Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Preparación de las bases para un proyecto de ley de casas para obreros- T1.Parte2, [1910]

Preparación de las bases para un proyecto de ley de casas para obreros- T1.Parte2, [1910]

Ratings: (0)|Views: 10 |Likes:
Preparación de las bases para un proyecto de ley de casas para obreros : casas baratas/ Instituto de Reformas Sociales. - Madrid : Imp. de la Sucesora de M. Minuesa de los Rios , 1910. - 2a. ed.
Preparación de las bases para un proyecto de ley de casas para obreros : casas baratas/ Instituto de Reformas Sociales. - Madrid : Imp. de la Sucesora de M. Minuesa de los Rios , 1910. - 2a. ed.

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/06/2014

pdf

text

original

 
baratas en España.
 
SEGUNDA PARTE
las habitaciones baratas en España.
CONSIDERACIONES PRELIMINARES
El problema de la habitación higiénica y económica preocupa hace
tiempo en España, á juzgar por los datos que sobre el particular pue-den verse más adelante. Antes de exponerlos, será conveniente reco-
ger otras indicaciones. Debe recordarse en primer término una dispo-
sición legal del año 1853, en la cual el Sr. Egaña, Ministro de la Go-bernación, exponía las pésimas condiciones higiénicas de las vivien-
das de la clase menesterosa española,
y
hacía un llamamiento á la
acción oficial y á la particular. También conviene recordar un ante-cedente parlamentario sobre la cuestión, correspondiente á la legis-
latura de 1876, y que es reflejo de la acción social que se manifestó
en 1875 con la constitución de «La Constructora Benéfica».
Cierto que desde entonces el avance hacia la resolución del pro-
blema ha- sido lento; pero esto mismo viene á indicar que si la inter-vención del Estado se solicta desde mediados del siglo XIX,
y
si sólo
de una manera escasa
y
poco eficaz se viene obteniendo, á lo que
en 1853 era grave, según un documento oficial, no podrá tacharse
en la actualidad de poco importante, teniendo en cuenta que, con el
tiempo transcurrido, las necesidades económicas
de las clases modes-
tas han aumentado considerablemente y las
habitaciones en que
vivensiguen siendo, en general, insalubres. No obstante lo cual, no son muynumerosas las casas para obreros que, según las noticias reunidas por
el
Instituto de Reformas Sociales,
existen en España. Aun siendo defi-
cientes los datos
recogidos, á causa
de las dificultades con que se ha
tropezado para reunir noticias, no
será aventurado
asegurar que el
vivir en casa higiénica y barata no constituye hoy la regla general
entre la clase obrera y entre los empleados modestos.
 
— 182 —
El Peal Consejo de Sanidad emitió en 11 de Julio de
1901
un ra-
zonado dictamen acerca de varias cuestiones de higiene pública
(1)7
v entre ellas trató extensamente las de salubridad de las viviendas,
aglomeración de población
y
legislación general ó local de las gran-
d
es capitales extranjeras acerca de la salubridad de la vivienda. Por
tratarse de un documento oficial, cree oportuno la Sección extractar
del mismo los siguientes pasajes. que dan idea de la situación del
problema en España en época reciente:
«Algunos datos que la estadística de nuestro país proporciona
son igualmente elocuentes. En todas las ciudades, la mortalidad es
mayor en los barrios pobres, donde las condiciones higiénicas de las
viviendas dejan más que desear. Un ejemplo de fuera de Madrid
bastará para demostrarlo: en San Sebastián, la mortalidad de la
parte nueva de la ciudad es de 18,19 por 1.000, mientras que la de la
parte vieja es de 29,12. Pero la estadística de Madrid es la que más
prueba. La mortalidad en la corte ha sido en el pasado año de
1900
lasiguiente, en los diferentes distritos (2):
Centro
 
ongreso..
 
uena-vista
alacio
 
udiencia
 
ospicio ospital
atina
 
niversidad
 
nclusa
 
19,6 por 1.000
20,222,824,6
26
28,429,230,2
31,2
37,9
»Hay que advertir que en esta estadística no se tienen en cuenta
las defunciones ocurridas en el Hospital Provincial, Hospital clínico-
de la Facultad de Medicina, Hospital de la Princesa é Inclusa, para
-que la proporción de la mortalidad en la población sea la verdadera.
Así
y
todo, bien se echa de ver que, mientras
en algunos distritos
en
 1)
El informe se
publicó en la
Gaceta
de 29 de
Agosto de 1901, á con-tinuación de la Real orden de 1.
0
 del mismo mes y año, en la cual el Go-bierno de S. M. expresa al Real Consejo de Sanidad la satisfacción con
que ha visto el referido trabajo.
(2)
De
La
muerte en Madrid,
por R.
Revenga.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->