Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
0Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
responsabilidad peritos

responsabilidad peritos

Ratings: (0)|Views: 21|Likes:
responsabilidad de los peritos. Perellada y otros
responsabilidad de los peritos. Perellada y otros

More info:

Categories:Types, Brochures
Published by: Estudio Jurídico Penalista on Jan 24, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOCX, TXT or read online from Scribd
See More
See less

01/24/2014

pdf

text

original

 
 PONENCIA N* 70
 
Responsabilidad civil de los auxiliares de la justicia: peritos  judiciales
 
Por Carlos Alberto Parellada , Luis Horacio Cuervo, Silvina Furlotti; Fabiana Martinelli y Pablo Quirós
 
IResponsabilidad Civil del perito judicial: dificultad del tema. Planteo del Problema
 
La trascendencia de la prueba pericial radica en que aporta al proceso un conocimiento más profundo de los hechos que
 –
normalmente- exceden el conocimiento vulgar y por tanto requieren necesariamente la participación de expertos.
 
En la apreciación de esta prueba, el juez -dice Falcón-
tiene en cuenta: “La competencia del
perito, los principios científicos en que se funda y la concordancia tanto interna como externa del dictamen y de la prueba en general, el pliego de interrogatorio preliminar, el control de la pericia y la crítica de la misma, hecha por la parte, serán elementos valiosos e
irremplazables.
Justamente esta “simbiosis dictamen perito –
 valoración Juez y sentencia Juez (...), es lo que provoca, a juicio del Magistrado y Catedrático español Luis Martínez Calcerrada, la polémica sobre diseñar los factores determinantes de esa responsabilidad y los demás supuestos tendientes a agotar la integración de dicha institución; así en pura teorización personal, se ha repetido que no hay un tratamiento doctrinal ex profeso sobre la responsabilidad civil de los
peritos,...
 
Es decir que la particularidad, y aquí radica la dificultad de esta responsabilidad, es que el daño, en la mayoría de los supuestos, no lo causa directamente el dictamen pericial sino que requiere que el juez funde su resolución en el mismo para que pueda provocar el daño. No hay una relación directa e inmediata entre la mala praxis pericial y el daño sufrido, sino que aquella
es “filtrada” por la sentencia judicial. “Por cuanto ese dictamen trasciende en tanto en cuanto lo
acoja el órgano judicial en su sentencia, con lo que el obstáculo de la intermediación del filtro
 judicial es una de las razones de la problemática”.
Para el autor español[4] las causas que determinan esta problemática son:
 
ü Dificultades del ilícito y sus efectos dañosos por el filtro judicial;
 
ü Prueba del daño;
 
ü Vulnerabilidad del oficio pericial;
 
ü Vacío legal y jurisprudencial;
 
 A lo que agregaríamos:
 
ü la mayor complejidad de los problemas y de los desarrollos científicos lo que provoca una mayor dependencia del juez al peritaje, lo que influye sobre la relación causal; . Ej: insania; filiación; ruina; delitos contra la libertad sexual; incapacidades laborales;
 
 
ü la cosa juzgada.-
 
Beatriz Venturini en su trabajo “sobre la responsabilidad civil de los peritos en Uruguay”, destaca la misma problemática: “Finalmente, y abordando
los diferentes elementos de la responsabilidad civil, es interesante analizar algunas particularidades en materia de responsabilidad pericial atento a que se trata de una actividad que se inserta en un proceso  judicial. En este ámbito resulta interesante la incidencia de la existencia o inexistencia de una sentencia, y en general cuál fue la actitud del damnificado dentro del proceso que tomando en
cuenta el dictamen culmina o no con una sentencia
De lo hasta aquí expuesto surge el siguiente interrogante: ¿Quién debe responder?: ¿el perito?; ¿el juez?; ¿ambos? ¿El Estado?.-
 
Martínez Calcerrada, en su trabajo, señala que en la doctrina española se han sostenido las siguientes teorías:
 
1.
 
Responsabilidad del perito:
 
Esta teoría que califica como “realista” sostiene que: “... ante la producción del evento dañoso
por un facere prestacional del perito, infractor de alguna de las normas antes indicadas, sea éste directamente el responsable frente a la parte litigante que padeció ese MAL informe
pericial”.
2.
 
Responsabilidad del juez:
 
Esta teoría se “califica de formalista ya que especula, o se centra, en torno a la e
xistencia de un proceso litigioso y, fundamentalmente, sobre la presencia judicial, cuyo titular es le receptor del peritaje y el que lo acoge en su sentencia y, por tanto, quien, según sea ésta en un sentido o en otro, determina con su proyección decisoria, la real causación del daño o menoscabo al litigante; por eso, es una tesis además de formalista, ajustada a las peculiaridades del formato instrumental en que tiene lugar la emisión del mal peritaje, o la producción del hecho ilícito por parte del perit
o, que siempre es presupuesto común en tema de responsabilidad.
ü La sana crítica judicial como variante de esta teoría:
 
ü La alusión al recurso de casación:
 
3.
 
Responsabilidad de ambos:
 
Es una tesis intermedia, sincrética, que intenta conciliar las dos anteriores, argumentando que
ambos son autores del hecho ilícito, “el perito del mal peritaje; el juez por su mala sentencia”.
4.
 
Responsabilidad del Estado:
 
Las tesis anteriores se deben conjugar con la Responsabilidad del Estado por el error  judicial y por el anormal funcionamiento de la Justicia.-
 
II.
 
Análisis de la responsabilidad profesional del perito judicial:
 
1.
 
Doble naturaleza: profesional y auxiliar de la Justicia
 
Conforme lo expuesto en punto I, la prueba pericial exige por parte del perito que esté en posesión de determinados conocimientos, ya sea por ostentar un título profesional o por ser un práctico en la materia. Ello así la conducta que debe desplegar el perito es el aporte del tal conocimiento en el proceso, conforme las lex artis y las normas procesales. Aquí podemos
 
advertir que el perito judicial tiene un plus de exigencia con respecto a otro profesional porque no sólo debe respetar la lex artis, sino las normas procesales, que regulan su actuación judicial.
 
Esta doble naturaleza (profesional
 –
 auxiliar de la Justicia) le va ha otorgar cualidades propias y
específicas. Porque como explica Martínez Calcerrada “...cuando actúa como perito judicial,
merece ser destacada, por cuanto, en cierto modo, está investido de una serie de atribuciones propias del titular del cargo público, pues en el caso concreto del arquitecto al actuar como perito, no sólo está actuando en base a su pericia y su titularidad profesional ...., sino como si
estuviese investido de una especial “autoridad” y ello proviene y ello proviene de las siguientes
consideraciones:
 
a) por su titularidad o conocimientos, es indispensable que aporte los mismos, para la integración de la convicción judicial correspondiente;
 
b) por esa importancia y singularidad de su profesión o repercusión que puede tener su dictamen en el pleito, hace que toda la tramitación de dicha prueba esté total y absolutamente legalizada;
 
c) por último por el grado de influencia de su dictamen,... sostener tesis distinta y pensar que la regla general es que los jueces o tribunales no tienen en cuenta el dictamen de los peritos, supone, sin
más, tildar de infructuosa e innecesaria esta prueba...
 Además, como profesional[10] su responsabilidad deberá analizarse conforme los parámetros establecidos por la doctrina y jurisprudencia para este tipo de responsabilidad.
 
Explica Martínez Calcerrada “que el pro
fesional responde, porque así actúa y despliega, en concreto, una conducta no acorde con los principios reguladores de status, que no son sino relativos a su respectiva lex artis, o conjunto de prescripciones que marca las pautas de ejercicio de cada profesión, de conformidad con los saberes y conocimientos científicos adquiridos, la experiencia o pericia del trabajo desplegado, amén la diligencia o probidad proyectadas en aquel determinado sector de la actividad económica, en relación ya con el concreto a
cto ejecutado.
Por todo ello afirma Guillermina Venini que: “Queda fuera de duda que un perito es un experto
en el área de un saber y que en los procesos (fundamentalmente los de alta complejidad, como los que juzgan la responsabilidad médica o los defectos de construcción en una máquina
sofisticada), los jueces apoyan su pronunciamiento en el dictamen”.
2.
 
Ámbito y Naturaleza de la Responsabilidad
 
La responsabilidad del perito designado judicialmente, auxiliar de la Justicia, hacia las partes del juicio es extra contractual porque no existen vínculos previos entre ellos.-
 
En cambio la responsabilidad del consultor técnico, que no es auxiliar de la Justicia sino de la parte, es una responsabilidad contractual porque existe un acuerdo entre ambos.-
 
En el primer supuesto puede ocasionar la responsabilidad del Estado por el anormal funcionamiento de la Justicia o por un error en la decisión del juez. En el segundo caso no.-
 
Enseña Tawil que “dentro de las funciones típicamente judiciales (desarrolladas) en el denominado proceso judicial” se han reconocido, tradicionalmente, dos tipos distintos de
responsabilidad: la responsabilidad in iudicando y la responsabilidad in procedendo.
 
La primera, única derivada en realidad del ejercicio de la función jurisdiccional en sentido estricto, es la que ha gozado en general de mayor aceptación en nuestro medio, ...en la denominada responsabilidad del Estado por Error judicial
 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->