Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Conocimiento en Las Ciencias Sociales

El Conocimiento en Las Ciencias Sociales

Ratings: (0)|Views: 12 |Likes:
Published by Horacio

More info:

Published by: Horacio on Jan 10, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2014

pdf

text

original

 
EL CONOCIMIENTO EN LAS CIENCIAS SOCIALES.Horacio Hernández.Enero de 2014.INDICE.
1.1.1 La inagotabilidad de lo real. g 2.1.2 La construcción del objeto científico. pág 5.1.3 La dictadura del relativismo. pág 8. 2.Diferencias entre los mtodos cualitativos ! cuantitativos. pág 11. 2.1 Los paradigmas orientativos. pág 11.2.2 Los supuestos epistemológicos. pág 15.3."plicación a algunos ejemplos en el ámbito educativo. pág 18. 3.1 #ercantili$ación del bienestar. %or &ustavo &amallo. pág 18.3.2 #ercados educativos ! segregación social. 'ecilia (eleda. pág 22.).*ibliografía. g 3+.1
 
1.1. La inagotabiidad de o rea.
La relación entre el la teoría científica ! su asociación con lo real es un tema central en la sociología. La definición del proceso científico, como el dialogo entre -ipótesis ! eperiencia, no debe olvidar /ue lo real nunca tiene la iniciativa. 0s decir, /ue la realidad sólo puede responder si se la interroga. 0n toda elaboración científica -a! una producción de datos, elaborados en función de ciertos presupuestos. %or ello es de vital importancia, comprender de /u manera se constru!e el objeto de refleión científica, /ue tiene una entidad distinta al objeto de eistencia real. 0ste objeto es el fruto de un proceso de construcción, /ue se sustenta sobre cierta información, percibida por nuestros sentidos. o -a! nada en nuestro intelecto, /ue antes no -a!a pasado por nuestros sentidos. %ero todas esas  percepciones, deben ser elaboradas en base a ciertos supuestos científicos. in teoría científica, no -a! investigación posible, ni se puede ajustar instrumento metodológico alguno o -acer lectura alguna de lo real. 0l sociólogo debe poner atención a los -ec-os /ue se le manifiestan, para comprender el mundo social. Lo /ue se reclama al sociólogo es /ue se ponga en ese estado de ánimo en /ue se ponen los físicos, los /uímicos, los fisiólogos, cuando se adentran en una región, todavía ineplorada, de su campo científico. Debe, al penetrar en el mundo de lo social, tener conciencia de /ue penetra en lo desconocido4 es preciso /ue se sienta en presencia de -ec-os cu!as le!es son tan insondables
 
como podrían serlo las de la vida cuando la biología no estaba constituida4 conviene /ue est preparado para -acer descubrimientos /ue le sorprenderán ! le desconcertarán
1
. %ero el sociólogo no debe /uedarse estancado en el mero asombro, sino /ue a partir de esta actitud debe elaborar su ciencia. u deseo de comprensión de la realidad es el fruto de un cuestionamiento /ue busca dar respuestas. u conocimiento no es más /ue la respuesta a un problema, /ue se le plantea a partir de su encuentro con un objeto de estudio. ada aparece de forma espontánea en su mente, sino /ue todo el saber se constru!e a partir de las informaciones /ue le brinda el objeto. eg6n "ristóteles7 0l alma -umana -a nacido para conocerlo todo. La naturale$a -umana está orientada al conocimiento ! no puede vivir sin -acer uso de su ra$ón. Las cosas en si mismas son verdaderas ! poseen un 
lógos
 /ue les da sentido pleno ! legítimo. Las cosas en sí mismas
no son mudas
, sino /ue gimen ! dan lu$
2
. 0sta lu$ es la /ue nos permite con/uistar el objeto científico, tal como sostiene *ac-elard. 0l -ec-o científico se con/uista, constru!e ! comprueba. La racionalidad -umana tiene una profunda capacidad de abstracción, /ue le permitía a-ondar en la verdad /ue se oculta tras su objeto de estudio. 0sta idea permite elaborar el concepto de vigilancia, /ue indica el camino de lo real a lo artificial, de la representación a la abstracción. 0lla se asocia con una serie de principios intelectuales cuestionadores de la metodología científica ! de la ra$ón misma. La vigilancia intelectual, en su forma más simple, es la espera de un -ec-o
definido
, la locali$ación de un acontecimiento
caracterizado
. o se vigila cual/uier cosa. La vigilancia se dirige a un objeto más o menos bien designado,  pero /ue, por lo menos, es pasible de un tipo de designación. o -a! nada nuevo para un sujeto vigilante La vigilancia es, pues, conciencia de un sujeto /ue tiene un objeto, ! conciencia tan clara /ue el sujeto ! su objeto ad/uieren precisión juntos, unindose de una manera tanto más estrec-a cuanto más eactamente prepare el racionalismo del sujeto la tcnica de vigilancia del objeto eaminado. La conciencia de la espera de un acontecimiento bien definido debe duplicarse dialcticamente con una conciencia de la disponibilidad de espíritu de modo /ue la vigilancia de una acontecimiento bien
1
 0milio Dur9-eim, Las reglas del mtodo sociológico, 0diciones Libertador, *uenos "ires, 2::3, pág 1;.
2
 <rase de san %ablo.2
 
designado es, en realidad, una especie de ritmo=análisis de la atención central ! de la atención perifrica
3
. Las cosas tienen su inteligibilidad no solo para ellas, sino tambin para nosotros, /ue  podemos comprenderlas. 0star conociendo, implica saltar más allá de los propios límites. 0l conocimiento no se encierra en la propia realidad subjetiva, sino /ue busca tener la forma del otro ser. 0sta idea está epresada por la máima latina7 <ieri aliud in /uantum aliud. 0s decir el sujeto debe -acerse uno con su objeto de estudio. %or lo tanto, conocer /uiere decir /ue llevamos en nosotros las esencias de otras realidades ! no solamente sus imágenes o representaciones. 0l conocimiento objetivo es a/uel cu!a  predicación sobre la realidad es verdadera, en tanto epresa o corresponde a las cualidades de la propia realidad. 0n este sentido, la objetividad del conocimiento es la relación de correspondencia entre lo /ue afirma el conocimiento ! la realidad a la /ue e refiere
)
. %ero en esta b6s/ueda de conocimiento, podemos toparnos con ciertos  prejuicios o errores, /ue dificultan nuestro entendimiento. " estos prejuicios /ue se interponen entre el sujeto ! el objeto, *acon los denomina ídolos ! los agrupa en cuatro clases distintas. 0l primer esfuer$o del espíritu debe consistir en librarse de sus prejuicios, puesto /ue se interponen entre l ! las cosas Los ídolos de la tribu,
idola tribus
, son los  prejuicios comunes a toda la -umanidad. >ienen su origen en la naturale$a del espíritu -umano ! consisten en /ue los -ombres tienen tendencia a ju$gar la cosas no seg6n lo /ue son, sino seg6n la relación /ue tienen con l. De este modo el espíritu -umano me$cla su naturale$a a las cosas, ! por consiguiente las deforma Los ídolos de la caverna,
idola specus
, así llamados por alusión a la caverna de %latón, son los prejuicios  propios de cada individuo ! de los /ue es prisionero. Le vienen de su particular constitución, de su temperamento, de su carácter, de sus gustos, de su educación, de sus funciones sociales, de sus costumbres. 'ada uno tiene con su pe/ue?a caverna personal en la /ue la lu$ natural sólo penetra rota ! corrompida. Los ídolos del foro,
idola fori
, son los prejuicios /ue provienen de las relaciones sociales ! especialmente del lenguaje. 0l espíritu es con frecuencia víctima de las palabras /ue emplea, por/ue no responden a nada, o epresan ideas confusas ! son fuente de e/uívocos. <inalmente, los ídolos del teatro,
idola theatri
, son los prejuicios /ue provienen de las teorías ! de los sistemas filosóficos. Los llamamos ídolos de teatro, por/ue todos estos sistemas son otras tantas obras de teatro /ue los filósofos -an elucidado ! -an representado cada uno a su ve$,  pie$as /ue ponen ante nuestros ojos tantos mundos imaginarios ! forjados realmente  para la escena
5
. >odos estos ídolos o preconceptos, deben ser descartados, para permitir el avance del conocimiento. 0sta -a sido la premisa fundamental de la duda metódica elaborada por Descartes, /uien sólo acepta como válido los conceptos claros ! distintos. Denomina como claro a a/uel conocimiento /ue se presenta de modo manifiesto al espíritu atento es decir /ue se perciben en l todos sus elementos. #ientras /ue reconoce como conocimiento distinto al /ue es tan preciso ! tan diferente de todos los demás /ue sólo comprende lo /ue manifiestamente aparece al /ue lo considera como es debido
+
. %or lo tanto, una idea es distinta cuando no puede confundirse con ninguna otra. 0ste
3
 &astón *ac-elard, 0l racionalismo aplicado.
)
 tefano *artolini, #etodología de la investigación política, en &ianfranco %as/uino, #anual de 'iencia %olítica, #adrid, "lian$a, 1;8:, pág 11.
5
 @oger (ernau, Aistoria de la filosofía moderna, Aerder, *arcelona, 1;8:, pág 122=123.
+
 @en Descartes, Los principios de la filosofía, B"#, #ico, 1;8C, %rincipio ,  parágrafo )5 in fine.3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->