Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Spurgeon, Ch. El corazón del evangelio

Spurgeon, Ch. El corazón del evangelio

Ratings: (0)|Views: 80|Likes:
Published by Hibernio

More info:

Published by: Hibernio on Aug 14, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

02/06/2013

 
Charles Spurgeon / El Corazón del Evangelio / sermón 1910 del 18 de julio de 1886 / Tabernáculo Metropolitano
El Púlpito del TabernáculoMetropolitanoEl Corazón del Evangelio
NO. 1910
Este sermón fue predicado el Domingo 18 deJulio de 1886
 por Charles Haddon Spurgeon
En el Tabernáculo Metropolitano, Newington
"Así que, somos embajadores en nombre de Cristo; y como Dios os exhorta por medio nuestro, rogamos en nombre de Cristo: ¡Reconciliaos con Dios! Al que no conoció pecado, por nosotros Dios le hizo pecado." --- 2 Corintios 5:20,21.
SermonesEl corazón del evangelio es la redención, y la esencia de la redenciónes el sacrificio sustitutivo de Cristo. Los que predican esta verdadpredican el evangelio aun si se equivocan en alguna otra cosa ; perolos que no predican la expiación, no importa lo que digan, no hanpodido captar el alma y sustancia del mensaje divino. En estos díasme siento impulsado a ir una y otra vez hacia las elementalesverdades del evangelio. En tiempos de paz podernos sentirnos libresde incursionar en los interesantes espacios de la verdad que yacenallá muy lejos ; pero ahora debemos permanecer en casa, y vigilarlas creencias fundamentales de la iglesia defendiendo los principiosbásicos de la fe. En esta época se han levantado en la propia iglesiahombres que hablan de cosas perversas. Hay muchos que nosinquietan con sus filosofías y sus nuevas interpretaciones, con lo cualellos mismos niegan las doctrinas que profesan enseñar, y atacan lafe que ellos han prometido guardar. Es bueno que algunos denosotros, que sabemos lo que creemos, y no tenemos significados
http://www.spurgeon.com.mx/sermon1910.html (1 of 17)19/04/2005 18:41:06
 
Charles Spurgeon / El Corazón del Evangelio / sermón 1910 del 18 de julio de 1886 / Tabernáculo Metropolitano
secretos para nuestras palabras, afirmemos nuestro pie y nosmantengamos firmes, defendiendo la palabra de vida, y declarandollanamente las verdades fundamentales del evangelio de Jesús Cristo.Déjenme ofrecerles una parábola. En los días de Nerón hubo unagran escasez de comida en la ciudad de Roma, aunque habíaabundancia de maíz que se podía comprar en Alejandría. Ciertohombre propietario de una embarcación fue hacia la costa, y ahí observó a mucha gente hambrienta mirando fijamente hacia el mar,esperando las embarcaciones que debían llegar de Egipto con elmaíz. Cuando esos navíos, uno por uno, llegaron a la costa, la pobregente retorcía sus manos en amargo desencanto, pues a bordo delas naves no había sino la arena que el tirano emperador habíaexigido que se trajera para su uso en el circo. Era una infamecrueldad, mientras los hombres estaban muriendo de hambre elordenar a los barcos mercantes ir y venir, y no traer mas que arenapara los espectáculos de los gladiadores, cuando era el maíz lo quetan grandemente se necesitaba. Entonces el mercader cuyo navíoestaba anclado junto al muelle le dijo a su capitán, "Ten muchocuidado de que al regresar de Alejandría no traigas nada que no seamaíz ; y si antes has traído una carga o dos de arena, ahora notraigas ni siquiera lo que puede colocar sobre una moneda pequeña.Insisto, no traigas nada mas que trigo ; pues esta gente se estámuriendo, y es ahora que debemos tener a nuestros navíosdedicados a este único negocio de traer alimento para ellos". ¡Ay!Últimamente he visto ciertos poderosos galeones cargados con nadasino simple arena de filosofía y especulaciones, y me digo: "No, yono llevaré nada en mi barco sino la verdad revelada por Dios, el pande vida tan grandemente necesitado por la gente." Que Dios nosconceda este día que nuestro barco no lleve nada a bordo quemeramente gratifique la curiosidad, o le dé gusto al paladar ; sinoque llevemos verdades necesarias para la salvación de las almas. Megustaría que cada uno de ustedes dijera : "Bien, fue simplemente lavieja, vieja historia de Jesús y su amor, y nada más." No tengodeseo de ser famoso por ninguna otra cosa que no sea la predicacióndel viejo evangelio. Abundan los que pueden tocar para ustedes esanueva música ; yo no quiero ninguna música en ningún momentosino aquella que se escucha en el cielo, --"Al que nos ama y nos libróde nuestros pecados con su sangre, a él sea la gloria y el dominiopara siempre jamás".
http://www.spurgeon.com.mx/sermon1910.html (2 of 17)19/04/2005 18:41:06
 
Charles Spurgeon / El Corazón del Evangelio / sermón 1910 del 18 de julio de 1886 / Tabernáculo Metropolitano
Tengo la intención, queridos amigos, de comenzar mi reflexión con lasegunda parte de mi texto, en la que se establece la doctrina de laSustitución con estas palabras-"Al que no conoció pecado, pornosotros Dios le hizo pecado, para que nosotros fuéramos hechos justicia de Dios en él". Ésta es la base y el poder de esasexhortaciones que debemos hacer llegar a las conciencias de loshombres.He descubierto, hermanos míos, por larga experiencia, que nadaconmueve al corazón como la cruz de Cristo ; y cuando el corazónestá conmovido y herido por la espada de doble filo de la ley, nadacura sus heridas como el bálsamo que fluye del corazón traspasadode Jesús. La cruz es vida para el que está muerto espiritualmente.Hay una vieja leyenda que puede no tener una verdad literal en ella,pero que si se considera como parábola es entonces muy instructiva.Dicen que cuando la Emperatriz Elena buscaba la cruz verdadera,cavaron profundamente en Jerusalén y encontraron las tres crucesdel Calvario enterradas en el suelo. Cuál de las tres cruces era lacruz verdadera en la que murió Jesús no lo podían saber, sino porciertas pruebas. Así fue que trajeron un cadáver y lo colocaron sobreuna de ellas, pero no hubo ni vida ni movimiento. Cuando ese mismocadáver tocó otra de las cruces vivió ; entonces dijeron, "Ésta es lacruz verdadera." Cuando vemos hombres revividos, convertidos, ysantificados por la doctrina del sacrificio sustitutivo, podemos llegar justamente a la conclusión que es la verdadera doctrina de laexpiación. Yo no he conocido hombres que puedan vivir en Dios y enla santidad sino por la doctrina de la muerte de Cristo en sustitucióndel hombre. Corazones de piedra que nunca antes palpitaron convida, han sido vueltos carne a través del Espíritu Santo que les haceconocer esta verdad. Una ternura sagrada ha visitado a losobstinados cuando han oído de Jesús crucificado por ellos. Aquellosque han estado a la oscura puerta del infierno, cubiertos por la capaque tiene los siete matices de la muerte, aun a ellos les ha brilladouna gran luz. El relato del gran Amante de las almas de los hombresque se entregó para su salvación es todavía en la mano del EspírituSanto, la más grande de las fuerzas en el ámbito de la mente.Así pues voy a tratar ahora, primero, la gran doctrina, y después, siDios me ayuda, llegaremos al gran argumento el cual está contenidoen el versículo 20 : "Así que, somos embajadores en nombre deCristo; y como Dios os exhorta por medio nuestro, rogamos en
http://www.spurgeon.com.mx/sermon1910.html (3 of 17)19/04/2005 18:41:06

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->