Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
57Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Libro Ecologia de Poblaciones

Libro Ecologia de Poblaciones

Ratings: (0)|Views: 3,706 |Likes:
Published by traduccioneslima

More info:

Published by: traduccioneslima on Oct 03, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/03/2013

pdf

text

original

 
ECOLOGÍA DE POBLACIONESAutor:
JORGE SOBERÓN
COMITÉ DE SELECCIÓN EDICIONES DEDICATORIA AGRADECIMIENTOS PRÓLOGO I. LA FAMILIA PEQUEÑA NO EVOLUCIONA MEJOR....ALGUNAS IDEAS BÁSICAS SOBRE...LA SELECCIÓN NATURAL II. MEJOR SOLOS QUE MAL ACOMPAÑADOS....CRECIMIENTO DE UNA SOLA ESPECIE III. QUÍTATE TÚ PARA PONERME YO....LA COMPETENCIA ENTRE ESPECIES IV. CORRE, QUE TE ALCANZO....INTERACCIONES DEPREDADOR-PRESA V. SI TÚ ME RASCAS LA ESPALDA,...YO TE LA RASCO A TI. LAS INTERACCIONES ...MUTUALISTAS VI. DOS SON COMPAÑÍA; MÁS DE TRES SON...DESORDEN. LAS COMUNIDADES VII. BUENO, ¿Y AHORA QUÉ? APLICACIONES...DE LA ECOLOGÍA DE POBLACIONES EPÍLOGO APÉNDICE SIMULADOR DEL "FRIJOLARIUM" CONTRAPORTADA 
 
DEDICATORIA
Dedico este libro a la memoria de mi padreJORGE SOBERÓN ALONSO
AGRADECIMIENTOS
Escribir un libro de divulgación es tarea muy complicada, o al menosresultó serlo para mí. No sé si habré logrado un balance justo entre elrigor y la claridad de los argumentos; entre el atractivo de los ejemplosy su importancia para los temas expuestos; y un nivel de exposición que
 
haga accesibles a un público general los temas tratados, sin degradarlosy convertirlos en trivialidades. Si este balance se obtuvo, será en buenamedida gracias a un número de personas que influyeron en miformación como científico.Quiero manifestar mi agradecimiento a algunos de quienes, directa oindirectamente, contribuyeron al resultado del libro, ya que me seríaimposible mencionarlos a todos. En primer lugar, mis padres yhermanos. Nuestras innumerables discusiones sobre todos los temasimaginables y a cualquier hora del día, me hicieron tomar conciencia delo importante que es exponer concisa y claramente las ideas. Enparticular quiero agradecer a mi madre por habernos dado muchísimosejemplos de lo que debe de ser un argumento sólido y bienestructurado, y a mi hermano Miguel, mi modelo de un lego en asuntosde ecología de poblaciones, a quien expuse
in mente
gran parte de lasideas del libro, tratando de despojarlas de tecnicismos y hacerlasinteresantes para el lego. Si resulta que el libro es oscuro e ininteligible,la culpa será de mi mamá y mi hermano Miguel.Debo mi fascinación por las interacciones poblacionales, la demografía ylos modelos matemáticos a tres maestros de la Facultad de Ciencias: losdoctores José Negrete M., José Sarukhán K. y Rafael Pérez Pascual. Si,como consecuencia de la lectura del libro, alguien acaba compartiendomi gusto por tales temas un poco arcanos, deberá de considerarse endeuda con estos maestros míos.Carlos Martínez del Río y Luis Eguiarte F. comparten conmigo el gustopor la especulación y la abstracción, pero asimismo poseen un singularconocimiento del campo y de los organismos reales. Espero que suinfluencia en mí haya contribuido en el balance de la teoría y losejemplos del libro. Con Carlos y Luis he efectuado mis visitas a Malinalcoy en su elogio debo añadir que muchas de las preguntas sin respuestaque tengo sobre ecología surgieron durante estos viajes.Mis alumnos de los cursos de ecología de poblaciones soportaron porvarios semestres una clase semiexperimental, que en buena medida eraun intento de exponer a la crítica puntos de vista e ideas personales.Muchísimo de lo que aprendí impartiendo estos cursos aparece ahora enel libro. Gracias a todos ellos.El Fondo de Cultura Económica tuvo gran paciencia con un autorexcesivamente lento. María del Carmen Farías, coordinadora de la serie,perseveró en hacer llamadas telefónicas, enviar cartas y presionarme de
 
diversas formas hasta que finalmente entregué el manuscrito. Por suenorme estusiasmo y dedicación al proyecto quisiera agradecerle aquí.Mi esposa Tita, con su estímulo y apoyo, redujo la que sin ella habríasido una demora aún mayor. Mis dos hijos, Jorge y Pablo, por elcontrario, con su incesante actividad hicieron cuanto pudieron paraprolongar indefinidamente la escritura del libro. A ellos les agradezcouna infinidad de cosas, pero no su contribución a esta pequeña obra.
PRÓLOGO
En un prólogo, el autor debería de esbozar el contenido del libro, ya queel título es a menudo sólo una clave sobre la obra que puede ser muyengañosa. Pues bien, el tema de este libro es lo que se conoce comoecología de poblaciones. En estos tiempos de ruido, humo, asfalto,erosión y otros males similares no hay quien desconozca la palabraecología, ni carezca de cuando menos una vaga idea de su significado.Esta vaga idea suele coincidir con la de "contaminación ambiental", yconlleva a pensar algo así como que los ecólogos son aquellosprofesionales encargados de liberarnos de la contaminación. Sin duda, laecología como ciencia aporta métodos, conocimientos y conceptossumamente útiles para el entendimiento y control de los problemas dela contaminación del ambiente; sin embargo, una mucho mejor idea delo que es esta ciencia se presenta en la frase: "la ecología es la historianatural estudiada científicamente." Desglosemos un poco estadefinición.La historia natural, esa disciplina placentera que fue tan propia de
amateurs
acomodados (Felipe Barbarroja, Maximiliano de Habsburgo,Carlos Darwin, etc.) es básicamente la observación y descripción de losseres vivos en su medio natural: sus alimentos y modos de obtenerlos,la conducta reproductiva (cortejos, anidación, cuidados paternales,etc.), la estructura social de sus poblaciones, sus competidores,enemigos naturales y "aliados"; en fin, aquellas características físicasdel medio que les son favorables (clima, suelo, etc.), son la materia deestudio de la historia natural. Es interesante hacer notar que losmejores historiadores naturales han sido en buena medida
amateurs,
 esto es, enamorados de la naturaleza. Un contacto prolongado yestrecho con lo que podríamos llamar de manera sencilla áreas verdes"(sean éstas selvas, bosques, desiertos, praderas, jardines e inclusoterrenos baldíos) es una condición importante en el desarrollo de unhistoriador natural. No en balde los campesinos de todo el mundo son

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->