Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LA ÉTICA DE SANTO TOMÁS

LA ÉTICA DE SANTO TOMÁS

Ratings: (0)|Views: 163|Likes:
Published by jose martinez

More info:

Published by: jose martinez on Aug 20, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/30/2013

pdf

text

original

 
La Ética de Santo TomásIndice1. Introducción2. Ética De Santo Tomás3. Bibliografía1. Introducción
En santo Tomás la ética constituye una parte fundamental de su obra. Paraéste, la ética no es un apartado más dentro de su pensamiento, no es unaccesorio del resto de la obra como en otros pensadores, sino que suponeuno de sus puntos básicos de reflexión.Por otra parte me identifico con los aspectos y elementos de moralidad quesanto Tomás expone y que hoy en día observamos que se han perdido ocuando menos se han deteriorado hasta convertirlos en valoresprescindiblesEn santo Tos encontramos como ejes sobre los que giran suspensamientos: el bien en todo ser y el obrar del mismo según la naturaleza,siendo, en el caso del hombre, la naturaleza racional y por tanto la supremanorma ética. En segundo lugar, elementos de moralidad que nos describencomo debe ser una acción buena: el hecho y el fin deben ser buenos asícomo las circunstancias. La virtud como hábito bueno que se forma por larepetición de actos del mismo tipo, y cuyas semillas existen en todo hombre.La ley natural de la cual derivan los "diez mandamientos" y la ley moral queDios ha impreso en el corazón de cada uno. En definitiva, el bien común esla aspiración de toda ley.Son todos estos aspectos que trascienden la época de santo Tomás y queposeen valor tanto en nuestros días como en el contexto histórico de suépoca. Es más, creo que especialmente hoy debemos tener en cuenta asanto Tomás y su concepción de la ética.
2. Ética De Santo Tomás
La ética de Santo Tomás gira en torno al concepto de bonum. El bonumpresenta un doble respecto, uno óntico y otro personal. En ambos es elbonum un principio ético.Ser y valoEl bonum surge prendido al ser, coincidente con el ser. En realidad bien yser son idénticos. Tan sólo añade el bien al ser un especial matiz, la relacióncon el fin y la tendencia a él. Santo Tomás ve en la consecución de lospropios fines de la naturaleza y de su obrar, las virtudes específicas y el
 
valor de cada ser. "La bondad de cada ser consiste en que se comporteconforme a su naturaleza" (Summa theologica; De virt. in com).El "bonum" humano. Puesto que el hombre posee una especial naturaleza yun agere correspondiente a este esse, el bonum humano, estará en quecada hombre particular sea y obre como corresponda a la esencia y a laidea de hombre. La naturaleza común humana constituye, pues, el principioóntico de la moral. No es esto un materialismo ni un naturalismo, o unasimple moral de bienes, pues ya en la antigüedad entendió siempre lanaturaleza humana ideal, y así lo entiende santo Tomás, quien toma lasideas de la mente de Dios. "De Dios tienen las naturalezas lo que son comonaturalezas, y en tanto son ellas defectuosas en cuanto se apartan de losplanes de su dueño que las ha ideado" (Summa theologica). Y cuandosubraya que por naturaleza humana debe entenderse la racional, viene aexpresar lo mismo; porque sólo mediante la razón superamos lo sensible ennosotros y llenamos un orden ideal. La ratio recta es aquí la concienciamoral. Por ello cae la lex naturalis, como principio de la moralidad humana,bajo el principio aún superior de la lex aeterna. De ella participa nuestrahumana naturaleza en cuanto a racionalDios y el bien. Tenemos aquí una moral teónoma. Dios es aquí todo loopuesto a un dios extraño, caprichoso; ni tampoco se coloca a Dios en labase de los valores como una idea kantiana, al modo de como se entiendemodernamente, que no sabe uno cómo y por qué ello ha de ser así, sinoque es Él, Dios, el ser por el cual somos lo que somos, nuestro ser ynuestro bien.Bien personalEl "habitus principiorum". Desde que Kant presentó el valor moral como algoy originariamente personal, como lo que impone respeto, en oposición a loutilitario y deleitable, y el imperativo categórico como algo irreducible a otraanterior categoría, se sentiría uno inclinado a mirar la fundamentaciónescolástica de la moral en el ser y en Dios, último fundamento del ser, comouna desvirtuación de lo específicamente moral. Sin embargo, sería ello undeclarado desconocimiento de la realidad. La fundamentación de la moralen el ser y en Dios es metafísica y toca a la radio essendi; no puederesolverse en una pura fenomenología de lo ético y de su primera captaciónen la ratio cognoscendi. Este lado del problema ético es considerado por santo Tos en el contexto de la teoría del habitus principiorum.Apriorismo ético. Y con ello apunta santo Tomás exactamente a lo mismoque Kant quiere determinar con su indeducibilidad del imperativo categóricoy la moderna teoría axiológica con su apriorismo de los valores. Así comoen el terreno teorético hay axiomas evidentes por sí mismos, supremasreglas del pensar, así tambn se dan en el terreno ético semejantesprincipios; son verdaderos principios, es decir, algo primitivo e
 
indemostrable. Se dan en la naturaleza humana, o más exactamente en suran y en su natural recto uso; los lleva consigo en su mismo se(impressae); son patentes a todos los hombres y encierran una participacióndel valor y de la verdad de Dios.Ley natural. Santo Tomás la define como la "participación de la ley divina enla criatura racional" (Summa theologica). Otra expresión que traduce lafundamental conciencia natural del valor es el concepto de "sindéresis", muymanejado por los escolásticos, así como otro concepto, corriente entre losmísticos, de "centella del alma" (scintilla animae). El supremo principio oaxioma ético reza así: "Se ha de hacer el bien y evitar el mal". Cuando seaplican los principios a casos particulares la sindéresis se convierte en laconciencia (recta ratio). Filosóficamente considerada ha significado siemprela conciencia un apriorismo ético. Indicadores para el descubrimiento delbonum humano son las tendencias originarias y esenciales de la naturalezahumana (naturales inclinationes), que son orientaciones, unas simplementevitales, otras espirituales y morales. En la práctica la cosa va por otrocamino. Es evidente que santo Tomás, para quien el contenido de la leymoral coincide con el Decálogo, al descubrir y delinear el contenido de estaley moral, no ha perdido de vista la revelación.Ideal humano. Surge entonces el concepto de naturaleza humana ideal. Enel plano filosófico no sabemos de antemano lo que corresponde. Sólo en elorden ontológico del ser es la naturaleza humana ideal algo "anterior", apartir de lo cual hay que deducir y fundamentar nuestra conductacorrespondiente. En el orden del conocimiento, sin embargo, nosencontramos siempre ya en marcha y tenemos que buscar a posteriori, concierta regresión, el contenido de este ideal humano y ponerlo en fase derealización. Pero nuestra marcha no es con todo un caminar sin rumbo;poseemos en nuestro espíritu un judicatorum del bien y del mal moral, quedicta a todo hombre y en todas las situaciones con tono de "principio", esdecir, de algo último en orden del conocimiento, indeducible, y por ello conuna inmediatez categórica, lo que cuadra y lo que no cuadra con la leymoral. Señala también la forma precisa ético-moral en que ha de vaciarse laplenitud de la propia vida individual; pues ndose ideas aun de loindividual, se han de dar tambn las ideas de todos los individuos.En la Secunda Secundae, gran tratado de las virtudes, dibuja santo Tomásla estampa ideal del hombre en una forma que revela haber sido conducidasu pluma tanto por el letrado como por el santo. Podríamos sacar hoy de sudoctrina sobre las virtudes una excelente teoa de los valores,fenomenológicamente elaborada. Las virtudes del corazón del hombre queallí se ensalzan, transparentan la vocación y la grandeza del hombre engeneral, y dejan abierto a cada uno en particular el camino para convertirseen una persona que se conquiste el respeto de los otros.Libertad. Presuposición básica de toda la ética de santo Tomás es la libertad

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
juanjoanst liked this
mindiola liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->