Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
30Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Paul Ricoeur: la memoria y promesa (Reseña)

Paul Ricoeur: la memoria y promesa (Reseña)

Ratings: (0)|Views: 1,285 |Likes:
« Lo que más hondamente rompe a una sociedad son las promesas de reconocimiento incumplidas, pues de ellas se alimenta la percepción colectiva de humillación, desconocimiento y desprecio que subyacen a la impotencia. Eso y no otra cosa es lo que significa que una sociedad se sienta desmoralizada. De ahí que recobrar la moral implique rehacer el tejido del reconocimiento en su compleja trama (…) Ricoeur se apoya en el Aristóteles, que afirmaba “una sociedad no puede sobrevivir en base al miedo del peligro o al interés utilitario, sólo sobrevive en base a la pertenencia”, para comprender cómo en esta insegura y utilitarista sociedad nuestra aún quedan otras energías que provienen de lo que, en “el enigma del intercambio social”, proviene de la capacidad de don, y que él denomina lo festivo (…)»
« Lo que más hondamente rompe a una sociedad son las promesas de reconocimiento incumplidas, pues de ellas se alimenta la percepción colectiva de humillación, desconocimiento y desprecio que subyacen a la impotencia. Eso y no otra cosa es lo que significa que una sociedad se sienta desmoralizada. De ahí que recobrar la moral implique rehacer el tejido del reconocimiento en su compleja trama (…) Ricoeur se apoya en el Aristóteles, que afirmaba “una sociedad no puede sobrevivir en base al miedo del peligro o al interés utilitario, sólo sobrevive en base a la pertenencia”, para comprender cómo en esta insegura y utilitarista sociedad nuestra aún quedan otras energías que provienen de lo que, en “el enigma del intercambio social”, proviene de la capacidad de don, y que él denomina lo festivo (…)»

More info:

Published by: Jesús Martín Barbero on Aug 31, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/25/2014

pdf

text

original

 
 
www.mediaciones.net
Paul Ricoeur:la memoria y la promesa
Jesús Martín-Barbero
Reseña(en:
 
Piedepágina
No. 4, Bogotá, 2005)
 
«
 
Lo que más hondamente rompe a una sociedad son laspromesas de reconocimiento incumplidas, pues de ellasse alimenta la percepción colectiva de humillación,desconocimiento y desprecio que subyacen a laimpotencia. Eso y no otra cosa es lo que significa queuna sociedad
se sienta
 
desmoralizada.
De ahí querecobrar la moral implique rehacer el tejido delreconocimiento en su compleja trama (…) Ricoeur seapoya en el Aristóteles, que afirmaba “una sociedad nopuede sobrevivir en base al miedo del peligro o al interésutilitario, sólo sobrevive en base a la pertenencia”, paracomprender cómo en esta insegura y utilitarista sociedadnuestra aún quedan otras energías que provienen de loque, en “el enigma del intercambio social”, proviene dela
capacidad de don
, y que él denomina
lo festivo
(…)»
 
 
Paul Ricoeur: la memoria y la promesa
2
El hombre libre es el que piensa en la muerte, pero susabiduría está en la meditación sobre la vida.
 B. Spinoza
Ricoeur: hombre de palabra, de pensamiento y de pa-sión, y también de una fe pensada y pensante.
J. Derrida
Fundador de la Universidad parisina de Nanterre, que fue elepicentro del levantamiento estudiantil en mayo del 68,Paul Ricoeur aceptó la decanatura de Facultad de Letrasese año precisamente. Acompañó al movimiento estudiantilhasta que dos años después fuera agredido por un grupo deexaltados estudiantes en forma tan humillante –descargán-dole un cubo de basura en la cabeza– que decidió abando-nar Nanterre y marchar a Lovaina, donde iniciaría su pri-mer seminario en octubre de 1970, y donde sería profesor los tres años siguientes, alternando sus cursos con los quedictaba en la Universidad de Chicago. Una de las suertesmayores de mi vida fue haber estado en Lovaina ese año yhaber podido ser alumno de ese seminario titulado
Semánti-ca de la acción.
A partir de ese momento el pensamiento deRicoeur entró a hacer parte decisiva no sólo de mi bagajeintelectual sino de mis referentes éticos; pues en su modo de
hacer filosofía
encontré una muy peculiar manera de articular la atención a los eventos de la vida social con un pensa-miento dedicado a dotarlos de horizonte y profundidad. Y,
 
 
www.mediaciones.net 
3
de ese modo, los niveles más altos de abstracción no sonnunca la marca de un alejamiento, sino la indispensabledistancia para ahondar y comprender más. En reciprocidadcon esa experiencia personal mi homenaje a Paul Ricoeur no será una esquela conmemorativa de la vastedad y pro-fundidad de su obra sino algo bien distinto, un ejercicio de“invención semántica” que aprovecha las potencialidadesque él le veía a la “metáfora viva”:
traerlo a Colombia
parailuminar, analítica e imaginativamente, algunas de las di-mensiones más opacas y contradictorias de nuestra vidasocial.Si en Colombia hay una cuestión de fondo que este paístiene aún pendiente –irresuelta tanto en el pensamientocomo en la acción– es la muy especial relación entre políti-ca y violencia en la trama de sus memorias y de su historia.Esa cuestión ha constituido también –a su manera– uno delos ejes que atraviesa el pensamiento de Ricoeur por entero,desde
 Historia y verdad 
(1955) hasta su casi última obra,
 Lamemoria la historia, el olvido
(2000). En uno de sus textosiniciales –data de 1949– puede leerse la extraña llamada aque la filosofía asuma “el espesor de la violencia” y el estu-dio de sus “modos de eficacia”; modos entre los que sehallan nada menos que la verdad, el derecho y la justicia,cuando éstas “se toman las mayúsculas como se toman lasarmas”. Denso espesor de la violencia que se despliega en lahistoria de lo que Ricoeur denominó las
estructuras de loterrible,
esas “fuerzas” del instinto y la explotación inscritasen la política desde su fundación. Y cuarenta años después,en
 La crítica y la convicción
(1995), seguirá proponiendo partir de la “insociable sociabilidad” que, en palabras de Kant,constituye la conflictividad estructural de lo social.Escapando así a una filosofía
especular 
–lugar de la espe-culación
–,
y a la trampa que hoy nos lleva del unanimismode las encuestas a un denuncismo minado por su propia

Activity (30)

You've already reviewed this. Edit your review.
Locaura Ortiz liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
elladooscuro liked this
Diana García liked this
Jpscribd liked this
Yolanda Flores liked this
jorge_vergara_11 liked this
Lindy Maria liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->