Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Georg Trakl

Georg Trakl

Ratings: (0)|Views: 27 |Likes:
Published by Jose Gares Crespo

More info:

Published by: Jose Gares Crespo on Nov 23, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/02/2014

pdf

text

original

 
G
EORG
T
RAKL
 
Selección y traducción de
P
URA
L
ÓPEZ
C
OLOMÉ
 
 Nota introductoria de
F
RANCISCO
H
ERNÁNDEZ
 
U
 NIVERSIDAD
 N
ACIONAL
A
UTÓNOMA DE
M
ÉXICO
 
C
OORDINACIÓN DE
D
IFUSIÓN
C
ULTURAL
 D
IRECCIÓN DE
L
ITERATURA
 M
ÉXICO
,
 
2013
 
 
2 Í
 NDICE
  N
OTA INTRODUCTORIA
,
 
 F 
 RANCISCO
 H 
 ERNÁNDEZ 
 3 H
UMANIDAD
6 D
E PROFUNDIS
6 S
ALMO
7
ARL
RAUS
8  N
IÑEZ
9
OMANCE A LA NOCHE
9 H
ORROR
10 L
A BENDICIÓN DE LAS MUJERES
11 M
I CORAZÓN AL ATARDECER
11 D
ÍA DE MUERTOS
12 T
ROMPETAS
12 L
AS RATAS
13 C
ANTOS PARA UN ROSARIO
 1.
 
 A
 MI HERMANA
13
 2.
 
 ERCANÍA DE LA MUERTE
14
 
3.
 
 A
 MÉN
14 U
 NA TARDE OTOÑAL
14 C
ANCIÓN VESPERTINA
15  N
OCTURNO
16 D
E CAMINO
16 E
L NIÑO
E
LIS
17 C
ANCIÓN DE
ASPAR
H
AUSER
18  N
OCHE
19 S
ONIA
19  N
OCHE DE INVIERNO
20 E
 N
V
ENECIA
20 E
L SUEÑO
 21
ENDICIÓN NOCTURNA
21 G
RODEK
22 E
 N UN VIEJO ÁLBUM
23 L
AMENTO
23 T
RANSFIGURACIÓN
24 A
FORISMOS
I
 
25 II
 
25
 
3  N
OTA INTRODUCTORIA
 Georg Trakl: partes de un espejo El padre de Georg Trakl lo sabía muy bien: un hijo  poeta puede hacerte renegar de la vida. Por eso, cuando el 3 de febrero de 1887 su esposa María Halik dio a luz un niño de poco peso, muy inquieto y casi transparente, levantó los ojos al cielo y rogó porque el recién nacido permaneciese a prudente distancia de los espejos y la literatura. Sin embargo, espejos y letras lo persiguieron siempre. Nunca estuvo a salvo de su imagen insignificante y de la superioridad de su  poesía. La dicha de una infancia triste lo rodeó con su luz. El padre, en su distancia, sueña con vender materiales  para construcción. El interés de su madre se centra en coleccionar antigüedades. Georg y su hermana Mar-garita, la amada Grete, disfrutan los escondrijos de la casa, el contacto furtivo de los labios y las lecciones de piano. Más tarde compartirán también los efectos del opio y la cocaína. Trató de ahogarse en un estanque. Lo juzgaron una caída y nadie le dio importancia a su intento fallido. Las vías del tren lo atraían como imanes, pero las composiciones de Schubert, Chopin y Liszt, aunadas a las lecturas de Ibsen y Maeterlinck, le permiten encontrar asideros. Escribe teatro y versos donde pu-lulan arañas, murciélagos, epidemias, lluvias constan-tes y la nostalgia por ese paraíso que sólo gozan los nonatos. Fue un mal estudiante. Alguien que conoce el ful-gor de las pupilas de Dios y sabe de los agusanados  párpados angélicos, no puede tener buenas califica-ciones en matemáticas o latín. Detesta lo rojo del dinero, no le simpatizan los austríacos y pide la cabe-za de aquellos alemanes seducidos por la moderni-dad. Rimbaud, Hölderlin, Baudelaire, Nietzsche y Dostoievski nutren sus horas de lunático. Espejos de la verdad lo acercan a estudios de farma-cia. Dos años después consigue trabajo en El Ángel

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->