Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
57Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Verdad, Justicia y Memoria Colectiva

Verdad, Justicia y Memoria Colectiva

Ratings:

1.0

(1)
|Views: 20,028 |Likes:
Published by cesitar21

More info:

Published by: cesitar21 on Aug 13, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/15/2013

pdf

text

original

 
Elsignificadode la palabra
verdad
abarca desde lahonestidad, la buena fey lasinceridaden general, hasta el acuerdo de los conceptos con las cosas, loshechoso larealidaden particular.
1
El término no tiene una únicadefiniciónen la que estén de acuerdo la mayoría de estudiosos yfilósofosprofesionales y lasteoríassobre la verdad continúan siendo ampliamente debatidas. Hay posiciones diferentes acerca de cuestiones como qué es lo que constituye la verdad; cómodefinirla e identificarla; si el ser humano poseeconocimientos innatoso sólo puede adquirirlos;si existen lasrevelacioneso la verdad puede alcanzarse tan sólo mediante la razón; y si laverdad essubjetivauobjetiva,relativaoabsoluta, o aún hasta qué grado pueden afirmarse cada una de dichas observaciones. Este artículo procura introducir las principales interpretaciones y perspectivas,tantohistóricascomo actuales, acerca de este concepto. La
 justicia
es la concepción que cada época y civilización tienen acerca del bien común.Es unvalor determinado por la sociedad. Nació de la necesidad de mantener la armonía entre susintegrantes. Es el conjunto de reglas y normas que establecen un marco adecuado para lasrelaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo accionesespecíficas en la interacción de individuos e instituciones.Este conjunto de reglas tiene un
 fundamento cultural 
y en la mayoría de sociedades modernas,un
 fundamento formal 
:
El
fundamento cultural
se basa en un consenso amplio en los individuos de unasociedad sobre lo bueno y lo malo, y otros aspectos prácticos de como debenorganizarse las relaciones entre personas. Se supone que en toda sociedad humana, lamayoría de sus miembros tienen una concepción de lo justo, y se considera una virtudsocial el actuar de acuerdo con esa concepción.
El
fundamento formal
es el codificado formalmente en varias disposiciones escritas,que son aplicadas por jueces y personas especialmente designadas, que tratan de ser imparciales con respecto a los miembros e instituciones de la sociedad y los conflictosque aparezcan en sus relaciones.Por alguna razón, la noción de memoria colectiva, que es habitual, que es frecuente entrenosotros, y cuyo uso se constata en el ámbito académico, en la vida corriente y en los medios decomunicación, me produce incomodidad. Me produce malestar como individuo, y este hecho,simple y particular, me obliga a interrogarme. ¿Por qué razón experimento esa desazón cada vezque oigo apelaciones enfáticas o suaves a la memoria colectiva? ¿Será acaso por las condicionesen que nací y crecí? Nací cuando acababa la autarquía franquista, cuando despuntaba undesarrollo turístico que parecía amenazar la estabilidad del orden católico, cuando empezaba laoposición universitaria al Régimen y, sobre todo, cuando comenzaba la televisión, cuandocomenzaban las emisiones de la televisión en España. Es decir, pertenezco a la primerageneración estrictamente catódica, aquella primera generación que aprendió a ver televisión, elmundo y el entorno cuando los severos programadores de Prado del Rey aprendían también suuso y su gestión. Nací, además, en el seno de una familia adaptada al Régimen, una familia queno se consideraba ni vencedora ni derrotada, una familia característicamente contemporizadora, propia de lo que se llamó el franquismo sociológico, y en la que se mezclaban el miedo, elsilencio, la resignación. Era ésta una familia en la que fue frecuente la invocación del pasadocolectivo, el recuerdo de un desastre y de un pánico, el de la guerra. Mis mayores hacíancontinuos ejercicios de memoria o lo que ellos creían que eran constantes ejercicios de memoria para instruirme, para educarme, para aplacarme. Insisto: ¿por qué me molesta tanto la apelaciónhabitual y pública que en España se hace a la memoria colectiva? A este individuo que sedesconcierta con ese malestar y con una desazón antigua, tratará de responder el historiador, esehistoriador que fue adolescente y que ha crecido, que ha leído, que ha estudiado y que nocontesta sólo con emociones, con rencores y con afectos. Intentaré responder con frialdad y con pasión. Decía Nabokov que deberíamos escribir con la frialdad del poeta y con la pasión delcientífico. Trataré de responder con la temperancia del historiador.

Activity (57)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
yulansi liked this
agnerdiaz401088 liked this
Jocelyn Acuña liked this
Franco Bono liked this
B Rian LC added this note
hahahahah
omaraje liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->