Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
álvarez. orfismo

álvarez. orfismo

Ratings: (0)|Views: 2 |Likes:
Published by gustavo isola

More info:

Published by: gustavo isola on Nov 14, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/11/2014

pdf

text

original

 
IIOINA> TINEIN.
CULPA
Y
EXPIACION EN EL
ORFISMO
I.
INrnoouccróN
Las
expresiones
rrotvi¡v
(o
rrorvüE)
ríverv, 6írr¡v
6r6óvcrr,
ttporpíav6r6óvsr
y
otras
semejantes aparecen
frecuentemente
en
textos
de
índole
o
influencia
órficas
con
el
significado genérico
de'pagar
una
pega,
cumplir
un
castigo
o condena'.
Su
sentido
particular
es
diferente
según
los
casos,
dependiendo del
tipo
de
culpa
al que aludan
y
de los
medios empleados
para
purg
rla.
En
general,
pueden
distinguirse
tres
usos
principales:1)la expiación por
medio
de
la
sujeción
del alma
a
su-
cesivos cuerpos
en
un
ciclo de
reencarnaciones,
2) a
través de
rituales
purificatorios
y
3)
mediante
castigos
post mortem.
Analizando
estos
tres
sentidos de
la
expresión en
los
textos
órficos resultará
más fá.cil
la
interpretación
de
otros textos
similares
que
la utllizan
sin
mayores
especificaciones.
II.
Expr¡cró¡¡
a
rnnvÉs
oE
rn
REENCARNAcIóN
oEr
ALMA
Una
de
las
enseñanzas
fundamentales
del
orfism
o
era
la
doble
naturaleza del
ser
humano,
que
se
concebía
formado por
dos
compo-
nentes
antagónicos,
el alma
y
el
cuerpo, unidos
de
manera
antinatural
y
transitoria
durante la
vida
terrena.
El
alma, de
índole
divina
e
in-
mortal,
era considerada el verdadero
ser
del hombre, mientras
que
el
cuerpo era
sólo
un
elemento pasajero
con
el que aquella
estaba
unida
forzosamente.
Puesto que, según los
órficos,
el
cuerpo
erauna
entidad
hostil
con
el
alma
y
le
impedía
actuar
con
todo
su
potencial,la
vída
ter-rena
suponía paia
ella
un tormento
y
un cautiveriot.La raz6n
que
1
Sobre
estas
concepciones,
v.
GuTHRIE,
\f.
K.
C.,
Orfeo
y
la
religión
griega,
Buenos Aires,1970,157-160 (trad.
esp.
de
Orpheus
and
Greeh
Religion,
London,
1952'z,
[New
York
1967]).
 
398
Menco
ANrorruo
Saureu¡nÍe Árvenpz
ofrecen muchos
textos
para
esta
situación
del alma
es
que
se
trata
de
un
castigo de
graves
faltas
acarreadas
antes
de
unirse al cuerpo
en
el
nacimiento
de cada persona.
Debemos
aPlatón
varios
testimonios
enque
las
expresiones
órficas
rrorvi¡v
tíverv
y
afines
se
usan
con
referen-
cia
ala
encarnación del alma en
el
cuerpo.
En un
célebre
y
discutido
pasaje del
Crdtilo
(+00c),
Sócrates
habli
sobre la
etimolo gi?
de
oópo,
en
concreto
sobre las
teorías
que
1o
relacionan con
o{pcr.
É1
aventura
otra interpretación:
cree
que los
órficos
derivaron
el
nombre
de
oófco
y
utlhza
ideas
de
éstos
para
apoyar su
hipótesis:
"me
parece
que
los
seguidores de
orfeo
ie
han puesto
este
nombre [sc.
al
cuerpo]
sobre
todo
porque el alma
está
pagando una
pena
por
sus
culpas,
y
[-.
pa-
recel que
tiene
al cuerpo
como revestimiento,
para estar
salvagaarda-da,
semejante a
una
prisión"2. Esta
metáfora
para
designar
el
iuerpo,
a
todas
luces
de
origen
órfico, implica
que
es
un lugaidonde
el alma
es
castigada.
En otro
lugar
(Phd.
ó2b)
alude
también
platón
a
esta
imagen
del
cuerpo-cárcel
(ttE
gpoupd)
como
enseñanza
de
los mis-
terios
(&nópprlta),
sin
duda los
celebrados
por
los
órficos,
y lo utlliza
para,exphcar
que
éstos
prohibieran
el
suicidio,
pues
equivaldría
a
Ína
huida
de
la
prisión
antes de
haber
cumplido
todala
cóndenar.
Parece
que
Aristóteles
se
hacía eco de
la
idea
en
su
Protréptico,
según
testi-
monian
sendos
pasajes
de
Cicerón
y
de
Jámblico. Cicerón,
basándose
en el
Estagirita, atribuye
a
los órficos
(pues
no
pueden ser
otros
los
poetas
y
transmisores de iniciaciones que menciona) que "nosotros
hemos
nacido
para
pagar
el
castigo de
crím..r",
.o-"lidos
en
una
vida anterior (nos
ob
alíqua
scelera suscepta
in
uita
superíore
poenarum luendarum
ce,usa
natos
esse)"
y
que
"nuestras
almas
ad-heridas
a
los cuerpos estarían sujetas
como
los
vivos
a
los
muertos"n.
y
_.
'
"{ofoyor
pévtor
¡ror
pd}.rota
0éo0_at
oi apgi
'Opgéo
roüro
6vopa,
óg
6írcr¡v
6t6oú6lE
rrls g"xrtg
óv
6i¡ évero
6í6ororv,
toütov
repípol,ov
éxerv,
íva
lqet¡tot,
8eopo¡tr¡píou
eircóvcr".
Sigo
en
lo
fundamental
el
análiiii
e
interpretación
9.ll.rrli:
en
BEnNaee,
A.,
"IJna etimología
platóníca:
oópa-o{pa',,
pirítotogus
139
(1995)
204-237.
esp.
210-2.
-3
otros
pasajes
platónicos
que aluden
a esta
image
n:
phd..82e,
phd,r.2soc,
Ax.
3ó5e.
+
Horten's.
fr.
90
Bait-Halm,
ap.
August.
c. Iut.
Pel.4.r5.7B=
Arist. Fr.
ó0
Rose,
Fr.
10b
Ross.Actas
del
XI
Congreso
Español
de
Estudios
Clásicos
Vol.
I,
Madrid.
2005
 
Ilomaz
rrNErN.
Curp¿
v
nxpt¿ctów
EN
EL
oRFrsMo
399
en
Jámblico
leemos:
"como afirman
los que
dictan
las
iniciaciones,
que
todos
somos
castigados...
Los
antiguos
aseguran que,
por
así
decir,
el
alma
paga
un
castigo
y
que
nosotros
vivimos
en castigo de
graves
culpas.
Pues a
algo
así
se
asemeja
bastante
laligazón
del
alma
con
el
cuerpo"s. De
manera
similar,
se
atribuye
a
Filolao
(fr.1,4
DK)
la
afir-
mación
de
que
"los antiguos teólogos
y
adivinos"
(esto es,los órficos),
testimonian
que el alma
está
enterrada
en el
cuerpo
"enrazón
de
cier-
tos
castigos
(6rá
üvcrE tr¡rcopíog)".
Tanto Aristóteles
como
Filolaoutllizan
una
imagen
írfica
para
el cuerpo
aún
más
negativa
que
la
de
la
prisión:
sería
como
una tumba p^ra el
alma
(tal
como
reproduce
la
fórmula
órfica oópcx-or1po).
Ninguno
de
los
autores citados
hastaahora
especifica
cuál
era
la
falta
originaria
de que
el alma
es
culpable,seguramente
porque formaba parte
de
las
enseianzas
secretas
o
más
veneradas,
por
lo
que
o bien
no
serían conocidas
por
estos
autores
o
bien tendrían reticencia
a
revelarlas.
Esta falta, cometida
antes de
la
vida
en
la tierra
y
común
a
todo
el
género
humano, no
puede ser
otra
que
el
pecado
antecedente., esto
es,
la culpaheredada
de los
Titanes,
según
el
mito
órfico
asesinos
de Dio.niso
y
antepasados
de
los
hom-
bres,
creados
a
partir
de los despojos de
la
fulminación
de
aquellost.
Ya
un
discípulo
directo
de
Platón,
Jenócrates,
interpretó
la
gpoup<í
de
Phaed.
62b
como
"lo titánico"
(fr.
20
Heinze). Oió.r
Crisóstomo
5
Protr.
B,
p.
47
,21
-
p.48,
9 Pistelli
=
Arist. Fr.
60
Rose:
"
ru0<í:rep
gooiv
oi
t&g tel"etdE
tréyovteg, óorrep &v érri
trpo:píg
ravreE...
oi
&pXorótepor
léyouor
gúvor
6r6óvc¡r
ti¡v
rpuXilv
tr¡ropícrv
rai
({v
f¡peE
éri
rcolúoer pey<Í},ov trvcbv
&pcrptr¡ptitorv.
flúvu
y&p
i
oúfeu[rg
toroútqr
nvi
éorrce
:rpóg
otópa tr¡g
9rxiE".
o
Afortunada
expresión
ideada
por
BtnNcHt.
U..
"Peché
originel
et péché'antécé-
dent"',
RHR170
(19ó6)
117-126.
A
diferencia del
pecado
original
judeo-cristiano.
el
antecendente
no
ha
sido
cometido
por
los
primeros
hombres,
sino
por
sujetosanteriores
a
ellos, los
Titanes.
7
Eltrabajo
de BpnNnsÉ,
A.,
"La
toile
de
Pénélope:
a-t-il
existé
un
mythe orphi-
que sur
Dionysos et
les
Titans?",
RHR
2I9
(2002)
401-433,(ZOOZ) ha demostradola consistencia
de
este
mito,
a
menudo
negada,
y
que
hay
huellas
de
su
existencia ya
desde
principios
del
s.
V
a.
C.
Sobre
esta
culpa
heredada,
v.
Sc¡reR¡, McCI-tNrocr,G.,
"L'
antica natura
títanica.
Yariazioni sul
mito
greco della
colpa",
Filosofia
e
Teolo
gia
9 (1995)
307
-325.
Actas
del
XI
Congreso
Español
de
Estudios
Cló.sicos
Vol.
I,
Madrid,
2005

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->