Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
20Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
CHINA de la revolución a la contrarrevolución

CHINA de la revolución a la contrarrevolución

Ratings: (0)|Views: 992 |Likes:
Published by yankohaldir

More info:

Published by: yankohaldir on Sep 09, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/10/2013

pdf

text

original

 
CHINA
de la revolución a la contrarrevolución
Revolución proletaria yguerra campesina en China (1925-1949)
 
Bárbara Areal 
Y aún así no deja de ser grato el hecho de que las balas de percal de laburguesía inglesa hayan traído en ocho años al imperio más antiguo einconmovible del mundo a los umbrales de una revolución social, revoluciónque, en todo caso, tendrá importantísimas consecuencias para la civilización.Carlos Marx 
1
 
¿Podemos considerar justa la afirmación de que la fase capitalista de desarrollode la economía nacional es inevitable para los pueblos atrasados que seencuentran en proceso de liberación y entre los cuales ahora, después de laguerra, se observa un movimiento en dirección al progreso? Nuestra respuestaha sido negativa. Si el proletariado revolucionario victorioso realiza entre estosueblos una propaganda sistemática y los gobiernos soviéticos les ayudan contodos los medios a su alcance, es erróneo suponer que la fase capitalista dedesarrollo sea inevitable para los pueblos atrasados (…) Entre la burguesía delos países explotadores y la de las colonias se ha producido ciertoacercamiento, debido a lo cual muy a menudo —y quizás incluso en la mayoríade los casos—, la burguesía de los países oprimidos, pese a prestar su apoyo alos movimientos nacionales, lucha al mismo tiempo de acuerdo con laburguesía imperialista, es decir, del lado de ella, contra todos los movimientosrevolucionarios y las clases revolucionarias.
 
V. I. Lenin
2
 
 
 
L
a historia moderna de China es la crónica de los incansables y continuosintentos de sus masas desposeídas por transformar la sociedad. Éstassoportaron sobre sus espaldas una cruel combinación de explotación feudal yburguesa, perpetrada por una criminal asociación entre su oligarquía nacional ylos diferentes poderes imperialistas. Las páginas más temibles de la opresióncolonial se escribieron con la sangre de millones de hombres, mujeres y niñoschinos, pero de sus espantosas condiciones de vida brotó una inagotable fuentede energía revolucionaria que les permitió levantarse una y otra vez paravolver a intentar cambiar su realidad.A pesar de las limitaciones del programa de quienes asumieron la direccióndel movimiento revolucionario, incluyendo a Mao, las masas desposeídasconsiguieron arrancar el poder, en la segunda mitad del siglo XX, a susenemigos de siempre: una triple alianza formada por el capitalismo extranjeroy la burguesía y los terratenientes chinos. Semejante epopeya revolucionariales ha otorgado el derecho a ocupar un lugar de honor en la historia de la luchapor la emancipación de la humanidad al lado de los comuneros del París de1871 o el proletariado ruso de 1917. No sólo acabaron con el capitalismo y losrestos feudales en el país más poblado del planeta, pocos años después, en laGuerra de Corea, asestaron la primera derrota militar a la potencia imperialistamás poderosa que se ha conocido en la historia.Si el pronóstico que Marx realizó en 1850 tardó tiempo en cumplirse, nadiepuede cuestionar que la lucha de clases china ha sido un factor determinanteen la historia del siglo XX. Hoy, en el umbral de un nuevo siglo, a pesar de lavictoria inicial de la contrarrevolución capitalista, no albergamos dudas de queproletariado chino, inmensamente más numeroso y poderoso que en el pasado,retomará sus tradiciones revolucionarias cumpliendo con las palabras escritasen
El Manifiesto Comunista
: "la burguesía no ha forjado solamente las armasque deben darle muerte; ha producido también los hombres que empuñaránesas armas: los obreros modernos, los proletarios"
3
.Al margen del indudable interés histórico y académico de los acontecimientosacaecidos en China desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX,China supone para los marxistas una inagotable escuela de estrategiarevolucionaria. La experiencia china es, por ejemplo, una contundente condenade aquellos que defienden para la revolución venezolana que no se trasciendanlos límites de la propiedad capitalista y la "democracia burguesa". Ayer y hoy,en China o en América Latina, se presenta la misma encrucijada, unenfrentamiento irreconciliable entre capitalismo y socialismo. En China, al igualque en la actualidad en Venezuela, no había un camino intermedio. Cuandoeste se intentó recorrer la aventura acabó en una cruel derrota. O las masas delos países sometidos al yugo del imperialismo aplastan al capital, o elcapitalismo aplastará al pueblo revolucionario. Esa es una de las grandeslecciones que nos aporta la historia de la revolución china. Los trabajadores,campesinos y pobres urbanos que levantan hoy la bandera de la revoluciónbolivariana, han demostrado madurez más que de sobra para transformar lasociedad en líneas socialista. Ahora, la responsabilidad recae sobre los hombrosde la dirección revolucionaria.
I. El surgimiento del capitalismo en China
Tradiciones revolucionarias milenarias
En Occidente hemos sido educados en una visión imperialista de la historia deAsia. ¿Qué joven y trabajador europeo o norteamericano, no tienen una imagenestereotipada del campesino chino, menudo, callado y servil, prácticamente
 
oculto tras un enorme y circular sombrero de paja? Sin embargo esa imagen,interesada y clasista, es engañosa.El carácter del pueblo chino está moldeado por las duras condiciones quesiempre soportó. Si este pueblo consiguió levantar una de las civilizaciones másduraderas y vastas que ha conocido la historia de la humanidad se debió, enuna parte decisiva, al trabajo sacrificado, paciente y colectivo que el campesinochino fue capaz de emprender y soportar. El avance hacia el norte y el oeste,que permitió adquirir al imperio unas dimensiones grandiosas, se logró graciasal empeño de los primeros pobladores, que ante unas condiciones naturalesadversas, avanzaron sobre desiertos, bosques y pantanos, permitiendo elflorecimiento de la agricultura.Las masas campesinas chinas forjaron su carácter en unas condiciones devida extremadamente difíciles, haciendo de la frugalidad, la disciplina y lacolectividad del trabajo sus señas de identidad. Pero, no es menos cierto, queen ellas también nació, y desde bien temprano, un profundo e instintivosentimiento de odio contra los ricos y poderosos: "(…) un puebloverdaderamente grande que sabe no sólo llorar su esclavitud secular, no sólosoñar con la libertad y la igualdad, sino también luchar contra los opresoresancestrales de China"
4
.Ya en los albores del siglo VII, campesinos de Shantung, Jopei y otras zonas,se levantaron contra sus muchas cargas y la crueldad de los funcionarioscorrompidos. A partir del año 611 esos levantamientos crecieron hasta abarcara cientos de miles de habitantes en todo el país, hundiendo finalmente elimperio Sui, en el año 618.En el siglo XI, las tropas mongoles, lideradas por Genghis Khan, penetraronen China. Devastaron implacablemente las zonas ocupadas y exterminaron enmasa a muchos de sus habitantes, pero también se enfrentaron a lacombatividad del campesinado, que sostuvo contra el invasor prácticamente unsiglo de lucha sin cuartel. En 1341 estallaron rebeliones en más de trescientosaldeas de las actuales provincias de Shantung y de Copei, y hacia mediados delsiglo XIV la revuelta comenzó a extenderse por todo el país. Entre los años1335 y 1359, las fuerzas campesinas llamadas Ejército del Turbante Rojo,dirigidas por Liu Fu-tung y Jan Lin-er, barrieron el norte. El curso inferior del ríoYangtsé fue tomado por Chang Shi-chen y Fan Kuo-sen, dos marineros queconducían pequeños botes utilizados para el transporte de la sal. El primero,con 10.000 hombres bajo su mando, fue especialmente severo con los ricos. Enel curso medio del río, el jefe del levantamiento fue un vendedor ambulante detelas, llamado Sü Shou-juí que en1358, con la ayuda de Chen Yu-liang, hijo deun pescador, ocupó cinco provincias.Otra de las más destacadas revueltas campesinas, se desarrolló durante laprimera parte del siglo XVII en la provincia de Shensi. Azotadas por el hambre,las tropas allí acantonadas, a quienes se les debían más de treinta meses desueldo, se levantaron y saquearon la tesorería local. Este suceso, se convirtióen ejemplo y provocó el estallido de rebeliones que se extendieron a buenaparte del país. Dondequiera que llegaban los representantes de la rebeliónrecababan el apoyo popular para ejecutar a aristócratas, altos oficiales yterratenientes, con el fin de repartir sus propiedades entre los pobres.Finalmente, y tras casi veinte años de resistencia, la rebelión fue sofocada.
La penetración imperialista: opresión y modernidad
Difícilmente podríamos entender la dinámica de la revolución china, sinconocer antes sus antecedentes históricos. Éstos marcaron profundamente laconciencia y determinaron el papel en la revolución de todas sus clases. Noblesy terratenientes perpetuaron el sistema de explotación feudal de la tierra

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->