Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
28Activity
P. 1
Razón

Razón

Ratings: (0)|Views: 4,862|Likes:
Published by yankohaldir

More info:

Categories:Types, Research
Published by: yankohaldir on Sep 07, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/24/2013

pdf

text

original

 
Razón y Revolución
Filosofía marxista y ciencia moderna
 
Alan Woods y Ted Grant
Primera parte: Razón y sinrazón1.- Introducción
3.-Materialismo dialéctico
 
4.-La lógica formal y la dialéctica
Segunda parte: Tiempo, espacio y movimiento
 
5.- Revolución en la física
 
6.- Indeterminación e idealismo
7.- La teoría de la relatividad
 
8.- La flecha del tiempo
9.- El big bang
Tercera parte: Vida, mente y materia
 
10.- La dialéctica de la geología
 
11.- Como surgió la vida
 1
 
12.- El nacimiento revolucionario del hombre
 
13.- La génesis de la mente
14.- Marxismo y darwinismo
 
15.- ¿El gen egoísta?
Cuarta parte: Orden en el caos16.- Las matemáticas en la encrucijada
 
17.- La teoría del caos
18.- La teoría del conocimiento
 
19.- Alienación y el futuro de la humanidad
 
En memoria de Hannes Alfvén
 
Poco antes de terminar este libro nos llegó la triste noticia de la muerte del físico sueco y ganador del premio Nobel HannesAlfvén. Además de sus importantes descubrimientos en el terreno de la física del plasma y de la cosmología, Alfvén libró unalucha incansable contra las tendencias idealistas y místicas de la ciencia. Publicamos a continuación un breve homenaje escritopor el físico estadounidense e investigador independiente Eric J. Lerner, autor de The Big Bang Never Happened (El Big Bangnunca sucedió):Hannes Alfvén era una de las mentes destacadas del siglo XX y un día será considerado, junto con Einstein, como alguien quetransformó nuestro modo de ver el universo. Es un gran privilegio haberle conocido.Alfvén fue el fundador de la moderna física del plasma, que estudia los gases conductores de electricidad. El plasma es la formadominante de la materia en el universo, aunque es bastante inusual en la tierra —las estrellas, las galaxias y el espacio entre ellasestán llenas de plasma—. Los plasmas tienen una vasta aplicación en la tecnología, siendo la más apasionante su uso potencial enla fusión termonuclear controlada, una fuente potencial de energía limpia, barata e ilimitada. Las ideas y las investigaciones deAlfvén en este terreno se suelen utilizar de una forma rutinaria en las múltiples aplicaciones de la física del plasma, como indicala multiplicidad de conceptos que llevan su nombre —onda Alfvén, velocidad Alfvén, límite Alfvén, etc.Sin embargo, la aportación más significativa de Alfvén a la ciencia es su reformulación audaz de la cosmología, su crítica del bigbang, y su planteamiento de una alternativa, el universo del plasma, un universo en evolución sin principio ni fin.Para Alfvén, la diferencia fundamental entre su punto de vista y el de los cosmólogos del big bang era metodológica: "Cuando loshombres empiezan a pensar acerca del universo, siempre existe un conflicto entre el enfoque mítico y el empírico-científico",explicó. "En la mitología uno intenta deducir cómo los dioses habrán tenido que crear el mundo, qué principio perfecto habrántenido que usar". Esto, dijo, es el método de la cosmología convencional de hoy: empezar con una teoría matemática, deducir dedicha teoría cómo el universo tiene que haber empezado y seguir adelante desde el comienzo hasta el cosmos actual. El big bang
2
 
 3
es un fracaso científico porque intenta derivar el universo actual desde un estado perfecto hipotético en el pasado. Todas lascontradicciones con la observación se derivan de este fallo fundamental.El otro método es el que empleó Alfvén. "Yo siempre he creído que la astrofísica debiera ser la extrapolación de la física delaboratorio, que hemos de empezar con el actual universo y volver hacia atrás a épocas cada vez más remotas e inciertas". Estemétodo empieza con la observación —la observación en el laboratorio, desde naves espaciales, la observación del universo en suconjunto, derivando teorías de aquellas observaciones, y no de la teoría y de las matemáticas puras.Según Alfvén, la evolución del universo en el pasado tiene que ser explicable en términos de los procesos que tienen lugar hoy enél; los acontecimientos que se dan en las profundidades del espacio pueden ser explicados en términos de fenómenos queestudiamos en laboratorios terrestres. Semejante enfoque descarta conceptos como el origen del universo desde la nada, el iniciodel tiempo o el big bang. Puesto que no se ve en ninguna parte nada que nazca de la nada, no tenemos ninguna razón para pensarque esto haya ocurrido en un pasado distante. Por el contrario, la cosmología del plasma parte de la base de que el universo, yaque ahora lo vemos en un proceso continuo de evolución, siempre ha existido, siempre ha evolucionado y siempre existirá yevolucionará durante un tiempo infinito.Alfvén desarrolló una amplísima crítica de la cosmología moderna desde este enfoque metodológico, situándola en un contextohistórico que solía llamar el "péndulo cosmológico": la idea de que a lo largo de milenios la cosmología ha alternado entre unavisión científica y otra mitológica. Los mitos de los pueblos primitivos fueron sustituidos por los esfuerzos científicos de los jónicos de la Grecia antigua, pero después el péndulo volvió a girar hacia el mito de la perfección matemática de Ptolomeo yPlatón, mezclada posteriormente con la mitología creacionista de los cristianos. Esta, a su vez, retrocedió ante el resurgimiento dela ciencia en el siglo XVI. En el siglo XX hemos presenciado un nuevo rebrote de la mitología y la batalla por una cosmologíacientífica sigue hasta el momento actual.Alfvén vio la fascinación de los actuales cosmólogos por la perfección matemática como la raíz de su enfoque mitológico. "Ladiferencia entre la mitología y la ciencia es la diferencia entre la inspiración divina de la ‘razón sin más’, por un lado, y las teoríasdesarrolladas mediante la observación del mundo real, por el otro. [Es] la diferencia entre la creencia en profetas y el pensamientocrítico, entre Credo quia absurdum (Creo porque es absurdo —Tertulio) y De omnibus est dubitandum (Hay que cuestionarlo todo—Descartes). Pretender escribir un gran drama cósmico necesariamente conduce a la mitología. Pretender que el conocimientosustituya a la ignorancia en regiones cada vez más extensas del espacio y del tiempo, esto es ciencia".Puesto que la aplastante mayoría del universo está compuesta de plasma, Alfvén dedujo que los fenómenos del plasma, losfenónemos de la electricidad y del magnetismo, y no sólo la gravedad, tienen que ser determinantes para la evolución deluniverso. Demostró con teorías concretas cómo vastas corrientes y campos magnéticos formaron el sistema solar y las galaxias.En la medida en que los telescopios a bordo de naves espaciales y sensores revelaron este universo de plasma, las ideas de las queAlfvén era pionero ganaron cada vez mayor aceptación. No obstante, hasta el día de hoy, sus conceptos cosmológicos másamplios siguen siendo los de una minoría controvertida. Sin embargo, su idea de un universo infinito en estado de evolución es laúnica que corresponde a lo que sabemos de la evolución a nivel físico, biológico y social.Alfvén era un científico políticamente comprometido, muy activo en el movimiento internacional por el desarme y en el terrenode la política energética, lo cual, a menudo, igual que con su trabajo científico, le atrajo las iras de los poderes fácticos. Porejemplo, a mediados de la década de 1960, Suecia empezó a considerar una política nacional para la investigación y desarrollo deenergía nuclear, una cuestión sobre la cual Alfvén, destacado investigador en el campo de la ciencia espacial y la fusión nuclear,se consideraba bastante cualificado para opinar. Acto seguido se vio involucrado en un debate cada vez más acalorado con elgobierno. Le parecía que el plan sueco había infravalorado totalmente la aportación potencial de la fusión nuclear a la solucióndel problema energético y no había dedicado suficientes fondos a las investigaciones que requería. Se mostró igualmente críticocon los planes específicos para el establecimiento de una central nuclear, que él ridiculizaba como técnicamente inviables yequivocados. Se enfrentó a la burocracia local, la cual no suavizó su hostilidad hacia él cuando su crítica a la central bajo el puntode vista técnico resultó estar bien fundada. (Más tarde fue convertida en una central convencional.)Las relaciones entre Alfvén y el gobierno alcanzaron su punto más bajo en 1966, cuando publicó una sátira científico-políticabreve pero hiriente llamada El gran ordenador. El argumento de la obra, escrita con el seudónimo de Olaf Johannesson, era laconquista del planeta por ordenadores. La idea general era popular entre escritores de ciencia ficción, pero Alfvén la utilizó comoun vehículo no sólo para ridiculizar la obsesión creciente del gobierno y de los hombres de negocios por el poder del ordenador,sino también para castigar a una gran parte del establishment sueco. En la novela, Alfvén deja claro que fue la avaricia de losmonopolios, la miopía de los burócratas gubernamentales y las ambiciones de los políticos, lo que condujo al futuro queirónicamente describe como una utopía… para los ordenadores. En la Suecia moderna, un estado dirigido por una alianza deburócratas gubernamentales, políticos y monopolistas, la sátira de Alfvén no gustó a aquellos sectores ya irritados por su agudacrítica a la política nuclear.Ya en 1967, las relaciones de Alfvén con el establishment científico sueco habían sufrido tal deterioro, en especial sobre lacuestión nuclear, que decidió abandonar el país. "Me dijeron que cortarían radicalmente mi subvención si no apoyaba la centralnuclear", recordaba. Pronto le ofrecieron cátedras en universidades, tanto en la Unión Soviética como en Estados Unidos. Trasuna estancia de dos meses en la URSS, se trasladó a Norte América donde terminó en la Universidad de California en San Diego.Al final, alternó su tiempo entre Suecia y los EE.UU., permaneciendo científicamente activo hasta poco antes de su muerte, enabril de 1995.Se admitió que Alfvén fue uno de los fundadores de la física del plasma cuando se le concedió el premio Nobel de física en 1970.Sin embargo, sus aportaciones más importantes a la cosmología y a la visión humana de nuestro universo aún no han recibido el

Activity (28)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
carlos_ludeña_1 liked this
Claudio Jeandet liked this
titoroque liked this
Stefania Rajoy liked this
bajarpdefe2089 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->