Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
57Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Unidad 2 - Roudinesco - La Familia en Desorden - Cap 1 Dios Padre

Unidad 2 - Roudinesco - La Familia en Desorden - Cap 1 Dios Padre

Ratings: (0)|Views: 7,029|Likes:
Published by damian-m

More info:

Published by: damian-m on Aug 24, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

08/12/2013

pdf

text

original

 
LA FAMILIA EN DESORDEN
 – 
CAPITULO 1:
DIOS PADRE
 
 
LA FAMILIA EN DESORDEN
 – 
CAPITULO 1:
DIOS PADRE
 
1. Dios padreComo es sabido, en 1956 Claude Lévi-Strauss señalaba:La vida familiar está presente en prácticamente todas las sociedades humanas, incluso enaquellas cuyas costumbres sexuales y educativas están muy distantes de las nuestras. Tras haberafirmado durante alrededor de cincuenta años que la familia, tal como la conocen lassociedades modernas, no podía ser sino un desarrollo reciente, resultado de una prolongada y lenta evolución, los antropólogos se inclinan ahora a la opinión contraria; a saber, que lafamilia, apoyada en la unión más o menos duradera y socialmente aprobada de un hombre,una mujer y sus hijos, es un fenómeno universal, presente en todos los tipos de sociedades
1
.El carácter de fenómeno universal de la familia, que supone por un lado una alianza (el matrimonio) y porotro
una filiación 
(los hijos), radica entonces en la unión de un hombre y una mujer, es decir, un serde sexo masculino y otro de sexo femenino.
2
 Luego de subrayar que la universalidad de la familia se basa en esta concepción naturalista de ladiferencia de los sexos, Claude Lévi-Strauss corrige el posible efecto dogmático de la adhesión a esaevidencia agregando que para la creación de la familia es necesaria otra condición: la existencia previa,dice, de "otras dos familias, una dispuesta a proporcionar un hombre, y otra, una mujer, que gracias a sumatrimonio darán origen a una tercera, y así indefinidamente". Esta precisión nos lleva a advertir laposibilidad de dos enfoques del fenómeno familiar. El primero, sociológico, histórico o psicoanalítico,privilegia el estudio vertical de las filiaciones y generaciones insistiendo en las continuidades o distorsionesentre los padres y los hijos, así como en la transmisión de los saberes y las actitudes, heredados de unageneración a otra. El segundo, más antropológico, se ocupa sobre todo de la descripción horizontal,
estructural
o comparativa de las alianzas, y subraya que cada familia proviene siempre de la unión -y porlo tanto de la fragmentación- de otras dos. En un caso utilizaremos sin dudar la palabra "familia"; en elotro, hablaremos de "parentesco"
3
.
1
Claude Lévi-Strauss, "La farfulle", en Raymond Dellour y 
Catherine
Clément (comps.), Claude Lcvi-Strauss. Tcxtes
de et 
sur ClaudeLévi-Strauss, París, Gallimard, 1979, p. 95. Cf. también Jack Goody: "En la historia del género humano no se conoceprácticamente ninguna sociedad en la cual la familia elemental (nuclear) no haya cumplido un papel importante, en la inmensamayoría de los casos como grupo residente en la misma casa" (La
Famille en 
Europe, París, Seuil, 2001, pp. 12-15 [trad. esp.:
La familia europea,
Barcelona, Crítica, 2001|). Desde los primeros estudios de Herodoto se enumeraron en el mundo entre cuatro mil y cinco mil sociedades. En todas ellas está presente la familia conyugal.
2
En este aspecto, Francoiseéritier se ubica en filiación directa con la enseñanza de su maestro, Claude Lévi-Strauss, cuandoafirma que "la observación de la diferencia de los sexos está en el origen de todo pensamiento, sea tradicional o científico". Alo cual agrega que existe una dominación ancestral, de lo masculino sobre lo femenino, que sólo pudo "quebrarse en el sigloXX con la aparición del control de la fecundación por parte de las mujeres"
(Masculín/féminin.
IM 
l'cnséc de Li difference,
París, Odile Jacob, 1996 [trad. esp.: Masculino/femenino:
el pensamiento de la diferencia,
Barcelona, Ariel, 1996]).
3
Claude Lévi-Strauss, "Préface", en André Burguiére, Christiane Klapiscli-Xuber, Martine Segalen y François Zonabend(comps.), Histoire de Lifamiüe (1986), vol. 1, París, GLF, col. "Références", 1994, p. 10 [trad esp.: Historia de la familia, 2 volúmenes, Madrid, Alianza, 1988]. En el resto de la presente obra utilizo ambos tcnninos en ese sentido.
 
LA FAMILIA EN DESORDEN
 – 
CAPITULO 1:
DIOS PADRE
 
Como quiera que sea, citamos también a Lévi-Strauss, "lo que diferencia realmente al hombre delanimal es que, en la humanidad, una familia no puede existir sin sociedad, es decir, sin una pluralidadde familias dispuestas a reconocer la existencia de otros vínculos al margen de los lazos de laconsanguinidad, y que el proceso natural de la filiación sólo puede proseguir a través del proceso socialde la alianza".
4
De allí se derivan, por un lado, la práctica del intercambio,
5
que define el modo deestablecimiento de los lazos matrimoniales entre los grupos sociales -y en especial la circulación de lasmujeres-, y por otro, la necesidad de la prohibición del incesto, la cual supone que las familias "sólopueden aliarse unas a otras y no cada una por su cuenta, consigo misma".
6
 El carácter necesario de esta prohibición para la constitución de la familia se debe a que, más allá dela primacía natural inducida por la diferencia sexual (la unión de un hombre y una mujer), intervieneotro orden de realidad que, esta vez, no compete a un fundamento biológico. En efecto, si la instituciónde la familia se apoya en la existencia de una diferencia anatómica, también supone, en igual medida, laexistencia de otro principio diferencial cuya aplicación asegura, en la historia de la humanidad, el pasode la naturaleza a la cultura. En consecuencia, el interdicto del incesto es tan necesario para la creación deuna familia como la unión de un sexo masculino a un sexo femenino.Construcción mítica, el interdicto está ligado a una función simbólica. Es un hecho de cultura y delenguaje que prohíbe en diversos grados los actos incestuosos, justamente debido a que existen en larealidad. Por eso permite diferenciar el mundo animal del mundo humano, al arrancar una pequeña partedel hombre a ese continuum biológico que caracteriza el destino de los mamíferos. En esas condiciones, lafamilia puede considerarse como una institución humana doblemente universal, porque asocia un hecho decultura, construido por la sociedad, a un hecho de naturaleza, inscripto en las leyes de la reproducciónbiológica. Conviene señalar, sin embargo, que si bien la prohibición del incesto (entre madre e hijo y padre ehija) parece ser, con algunas excepciones,
7
una de los grandes invariantes de la doble ley de la alianza y lafiliación, no siempre se la interpretó de la misma manera según las sociedades y las épocas.
8
Así, elcasamiento entre parientes cercanos (primos, primas, hermanos, hermanas, cuñadas etc.) fue ampliamente
4
Ibíd., p. 119. Cf. también Francoise Héritier, L'Exorcice de la (tárente, París, üallmvard/Seuil, col. "Hautes études", 1981
5
La noción de intercambio asumió una gran importancia en antropología desde la publicación del "Essai sur le don: forme etraison del échange dans les sociétés arcba'íqucs", de Marcel Mauss, en Socíologie et anthropologie, París, PUF, 1950 |trad. csp.:Sociología y antropología, Madrid, Tecnos, 1979), Véase también Claude Lévi-Strauss, Les Structures élementaires de lapárente (1949), París, Montón, 1967 (trad. esp.: Las estructuras elementales del parentesco, Barcelona, Paidós, 1993).
6
 
Francoise Héritier, Masculin/Feminim. ob. cit., p. 119
 
7
 
Cf. Christian Jambet, "Múrale de l'inccste et inceste moral. L'Iran mardéen", La Rcvue des Dcux Mondes, mayo de 2001, pp.124-130
 
8
 
Cuando se habla de la universalidad de la prohibición del incesto, se alude en general al incesto entre ascendientes y descendientes (padre/hija, madre/hijo) y no a las otras formas de relaciones incestuosas, no incluidas en la misma prohibiciónen la totalidad de las sociedades humanas. En las sociedades democráticas de nuestros días, el acto incestuoso entre adultos esreprobado y siempre se vive como una tragedia y, por lo tanto, como un interdicto "interiorizado"; pero no se castiga comotal si ninguno de los involucrados hace una denuncia. Sólo se sancionan la pedofilia (incestuosa o no), la corrupción demenores, la violación, el exhibicionismo o el atentado al pudor. La ley prohibe el matrimonio incestuoso y no se admite filia-ción alguna para el hijo nacido de una relación semejante. Sólo puede reconocerlo la madre, si lo declara de padredesconocido.

Activity (57)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
malajolka75 liked this
Juan Carlos liked this
mariainesmail liked this
elsaschwarz6227 liked this
jorgesiles liked this
jorgesiles liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->