Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Doctrina Monroe

Doctrina Monroe

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,238 |Likes:
Published by alemarse

More info:

Published by: alemarse on Sep 29, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/07/2013

pdf

text

original

 
LA
 
DOCTRINA
 
MONROE
 
ORIGINAL
 
Contenida en el Mensaje del presidente de los Estados Unidos del 2 de diciembre de 1823.
*
 
 James
 
Monroe
 
Por propuesta del Gobierno Imperial Ruso, hecha por medio del ministro del emperador residenteaquí, se han trasmitido, plenos poderes e instrucciones al ministro de los Estados Unidos en SanPetersburgo para que arregle, mediante negociación amistosa, los derechos e intereses respectivosde las dos naciones en la costa noroeste de este continente. Una propuesta análoga ha sido hechapor Su Majestad Imperial al Gobierno de Gran Bretaña, la que ha sido aceptada igualmente. ElGobierno de los Estados Unidos se ha sentido deseoso, mediante este procedimiento amistoso, demanifestar el gran valor que ha atribuido invariablemente a la amistad del emperador y su afán decultivar el mejor entendimiento con su gobierno. En las discusiones a que ha dado origen esteinterés y en los arreglos mediante los cuales pueden terminar, se ha juzgado apropiada la ocasiónpara afirmar como un principio en el que están implicados los derechos e intereses de EstadosUnidos, que los continentes americanos, por la condición libre e independiente que han asumido ymantienen, no deben ser considerados en adelante como sujetos a la futura colonización porninguna de las potencias europeas.Se declaró al comienzo de la última sesión que entonces se hacía en España y Portugal ungran esfuerzo para mejorar la situación de la población de esos países, y que parecía que lo rea-lizaban con extraordinaria moderación. Apenas es necesario observar que el resultado ha sido hastaahora muy diferente del que entonces se anticipaba. De los acontecimientos en esa parte delmundo, con la que hemos tenido tanto intercambio y de la que derivamos nuestro origen, hemossido siempre espectadores ansiosos e interesados. Los ciudadanos de los Estados Unidos abriganlos sentimientos más amistosos en favor de la libertad y la felicidad de sus semejantes en ese ladodel Atlántico. En las guerras de las potencias europeas por cuestiones relacionadas con ellasmismas nunca hemos tomado parte alguna, ni está de acuerdo con nuestra política el hacerlo. Sólocuando nuestros derechos son invadidos o seriamente amenazados, nos agravian los perjuicios ohacemos preparativos para nuestra defensa. Con los movimientos en este hemisferio tenemosnecesariamente una relación más inmediata y por causas que deben ser obvias para todos losobservadores cultos e imparciales. El sistema político de las potencias aliadas es esencialmentediferente a este respecto del de América. Esta diferencia proviene de la que existe en sus gobiernosrespectivos y a la defensa del nuestro, que ha sido conseguido con la pérdida de tanta sangre yriqueza, y madurado por la sabiduría de sus ciudadanos más cultos, y bajo el cual hemos gozado deuna felicidad sin ejemplo, toda esta nación está consagrada. Debemos, por lo tanto, a la sinceridady a las amistosas relaciones que existen entre los Estados Unidos y esas potencias declarar queconsideraríamos cualquier tentativa por su parte de extender su sistema a lugar alguno de estehemisferio peligrosa para nuestra paz y seguridad. En las actuales colonias y dependencias decualquier potencia europea no nos hemos inmiscuido y no nos inmiscuiremos. Pero con respecto alos gobiernos que han declarado su independencia y la han mantenido y cuya independencianosotros, basándonos en una gran consideración y principios justos, hemos reconocido, no
*
Citado por Perkins, Dexter.
 Historia de la Doctrina Monroe
. Trad. Luis Echávarri. Buenos Aires, EditorialUniversitaria de Buenos Aires, 1964, 384 pp. (Biblioteca de América), pp. 322-324.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->