Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
17Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Paul McCartney [PLAYBOY Interview]

Paul McCartney [PLAYBOY Interview]

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,983|Likes:
Published by Jorge Escudero

More info:

Published by: Jorge Escudero on Aug 26, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/29/2014

pdf

text

original

 
ENTREVISTA
y
una entrevista con un ex-beatle
y
su esposa, en
la
que
nos
hablan con gran sinceridad
de
la
ruptura del grupo,
de
la
muerte
de
lennon,
de
yoko ano,
de
su vida, su dinero
y
su
música
Erase
una
vez)
allá en
los
sesentas)
una
asociación que) además de ser elcorazón de
un
increfble :;onjunto de
rack)
creó
un
número
inusitado de can
ciones)
buenas
.y
de éxito) en
un
estallido de creatividad pocas veces visto en el
mundo
de la música moderna. Unaasociación
formada por
dos
personasque
se
amaban
y odiaban a
un
tiempo.Una de las
dos)
john
Lennon) lleva
muerta
casi
cuatro años.
La
otra)
Paul
McCartney) !ras toda
una
vida apareciendo en las primeras páginas) siguesiendo
un
enigma
en
muchos
aspectos)
pues
siempre
fue
el Beatle que hablabamás y decía menos. Por
eso)
cuando laperiodista independiente
Joan
Good·
man,
que llevaba
un
año
manteniendo
periódicas charlas informales con
Paul
.y
su mujer Linda)
se
ofreció a concretarlas en
una
entrevista
para
nuestrarevista) aceptamos de inmediato.
Pero)
veamos las breves biografías denuestros entrevistados:
Paul
nació el
18
de
junio
de
1942
y
es
hyo de
un
tratante en algodón y
una
enjermera.
Su
padre
jue
un
músico afiCionado
.y
su madre
murió
cuando él tenía
14
años. A
los
1 5
comenzó a escribir canciones
.y
conoció
ajohn
Lennon)
unién-
dose
al grupo de
éste)
los
Quarrymen)aportando al mismo
una
cierta técnica)
pues
el
padre de
Paulle
había enseña
do
armonía. Se consideraba que
Paul
y
john
eran las
dos
caras de
una
mismamoneda:
john
duro y
ácido)
Paul
blan
do
.y
sentimental. Y si bien
Lennon
erael líder del grupo que
los
llevó a la
jama)
los
Beatles) McCartney era la
fuerza
que
lo
arrastraba.
En
1969)
unos días antes de que
Lennon
se
casase con Yoko Ono)McCartney
lo
hizo con
Linda
Eastman)
una
fotógrajo de
Nueva
York especializada en el
rack)
que ya tenía
una
hya)H eather)
de
un
primer
y breve matrimonio.
Hya
de
un
abogado
jamoso
(y
equivocadamente tomada
por
una
delas herederas
de
la
fortuna
de la East
man
Kodak))
Linda
se
convirtió en lafotógrafo
de las
grandes estrellas del
rack.
McCartn~y
adoptó a Heather) tras
lo
que la pareja tuvo
doshijas)
Mary
.y
Stella y
un
hijo)
james.
Linda
constru.yó alrededor de su
jamilia una
vida
«ordinariw»)
medio rural (tienen gran
des
terrenos en Sussex
.y
Escocia) mediourbana)
mantenida por
la gran
fortu
na
del músico. Tras
un
año de nohacer
nada
después de la
ruptura
de
los
Beatles) McCartney
«se
dio
una
bo-
fetada a
mismo» y
formó
un
nuevoconjunto)
los
Wings) haciendo con él
lo
que había querido hacer con
los
Beatlesen el
momento
de la separación: darconciertos
y
hacer giras. A pesar de lasquejas
de
sus colaboradores
por
el carácter
mandón
de
Paul
.y
la
jalta
deexperiencia de L inda) el grupo conoció
un
gran éxito.
En
estosdías)
los
McCartney vuelvena ocupar las páginas de la prensa
por
sus apariciones promocionando la película
Give M
y
RegardstoBroad
Street,
escrita
porPaul
y en la quetanto
él
como su esposa
Linda
tienenpapeles estelares.Y esta
es
la entrevista que la periodista tuvo) en diversas sentadas y luga
res)
con
un
hombre
que)
habiendo sido
un
mito en la música moderna) suporemontar su peor
momento para
volvera encontrar
un
lugar en el
panteón
delosjamosos.
Aunque sujamilia
sabe
se-
parar al
Paul
McCartney superstar del
Paul
McCartney hombre: «En
casa)
Paul
es
papu»)
dice Linda) (pero cuando
james
lo
ve
por
la
tele)
dice:
~~hí
está
Paul
M
cCartnei)).
"Me
hubiera
gustado
que
losBeatles
no
se
hubieran
sepa-
rado
jamás.
Yo
quería
que
volviésemos
a
encontrar
nuestra forma, volviésemos
a
hacer
música"."Estaba en
un
hotel japonés
con los niños, sin
saber
lo
que
iba
a
pasar. Estaba tanasustada
por
Paul,
no
sabía
1'0
que
le
podían
estar
ha-
ciendo"."Lo
cierto
es
que jamás
me
llevé
bien
con Yoko. FueJohn
quien
se
llevóbien
conella. Solo
he
empezado
a
co-
nocerla
tras la
muerte
de
John"."No tenemos todos esos
mi-
llones que dicen los
periódi-
cos.
Lo mucho que
Paulgana
es
una
de
las cosas
quesiempre
aparecen en las co-lumnas
de
chismes".
21
 
t
PLAYBOY:
Han
pasado
casi
cuatro
¡
años desde
que murió
John
Lennon
y
!:
nnoha
hablado
en
serio
de su
re
;:¡
lación
con
él y
de lo
que
significó su
5111
muerte para
usted. ¿Puede hacerlo
ya?
PAUL:
Es
...
es
demasiado
difícil.
.
es
di
fícil
hablar de
eso.
Siempre
he
pensa
do que,
si
quería
decir
algo
de
J
ohn,tendría
que
pasar
días
hablando
de
él,y
contarlo
todo. O
no
decir
nada.
LINDA:
Opino
igual.
PAUL:
que
a
George
y
Ringo
les resulta imposible
hablar de
ello.
PLAYBOY:
¿Cómo
se
enteró
de
la
muerte
de
John?
¿Cuál fue
su
prime
ra
reacción?
PAUL:
Mi
manager
me
llamó
a prime
ra hora
dela
mañana.
Lindahabía
llevado a los niños a
la
escuela.
LINDA:
Volví
de
llevarlos, vi la
cara de
Paul y
..
iuffl, fue
horrible
..
n
ahora,cuando pienso
en
ello
..
PAUL:
Era
una
locura. Dijimos lo
quetodo
el
mundo
decía, nos
parecía
ho
rroroso.
Fue
como
lode
Kennedy.
El
mismo
momento
de
horror,
ya sabe.
Uno
no
puedeaceptarlo,
al
menos
yo
no
pude. Ni
puedo.
LINDA:
A
todosnos
dejó
anonadados
para
el
restode
nuestra
vida.
Nuncalograremos comprenderlo.
PAUL:
Vimos las noticias
por
la tele,
sentados con
los niños, y nos
pasamostoda
la
tarde
llorando.
Realmente,
no
podíamos
aceptarlo.
LINDA:
Aún ahora, nos echamos
a llo
rar
cuandoescuchamos
las canciones
de
John; no podemos
evitarlo. Nos
ponemos
a llorar.
No hay palabras
.
:
creo
que
voy a
echarme
a llorar.
PLAYBOY:
¿Recuerda suúltima
conversación
con
J
ohn?
.
PAUL:
Sí,
y es
reconfortante;
es algo
que
me
consuela,
porque
creo
que
fue
muy
triste
que nunca
nos
pusiéra··
mos
a
charlar seriamente,
para
arreglar
nuestras
diferencias. Pero, afortu
nadamente para
,
la última
conversación
que mantuve con
él
por
teléfo
no
fue maravillosa y
no
tuvimos el
menor
roce. Y
podría muybien
\J.abersido
una
de
las
otras
llamadas, cuan
donos gritábamos
el
uno
al
otro
y
acabábamos
por
colgar de
golpe.
PLAYBOY:
¿Recuerda de
lo
que
ha
blaron?
PAUL:
Fue
una
conversaciónmuy
feliz
sobre su
familia y
la
mía. Estaba dis
frutando
mucho
de la
vida.
Sean
erauna
gran
par.te
de
ella. Y
pensaba
en
volver a
su carrera.Recuerdo
que
me
dijo: «iOh, Dios! Soy
como
la tía Mimí,
trasteando
por aquí
en
mi
bata,
ali
mentando
a los gatos,
cocinando
y
preparando
el té. iEsta
ama
de
casa
quiere
tener una
carrera!»
Había
lle-
22
gado
ese
momento para
él,
estaba
a
punto
de
sacar
Double
Fantasy.
PLAYBOY:
La impresión general
que
dio
usted
en
el
momento
de la
muerte
de
John,
al público, fue
de
que no
le
importaba
demasiado
y
vemos
queno
fue asÍ. ¿Es típico
en
usted
el
nomostrar
demasiado
sus
emociones,
el
guardarlas
en
su interior?
LINDA:
Tiene usted
razón, él es asÍ.
PAUL:
Cierto. Mi
madremurió
cuan
do
yo
tenía
14
años.
Es
una edad
muy
mala
para
perder
a la
madre,
pues es
cuando
uno
se
enfrenta
con
la pu
bertad
..
LINDA:
Cuando
se
están pasando
por
todos los
problemas
del crecimiento,
¿cómopuede
un
nÍllo
perder
a su ma
dre
y seguir
adelante?
PAUL:
No
es fácil.
Uno
est~
empezan
do
a
ser
un hombre,
a
mostrarse
como
un
macho. En
realidad,
esta
fue
una
de
las cosas
que
nos
unió
mucho
a J
ohn
y a mí; él
perdió
a su
madre
cuando tenía
1 7 años.
La
forma
en
que
nos
enfrentamos
con
eso, a aquella edad, fue
reírnos de
la situación
..
liLa
última
conversaciónque
mantuve
con
él
fue maravillosa.
y
podría
haber
sidouna
de
las otras,cuando
nos
colgábamos".
no en
nuestros
corazones,
pero
cara
afuera.
Era
un
pacto
entre
nosotros.
Cuando
alguien
preguntaba: «¿y
cómo
está tu
madre?»,
John
contestaba: «Murió». Sabíamos
que
aquella
persona
se iba a
sentir muy molesta
y
era como
gastarle
una
broma.
Al
cabo de
los años, el
dolor
fue disminuyendo.
Realmente,
eso
creó
un
lazo
entre
nosotros,
un
lazo
muy
fuerte,
por
lo
que
recuerdo.Luegonos
uni
mos profesionalmente
y,
cuandonosconvertimos
en
un
equipo de
escritores,
creo
que
ayudó
a
darnos
confianza y a
crear
una
intimidad
entre
no-:sotros.
Lo cierto
es
que éramos
muybuenos
compañeros
..
hasta
que
losBeatles
empezaron
a
separarse
y llegóYoko.
PLAYBOY:
y fue
entoncescuando
em
pezaron
los insultos y las peleas.
¿Cómo
se inició todo? ¿Se sintió heri
do
por
John?
PAUL:
No
se
puede llamar
herido; fue
s
bien
algo así
como
unos
viejos
amigos
que
se
separan
cuando
uno
de
ellos se casa. Se
había
enamorado
y
ninguno de nosotros
fue lo baStanteestúpido
como para
decirle: «Oh,
no
deberías estar
enamorado
de
ella».Nos
dábamos
cuenta,
pero
eso
no
dis
minuía
el
dolor
que
nos producía
el
que
nos
estuvieranechando
a
un
lado. Más tarde,
recuerdo que
dije:«Dejémosle pista libre,
démosle
tiem
po con
Yoko».
Yo
quería
que
tuvierasu hijo,
que
se trasladase a
Nueva
York,
que
hiciera todas las cosas
quequería
hacer,
aprender
japonés,
pro
bar
cosas
nuevas
..
PLAYBOY:
Pero,
en
aquel tiempo
no
lo
entendía,
¿verdad?
PAUL:
No.
Enaquel tiempo tratamosde entenderlo,
pero
lo
que
pasaba
es
que,
a
la
menor
crítica, les
hacíamos
mucho
daño.
El
otro
a
estaba
mi
rando mi
segundo álbum
en
solitario,
Ram,
y
recuerdo que
sólo
había
en
él
una pequeña
referencia
a
John.
Nos
había estado
dando
muchos
sermo
nes
y yo ya
estaba bastante harto,
así
que en una
canción
escribí: «Demasia
da
gente
que da
sermones», o algoasÍ.
Era
una pequeña
pulla
contra
John
y Yoko.
No había
nada
s
so
bre
ellos. Bueno,
estaba
.aquello
de
«Tuviste
tu
momento
de
suerte
y lo
rom
piste
en
dos»
..
LINDA:
En
la
misma
canción.
Lo
en
tendieron.
PAUL:
Pero
ellos se lo
tomaron muy
mal...
LINDA:
Creyeron
que
todo
el
álbumera
sobre
ellos. Y se
enfadaron.
PAUL:
Sí,
ese
era
el tipo
de
cosa
que
sucedía.
Hacían
un
mundo
de
una
tontería
y
nos
devolvían la
pelota
en
su siguiente disco. Entonces
nos
que-:
jábamos:
iHey,
nosotros
os
dedicamos
un
dos
por
ciento
y vosotros nos devolvéis
un
doscientos
por
ciento!»
..
era una
locura.
PLAYBOY:
En
la
mayoría de
las entrevistas
John
decía
queno echaba
a
fal
tar
a los Beatles. ¿Lo
creía
usted,
cuando
decía esto?
PAUL:
No
sé.
Creo
queera
sincero.
Al
guien
como
J
ohn
desearía
acabar
el
período
Beatles
para
comenzar
el pe
ríodo
Yoko.
No
querría que uno
interfiriese
con
el otro.
Como
estaba con
Yoko,
cualquier
cosa
de
los Beatlestendía,
inevitablemente,
a
ser
una
intrusión. Pienso
que
estaba
tan
intere
sado
en
su
nueva
vida
que no
nosechaba
en
falta.
PLAYBOY:
¿Alguna vez
tratóde
averi
guar
qué
pensaba de
eso, o
de
usted?
PAUL:
Yo
creía
que
había
algo
entre
nosotros,
pero
cuando
hablan mal
de
unoen
público, se
empieza
a
dudar.
Yo
me
decía:
«Es
puro
cuento,
a J
ohn
lo conozco
biem>,
pero
los insultos
unidos
al resentimiento...
La
cosa
He-

Activity (17)

You've already reviewed this. Edit your review.
drXaviero added this note
Gracias por compartir esta entrevista.
drXaviero liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
ChiiCa Ye Ye liked this
Ricardo Alvarado added this note
Genial la subida, lo inserto en mi blog, con los agradecimientos respectivos.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->