P. 1
Defendiendo La Divinidad Vance Ferrell

Defendiendo La Divinidad Vance Ferrell

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,166 |Likes:
Published by edgardosagarra

More info:

Published by: edgardosagarra on Aug 18, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/06/2013

pdf

text

original

 
Pág. 1
Defendiendo la Divinidad
Índice
1.- En el Comienzo012.- Introducción a la Controversia sobre la Divinidad…………………………………….183.- Hechos Escriturísticos Acerca de la Verdadera Divinidad..194.- La Ensanza Calica Romana Acerca de la Trinidad………………………………305.- Nuestros Pioneros se Opusieron al Error de la Trinidad………………………………346.- Nuestras Declaraciones Doctrinales…………………………………………377.- Hechos Bíblicos Adicionales Acerca de la Divinidad de Cristo.408.- Hechos Bíblicos Adicionales Acerca de la Eternidad de Cristo.459.- La Divinidad y la Eternidad de Cristo en el Esritu de Profea……………….4810.- Tópicos Especiales Acerca de Cristo5111.- La Divinidad del Espíritu Santo en la Biblia..5412.- La Divinidad del Esritu Santo en el Espíritu de Profea…………………………6113.- Los Pasajes Principales Acerca del Esritu Santo………………………….6614.- Los Pronombres del Esritu Santo………………………………………………….7415.- Un Padrón de Engaño…………………………………………………….7616.- El Peligro de Rechazar el Esritu Santo…………………………………………….7817.- Consejos Importantes…………………………………………………….8018.- Religiones que Niegan la Deidad de Cristo y del Espíritu Santo……………………87
En el Comienzo
Preparándose para la Crisis.-
Debemos volver mucho, mucho en el tiempo. Más atrás de la creación de nuestro mundo. Aun másatrás. Más atrás de la caída de Lucifer, de la creación de los ángeles, y de todos los mundos. Hasta elcomienzo.¿Pero cómo puede haber un comienzo? No puede haber. Con la existencia de la Divinidad, no puedehaber un comienzo. Pero en el lenguaje humano. Es así como tenemos que describirlo.“En el comienzo, Dios creó el cielo y la tierra” (Gen. 1:1). El punto cuando Dios creó esto o aquellofue apenas su comienzo. Pero antes de eso, ya había tiempo. Tiempo para que la Divinidad pensara y planificara.Porque todo fue planificado. Encontramos ese maravilloso diseño en todo lo que nos rodea, desde lamayor galaxia hasta el más pequeño átomo. Todo fue cuidadosamente planificado.La salvación también fue planificada.Este libro trata acerca de la Divinidad. Está escrito para explicar la verdad de la Biblia y del Espíritu deProfecía acerca del Padre, Hijo y del Espíritu Santo, y para disipar las falsas nociones acerca de ellos.(En este libro la “Divinidad” es considerada una palabra plural; de tal manera que “ellos” y “los” sonusados como pronombres personales).La Divinidad es tan majestuosa, tan gloriosa, tan maravillosamente abrumadora, que Ellos no merecenser colocados en pequeñas categorías, tal como lo hacen los seres humanos, limitando Sus poderes, re-diciendo Sus habilidades, y acortando Su existencia.Felizmente, tenemos una abundancia de verdades acerca de la Divinidad en la Biblia y en el Espíritu deProfecía. (Probablemente usted encontrará más a respecto de esto en este libro, que en cualquier otro li- bro).
 
Pág. 2
Pero, infelizmente, existe una gran cantidad de errores acerca de la Divinidad. Este libro lo ayudará aentender los errores básicos de aquellas teorías y la evidencia de las Escrituras que los refutan.Al parecer hay puntos de vista conflictivos, los cuales son difíciles de resolver. El Hijo es sumiso al Pa-dre; pero Él es igual al Padre. Él viene obedientemente del Padre; pero es totalmente Dios. Se dice queÉl fue “engendrado”; pero Él ha existido siempre.El Espíritu Santo es a veces enviado por el Padre; pero, otras veces, es enviado por el Hijo. Él es un Es- píritu de amor; pero es un ser real. Nunca se nos dice que le oremos a Él; pero es totalmente Dios. Es elnuevo Consolador; pero ha existido eternamente.¿Cómo podemos reconciliar todo esto? ¿Cuál es la respuesta?Aquí está la causa primaria de la confusión en las mentes humanas:
las personas confunden la natura-leza de la Divinidad con Su obra
. Al aprender de la misión individual de cada miembro para salvar lahumanidad, somos tentados a imaginar que Sus actividades individuales y Su obra por la humanidad
explican la naturaleza y los atributos internos de cada uno de Ellos
.Aun cuando estamos limitados debido a nuestro lenguaje, al identificar cada miembro de la Divinidad,en este libro, hablaremos de Ellos como el Padre, el Hijo o Cristo, y el Espíritu Santo. El problemaaquí es que estos nombres identifican Su obra, no Su naturaleza.
 En naturaleza
, cada uno es completamente divino, completamente Dios, auto-existente, igual en cadaaspecto a los demás, y totalmente eterno, tanto en el pasado como en el futuro.
¿Y cuál es Su obra?
Bien, para entender mejor eso, necesitamos volver en el tiempo.Al volver por las edades sin fin, finalmente llegamos al tiempo cuando no había nada. Excepto la Divi-nidad.Y ellos estaban pensando.Tenían mucho en que pensar; pero, afortunadamente, el pensar y llegar a conclusiones totalmente preci-sas les era fácil, más rápidamente que el destello de un instante.Aun cuando ellos aun no habían creado ninguna criatura, ellos ya sabían que vendría una rebelión.Ellos lo sabían todo.“Dios tenía un conocimiento de los sucesos del futuro aun antes de la creación del mundo. No hizo quesus propósitos se amoldaran a las circunstancias, sino que permitió que las cosas se desarrollaran y pro-dujeran su resultado. No actuó para causar un cierto estado de cosas, sino que sabía que existiría unacondición tal. El plan que debía llevarse a cabo al producirse la defección de cualquiera 1082 [uno] delas elevadas inteligencias del cielo. . . es el secreto, el misterio que ha estado oculto desde hace siglos.Y según los propósitos eternos se preparó una ofrenda para que hiciera precisamente la obra que Diosha hecho a favor de la humanidad caída (ST, 25-03-1897)”.
6CBA:1082
.“La Divinidad se conmovió de piedad por la raza humana, y el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se en-tregaron a sí mismos para realizar el plan de redención”.
Consejos Sobre Salud:222; La MaravillosaGracia:190
.Aquella futura rebelión contra el gobierno divino, desde el comienzo hasta el fin, sería la única grancrisis de las edades. Muchos mundos serían colocados en peligro. Muchos ángeles se perderían. mu-chos seres humanos serían salvados para tomar su lugar.La Divinidad tenía mucho en que pensar. ¿Qué podría ser hecho para salvar la mayor cantidad de ánge-les y de hombres? ¿Qué debiera ser hecho para proteger eternamente a todo el universo, de tal maneraque todos estuviesen tan convencidos del amor y de la bondad de la Divinidad, que el pecado no se le-vante nuevamente?En aquel distante pasado, mucho antes que surgieran los ángeles y los hombres, se trabajó en la deci-sión de lo que se iba a hacer. ¿Y no esperaría usted un plan bien trabajado? Si los más pequeños objetosde la naturaleza, en diseño y funcionamiento, son cuidadosamente planeados, ¿no esperaría usted que elrescate del universo de los rebeldes también sería cuidadosamente planeado? Fue un ‘plan’ cuidadosa-mente pensado. Es el plan de la redención.
 
Pág. 3
“Los que están oprimidos por un sentimiento de pecado, recuerden que hay esperanza para ellos. Lasalvación de la raza humana siempre ha sido el propósito de los concilios del cielo. El pacto de miseri-cordia fue hecho antes de la fundación del mundo. Ha existido desde toda la eternidad, y es llamado el pacto eterno. Tan ciertamente como nunca hubo un tiempo cuando Dios no existiera, así tampoco nuncahubo un momento cuando no fuera el deleite de la mente eterna el manifestar su gracia a la humanidad(ST, 12-06-1901)”.
7CBA:946
.“El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, los tres santos dignatarios del cielo, han declarado que ellos for-talecerán a los hombres para vencer a los poderes de las tinieblas. Todas las instalaciones del cielo es-tán comprometidas con aquellos que a través de sus votos bautismales han entrado en un pacto conDios”.
5CBA:1110
.Es maravilloso ser amado. Y la cita anterior (ver también 7CBA:934) revela que hace mucho tiempoatrás, en ‘los consejos del cielo’, la Divinidad ya estaba queriendo salvarlo a usted. Ellos lo aman pro-fundamente. Desde hace tanto tiempo como es la existencia de la Divinidad, y ellos han existido desdesiempre. ¡A lo largo de todo ese tiempo, ellos han estado planificando salvarlo a usted!Ese plan tiene que incluir el convencer a todo el universo de que la Deidad es puro amor. Pero habíauna tremenda barrera en el camino que conducía a ese objetivo. ¿Cómo podría un poder masivo y unamente inconmensurable mostrarle a frágiles criaturas, tales como los ángeles y las personas, el otrolado de la Divinidad, Su naturaleza interna de absoluta dulzura, bondad y tierno amor?Este era un problema importante. Pero la Divinidad puede resolver fácilmente todos los problemas. Aseguir consideraremos cómo esto fue hecho.Aquí, debiera ser mencionado que este capítulo va a relacionar todos los hechos que se nos han dado enlas Escrituras acerca de la naturaleza y de las actividades de la Divinidad, y las declaraciones aparente-mente conflictivas relacionadas con su naturaleza y obra. ¡Se nos ha dado la posibilidad de defender alos mejores Amigos que jamás hayamos tenido, los cuales no merecen que dos tercios de ellos sean ex-cluidos de la pasada eternidad y un tercio sea excluido de su existencia!¡Y une delicadamente las piezas del puzzle, especialmente cuando reconocemos que la confusión en al-gunas mentes es primariamente causado cuando los hombres asumen que las actividades de la Divini-dad revelan su naturaleza!Volvamos ahora a aquel distante pasado.Los tres miembros de la Divinidad tenían que encontrar una manera de resolver tres problemas inheren-tes:El primer problema era que la Divinidad tenía un inmenso poder, autoridad e intelecto. Los ángeles, loshabitantes de los otros mundos, y los seres humanos en la tierra, tendrían mucha dificultad en relacióncon Ellos y para amarlos. Aun cuando yo quiero a los pequeños animales salvajes que viven cerca demi casa de campo, ellos viven con un constante miedo hacia mi. Ellos reconocen que yo parezco poseer inmensas habilidades y poder, los cuales ellos no consiguen comenzar a entender, ellos están aprehensi-vos.La Divinidad reconoció que ellos enfrentarían después este mismo problema cuando crearan seresgrandemente subordinados. ¿Cómo podrían expresarles la inmensa profundidad de Su amor a esas cria-turas y convencerlas de aquello?El segundo problema era el hecho de que habían tres personas en la Divinidad. Es difícil identificar atres líderes. Piense en eso durante un momento. (Por ejemplo, ¿cómo el hombre caído le oraría a tresDioses?). Había una necesidad de un padrón especial, de tal manera que los seres humanos viesen unsolo Dios soberano como Señor de todos en sus vidas.El tercer problema era que cada uno de los miembros de la Divinidad necesitaba un nombre definido através del cual Sus criaturas pudieran identificarlo y que lo pudieran entender, aunque fuese solo par-cialmente. Tenga en mente que cada uno era completamente divino con todos los poderes de los otrosdos; pero aun así, necesitaban nombres separados.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->