Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Africadas del Quechua Central

Africadas del Quechua Central

Ratings: (0)|Views: 77 |Likes:
Published by Marcos Lukaña
Las africadas del quechua central: cronología de tres cambios lingüísticos.
Pablo H. Carreño (2011)
'Sorda y Sonora', revista del centro de estudiantes de lingüística de PUCP, enlace: minisx.files.wordpress.com/2012/03/versic3b3n-final.pdf

Las africadas del quechua central: cronología de tres cambios lingüísticos.
Pablo H. Carreño (2011)
'Sorda y Sonora', revista del centro de estudiantes de lingüística de PUCP, enlace: minisx.files.wordpress.com/2012/03/versic3b3n-final.pdf

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Marcos Lukaña on Feb 09, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/22/2014

pdf

text

original

 
SORDA Y SONORA. Vol. I. Nº1. 2011 4
L
 AS AFRICADAS DEL QUECHUA CENTRAL
:
 
C
RONOLOGÍA DE TRES CAMBIOS LINGÜÍSTICOS
1
 Pablo H. Carreño Pontificia Universidad Católica del Perú
Resumen
Este artículo pretende clarificar la fecha de inicio de tres cambios lingüísticos que afectaron a las consonantes africadas de las variedades del quechua central. Para ello, en la primera sección se presenta la situación actual del quechua central por medio de una revisión bibliográfica, y se discute la probable cronología relativa de los cambios. En la segunda sección se revisan siete textos que documentan el quechua central colonial, para constatar si ofrecen algún testimonio de la ocurrencia de los cambios en las africadas en el momento en que fueron escritos. Finalmente, se extraen algunas conclusiones, se discute una probable cronología absoluta de los cambios, y se hipotetiza acerca de los desencadenantes del cambio.
0. Introducción
Mi objetivo en este trabajo es arrojar luz sobre la fecha de inicio de tres cambios lingüísticos que afectaron a las consonantes africadas del quechua central
2
. El quechua central se considera, en términos generales, la rama más antigua y diversificada de la vasta familia quechua en términos de subvariedades; y suele considerarse también que las diferencias entre sus variedades se remontan a una fecha muy temprana.
1
 Esta es una versión actualizada de Carreño 2002, ponencia que fuera leída en el 3er Congreso de Investigaciones Lingüístico-Filológicas realizado en la Universidad de San Marcos. Esta versión incorpora datos de
 Quechua de Cajatambo: un esbozo gramatical 
 (Carreño 2010), mi tesis de maestría en lingüística, y mejora las conclusiones a la luz de la nueva evidencia.
2
 Entiendo el término quechua central aproximadamente en el sentido en que A. Torero entiende su término Quechua I (cf.  Torero 1964) y G. Parker su término Quechua B (cf. Parker 1971). Sin embargo, a diferencia de dichos autores, considero dentro de su alcance a la variedad de Pacaraos, tenida por ellos por aislada.
 
SORDA Y SONORA. Vol. I. Nº1. 2011 5  A modo de ilustración, véase el siguiente cuadro, donde se muestran la forma actual, en el quechua de
seis localidades de la Sierra Central del Perú, de las palabras protoquechuas */chaki/ ‘seco’ y */traki/ ‘pie’
3
:
seco
 
pie
 Sihuas (ncash) Chaki traki Huaraz (Áncash) Tsaki chaki Huánuco (Huánuco) Chaki chaki Cajatambo (Lima) Saki chaki Picoy (Lima) Tsaki traki Pacaraos (Lima) Saki traki
Cuadro 1
El cuadro 1 ilustra los cambios que han afectado a las consonantes africadas, desde la variedad más septentrional de Sihuas
 — 
que mantiene una situación conservadora, próxima a la de la protolengua
 — 
 hacia el sur
4
. (Ver el mapa en el apéndice final). Sobre la probable cronología de los cambios que han configurado estos dialectos, en un trabajo anterior, luego del análisis de los documentos provenientes de la zona de Cajatambo publicados en Duviols 1986, afirmé lo siguiente:
“La primera diferencia saltante [entre el quechua central antiguo de los documentos y el
actual] son los cambios que afectan a las consonantes africadas [...]. Aunque los documentos no los reflejan, es probable que en el siglo XVII [...] ya estuvieran presentes
en la zona e, incluso, que sean muy antiguos.” (Carreño 2000: 97).
 Este trabajo representa una revisión de aquella hipótesis, que es, por otro lado, un lugar común en la lingüística. A la luz de los datos que aquí presenta, ya no puedo estar de acuerdo con que los cambios que afectan a las africadas del quechua central estuvieran ya presentes en el siglo XVI ni, mucho menos, con que sean muy antiguos. En este trabajo intentaré fundamentar las razones de este cambio de
3
 En general, utilizaré la ortografía común del quechua para los ejemplos, ya que sigue de cerca a la fonología. Así, /tr/ representa una consonante africada retrofleja sorda (AFI [ 
t
ʂ
 ]); /ts/ representa una consonante africada dorsoalveolar sorda (AFI [ 
ts
 ]); y /ch/ una africada prepalatal sorda (AFI
t
 ʃ 
 ]). Las vocales duplicadas (<aa>, <ee>, <ii>, <oo>, <uu>) son largas. Por otro lado, / / indica una transcripción fonológica; [ ], una fonética; y < >, una ortográfica.
4
 Vale recalcar que este trabajo se limitará al tema del quechua central. Los cambios similares que puedan haber afectado a otras ramas de la familia quechua no serán considerados.
 
SORDA Y SONORA. Vol. I. Nº1. 2011 6 opinión y abogar, más bien, por la idea de que
los
 
cambios que afectan a las africadas del quechua central se remontan, con gran probabilidad, recién al siglo XIX y a la primera mitad del s. XX
. En la primera parte del trabajo, esbozaré la situación de las africadas del quechua central en la actualidad. En primer lugar, sobre la base de una revisión bibliográfica, daré cuenta de los cambios que han afectado a las consonantes africadas y delimitaré su dispersión geográfica. En segundo lugar, discutiré la posible cronología relativa de los cambios. En tercer lugar, esbozaré una sencilla clasificación dialectal de las variedades centrales, sobre la base de los cambios de sus africadas. En la segunda parte del trabajo, evaluaré críticamente algunas fuentes documentales para poder establecer una cronología absoluta de los cambios que han afectado a las africadas del quechua central.  Asimismo, discutiré el valor de otro tipo de fuentes para reforzar el estudio de su cronología. Por último, extraeré algunas conclusiones.
1. Las africadas del quechua central en la actualidad
Fue recién en la década de 1960 que se empezó a estudiar seriamente la dialectología de la familia quechua. Este idioma, hablado en seis países sudamericanos por unos diez millones de personas (cf. Cerrón Palomino 1987: 75-6 y Chirinos 1998, 2001), presenta un estado de gran fragmentación dialectal, sobre todo en lo que respecta a las variedades de la sierra central del Perú. Trabajando sobre un muestrario muy amplio de variedades quechuas, los trabajos pioneros de G. Parker (1963) y A.  Torero (1964) revelaron una compleja realidad dialectológica, ignorada por gramáticos y filólogos durante más de cuatro siglos, concentrados por lo general en el quechua del Cuzco. Se ha argumentado que el quechua central está tan fragmentado dialectalmente por ser la rama más antigua de la familia quechua. Así pues, la cuna del quechua habría estado en la costa o la sierra del centro del Perú. Según A. Torero, la primera expansión de la lengua data del inicio de nuestra era
(Torero 2003: 88) y su área de expansión fue “la misma que hoy ocupa el Q. I [el quechua central] más la franja costera adyacente” (Torero 2003: 86). En ef 
ecto, las costas de Áncash y Lima hoy solo hablan castellano, pero fueron zonas quechua-hablantes antes de la conquista española
5
.
5
 En Carreño 2010: 29, trabajando sobre una hipótesis de A. Torero, decía lo siguiente sobre el origen y extensión del
primitivo quechua central: “
Sobre la antigüedad del quechua central, Alfredo Torero (2002: 41-3) ha apuntado la posibilidad de que los orígenes de estas variedades se remonten a los centros culturales del período Arcaico tardío (Pre-cerámico, hasta 2 000 a. C.), cuyos restos son abundantes en la zona; esta civilización original es muy anterior al famoso Chavín de Huántar (900 a. C.), que parece ser, más bien, una consecuencia de la misma. Entre otros, se puede mencionar La Galgada (sur de La Libertad, cuenca norte del río Santa; 2 900 a. C.); Huaricoto (Áncash, Callejón de Huaylas; 2 000 a. C.); Piruro (Huánuco, cuenca del Marañón; 2 400 a. C.); Las Haldas (costa de Áncash, valle del río Casma; 2 000 a. C.); Kótosh (Huánuco, cuenca del Huallaga; 2 000 a. C.); Áspero (costa de Áncash, valle del río Pativilca; 3 000 a. C.); Caral (costa de Áncash, valle del río Supe; 2 600 a. C.); Bandurria (Áncash, valle del río Huaura; 3 300 a. C.); y Río Seco (Lima, valle del antiguo río Chancay; 2 200 a. C.). Estos restos arqueológicos, afines entre sí, definen una zona cultural Norcentral, que se extiende desde el río Santa por el norte hasta el río Chillón por el sur; y que llega por el este hasta las cuencas de los grandes ríos Marañón, Huallaga y Mantaro
”.
 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->