Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El (no) más alla de la puesta en escena

El (no) más alla de la puesta en escena

Ratings: (0)|Views: 6|Likes:
Published by Nicolas Achkar
E
ste trabajo busca esbozar una perspectiva de los conflictos internacionales en tanto percibidos a partir de un andamiaje discursivo erigido desde los medios de comunicación. Consideramos la temática de particular relevancia para comprender las nuevas modalidades de interpretación de la realidad política internacional a partir de un abordaje alternativo a los estudios más tradicionales de la disciplina. Este acercamiento se vale principalmente de los desarrollos teóricos de Gilles Deleuze y Marshall McLuhan para forjar un aparato conceptual que, a partir de la noción de un “(no) más allá de la puesta en escena”, nos permita aprehender la complejidad de la configuración de los saberes en torno a ciertos acontecimientos políticos actuales. Tomando el caso de las rebeliones de la llamada “primavera árabe”, la propuesta se basa en tratar la cobertura mediática lejos de la pretendida y “sacrosanta” objetividad, para hacer énfasis en su inescindible relación de la misma con los regímenes actuales de circulación de los enunciados, las relaciones de poder internacional y la conformación de nuevas subjetividades en la construcción de escenarios políticos.
E
ste trabajo busca esbozar una perspectiva de los conflictos internacionales en tanto percibidos a partir de un andamiaje discursivo erigido desde los medios de comunicación. Consideramos la temática de particular relevancia para comprender las nuevas modalidades de interpretación de la realidad política internacional a partir de un abordaje alternativo a los estudios más tradicionales de la disciplina. Este acercamiento se vale principalmente de los desarrollos teóricos de Gilles Deleuze y Marshall McLuhan para forjar un aparato conceptual que, a partir de la noción de un “(no) más allá de la puesta en escena”, nos permita aprehender la complejidad de la configuración de los saberes en torno a ciertos acontecimientos políticos actuales. Tomando el caso de las rebeliones de la llamada “primavera árabe”, la propuesta se basa en tratar la cobertura mediática lejos de la pretendida y “sacrosanta” objetividad, para hacer énfasis en su inescindible relación de la misma con los regímenes actuales de circulación de los enunciados, las relaciones de poder internacional y la conformación de nuevas subjetividades en la construcción de escenarios políticos.

More info:

Published by: Nicolas Achkar on Jan 11, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/11/2014

pdf

text

original

 
 
E
L
(
 NO
)
 MÁS ALLÁ DE LA PUESTA EN ESCENA
 
 Franco Alejandro Tarducci.
 (Estudiante
 – 
 UNR) fatarducci@gmail.com
 Nicolás R. Achkar 
. (Estudiante
 – 
 UNR) achkar.nicolas@gmail.com
ESUMEN
. ste trabajo busca esbozar una perspectiva de los conflictos internacionales en tanto  percibidos a partir de un andamiaje discursivo erigido desde los medios de comunicación. Consideramos la temática de particular relevancia para comprender las nuevas modalidades de interpretación de la realidad  política internacional a partir de un abordaje alternativo a los estudios más tradicionales de la disciplina. Este acercamiento se vale  principalmente de los desarrollos teóricos de Gilles Deleuze y Marshall McLuhan para forjar un aparato conceptual que, a partir de la noción
de un “(no) más allá de la puesta en escena”, nos
 permita aprehender la complejidad de la configuración de los saberes en torno a ciertos acontecimientos políticos actuales. Tomando el caso de las rebeliones de l
a llamada “primavera árabe”, la propuesta se basa en tratar la cobertura mediática lejos de la pretendida y “sacrosanta”
objetividad, para hacer énfasis en su inescindible relación de la misma con los regímenes actuales de circulación de los enunciados, las relaciones de poder internacional y la conformación de nuevas subjetividades en la construcción de escenarios políticos.
E
 
 
E
L
(
NO
)
 MÁS ALLÁ DE LA PUESTA EN ESCENA
 
 Diversas aguas fluyen para los que se bañan en un mismo río. Y también las almas se evaporan en las aguas
 
Heráclito
Hacia 1960 cuando un periodista consulta a Chou Enlai, fundador del PCCh, su opinión sobre la Revolución Francesa, éste responde
Todavía es demasiado pronto para opinar 
. La anécdota,  bastante difundida por lo demás entre historiadores e internacionalistas, tal vez pueda venir al caso  para indicarnos los diversos destinos del sentido de los acontecimientos en el devenir histórico. O  para recordarnos la reaparición de la tragedia como comedia en la historia, a la Marx. O tal vez nuevamente resulta pronto para opinar, aunque bien nada impide que con un espíritu  propiamente deleuziano nos aventuremos a explorar nuevas líneas de pensamiento, a experimentar con ellas para encontrar, a los fines de este trabajo, tanto un esbozo teórico sobre el lugar de los medios masivos en la política internacional actual, como también nuevas vías de abordar un fenómeno reciente y de amplia repercusión como la llamada
 primavera árabe
. En todo caso, la tarea no puede ser vana si, nuevamente con Deleuze, entendemos que la teoría
es ya
 una cierta forma de praxis.
D
E SIGLOS Y FILIACIONES
 
Considerando la historia reciente, si con Eric Hobsbawm entendemos al siglo XX como ese
 siglo corto
que abarca de 1914 a 1989, o consentimos al historiador Moshe Lewin en llamarlo
 siglo soviético
obtenemos una mirada particular del mismo. Puntualmente, aquella que lo caracteriza como un tiempo en que ideologías
redentoras
, capitalismo, comunismo, fascismo, se enfrentaron en una lucha sin precedentes por la hegemonía mundial. Tiempos en los cuales, la ciencia, antigua abanderada de la ilustración y el progreso, eleva el bienestar y la expectativa de vida de las sociedades desarrollados a niveles sin precedentes, permite la conquista de los cielos y el espacio, a la vez que le otorga a la humanidad el
arma definitiva
 para eliminar la vida sobre la faz de la tierra. Tiempos en los cuales, si bien es imposible escribir un poema después de Auschwitz,
 
tampoco es posible dejar de hacerlo. Ahora bien, si desde una mirada histórico-sociológica, las personalidades claves del siglo fueron las reunidas en torno a la mesa de Yalta (cabría incluir también a Hitler, a Mao), la filosofía política tal vez reconoce otra filiación: nos referimos a los halagos mutuos por los cuales Foucault estableció que el siglo XXI
 será deleuziano
 (Foucault & Deleuze, 1995), mientras que Deleuze definió como
 foucaultiano
al siglo XX. Ciertamente el aporte de Foucault al pensamiento político ha sido crucial y, aunque no ha sido debidamente reconocido por el
mainstream
 de la disciplina, encontramos distintos y muy  productivos
usos
de Foucault entre autores un tanto marginales, un tanto excéntricos. Para  ponerlo en pocas palabra, con Roger Chartier, la apuesta de Foucault es la de
articular la construcción discursiva del mundo social con la construcción social de los discursos
 (Chartier, 2006). Toma de posición clara, y a la que adscribimos en este trabajo. Tal como lo conceptualiza Deleuze en su libro
 Foucault 
, (y esta es la interpretación a la que nos atenemos), en el pensamiento de este último existe una estrecha relación entre las nociones de saber, el poder y sujeto. El poder
 – 
 difuso, presente en todas las relaciones humanas, sólo abordable mediante una
micropolítica
 - tiende constantemente a fosilizar los saberes, fijarlos, a
estratificarlos
en términos de Deleuze. Con esto, los sujetos se encuentran inmersos en múltiples relaciones de poder, en medio de toda una
cartografía
que trazan estas mismas relaciones y que intentan constantemente marcar un horizonte último que ponga un freno a la emergencia de nuevas formas de vivir y de sentir. De esta, allí donde el sujeto intenta desentenderse de los saberes establecidos, estratificados, cuando se pliega nuevas formas de deseo y a colectivos minoritarios, el  poder está siempre presente para marcarle que se ha corrido de la
normalidad 
e intentar disciplinarlo. Toda decisión concerniente al deseo, concerniente a los saberes, es entonces ya  política. Pero las formas de dominación han evolucionado, y en el actual mundo globalizado, ya no se corresponden con las
 sociedades
 
disciplinarias
que imperaron hasta la segunda posguerra. Hoy día, nos enfrentamos a lo que Deleuze llamó
 sociedades de contro
, en la cual las formas de ejercer el poder relajan su anterior imagen sólida y autoritaria, para volverse más fluidas e imperceptibles, pero no por ello menos omnipresentes. Para describir este paisaje recurrimos a una cita un tanto extensa, pero clarificadora:
“ 
 Los centros de encierro disciplinarios descritos por Foucault: cárcel, hospital, fábrica, escuela, familia,
atraviesan una crisis generalizada. Vivimos la decadencia de la “sociedad disciplinaria”, que fue la sucesora
de las sociedad 
es de soberanía, cuyos fines y funciones eran completamente distintos. […] La sociedad actual es denominada como “sociedad de control” y éste se ejerce fluidamente en espacios abiertos, en forma

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->