Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Curti, Nelo - Los Sonidos Del Niño Roto

Curti, Nelo - Los Sonidos Del Niño Roto

Ratings: (0)|Views: 55|Likes:
Poemario de Nelo Curti
Poemario de Nelo Curti

More info:

Published by: Cuadernos del Tábano on Sep 25, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/27/2012

pdf

text

original

 
Los Sonidos Del Niño Roto
 
…los ojitos blancos como único recuerdode que detrás de toda aquella porqueríahabía un niño. Juanma Agulles – “Tristeza de los limoneros”
 
1
El niño roto está justo en la esquina, mirando con sus ojos grandes, gigantescos, comodos mundos por los que se van colando millares de mundos. Pide algo, no alarga lamano pero pide algo en un silencio de nadieo soledades. No habla, talvez no puede, tiene derecho después de todo a estar callado, con esa manera del espantoabierta.Está ahí, ya digo, medio mugriento y medio enfermo, resignándose a crecer mientras lassemanas atraviesan almanaques con indiferencia de paredes.Permanece allí en su esquina, encogido, acurrucado contra el maquillaje lila delinvierno, dando a entender que se le viene muriendo la confianza, que no hay futuro ensus zapatos.El niño roto está riendo en una sala de luz abominable, rodeado de muecas que subrayanel orgullo; juega o burla la fatiga con muñecos de todos los colores, organiza batallas yse pone al frente del escuadrón que tiene asegurada la victoria; no sabe perder, nisiquiera piensa que perder sea posible, lo acostumbraron a jugar a que jugaba. Patea una piedra y se le aparece una madre, siente hambre y le basta con fruncir un instante elentrecejo para conseguir el plato que lo colme, llora por no perder la costumbre o por alejarse de uno de los tantos besos postizos que lo miman. Lo guardan tras montones de paredes y le dan monedas, babas, caramelos, tiempo, y una especie de poder tan puercocomo todos; tiene hojas, lápices... pero ya casi no dibuja,no dibuja,no dibuja, porque los niños rotos no dibujan,no dibujan,les colgaron un muro en las pestañasy están condenados a caer,a estamparseen una redde risas fofas o miseria,no dibujan porque de sus grafos sale el día,y tanta luz...El niño roto los domingos tiene un padre: el resto del mes un funcionario que desayunaencima del periódico con los ojos huecos y un humor en los perros nunca visto.Pasa las horas esperando a que termine el día para que su padre vuelva y otro díaempiece y pronto se termine para que terminándose los días se termine la semana y eldomingo empiece, aunque también los domingos se terminan, y termina esperando quetodo se termine.El niño roto cree que el amor es una disputa entre dos gritos y la capacidad de soportar,que huele a guiso y en la boca raspa como arena; supone entonces que quienes le rodeantienen playas bailando entre los dientes. Va desconcertado desde el deber hasta el hastíoy después se duerme para buscar bajo los ojos: pero por lo general encuentra garras,garras,garras,

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->