Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
dimensión poética habitar humano

dimensión poética habitar humano

Ratings: (0)|Views: 490 |Likes:
Fragmento sobre biología cultural de la experiencia estética, poética, lúdica y mística del habitar humano, escrito para el proyecto internacional Ethical matriz Of Human Habitat organizado por el Instituto Matríztico de Humberto Maturana y Ximena Dávila.
Fragmento sobre biología cultural de la experiencia estética, poética, lúdica y mística del habitar humano, escrito para el proyecto internacional Ethical matriz Of Human Habitat organizado por el Instituto Matríztico de Humberto Maturana y Ximena Dávila.

More info:

Published by: Ignacio Muñoz Cristi on Sep 11, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/06/2012

pdf

text

original

 
El Arte y la dimensión poéticadel habitar humano
(Fragmento escrito por Ignacio Muñoz Cristi para el texto colectivo delproyecto Ethical Matrix Of Human Habitat, 2009)
El arte es un dominio cognitivo que surge del placer de la creación a partir de laexperiencia estética, es decir, el arte surge de la mirada y el acto poético,entendiendo con ello no la escritura de poemas sino la producción o generaciónde mundos. La mirada poética es la que capta configuraciones relacionales,operacionales y estructurales mirando las matrices de la existencia, viendo loque aparece como estando allí, invisivilizado quizás por la cotidianidad. Y elacto poético consiste en tomar las coherencias relacionales, operacionales y estructurales que distingue el observador en su experiencia y que éstetransporta con su conducta a otro ámbito, generando mundos en esainterconexión al tomar lo aparente y lo que queda oculto en las apariencias, y que lo evidente hace invisible, transformándolo de manera que evoque diciendosin decir, señalando, inspirando. En otras palabras, consiste en la abstracciónde coherencias experienciales que se traen a mano en un cierto ámbito deprocesos; sociales, culturales, espirituales, etc. y se trasladan a otro ámbitocualquiera, de modo que lo que antes estaba oculto por lo obvio de lacotidianidad, ahora aparece revelado y relevado. En este sentido todos los sereshumanos en tanto observadores, seres que habitan inmersos en el lenguaje y elconversar, poseemos la mirada poética y realizamos actos poéticos, ya que aligual que la reflexión, la mirada y el acto poético surgen con la existenciaconversacional humana que es traída a mano por el entrelazamiento dinámicodel lenguajear y el emocionear. Todos los seres humanos nacemos con la miradapoética y entrelazamos distinciones de nuestras experiencias con otrasexperiencias generando mundos en el hacer, el distinguir, el sentir. Todos vivimos mundos que literalmente vamos creando con nuestras extrapolacionespoéticas cotidianas propias de la multidimencionalidad de nuestro vivir,creaciones inconscientes y consientes que nos evocan las configuraciones desentires relacionales que a su vez nos mueven y conmueven en torno a la matrizde existencia que queramos conservar. Los infantes van generando desde lanada los mundos que viven al resultar inmersos en la trama relacional materno-infantil que los adultos con quienes conviven tejen espontáneamente con suconversar. Y los adultos nos encontramos permanentemente modulando losmundos de otros adultos que encontramos en nuestro camino al dar vueltas juntos, sea para co-inpirar o para malversar. En este sentido hay que recalcarque la mirada y el acto poético son potencias demoniacas también, es decir noson intrínsecamente deseables o generadoras de bienestar, depende de la redcerrada de conversaciones en que se habita la poesía que traeremosespontáneamente a mano. Así es como ha habido poesía de dominación, degenocidio y latrocinio así como de espiritualidad, democracia y liberación. Y no
 
me refiero a poemas que exaltan uno u otro ámbito de procesos sino a laconcretitud de haceres que los realizan y conservan, como por ejemplo todas lasinvenciones de la inquisición o todas las invenciones de la cruz roja. El poetizares neutro, depende de nosotros el que se lo viva y conviva ya sea para generarhabitares que contribuyan a conservar la convivencia social, o habitares quecontribuyan a destruirla invitando a todo tipo de enajenaciones de negaciónentre personas.Como ya ha sido dicho por Humberto Maturana, la misma ciencia tiene unaspecto poético, concretamente en los dos primeros puntos del criterio de validacn de las explicaciones cienficas, estos son de naturalezafundamentalmente poética: 1) la arbitraria elección de un fenómeno a explicar, y 2) el mecanismo generativo que se propone para explicarlo. Y de hecho si nofuese por los otros dos puntos que son de tipo ingenieril, no pasarían talesproposiciones explicativas de lo meramente poético. La naturalezapoética pues es constitutiva al habitar humano, y esto lo constatamos mirando alos niños y niñas que, a lo más que hayan sido de algún modo negados conrespecto a ello, siempre tiene una relación con la creación artística desde una
mirada poética
 
unitaria
que enlaza la visual y lo sonoro, la plástica, loescritural y lo performático, sin establecer divisiones rígidas entre pintar, hacersica, teatro o literatura. Y subyaciendo a esta dimica aparece unfundamento sostenedor del poetizar que es aún más primario que la mirada y elacto poético, ya que tiene que ver con nuestra constitución biológica en loemocional, previo al lenguaje tanto en lo ontogénico como en lo filogénico, nosreferimos al jugar, la espontánea y profunda orientación lúdica de lo humano.Pero al hablar del jugar y la orientación lúdica no nos referimos al acto derealizar juegos, sino a la disposicn corporal y psíquica de orientarseexclusivamente a la realización del quehacer que se hace, sea el que sea, y sinprestar atención al resultado, es decir encontrándose en el placer de realizar loque se hace por el mero placer de realizarlo. Orientación desde la cual se puede,por ejemplo, realizar el propio trabajo. Si uno disfruta su trabajo y a pesar quesabe que este tiene que tener ciertas consecuencias y resultados pero uno estaorientado al presente de la realización del mismo cuidando placenteramente dela composición del mismo en un fluir armónico, se encuentra en la emoción del jugar. La creación artística es así, alimentada continuamente por el placer del jugar al vivirse en la espontanea conservación de un flujo estacionario desentires que evocan el gusto por poetizar (mirar y hacer). Configuración desentires que no tiene por que ser exuberante, bien puede ser sobria y sutil,dependiendo de la historia convivencial de cada quien. De hecho como sabetodo artista, y aún toda persona, cuando uno esta frente a una obra artística, decualquier género, que le resulta bella, evoca en uno el deseo de poetizar, de crearalgo aunque sea en un cualquier otro dominio ajeno al genero de la obraexperienciada. La distinción del acto creativo inspira en nosotros el deseo de
 
crear. En este sentido si bien se ha venido rescatando desde hace ya rato
1
elaspecto central del jugar en lo que se da en llamar el desarrollo psíquico de losniños y niñas, queremos enfatizar aqque tal mirada teórica enfatiza lacuestión funcional del jugar, la cual es siempre un comentario a posteriori quehace el observador y que de hecho puede distorsionar la relación lúdica niño-adulto si se invita a jugar desde ahí y no desde la conciencia de la naturalezaespontáneamente jugetona de lo humano. De hecho nos gusta jugar, de una uotra forma, hasta el día en que nos morimos, jugamos como adultos y comoancianos, y cuando no hay dimensiones de juego en nuestro vivir este se nosaparece como duro, pesado y sin sentido. El jugar es un rasgo neoténico delhabitar psíquico humano, un rasgo de conservación de los caracteres de lainfancia. Acá cabría hablar de otro elemento fundamental más que se entrelazan con todolo antes dicho, la experiencia estética. Las experiencias son distinciones que unobservador hace de su vivir como rasgos de su vivir, y ocurren por ello en el fluirdel conversar dentro de una cultura particular, así experiencias diferentescorresponden a diferentes acontecimientos en el vivir y que vivimos de manerasparticularmente diferentes. Y lo que usualmente se denota en el vivir cotidianoal referirnos a las experiencias estéticas, es un rasgo de nuestro vivir en unaforma de bien-estar que se origina cuando encontramos que somos coherentes oresultamos en coherencia con un aspecto particular de nuestro ámbito deexistencia en la matriz que habitamos y que surge con nuestro vivir. En otraspalabras, una experiencia estética ocurre como un comentario reflexivo odistinción que hacemos sobre nuestro propio vivir al encontrarnos fluyendo enla armonía de nuestro vivir en la matriz que habitamos, distinción asociada a laconfiguración de sentires propia de un sentimiento de plena conectividad en esamatriz, en un flujo de vivires y convivires sin contradicciones emocionales queinvita a un momento de reposo. El bien-estar natural propio del habitar HomoSapiens Amans surge del vivir en la armonía relacional entre el ser vivo y elmedio, y el bien-estar propio de la experiencia estética es parte de este bien-estar natural. Y como sabemos, el bien-estar natural puede perderse en algunasde las muchas dimensiones del vivir y convivir humano, ya sea de maneratransitoria o permanente (haciendo con esa permanencia la vida imposible), conlo cual y mientras esto ocurre la experiencia estética se pierde en esasdimensiones del habitar en el cual se pierde la armonía del vivir y convivir.Deseos y emociones incompatibles destruyen la coherencia del flujo del vivir y convivir, generando con ello la experiencia de fealdad. Anteriormente
1
El profesor Carlos A. Jiménez, un estudioso colombiano del tema lúdico enaprendizaje así como en terapias alternativas da cuenta de una tendencia a ir másallá de la mirada funcional, como el dice: “La Lúdica no es un estado, es toda laexistencia humana”. Entres sus múltiples libros destacamos: “La inteligenciaLúdica”. Cooperativa Editorial Magisterio. Colombia 2005. y “Ludoterapias”Cooperativa Editorial Magisterio. Colombia. 2007. También destacamos el trabajoconcreto que viene realizando hace 14 años El Movimiento Lúdico, colectivoartístico jugando a poetizar la vida cotidiana.

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Diana Barrera liked this
plan b liked this
ncova liked this
Victorlink liked this
leonardolla liked this
emi4797 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->