Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
28Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Del Estado Homogeneo Al Estado Pluricultural

Del Estado Homogeneo Al Estado Pluricultural

Ratings: (0)|Views: 8,522|Likes:
Published by daniela
GUIA DE DIVERSIDAD CULTURAL VERACRUZANA
GUIA DE DIVERSIDAD CULTURAL VERACRUZANA

More info:

Categories:Business/Law, Finance
Published by: daniela on Oct 03, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

05/08/2013

pdf

text

original

 
DEL ESTADO HOMOGÉNEO AL ESTADO PLURAL(EL ASPECTO POLÍTICO: LA CRISIS DEL ESTADO-NACIÓN)Luis V
ILLORO
En la época colonial, en México ya se hacía referencia al término
nación
—la nación tlaxcalteca, la nación otomí—; en las monarquías absolutaseuropeas empieza a identificarse a la nación como el conjunto de pueblossometidos a un mismo poder soberano. Sin embargo, las revoluciones definales del siglo XVIII y principios del XIX fueron las que dieron lugar auna nueva idea: “Estado-nación”.El Estado-nación es concebido como una asociación de individuosque se unen libremente por contrato; en este sentido, la sociedad no esvista ya como la compleja red de grupos disímbolos, asociaciones, cultu-ras diversas, estamentos que se han ido desarrollando a lo largo de la his-toria, sino como una suma de individuos que acuerdan hacer suya una vo-luntad general. Solamente así se pasaría de una asociación impuesta poruna necesidad histórica a una asociación basada en la libertad de los aso-ciados.La expresión de la voluntad general es la ley que rige a todos sin dis-tinciones; ante la ley, todos los individuos se uniforman, nadie tiene dere-cho a ser diferente frente al Estado. El nuevo Estado establece la homoge-niedad en una sociedad realmente heterogénea. Descansa, en efecto, endos principios: está conformado por individuos iguales entre sí y todosellos están sometidos a una regulación homogénea.El Estado-nación consagrado por las revoluciones modernas no reco-noce comunidades históricas previamente existentes, parte desde cero, delque los filósofos contractualistas llaman el estado de naturaleza, y consti-tuye una nueva realidad política de sobre este Estado.El pacto federal entre los estados de Nueva Inglaterra constituye a lanación estadounidense; en Francia, el nuevo concepto de nación se utilizapor primera vez en la fiesta de la Federación de 1791, en que los repre-
69
 
sentantes de todas las provincias francesas formalizan el contrato socialque habría de convertirla en una sola patria unificada. En Latinoamérica,los Congresos de Chilpancingo y Angostura proclaman el nacimiento denuevos Estados nacionales que libremente se constituyen a partir de unacto voluntario.El Estado-nación moderno impone un orden sobre la compleja diver-sidad de las sociedades que la componen. En la heterogeneidad de la so-ciedad debe establecerse la uniformidad de una legislación general, de unaadministración central, de una cultura nacional válida para todos y de unpoder único. De ahí que el Estado debe borrar la multiplicidad de las so-ciedades sobre las que se impone y establecer sobre ellas un solo orden.La ideología del Estado-nación moderno es el nacionalismo, el cual sepuede caracterizar por dos ideas centrales:1a. A todo Estado debe corresponder una nación, a toda nación debecorresponder un Estado; por lo tanto, su fin es lograr una unidad nacionalen un territorio determinado, donde domina un poder estatal.2a. El Estado nacional no obedece a ningún otro poder por encima deél; es absolutamente soberano.Los dos rasgos del nacionalismo son: unidad, uniformidad, homoge-neidad en lo interior, y exclusión en lo externo.Toda nuestra historia nacional puede verse desde la Independenciacomo el intento por construir el Estado-nación moderno, ese proyecto seempieza a realizar, en realidad, después de muchos años de lucha civil, enla República restaurada; es la primera expresión cabal de un programa demodernización del país; comprende en lo jurídico la vigencia de un Esta-do de derecho bajo una ley uniforme. En lo social, la homogeneidad detodos los ciudadanos frente al Estado, considerándose todos como ciuda-danos iguales independientemente de su raza, procedencia, etcétera. En lopolítico, la democracia representativa y en lo económico el desarrollo ca-pitalista. Su ideal es el de una patria unida de ciudadanos iguales.El federalismo es una variante de este proyecto. El federalismo que seinstala no corresponde, en efecto, a la diversidad real de los pueblos queintegraban a la nación; muy a menudo, las fronteras de los estados federa-les son el producto de intereses políticos locales o intentan dar solución aconflictos de poder circunstanciales.Territorios ancestrales de los pueblos indios con raíces culturales co-munes son divididos arbitrariamente entre varios estados; otros quedanincluidos como una parte de un estado con mayoría mestiza o criolla.
70LUIS VILLORO
 
El federalismo es una expresión más del ideal de una patria unida,constituida no por culturas diversas, no por pueblos diferentes, sino porindividuos uniformes, iguales entre sí. Por eso, la República federal ter-mina con los cuerpos constituidos; por la misma razón, asesta un golpemortal a las comunidades.Durante el periodo colonial, las comunidades habían subsistido en sudiversidad; la Corona española las protegió siempre contra los encomen-deros, porque ellas eran la base de su sistema impositivo. Los liberales,en cambio, eran fanáticos de la propiedad privada en la que veían, al igualque los neoliberales (sus herederos actuales) la fuente de todo progreso eco-nómico. En consecuencia, la Ley Lerdo de 1856 declaraba el fin del ejido, ydecretaba la apropiación individual y familiar de las tierras comunales.En la Revolución de 1910 acaba triunfando, de nuevo, el mismo pro-yecto moderno del mismo Estado-nación. Es cierto que, desde 1913, allado de la corriente constitucionalista liberal, aparece una tendencia dis-tinta agraria y popular.La revolución triunfante se verá obligada a incorporar en el nuevoproyecto de Estado, ideas fundamentales de esa tendencia, como el ejido,la propiedad comunal y, en su corriente indigenista, el respeto por las cul-turas indias. Sin embargo, se conservó en lo esencial la concepción delEstado-nación como una unidad homogénea. Manuel Gamio fue el quemejor sintetizó ese proyecto: la sociedad mexicana, pensaba, estaba es-cindida entre culturas y formas de vidas distintas; la patria, en cambio, esalgo que hay que construir, edificar; es algo que hay que forjar.El fin de la política posrevolucionaria es el de crear una patria inte-grada en una unidad sobre el modelo de una nación que se quiere moder-na; y ¿no es éste el modelo de proyecto que, matiz más, matiz menos,subsiste actualmente? Pues bien, abundan los signos de que la idea mo-derna del Estado-nación se encuentra actualmente en crisis, no sólo enMéxico, sino en todo el mundo.A fines del siglo XX, resulta demasiado pequeño el Estado-nación parahacer frente a los problemas planetarios y demasiado grande para solucio-nar las reivindicaciones de los grupos internos. Las últimas décadas hanasistido a una radical transformación en las relaciones entre naciones.Debido a la globalización, como se le llama, de la economía, de lascomunicaciones, de la ciencia y de la tecnología, e incluso de las decisio-nes políticas, y ante los grandes desafíos de conciencia en todo el planeta,las naciones no pueden restringirse a medidas aisladas, y tienen que to-
DEL ESTADO HOMOGÉNEO AL ESTADO PLURAL71

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->