Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Guenon, Rene - La Gran Triada

Guenon, Rene - La Gran Triada

Ratings: (0)|Views: 91 |Likes:
Published by marulonet

More info:

Published by: marulonet on Sep 20, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/08/2013

pdf

text

original

 
 
RENÉ GUÉNON
LA GRAN TRÍADA
(1946)
 
RENÉ GUÉNON — LA GRAN TRÍADAOct-00 (R)
2
PREFACIO
Muchos comprenderán sin duda, solo por el título de este estudio, que se refieresobre todo al simbolismo de la tradición extremo oriental, ya que se sabe bastantegeneralmente el papel que desempeña en ésta el ternario formado por los términos«Cielo, Tierra, Hombre» (
Tien-ti-jen
); este ternario, al que se ha tomado el hábito dedesignar más particularmente por el nombre de «Tríada», incluso si no se comprendesiempre exactamente su sentido y su alcance, es lo que trataremos precisamente deexplicar aquí, señalando también, por lo demás, las correspondencias que seencuentran a este respecto en otras formas tradicionales; ya le hemos consagrado uncapítulo en otro estudio
1
, pero el tema merece ser tratado con más desarrollos. Sesabe igualmente que existe en China una «sociedad secreta», o lo que se haconvenido llamar así, a la que se ha dado en Occidente el mismo nombre de«Tríada»; como no tenemos la intención de tratar de ella especialmente, será buenodecir a continuación algunas palabras sobre este tema a fin de no tener que volver sobre él en el curso de nuestra exposición
2
.El verdadero nombre de esta organización es
Tien-ti-houei
, que se puede traducir  por «Sociedad del Cielo y de la Tierra», a condición de hacer todas las reservasnecesarias sobre el empleo de la palabra «sociedad», por las razones que ya hemosexplicado en otra parte
3
, ya que aquello de lo que se trata, aunque es de un ordenrelativamente exterior, no obstante está muy lejos de presentar todos los caracteresespeciales que esta palabra evoca inevitablemente en el mundo occidental moderno.Se observará que, en este título, solo figuran los dos primeros términos de la Tríadatradicional; si ello es así, es porque, en realidad, la organización misma (
houei
), por sus miembros tomados tanto colectiva como individualmente, ocupa aquí el lugar deltercero, como lo harán comprender mejor algunas de las consideraciones que
1
 
 El Simbolismo de la Cruz 
, cap. XXVIII.
2
Se encontrarán detalles sobre la organización de que se trata, su ritual y sus símbolos(concretamente los símbolos numéricos de los que hace uso), en la obra de B. Favre sobre
 LesSociétés secrètes en Chine;
esta obra está escrita desde un punto de vista profano, pero el autor haentrevisto al menos algunas cosas que escapan ordinariamente a los sinólogos, y, aunque está lejos dehaber resuelto todas las cuestiones suscitadas a este propósito, tiene no obstante el mérito de haberlas planteado bastante claramente. — Ver también por otra parte Matgioi,
 La Voie rationnelle
, cap. VII.
3
 
 Aperçus sur l’Initiation
, cap. XII.
 
RENÉ GUÉNON — LA GRAN TRÍADAOct-00 (R)
3
tendremos que desarrollar 
1
. Se dice frecuentemente que esa misma organización esconocida también bajo un gran número de otras denominaciones diversas, entre lacuales hay una donde la idea del ternario se menciona expresamente
2
; pero, a decir verdad, hay en ello una inexactitud: estas denominaciones no se aplican propiamentemás que a ramas particulares o a «emanaciones» temporarias de esa organización,que aparecen en tal o cual momento de la historia y desaparecen cuando hanterminado de desempeñar el papel al que estaban más especialmente destinadas
3
.Ya hemos indicado en otra parte cuál es la verdadera naturaleza de todas lasorganizaciones de este género
4
: en definitiva, deben considerarse siempre como procediendo de la jerarquía taoísta, que las ha suscitado y que las dirigeinvisiblemente, para las necesidades de una acción más o menos exterior en la que no podría intervenir ella misma directamente, en virtud del principio del «no actuar»(
wou-wei
), según el cual su papel es esencialmente la del «motor inmóvil», es decir,el del centro que rige el movimiento de todas las cosas sin participar en él. Eso, lamayoría de los sinólogos lo ignoran naturalmente, ya que sus estudios, dado el puntode vista especial desde el que los emprenden, no pueden enseñarles apenas que, enExtremo Oriente, todo lo que es de orden esotérico o iniciático, a cualquier grado quesea, depende necesariamente del Taoísmo; pero lo que es bastante curioso a pesar detodo, es que aquellos mismos que han discernido en las «sociedades secretas» unacierta influencia taoísta no han sabido ir más lejos y no han sacado de ello ningunaconsecuencia importante. Éstos, al constatar al mismo tiempo la presencia de otroselementos, y concretamente de elementos búdicos, se han apresurado a pronunciar aeste propósito la palabra «sincretismo», sin saber que lo que designa es algo
1
Es menester notar que
 jen
significa a la vez «hombre» y «humanidad»; y además, desde el puntode vista de las aplicaciones al orden social, es la «solidaridad» de la raza, cuya realización práctica esuno de las metas contingentes que se propone la organización en cuestión.
2
Concretamente los «Tres Ríos» (
San-ho
) y los «Tres Puntos» (
San-tien
); el uso de este últimovocablo es evidentemente uno de los motivos por los cuales algunos han sido llevados a buscar relaciones entre la «Tríada» y la organizaciones iniciáticas occidentales tales como la Masonería y elCompañerazgo.
3
Esta distinción esencial nunca deberá ser perdida de vista por aquellos que quieran consultar ellibro de B. Favre que hemos citado, libro en el que desgraciadamente se ignora, de manera que elautor parece considerar todas estas denominaciones como equivalentes pura y simplemente; de hecho,la mayoría de los detalles que da al respecto de la «Tríada» no conciernen realmente más que a una desus emanaciones, la
 Hong-houei;
en particular, es solo ésta, y no la
Tien-ti-houei
misma, la que puedeno haber sido fundada más que a finales del siglo XVII o comienzos del XVIII, es decir, en una fechasumamente reciente.
4
Ver 
 Aperçus sur l’Initiation
, cap. XII y XLVI.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->