Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
31Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
miguel marmol

miguel marmol

Ratings:

4.0

(1)
|Views: 5,640 |Likes:
Published by ayala0777

More info:

Published by: ayala0777 on Aug 28, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/13/2013

pdf

text

original

 
suplemento cultural tres mil · diario colatino · julio 21 de 2007
Sábado 21 de julio de 2007 
l
  N
o
3511 del año
XVI
segundo centenario 
l
 www.diariocolatino.com
DIARIO CO LATINO, MÁS DE UN SIGLO DE CREDIBILIDAD
# 909
Investigación del escritor salvadoreño Pablo Benítez
HALLAZGOS Y RELECTURA CRÍTICA DEL «MIGUEL MÁRMOL» DE ROQUE DALTON
Fallece en su Rosario natal el escritor yFallece en su Rosario natal el escritor yFallece en su Rosario natal el escritor yFallece en su Rosario natal el escritor yFallece en su Rosario natal el escritor y
 
humorista argentino Roberto Fontanarrosahumorista argentino Roberto Fontanarrosahumorista argentino Roberto Fontanarrosahumorista argentino Roberto Fontanarrosahumorista argentino Roberto Fontanarrosa
El pasado jueves 19 de julio, mientras en Nicaragua se celebraba un nuevo aniver-sario del derrocamiento del dictador Somoza, en Rosario, Argentina, fallecía uno delos más monumentales íconos del humorismo gráfico latinoamericano, el escritor yhumorista Roberto Fontanarrosa, conocido entre sus amigos como «El Negro».Deja un legado hermoso, original y delirantemente divertido. Sus creaciones, elgaucho Inodoro Pereira y su elenco (hay que destacar a su perro Mendieta y a sumujer, la Eulogia) junto al brutal y despiadado Booguie el aceitoso, son los responsa-bles de la hilaridad de miles de personas a lo largo y ancho del continente, y más allá.Sus creaciones literarias no se quedan a la zaga: una docena de libros de cuentos ypor lo menos tres novelas dan cuenta de su talante creativo en donde el denomina-dor común fue siempre provocar una carcajada, robarle a la miseria ese buen gesto.Este hombre, que entre tantas cosas que hizo fuera asesor creativo del grupomusicla Les Luthiers, siempre nos hizo llorar de risa. Ahora el motivo del llanto essu partida, pero siempre habrá una carcajada esperando por nosotros enmedio desus miles y miles de textos y dibujos ya ganados para siempre al aburrimiento.
   C  a  r   i  c  a   t  u  r  a   d  e   F  o  n   t  a  n  a  r  r  o  s  a  p  o  r   E   d  u  a  r   d  o   d  e   l  o  s   S  a  n   t  o  s .
 
suplemento cultural tres mil · diario colatino · julio 21 de 2007
Ponencia presentada en el segundo encuentro e historia de El Salvador, Univesida de El Salvador
Testimonio, ficción e historiaTestimonio, ficción e historiaTestimonio, ficción e historiaTestimonio, ficción e historiaTestimonio, ficción e historiaenenenenen
Miguel Mármol.Miguel Mármol.Miguel Mármol.Miguel Mármol.Miguel Mármol.Los sucesos de 1932 en El Salvador Los sucesos de 1932 en El Salvador Los sucesos de 1932 en El Salvador Los sucesos de 1932 en El Salvador Los sucesos de 1932 en El Salvador 
 , , , , ,de Roque Daltonde Roque Daltonde Roque Daltonde Roque Daltonde Roque Dalton
PABLO BENÍTEZ
Universidad de El Salvadorpablo.benitez@ues.edu.sv
Tal vez en el futuro se den las condiciones para que Mármol y yo, o más probablemente Mármol y otros compañeros puedan llenar las lagunas, las reticencias, lasausencias y los enfoques apresurados que puedan aparecer en el texto actual.(…) sería conveniente dejar sentado que mis intenciones al recoger el material de Mármol son eminente-mente políticas, aunque en diversos momentos el material recogido se prestea enfoques históricos, etnológicos, etc.
Roque Dalton en la introducción a
 Miguel Mármol. Los sucesos de 1932 en El Salvador 
Uno de los aspectos que consi-dero más interesantes de la pro-ducción intelectual de RoqueDalton es la fuerte amalgama en-tre vida, obra y tiempo-que-le-tocó-vivir. Si hay un autor salva-doreño que haga patente las com-plejidades que involucra la rela-ción entre biografía, ideología ylabor intelectual, ese es Dalton.A pesar de que se trata de unode los autores salvadoreños másconocidos y más estudiados, aúnexisten tareas pendientes en cuan-to al análisis y al juicio crítico desu obra. Una de esas tareas es elestudio profundo del periodo queabarca los años 1966 a 1973.Durante este pasaje, Daltonconsolida su perspectiva de tra-bajo político-revolucionario y pro-duce sus libros más transgresorese irreverentes en el plano estéti-co. En esto años, sus líneas de ac-ción política concreta se entre-cruzan intermitentemente con suslíneas de creación artística.
Miguel Mármol. Los sucesos de 1932 en El Salvador 
forma parte del conjun-to de libros que Dalton produceen estos años. Se trata de un tex-to complejo, que ha despertadorecientemente el interés de estu-diosos de la literatura salvadore-ña, especialmente de Rafael Lara-Martínez, quien abrió una intere-sante discusión acerca del carác-ter genérico del libro y acerca deltratamiento que Dalton hace delrelato oral que le transmite MiguelMármol. Esa discusión es el prin-cipal detonante de mi iniciativa deinvestigación.Mi aporte consiste en efectuaruna lectura crítica del texto, unalectura que atiende tanto aspec-tos inmanentes como aspectospragmáticos, e incluye una lectu-ra comparativa con otros textosconsiderados canónicos en lascategorías testimonio y novela-testimonio, con el fin de ensayaruna clasificación genérica que res-ponda satisfactoriamente a lascomplejidades que presenta el li-bro en estudio.En la primera parte de esta pre-sentación, trataré de aproximar-me lo más brevemente posible ala vida y la producción intelectualde Dalton en el periodo que hedemarcado al principio, con elobjeto de ubicar el momento enel cual ocurre el encuentroDalton-Mármol y se comienza aproducir el texto. En la segundaparte referiré parcialmente la ar-gumentación teórica que susten-ta mis planteamientos. Al final, enel tercer segmento, intentaré darcuenta del proceso de produccióndel
Miguel Mármol 
, nivel que aúnno ha sido estudiado con la pro-fundidad debida, necesario para elestablecimiento de la categoríagenérica del libro.Queda fuera, pues, el aspectoinmanente, el análisis crítico de laspropiedades estilísticas del texto.Me refiero en esta oportunidadúnicamente al aspecto pragmáti-co, a las determinantes extralitera-rias que impulsan a Dalton a pro-ducir el
Miguel Mármol 
.
1. Bitácora de RoqueDalton: 1966-1973
Yo no creo que el trayecto exis-tencial de Dalton haya estado so-metido, digamos, a una especiede agenda de trabajo. No niegoque el escritor tenga en mente lí-neas de acción políticas muy fir-mes, y tampoco descarto que suslabores de creación estética es-tén marcadas por un hado cons-tante de experimentación, del cualél mismo es muy consciente. Sinembargo, afirmar que Dalton po-see una especie de programa in-telectual que va cumpliendo concada texto que produce es poner-se del lado de quienes ven en elpoeta un personaje novelesco, alcual se le pueden
contar las costi- llas,
desde la comodidad de unescritorio y con el fuero de losaños.Considero mucho más perti-nente intentar reconstruir, a par-tir de los datos que ofrecen di-versas fuentes documentales yfuentes vivas, la bitácora políticae intelectual de Dalton, con todassus contradicciones: el compromi-so político, la dispersión, el azar, lapersistencia, la indisciplina, el ri-gor militar, la vida desbordante yla muerte trágica.
Año 1966 
Dalton llega a Praga con la mi-sión de representar al PartidoComunista de El Salvador (
PCS
)ante el Comité de Redacción dela revista internacional
Problemas de la Paz y el Socialismo 
. El poetaviene de bregar con el que fue sumás largo y peligroso encarcela-miento. Se libra de él en aquel fa-moso episodio del temblor de tie-rra y el derrumbe de una de lasparedes de su celda. Desde el mo-mento del escape, hasta poner pieen tierra checa, Dalton trajina cer-ca de dos años. Se refugia en va-rias casas de seguridad en San Sal-vador, luego es enviado a México.En Guatemala es capturado yarrojado” por los agentes de se-guridad del Estado al río Suchiate,de donde parte hacia Tapachula.
1
Pide asilo político en México y setraslada al Distrito Federal. Sehospeda en casa del poeta Mau-ricio de la Selva. Al poco tiempo,enferma gravemente.Después de haber consideradola posibilidad de exiliarlo en Mos-cú, el
PCS
decide trasladarlo a Pra-ga, a lo cual él accede con la con-dición de que su familia tambiénsea enviada a la ciudad europea.
2
Meses después de haberse ins-talado en Europa, Dalton recibeuna carta de su amigo RobertoFernández Retamar. En aquellacomunicación Fernández Retamarlo invita a formar parte del equi-po de colaboradores de la revistaC
ASA
. Luego de algunas disquisi-ciones, acepta. Comienza una es-trecha relación de trabajo conCasa de las Américas, que culmi-na con una situación tensa en1970.La experiencia del socialismocheco cala hondo en Dalton. Elabogado y ensayista Jorge AriasGómez se encuentra con él en esaciudad, en mayo de 1966. Presen-cian el preámbulo “de lo que pa-saría a la historia con el nombrede Primavera de Praga”.
3
Dalton comienza a tener con-tacto directo en la ciudad checacon los integrantes de los movi-mientos guerrilleros latinoameri-canos, en especial con los guate-maltecos. Conoce los plantea-mientos de Régis Debray en cuan-to a la perspectiva de lucha arma-da para América Latina y sigue decerca el trance de Ernesto Gue-vara.En tanto, su producción intelec-tual no se detiene. El poemario
Taberna y otros lugares 
es escritopor completo en ese contexto. Laheterodoxia y la audacia políticaafloran a cada momento en
Taber- na 
. Se trata de un libro
herético 
, sise le ve desde la lente del
marxis- mo oficial 
.
4
Además de muy logradas expe-rimentaciones formales,
Taberna 
presenta estéticamente algunas delas discusiones de aquel momen-to sobre el desarrollo socialistadel oriente europeo. Praga se con-vierte para Dalton en una venta-na al
socialismo real 
, a la usanzasoviética. Las vivencias en Cubapertenecen definitivamente a otromundo. Su estadía en Checoslo-vaquia le abre de par en par unpanorama más amplio.Otro de los libros que Daltonconcibe en Praga es
Un libro leve- mente odioso.
Lo termina en Cuba.Este conjunto de poemas es fran-camente una provocación, unaafrenta cargada de ironía ante elorden político. El poema
El Che en Praga en 1965 
, para poner un caso,es un golpe directo al dogmatismo.En ese texto, Dalton alude sarcás-ticamente a dos temas espinosospara la Cuba de los años setenta:el llamado
Caso Padilla 
y la postu-ra polémica de Ernesto Guevaraante los rumbos que Cuba debíaseguir en el proceso de construc-ción socialista.Estéticamente,
Un libro levemen- te odioso 
no consigue la fuerza yla originalidad de
Taberna 
, pero esuna evidente continuación deaquel tono transgresor.
Miguel Mármol. Los sucesos de 1932 en El Salvador 
también tienesu origen en Praga. La visita queel comunista salvadoreño MiguelMármol realiza a Praga, con moti-vo del
XIII
Congreso del PartidoComunista de Checoslovaquia, sir-ve de pretexto para comenzar unaserie de conversaciones sobre lainsurrección de 1932, sobre la his-toria del
PCS
y sobre la vida delmismo Mármol. El episodio es des-crito detalladamente por Daltonen la introducción del libro.No es el primer contacto conMármol. Dalton lo conoce desdeantes de 1957.
5
Incluso la prime-ra edición de
El turno del ofendido 
,que data de 1962, incluye una de-dicatoria a Mármol.Las conversaciones se extiendendurante varias semanas y se inte-rrumpen debido a que Dalton esatacado violentamente por ungrupo de desconocidos en un ca-llejón solitario de Praga. El textoes concluido en Cuba, en 1971.
Años 1967 y 1968 
Fabio Castillo, ex rector de laUniversidad de El Salvador, asegu-
 
suplemento cultural tres mil · diario colatino · julio 21 de 2007
ra que él y Dalton diseñan el pro-grama político del Partido AcciónRenovadora (
PAR
), del cual Casti-llo será candidato presidencial en1967.
6
Luego de ese ejercicioelectoral, según Castillo, un impor-tante sector de la izquierda con-firma la hipótesis de que la víaelectoral para las transformacio-nes sociales está agotada en ElSalvador. Dalton, por su lado, harecibido entrenamiento militar enCuba a principios de los años se-senta y es testigo del surgimientode los primeros grupos guerrille-ros centroamericanos. La opciónarmada se le presenta entoncescomo resultante de sus búsque-das políticas, desde principios delos años sesenta, para consolidar-se después, en la siguiente déca-da.
Año 1970 
Ya en 1970, Dalton sabe que lalucha guerrillera ha roto el hieloen el país, se encuentra en el pre-ámbulo de su partida hacia El Sal-vador y de su incorporación a fi-las guerrilleras. Para 1972, la invi-tación a un congreso de escrito-res le lleva a visitar Corea del Nor-te y a conocer de cerca esa expe-riencia política. Pasa por París. Vi-sita Chile en el periodo de Salva-dor Allende.El viaje a Vietnam del que se tie-ne noticia es una leyenda.
7
Elobjetivo es despistar a los servi-cios de inteligencia. Se requiereque todo el mundo crea queDalton se encuentra en cualquierlugar del planeta, menos en Cubao en El Salvador. Es por eso queinventa lo del viaje, escribe cartasfechadas en el segundo semestrede 1973 y ubicadas en un Hanoiimaginario. Queda constancia delas misivas por referencias de Mar-garet Randall y de Julio Cortázar.
8
Año 1973 
Dalton se entrevista en Cubacon Sebastián Urquilla –seudóni-mo de Alejandro Rivas Mira–,quien lo incorpora a las filas Ejér-cito Revolucionario del Pueblo(
ERP
). Se dice que la aceptación deDalton en la organización a unmovimiento político-diplomáticode las autoridades cubanas. Aídade Dalton sostiene que la partici-pación de las autoridades del Par-tido Comunista de Cuba en estetema se limita a la autorización dela salida de Dalton de la isla. Apar-te de la extensión de documen-tos con otra identidad y del cam-bio de apariencia física a cargo delas mismas personas que prepa-raran al Che Guevara en su salidahacia Bolivia.Entre 1968 y 1969, en una acti-vidad que Casa de las Américasorganiza para los centroamerica-nos residentes en La Habana, elescritor conoce a Luis (que era elseudónimo de Rivas Mira en aque-lla época) “de pura casualidad”. Alparecer, Luis se encontraba en tie-rra cubana para recibir un cursoen manejo especializado de docu-mentos. El azar le lleva a encon-trarse con Dalton en Casa de lasAméricas. En aquella oportunidadno hablaron nada referente a lalucha guerrillera en El Salvador.Cuando regresa a Cuba como di-rigente principal del ya formado
ERP
, la tarea de Rivas Mira es re-afirmar vínculos políticos con Cu-ba y preparar el terreno para quesus cuadros se formen en la isla.Además de eso, está decidido aconversar de nuevo con Daltonpara incorporarlo a su organiza-ción guerrillera.Convertido en Julio Dreyfus Ma-rín, Dalton llega a suelo salvado-reño en diciembre de 1973. Entraa la clandestinidad, asume los ri-gores disciplinarios de la vida mi-litar, hace trabajo organizativo ylabor de propaganda política. Sutrabajo intelectual se vuelca porcompleto hacia los derroteros dela lucha político-ideológica, su pre-ocupación determinante pasa aser cómo encarar de la mejor ma-nera los retos que le presenta enesas condiciones específicas sudoble arma de fuego: el fusil y lapalabra.
Las complejidades del 
Miguel Már-molToda esta ebullición abarca sie-te años. El proceso de gestacióndel
Miguel Mármol 
comienza pre-cisamente en 1966 y termina ennoviembre de 1972, cuando sepublica el libro en San José, CostaRica, bajo el sello Editorial Univer-sitaria Centroamericana (E
DUCA
).El ímpetu del autor por acompa-ñar la lucha armada en Centroa-mérica es incontenible para esemomento. Los movimientos gue-rrilleros de Guatemala y de Nica-ragua le ofrecen la posibilidad deincorporarse a sus filas. SalvadorCayetano Carpio, fundador de lasFuerzas Populares de LiberaciónFarabundo Martí (
FPL
), pasa por LaHabana y le comenta a Dalton suidea de renunciar al
PCS
y de for-mar un grupo armado en El Sal-vador, le promete mantenerse encomunicación.
9
No obstante, nin-guna de las propuestas se lograconsolidar, hasta la llegada deSebastián Urquilla en 1973.De modo que el
Miguel Mármol 
,como
Taberna y otros lugares, His- torias prohibidas del Pulgarcito, Un libro rojo para Lenin 
y los demástextos de este periodo, está im-pregnado de hervor político y deexperimentación estética, que sonlas dos variables que están ope-rando en la producción de Daltonde aquel momento.
2. Argumentación teórica
Para que la lectura crítica queintento practicar tenga sustentoacadémico, es necesario estable-cer una argumentación teóricasólida, que fundamente el proce-dimiento de alisis textual, tantoen la vía pragmática como en lavía inmanente.Para esta presentación, me limi-to a tocar un punto de la argu-mentación teórica: el sistema declasificación genérica que tomocomo marco de referencia.
¿Géneros o etiquetas? 
La mayor consecuencia de laimplantación del sistema de clasi-ficación genérica tripartito –queatiende las categorías épica, líricay dramática– ha sido generalizarla idea de que existe un únicomecanismo de clasificación, emi-nentemente abstracto, que delimi-ta un coto cerrado, sin posibilida-des de definir formas discursivasintermedias, híbridas, irregulares.Esta tendencia se ha propagadopor todo occidente desde la anti-güedad clásica hasta el surgimien-to del espíritu romántico, querompió –al menos eso nos placepensar– con todas las cuadraturasdel mundo.El influjo de ruptura comienza amanifestarse en el ámbito teóri-co hasta ya entrado el siglo
XX
,Bendetto Croce es uno de susdifusores: Toda verdadera obrade arte ha violado un género es-tablecido.”
10
Las resonancias ro-mánticas se escuchan de inmedia-to. Croce se apropia de la tenden-cia rebelde: el rechazo total delsistema de clasificación.La crítica empieza entonces aoscilar entre dos posturas extre-mas: la clasificación teórica cerra-da o la anulación total del siste-ma.No obstante, durante el siglo
XX
también surgen propuestas queremueven por completo los pre-supuestos sobre los que se fun-dan los estudios literarios.Del corpus de autores consul-tados para esta investigación, hetomado dos para este segmentode la presentación: Mijaíl Bajtín yTzvetan Todorov.
Géneros discursivos 
Mijaíl Bajtín ubica el problemade los géneros literarios en unmarco amplio. Bajtín señala que losgéneros se han estudiado desdede la antigüedad clásica únicamen-te a partir de su especificidad ar-tística y literaria” y se ha olvidadoque comparten con muchos otrostipos de enunciado una natura-leza verbal (lingüística)
común 
”.
11
El teórico ruso comienza pordiferenciar entre géneros discur-sivos primarios o simples y géne-ros discursivos secundarios ocomplejos. En el ámbito de losgéneros primarios se encontraríatoda la comunicación discursivaque se produce en la cotidianidad,como las réplicas en una conver-sación, las cartas o los avisos. Losgéneros secundarios surgirían ensituaciones de comunicación cul-tural más compleja, como los tex-tos literarios o los informes cien-tíficos.La perspectiva bajtiniana de cla-sificación también afirma que lalengua literaria representa un sis-tema complejo y dinámico de es-tilos, y que su peso específico ysus interrelaciones se hallan entransformación permanente.Lo que se interpreta de la pro-puesta de Bajtín es que existe un
sistema de lengua literaria 
, es decirun conjunto organizado de enun-ciados literarios, que se relacio-nan entre sí y que funcionan comoun todo. Este dictamen avala lapostura clásica, que establece laposibilidad de
ordenar 
los produc-tos literarios y, por lo tanto, deconstruir un canon. Lo interesan-te es que Bajtín añade que ese sis-tema no es inmutable, sino quecambia
permanentemente 
, puestoque posee también una dimensiónhistórica. Sin excluir la posibilidadde ordenamiento, Bajtín incita arepensar el modo en que se haconstruido y se sigue construyen-do el canon.Otro de los aportes principalesde Bajtín es poner en claro el pa-pel
dialógico 
de los enunciados: unaobra es un eslabón en la cadenade la comunicación discursiva; serelaciona directamente con otrasobras, a las cuales responde, inte-rroga, autoriza o refuta. Este dia-logismo implica además otras pro-piedades. Una de ellas es su “
orien- tación 
hacia alguien”. Según Bajtín,el hecho de que el texto esté
orientado 
a un destinatario produ-ce una influencia poderosa en elproceso de composición. El autorconsidera anticipadamente las re-acciones de quien lo escuchará olo leerá. Se prefigura un panora-ma en el cual introducirá su tex-to. Ese cálculo de reacciones “de-terminará también el género delenunciado, la selección de proce-dimientos de estructuración y, fi-nalmente, la selección de los re-cursos lingüísticos”.
12
Géneros teóricos y géneros históricos 
Tzvetan Todorov parte de la pre-misa de que todo texto pertene-ciente a la esfera literaria compar-te características con otros tex-tos del pasado, con subconjuntosde la literatura” a los cuales se hadenominado
género 
.Para Todorov, el rechazo a lacategoría de género es insosteni-ble, ya que este rechazo “implica-ría la renuncia al lenguaje y, pordefinición, sería imposible de for-mular”.
13
Sin embargo, el críticobúlgaro tampoco avala a ciegas laclasificación genérica tradicional.Para conjurar esta postura relati-vista, introduce las nociones de
géneros teóricos 
y
géneros históricos.
Los primeros serían resultado dela deducción de índole abstracta,deudores de la tradición teóricaclásica. Los segundos serían pro-ducto de la observación constan-te de la realidad literaria.A los géneros teóricos, Todorovtambién les llama
tipo 
, mientrasque reserva el término
género 
para los de carácter histórico.Este estudioso recalca que esnecesario estudiar tres aspectostextuales para definir categoríasgenéricas: el aspecto verbal (“laspropiedades del enunciado”, elestilo” y la “enunciación”, con esteúltimo término hace referenciaespecialmente a las relacionesentre emisor y destinatario), elaspecto sintáctico (las relacionesque establecen las partes de laobra entre sí, y que pueden divi-dirse en lógicas, temporales y es-paciales) y el aspecto semántico(temática del texto).
14
Estos tresL
A
 
ENTREVISTA
 
EN
P
RAGADURA
CASI
 
TRES
 
SEMANAS
,
CON
 
SESIONES
 
DIARIASQUE
 
OSCILABAN
 
ENTRE
 
SEISY
 
OCHO
 
HORAS
 
DE
 
DURACIÓN
,
ADEMÁS
 
DE
 
LAS
 
SESIONESIMPREVISTAS
 
QUE
 
SURGENEN
 
MEDIO
 
DE
 
OTRASCONVERSACIONES
.

Activity (31)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Allan Barrera liked this
Eunice Sanchez G liked this
Gabita T. Rivas liked this
Maria Garcia liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->