Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
10Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Fernando Gonzáles Ochoa - Viaje a pie (1929)

Fernando Gonzáles Ochoa - Viaje a pie (1929)

Ratings: (0)|Views: 1,809 |Likes:
Published by samuelovsky

More info:

Published by: samuelovsky on Oct 02, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/18/2014

pdf

text

original

 
Viaje a pie
Fernando Gonzáles Ochoa
1
(.1.)
E
ran los días del censo y la población de Abejorral disminuye.Ese Abejorral es la cuna de los Ministros, de los Jueces, Alcaldes y detodos los Secretarios de las oficinas. De Abejorral es ClodomiroRamírez, ese Clodomiro lento, suave y embadurnado de goce; eseClodomiro que en Grecia hubiera sido con Epicuro fundador de lafilosoa del placer. Nació en Abejorral don Dionisio Arango,Presidente de la Corte Suprema, y que es el genio del sentido común.¿Y qué Gobernador, Ministro o Secretario del Juzgado y Alcaldia noes un Gutiérrez, un Arango, un Jaramillo de Abejorral? El arte deenseñar está monopolizado por los Betancourt. Todos los de Abejorralson semicachacos y semiletrados.Allí fue, y sólo ahí pudo ser, en donde conceguimos el caballo blanco, filósofo, lento, un genio del caminar despacio, para donBenjamín. ¡Ya éramos tres! Dos aficionados a la filosofía y un caballoaficionado a la lentitud.¡Éramos tres! El mero pitagórico. Dios son tres personas;nosotros éramos tres animales y un solo filósofo.¿Por qué es tan importante el número tres? A causa de que dos no pueden convivir pacíficamente; es preciso el tercero que sirve, unasveces, para gastar en él el mal humor, y otras, de conciliador.Esos franceses ingeniosos comprendieron que el matrimonio, launión de dos, era un absurdo, como lo es una mesa de dos patas.Entonces inventaron el matrimonio de tres: el marido que paga, lamujer y el amigo. Ese es el
ménage à trois
. ¡Pobre marido que paga,que contempla a la mujer en
deshabillé 
y que sufre por la noche elcansancio de amor de la mujer! ¡Pero el marido es el amigo de otro
ménage à trois
! Sin el amigo de su mujer, el marido no podría salir decasa y ser el amigo de otra. ¡Qué bella combinación! Sólo a esosilustres conciudadanos de Raimundo Poincapodía ocurrírselesarreglar así esta respetable institución que los romanos pusieron bajola protección del dios Himeneo. ¡Cómo cambian los tiempos! ¿Qué sehizo Himeneo? Ya se ha olvidado hasta el origen de su nombre.Y un marido francés quiere al amigo de su mujer entrañablemente.El número tres es pitagórico. El Gobierno se compone de tres,Ejecutivo, Legislativo y Judicial; este último hace un papel triste, elmismo del marido en el
ménage à trois
; tres son los elementos deluniverso, aire, tierra y agua.
1
Nace en Envigado - Antioquia en el año 1895 y muere, en el mismo lugar, en 1964.El libro “Viaje a pie”, del cual fueron tomados estos apartes, es publicado en 1929 y,en el mismo año, prohibido, bajo pecado mortal, por el Arzobispo de Medellín.Independientemente de la “censura” impuesta en Colombia, la obra es traducida alfrancés y publicada en Francia, con calurosa acogida por parte de la prensa europea,en 1932.
 
(.2.)
V
iajamos de noche, tristes, atormentados ante la idea de lamuerte. Teníamos miedo. ¿Por qué tiene miedo don Benjamín? Paraaveriguarlo buscamos la oscuridad, reminiscencia de la penumbra enque estaba el confesionario del padre Cerón. En la oscuridad seexamina mejor el alma. Nos miramos por dentro y vimos allí confusos sueños, formas deamor; ansias de riqueza y miedo a la muerte.La tierra está cubierta con la obra del hombre: cultivada casi todacomo un jardín; cruzada por caminos suaves por donde circulan lariqueza y el hombre mismo llevados por la rueda, el invento deTeramenes, el agua del mar convertida en un camino; cubierta detemplos para adorar y conseguir la amistad de la fuerza oculta;cubierta de fábricas para embellecer todo...¡ La cáscara terrestre estálabrada por el hombre! Nos miramos por dentro en el camino solitario y oscuro y pensamos que esta labor sólo es humana, pues ningún animal haceotro trabajo que el momentáneo ordenado por su instinto.¿Qué vimos en nuestras almas? Que son tres los movimientos deesta inmensa obra; que en nosotros hay hambre, amor y miedo. Todossus trabajos los ha ejecutado el hombre debido a estas tres causas;todo su desenvolvimiento es motivado por ellas.Estos móviles son también los de todo lo que existe, pero, como elhombre razona, son trascendentales a él.La vida es movimiento causado por los tres grandes factoresllamados hambre, amor y miedo. Todos los demás estáncomprendidos allí.Consideremos, pues, al hombre en sus tres aspectos dehambriento, amante y miedoso. Toda la invención y toda la ideologíahumana caben aquí, en estas tres casillas.Durante toda su vida el hombre está bajo el imperio de estosmotivos; ellos son míticos; todos actúan en los varios períodos de suvida, pero en la juventud prepondera el amor, y en la vejez el miedo ala muerte. Nosotros, entre Aguadas y Pácora, en noche oscura,estábamos en las garras del miedo. ¡Aquel entierro elemental y esteDios escondido que tiene en su poder los destinos de eso que nosabandona cuando los pulmones cesas de ondular! ¿Qhace elhombre en la juventud? Amar a la mujer. ¿Y qué hace el viejo? Tocar en la muda puerta que separa esta existencia del más allá posible.¿Qhemos visto? Hemos visto a unos traficando y otrossembrando; obraban por el motivo del hambre. Hemos visto a la juventud, hombres y mujeres, mirarse con ansia. “Los caballerosmiraban a las damas y éstas bajaban los ojos”. Los jóvenes detrás delas mujeres, y éstas felices fingiéndose perseguidas. Hemos visto en lacatedral a los viejos canónigos que movían los labios y producían unsonido de abejas; y vimos allí a otrso viejos arrodillados frente a losaltares, que se golpeaban el pecho, besaban el suelo y tocaban con losnudillos de los dedos como para que les abrieran la entrada a las bodasde Camacho. Todo eso a impulsos del miedo.
2
 
Te vimos a tí, grácil Julia, en un rincón de nuestras almas deterinta años. En la juventud el hombre está principalmente en lasgarras del amor: o va detrás de las mujeres, o huye de ellas y ennoches aterradoras de insomnio, en la celda de un convento, las quieren más al disciplinar su carne que cuando iba tras ellas.¡Irremediablemente la jventud está en las garras del amor!Estudiar al hombre y toda su obra y mundo interior desde el puntode vista del hambre, el amor y el miedo, es el único método científico.En el espacio de tierra que rodea a un hombre y a una mujer unidos por el instinto de la procreación –esencia rudimentaria delamor–, en ese espacio de donde cogían con qué saciar sus hambres,estaba el origen de las naciones en las que está dividido el mundo.El amor unía bajo un mismo techo a un hombre y a una mujer, y elamor y el hambre unían bajo un mismo cielo a las familias próximas por la sangre y por la configuración de la tierra. El hambre impulsabaa algunos grupos a robar a los otros. Así, porque el hombre es amantey hambriento, apareció la familia y la nación; apareció la organización política y todos los derechos. El hombre, al legislar, quiso amparar susriquezas y defender su amor.La formación de un pueblo, de su desarrollo, sus depredaciones yel desenvolvimiento de su religión pueden contemplarsedetalladamente en los libros santos del pueblo judío. A impulsos delhambre y del amor se formó la familia de Abraham; el hambre losllevó a Egipto y de allí los sacó y les hizo recorrer la tierra en unacarrera centenaria de robos y asesinatos. En este pueblo, el máshambriento, el pueblo de la banca, del anatocismo, aparecenhipertrofiados los tres móviles de la acción humana. La religión, elmiedo a las fueryas ocultas, el miedo a la muerte, aparecen allí desdela forma bárbara del Dios escondido que hablaba a Moisés en la zarzaardiente, desde el Jehová terrible que los protegía del enemigo y lesregalaba la tierra con la oden terminante de arrasarla, de no dejar ancianos, ni mujeres, ni siquiera animales, hasta la forma superior deJesucristo. Eran tanto el horror de los judíos por la muerte, era tan parecido al nuestro, que la última etapa de su religión fue laresurrección hasta la carne. Mientras fue un pueblo joven estuvo bajolas garras del hambre, y su dios, Jehová, fue el protector de susriquezas y el sustentador de ellas; cuando fue un pueblo viejo, bajo lasgarras del miedo a la muerte, Jehová se transformó en el dulce diosque promete la resurrección y la felicidad eternas.Estos motivos de la acción humana y sus derivaciones sedesarrollan armónicamente.Allá, en el clan o en la tribu, cuando el hombre estaba dominado principalmente por el hambre, el amor de la mujer era para el luchador fuerte, para el guerrero adornado de plumas; después, para el hombrerico y bil y para el metasico que conoce los misterios deultratumba.Hace unos cuarenta mil años existía en la tierra un extraño animal.Había vivido en las ramas de los árboles, comiendo frutas; a medidaque la tierra progresaba en su condolidación, se iban delimitando lasestaciones, y en invierno no habían frutas.
3

Activity (10)

You've already reviewed this. Edit your review.
Edward Muñoz liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
Yenit Espinosa liked this
juan593 liked this
Sergio Lobo liked this
gonzalez_sd liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->