria en los países de lengua española. Entre sus aportes personales figura la primera historia del movimiento obrero en la Argentina; el libro
El Anarquismo en el movimiento obrero
, escrito en colaboración con Emilio López Arango y publicado en Barcelona en 1926; El Organismo Económico de la Revolución,
Cómo vivimos y cómo podríamos vivir en España
, que fue publicado a principio de 1936 y que ha sido traducido al inglés, al holandés, al francés y al alemán;
La reproducción de octubre, la barbarie de nuestra civilización
, publicada en Barcelona por primera vez en 1935. Ha fundado empresas editoriales en Buenos Aires y Barcelona y alentó otras en México. Cuando volvió de Buenos aires después de la derrota de España y de hallarse en campos de concentración, infatigable, se consagró al trabajo. Puede decirse que ha traducido más de 250 obras de diversos idiomas sobre psicología, derecho, sociología, literatura, filosofía, historia y medicina; preparo varios diccionarios bilingües que fueron editados en Buenos Aires. Compuso enciclopedias muy importantes, una de ellas la
Gran Enciclopedia Argentina
, en nuevo voluminosos tomos; también el gran
Omeba
, diccionario voluminosos tomos;
La Gran enciclopedia de la Provincia de Santa Fe
, en dos tomos. Es autor de una voluminosa
Historia  Argentina
, publicada en aquel país en cinco tomos; la historia institucional argentina es texto en las Facultades de Derecho; en 1944 publicó
El pensamiento político de Roosevelt 
 y colaboró permanentemente en el semanario
 Argentina Libre
, luego
 Antinazi 
, en torno a la conflagración mundial. Es autor de
Contribución a la Historia del Movimiento Obrero Español desde sus orígenes hasta  julio de 1936 
, obra en tres tomos que fue publicada en México por la editorial J. M. Cajica, de Puebla, y cuya reedición fue prohibida en España, no obstante lo cual algunos fragmentos conocieron seis o siete ediciones clandestinas. La misma casa editora ha publicado
Estudios sobre la Argentina y Estrategia y táctica, ayer, hoy, mañana
. En 1974 publicó en Buenos Aires
De Alfonso XIII a Franco
, el sombrío panorama de los primeros cuarenta años de este siglo de la historia Española; y a fines del año pasado, al partir para España, dejó terminado en Buenos  Aires un diccionario de argentinismos que recoge treinta mil voces.
 
“Historia de la Revolución Mexicana” de Diego Abad de Santillán 7
Un hombre como él, con esa sabiduría y capacidad de trabajo, pero sobre todo con esos ideales, no podía ser ajeno a la Revolución mexicana y así lo comprobé. Tuve el privilegio de conocerlo personalmente en Octubre de 1975, no obstante el haber cruzado correspondencia con él desde 1957, cuando le envié, por sugestión de Nicolás T. Bernal, mi libro
Historia de la Revolución Mexicana
 
- la etapa precursora
, y haberlo buscado alguna vez en Buenos Aires sin la fortuna de encontrarlo, pues estaba entonces en Puebla trabajando para una editorial mexicana, y no logre comunicación; pero no fue inútil: el día que nos encontramos, en medio de un mar de libros, él tecleaba la máquina de escribir produciendo cuartillas para esta obra. Tras el abrazo de viejos amigos, sólo podía surgir un tema: la Historia de la revolución Mexicana; y vino la plática el torrente de su erudición y sus conocimientos. Nada le era ajeno: nombres, hechos, fechas, doctrinas. Fue grande mi sorpresa cada vez, durante las muchas en que nos vimos y conversamos, cómo un extranjero, español o argentino, o un ciudadano del mundo como es él, conocía la historia de nuestra Revolución. Cuando nos despedíamos en México partía para Buenos Aires y de ahí seguiría a España para estar presente en la nueva hora que llegaba.  Allá está el viejo luchador, «Santón del Anarquismo», como lo llaman los cables, proclamando sus ideales libertarios y sabiendo que los pueblos que no hacen la revolución social como fue la mexicana, no completan su obra. Este trabajo sobre la Revolución mexicana y su legado no es la historia más erudita, tampoco la más literaria; pero si es la más completa que en conjunto se ha publicado; y lo que más sorprende es que su autor, no siendo mexicano, cumple su anhelo acariciado hace ya más de cincuenta años: llevar a todos los pueblos de la tierra el cuadro heroico y fecundo de la Revolución mexicana.
Florencio Barrera Fuentes Miembro del patronato del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución mexicana. Ciudad de México, octubre de 1976
.
PREFACIO
Desde hace una buena serie de decenios hemos seguido con interés, con fervor, con honda simpatía, todo lo vinculado con el esfuerzo y el sacrificio del puñado de luchadores que se atrevió desde fines del siglo XIX a levantarse desafiantes con las armas disponibles, la pluma, la palabra, y, finalmente, con las obligadas de la lucha armada, para poner fin a una prolongada tiranía que contaba poderosos sostenes e intereses de toda índole dentro y fuera del país. El nombre de Ricardo Flores Magón nos fue familiar por lo menos desde 1910 a través de la prensa obrera y libertaria de Europa y de América, y todavía recordamos cómo se hacía entonces, en los ambientes obreros progresivos, colectas para contribuir con su óbolo modesto a la pugna gigantesca. Los que contribuían a ese apoyo simbólico, desde lejos, vivían apasionadamente los acontecimientos que irradiaba el cable y que tenía por escenario el antiguo imperio azteca. Espontáneamente, al seguir con la máxima atención, desde lejos, los sucesos de que eran inspiradores y actores nuestros amigos y compañeros mexicanos, desde el feudo de Porfirio Díaz o desde el exilio forzado, no fuimos los únicos que comenzamos a

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->