Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
¿CÓMO ORAR PARA ROMPER ATADURAS- - Fernando Alexis Jiménez

¿CÓMO ORAR PARA ROMPER ATADURAS- - Fernando Alexis Jiménez

Ratings: (0)|Views: 71|Likes:

More info:

Published by: Joshua Nazirh Pennielle Orozco on Nov 25, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/10/2014

pdf

text

original

 
Oración:
 Un Principio de Victoria sobre el Mundo Físico y Espiritual 
 
Pastor:
 Fernando Alexis Jiménez 
 
 Estoy rodeada por tres brujas
”, relató Irma en un correo que me llegó a primera hora de
la mañana, cuando recién encendía el computador y el teléfono no comenzaba a repicar insistentemente, ocupándome en las labores cotidianas.  A pocos metros de su apartamento, en un piso inferior y en otro superior, tres mujeres
de distinta familia y que incluso no mantenían una relación amistosa--, practicaban abiertamente el ocultismo. Como consecuencia, Irma sentía una pesadez enorme y, por momentos, fuertes dolores de cabeza la molestaban; incluso, en un área de su habitación sentía un frío tremendo, como nieve pertinaz en una noche de invierno. --
 Estoy desesperada
me dijo cuando hablamos por teléfono--.
¿Qué puedo hacer?  Decirles váyanse, resulta imposible. ¿Qué hacer entonces? 
 --
 Lo que hace un guerrero espiritual, orar
respondí para encontrarme con un prolongado silencio. Era evidente que la mujer no daba crédito a mis palabras. --
 Pensé que igual, hacer riegos o tal vez, colocarles un crucifijo o por qué no, echar agua
bendita…
--
musitó, después de un buen rato. --
 Nada de eso, Irma. Sería incursionar en el terreno del ocultismo en el que están moviéndose estas personas. Oración. Ese es el punto clave--,
 le expliqué. La batalla no fue fácil. Las señoras la insultaban, sin razón aparente aun cuando usted y yo sabemos que estar metidos con Dios, prendidos de su mano, nos convierte en enemigos del mundo de las tinieblas; no debemos sorprendernos si viene la oposición. Tal vez usted enfrente una situación similar. Mi recomendación en todos los casos: dar la  batalla en oración. Respecto a Irma le diré que la batalla duró alrededor de dos meses, pero después de ese t
iempo y de manera “
inexplicable
”—
aunque usted y yo sabemos que el poder de Dios hace posible lo imposible
dos de ellas se mudaron de barrio y una, la más radical en sus prácticas ocultistas, terminó recibiendo a Jesucristo como Señor y Salvador. Otro caso cercano fue el de un negocio de aparente legalidad en un sector residencial al oriente de Santiago de Cali (Colombia), que amparaba prácticas de prostitución, incluso con mujeres muy jóvenes. Algunos decían incluso, que menores de edad.  Antes que pelear con los propietarios del establecimiento, un grupo de cristianos se dio a la tarea de orar. Poco tiempo después, sellaron ese lugar. ¡El poder de Dios hizo posible lo imposible!
 
 
 La oración, un arma importante
 ¿Sabía usted que una vez tenemos plena conciencia de qué ocurrió con nuestra vida al recibir a Jesucristo como Señor y Salvador, es necesario adoptar tres Principios de  Victoria? Se preguntará, ¿de qué se trata todo este asunto? Es sencillo. Para asegurar crecimiento en nuestra vida cristiana, hay tres elementos fundamentales que debemos aprender. ¿Quieres saber cuáles son? Los describimos a continuación:
1.-
 El principio de la oración
2.-
 El principio del estudio de la Palabra de Dios: la Biblia.
3.-
 El principio de congregarse con otros creyentes en Jesucristo. Estos tres elementos son esenciales. Estos los conocemos cómo parte del T.A.L.C.O.O.D.; pero sobre estos tres, es que se fundamente TODA la enseñanza de la Santidad en nuestro
“Manual”.
Cuándo alguien se convierte a Cristo, Satanás tratará de impedir que se mantenga en fidelidad al Hijo de Dios; y si se trata de un creyente, nuestro adversario Satanás procurará poner tropiezos en todo momento, propiciando el que
si no estamos firmes en Dios
tornemos a la mundanalidad.
La Oración libera el poder de Dios
 
¿Cuál es el significado de orar?,¿Qué significa para usted?,¿Cómo hacerlo? Es probable que tenga ideas preconcebidas, las mismas que le forjaron desde la iglesia tradicional a la que asistíamos, en la cual orar era no era otra cosa que una concatenación de frases, muchas veces sin mayor trascendencia para nosotros, conocidas como oraciones, novenas, rezos y letanías. Sin caer aquí en juicio contra la Iglesia Católica, ellos tienen fe en Dios sobre estas. El primer paso entonces es determinar qué es oración. He aquí una descripción sencilla:
“La oración es un diálogo con nuestro amado Dios bajo la certeza de que Él nos escucha”.
 No concibo a un
guerrero espiritual
 que no pase tiempo en oración delante de la
presencia de Dios. “¿
Qué debo leer o cómo ser eficaz en las batallas espirituales
?”, me
preguntó desde MonteVideo (Uruguay) la directora de un ministerio de una iglesia
cristiana. “
Oración
”, fue mi respuesta y lo será siempre. Batallamos contra Satanás y sus
huestes, pero en oración. Quien está en el ministerio de liberación y anhela poder en su guerra contra el mundo de las tinieblas, debe pasar tiempo
el que más pueda
en oración e intercesión.
El Señor Jesucristo pasaba tiempo en Oración
 
 
¿Desea aprender del Señor Jesús? Sin duda que sí. Una de sus motivaciones era la oración. ¿Lo sabía? Es lo que aprendemos en las Escrituras:
“En aquellos días se fue al monte
a orar, y pasó la noche orando a Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos, a los cuales llamó también apóstoles...
(Lucas 6:12, 13).
 
El texto nos enseña tres aspectos importantes:
1.-
 La oración formaba parte fundamental de las acciones diarias del Señor Jesús.
2.-
 Pasaba largas horas delante de Dios el Padre en oración.
3.-
 No tomaba ninguna determinación
como aquella de escoger a sus discípulos
sin antes orar. El Evangelio también registra el hecho de que el Señor Jesús comenzaba su jornada diaria con oración. También apreciamos en la Biblia que terminaba sus actividades cotidianas  yendo a la presencia del Padre:
 
“En
 seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo
” ( 
 Mateo 14:22, 23).
¿Ha comprendido la enorme importancia de la oración? Ahora es probable que tenga un interrogante
¿Por qué cosas debemos pedir? 
 Una pregunta de suma importancia. Si bien es cierto, en la Escritura encontramos que Dios conoce cuáles son sus necesidades y las mías, no estamos exentos de ser específicos en nuestras oraciones. Pueden ser por crecimiento espiritual, salud, provisión financiera, paz para nuestro ser, la conversión de un familiar y que el Señor te revele cuál es Su plan para tu vida, entre otras.  Aquí hay tres elementos que debes conocer. Se trata de los tipos de oración:
1.- Oración general.-
 Cuando tú hablas con Dios y le refieres todo lo que concierne a tu  vida, tus necesidades y la petición que tienes de ayuda. También puede estar orientada a expresar gratitud a Aquél que todo lo puede.
2.- Oración de intercesión.-
 Cuando nuestras oraciones son a favor de otras personas: por su conversión a Cristo Jesús, por sanidad física, por provisión financiera etc.
3.- Oración de guerra espiritual.-
 Se trata de un elemento trascendental. Cuando hacemos Guerra Espiritual a través de la oración, resistimos a Satanás, atamos su poder y recobramos el territorio que nos ganó por causa del pecado del hombre. No es otra cosa que extender el Reino de Dios con poder. También, mediante ese tipo de oración, procuramos que Dios nos fortalezca cuando vienen tentaciones y asedios de parte de nuestro enemigo espiritual: Satanás.
4.- Oración de clamor.-
 Cuando nos humillamos delante del Señor para elevarle una petición específica. Oramos intensamente hasta tanto vemos una respuesta. En algunas ocasiones nuestras oraciones van acompañadas con ayuno.
¿Qué cosas estorban nuestras oraciones?
 
¿Has escuchado frases como: “A pesar de mis oraciones parece que Dios no me escucha?”?
Sin duda que sí. En tales casos pueden estarse manifestando impedimentos a la oración. Te preguntarás, ¿por qué ocurre? Hay varios aspectos que describimos a continuación.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->