Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Psicología No hay muchas especialidades, sino distintas aplicaciones

Psicología No hay muchas especialidades, sino distintas aplicaciones

Ratings: (0)|Views: 65|Likes:
Artículo clásico de D. Matarazzo.
Artículo clásico de D. Matarazzo.

More info:

Published by: William Montgomery Urday on Jan 05, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/10/2014

pdf

text

original

 
 Abril , nº 38 , 1989 Copyright 1989 © Papeles del Psicólogo ISSN 0214 - 7823
PSICOLOGÍA: NO HAY MUCHAS ESPECIALIDADES SINO DISTINTAS APLICACIONES
 JOSEPH D. MATARAZZO
Universidad de Ciencias Sanitarias de Oregón. Traducción: Nelson Marra
Cualquiera que presenciara durante los últimos cuarenta años las reuniones más importantes de la Asociación Americana de Psicología (A.P.A.), podría pensar que los líderes de la psicología, o al menos muchos de ellos, creían que el curriculum de la enseñanza predoctoral del futuro psicólogo clínico era, es y será diferente de la del futuro psicólogo experimental o de la de los futuros psicólogos sociales, evolutivos o industriales. Tal creencia podría deducirse también al valorar las diferencias entre los curriculums: podría pensarse que en psicología las especialidades antes mencionadas existen y son aceptadas formalmente por la sociedad. En definitiva, podría creerse que los diferentes curriculums predoctorales de cada una de las especialidades existen ya en la mayoría de los departamentos universitarios de los Estados Unidos. En oposición a semejantes opiniones, muy difundidas, deseo formular y defender dos afirmaciones: 1. No existe actualmente ni siquiera una especialidad en psicología que responda al habitual criterio social con que se reconoce una especialidad dentro de las profesiones. 2. Aun en el caso que existieran algunas especialidades en psicología reconocidas como tales, no sé de ningún departamento universitario de psicología que ofrezca un curriculum predoctoral de cursos de licenciatura en psicología que tenga diferencias perceptibles de contenidos, procesos y principios entre quienes mañana serán docentes, científicos o practicarán la psicología clínica, experimental, social, industrial o evolutiva. ¿Qué pruebas tengo para justificar tan rotundas afirmaciones? Primera, que excepto en los curriculums interdisciplinarios de ciencias neurológicas o de inteligencia artificial (y en las ciencias a ellas vinculadas basadas en datos de ordenador), el núcleo específico del curriculum predoctoral de los cursos en departamentos universitarios de psicología no difieren sustancialmente entre los cursos de psicología y los cursos de especialidad. Por ejemplo, compárese el curriculum de licenciatura de un estudiante de psicología clínica con el de un estudiante de psicología experimental; la opinión generalizada entre muchos psicólogos es que los curriculums predoctorales de estos dos cursos de psicología no tienen casi nada en común; por el contrario, yo creo que los claustros de los departamentos de psicología de la universidad ofrecen a sus estudiantes graduados un núcleo común en el contenido de las asignaturas impartidas. El contenido es similar no sólo en las diferentes universidades, sino incluso dentro de un mismo departamento de psicología para aquellos estudiantes que intentan especializarse en muy diferentes campos de aplicación de la psicología. Además, yo creo que estas asignaturas comunes (aunque no necesariamente cursos comunes) asumidas por los estudiantes de psicología durante su
 
período predoctoral a lo largo y ancho de la nación, no difieren del núcleo de asignaturas estudiadas por los estudiantes de psicología desde 1878 y 1892, cuando la disciplina de la psicología fue por primera vez incorporada a las ofertas de enseñanzas de las universidades del país. Mi aseveración es que cada uno de los estudiantes licenciados (y los aún no licenciados de cada generación) de los departamentos de psicología de los Estados Unidos entre 1890 y 1987 han seguido cursos de psicología (bien los exigidos o bien los elegidos dentro de una cantidad de requeridos en una lista de posibles opciones) que en su contenido más amplio, procesos fundamentales y principios, es decir, en su núcleo específico, son casi idénticos, y esto es aplicable incluso aún entre aquellos estudiantes matriculados en épocas diferentes y en universidades muy apartadas entre sí desde el punto de vista geográfico. Las excepciones a esta relativamente gran familiaridad en lo curricular, en la disciplina específica y en los contenidos transmitidos, reflejaron desde los inicios y reflejan hoy no mucho más que un interés puramente local de parte de los miembros de la facultad. Este punto de vista no nos sorprende, puesto que por medio de cada asignatura diferenciada y del núcleo de conocimiento a ella vinculado, los claustros de los departamentos de la universidad situados en lugares diferentes transmiten a los estudiantes lo que ellos entienden que es la base de conocimiento común de la psicología (o matemática, economía, física, etc.). Es a través de la asimilación de este núcleo de conocimientos y del vocabulario vinculado a él de la disciplina específica, los estudiantes de psicología (o de cualquier otra disciplina) adoptan un marco de referencias comunes que los identifica como miembros de un mismo subgrupo cultural. Además, al igual que en otros campos, es
 por añadidos a y sustracciones del núcleo 
 específico que la psicología está siendo continuamente definida y redefinida. El estudio de cualquier manual de psicología revelará rápidamente que ha habido grandes incorporaciones y cambios fundamentales en la base del conocimiento empírico y teórico de la psicología durante el siglo pasado. El contenido específico de los manuales introductorios a la psicología más difundidos actualmente es, obviamente, diferente de los
Principios de la psicología 
, de William James (1890), o del manual introductorio de Boring, Lanfeld y Weld,
Fundamentos de la psicología 
. No obstante, los títulos de los capítulos y la mayor parte de los temas desarrollados en las materias tratadas de los manuales introductorios en las materias tratadas de los manuales introductorios y de los más avanzados que han definido los parámetros de la disciplina a las sucesivas generaciones, han diferido de un modo mínimo entre uno y otro durante los últimos cien años. En efecto, los títulos de los capítulos del manual de William James de 1890 difiere muy poco de manuales semejantes del año 1987. En apoyo de esta afirmación mostramos en el cuadro 1 los títulos de los capítulos de los manuales introductorios publicados por William James en 1890, por  Angell, en 1906, por Boring y otros en 1948, por Kimble, Garmezy y Zigler en 1984 y por Zimbardo en 1985.
Exigencias mínimas para el doctorado
El material que ha sido designado por los títulos de los capítulos de los manuales introductorios, y que ha sido elaborado y afinado del contenido general para una aplicación más avanzada en manuales superiores para un nivel de graduados, es el que constituye y conforma el contenido de las asignaturas estudiadas en los programas de psicología. Mis
 
propias experiencias durante las tres décadas pasadas como director de un departamento de psicología para graduados están de acuerdo con las inferencias que extraemos del cuadro 1. Desde 1957 nuestro departamento ha impartido capacitación clínica y más de 200 internos y residentes de psicología clínica que habían culminado y obtenido su grado de PhD en otra universidad. Paralelamente, en nuestra condición de departamento de ciencias básicas de nuestra escuela médica, nuestro departamento había graduado alrededor de 35 estudiantes que cumplieron cuatro o cinco años de capacitación predoctoral en el departamento de psicología fisiológica experimental. (Los cursos actuales y los programas de estudio de nuestro programa para el PhD han sido catalogados por Matarazzo, 1983), p. 105). De acuerdo con mi posición con respecto al cuadro 1, y como miembro del cuerpo de enseñanza en estos dos programas de estudio a que me refiero, he sido incapaz de encontrar una diferencia entre ambos en lo que se refiere al núcleo específico psicológico, a los procesos psicológicos ya los principios generales aportados. En lo específico, los estudiantes graduados que estaban incorporados a estos dos cursos dentro de mi programa de estudio de psicología para el PhD universitario, y aquellos estudiantes que venían de otras universidades, o bien habían seguido cursos esencialmente similares en cuanto al núcleo de las áreas y asignaturas tratadas (catalogadas en el apéndice  A), o bien habían estudiado materiales similares en uno o más cursos impartidos bajo otro título de programa. El núcleo mínimo que constituye un programa de estudio para el doctorado en psicología (mostrado en el apéndice A) fue desarrollado por la Fuerza de Trabajo para la Educación y Acreditación en Psicología (T.F.E.C,) que fuera constituida en 1979 por el Consejo de A.P.A. a participar en el T.F.E.C. se reunieron representantes de cuatro órganos constituyentes con el absoluto interés por definir lo que es un psicólogo. Los cuatro órganos constituyentes eran A.P.A., el Consejo de Departamentos de Psicología para Graduados (C.O.G.D.O.P.), el Registro Nacional de Miembros del Servicio Sanitario en Psicología (el Registro Nacional) y la Asociación Americana Estatal de Psicología (Licensing) unta de Asociaciones (A.A.S.P.B.). Trabajando sobre elaboraciones previas llevadas a cabo entre 1975 y 1979 por el Nacional Register y la A.A.S.P.B., los representantes de estos cuatro órganos constituyentes participan en las reuniones del T.F.E.C. y pusieron todo su empeño en hallar un criterio común que satisficiera a todos. Por último, tres de los cuatro representantes llegaron a un acuerdo. Tal como fuera aprobado por A.P.A. en 1985 y poco después por el National Register y la A.A.S.P.B., las asignaturas y temas que se muestran en el apéndice. A constituyen el requerimiento mínimo en el aspecto educacional de un graduado, que deberá ser aprobado por un estudiante que aspire a poseer su título de doctorado en psicología en cualquier área de su aplicación de servicios con derecho a honorarios o en consultas concernientes a esta materia (por ejemplo, clínica, asesoramiento, experimental, social, etc.), requerimiento mínimo que será administrado por leyes estatales de este país vinculadas al otorgamiento de licencias y títulos. Basado en mi anterior observación y reflexión del cuadro 1 y en el informe de Isdrvan  y Hatton (1987) acerca de las asignaturas estudiadas por los estudiantes matriculados en un «curso de psicología sanitaria predoctoral» en 10 universidades del país, yo creo que con pocas excepciones todos los psicólogos actuales que han obtenido su grado de PhD de un departamento de psicología de la universidad han estudiado todo el contenido o han recibido cursos en todas o en casi todas las áreas incluidas en el núcleo mínimo curricular catalogadas en el apéndice A. Las primeras dos áreas del apéndice A, proyecto de investigación y estadística, no pertenecen al núcleo central de la psicología, pero implican

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->