Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
SER PSIQUIATRA EN AMÉRICA LATINA - Renato Alarcón

SER PSIQUIATRA EN AMÉRICA LATINA - Renato Alarcón

Ratings: (0)|Views: 1,124 |Likes:
Published by lizardocd
Conferencia de Renato Alarcón, reconocido psiquiatra peruano, acerca de la psiquiatría latinoamericana, su pasado, presente y futuro.
Congreso APAL, 1999.
Conferencia de Renato Alarcón, reconocido psiquiatra peruano, acerca de la psiquiatría latinoamericana, su pasado, presente y futuro.
Congreso APAL, 1999.

More info:

Published by: lizardocd on Oct 05, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/08/2013

pdf

text

original

 
SER PSIQUIATRA EN AMÉRICA LATINA:¿VALE LA PENA?
D
R
. R
ENATO
A
LARCÓN
Conferencia Magistral presentada en la Reunión Regional dePaíses Bolivarianos y del Caribe, Asociación Psiquiátrica deAmérica Latina (APAL) Isla de Margarita, Venezuela.Noviembre 24-27,1999.
 
En 1985 publiqué una nota editorial en
Acta Psiquiátrica y Psicológica de América Latina
titulada "Ser psiquiatra enAmérica Latina" (Alarcón, 1985). Un colega y amigovenezolano, agudo lector de la historia de nuestra disciplinaen el continente, sugirió una suerte de actualización de taltema en el contexto de final de siglo, en tanto que lapregunta "¿Vale la pena?" refleja en su aparente einofensiva ingenuidad, el cúmulo de angustias,interrogantes, esperanzas y frustraciones de casi 15.000hombres y mujeres de América Latina que, en un momentodecisivo de sus vidas, escogieron consagrar su destinoprofesional a este agridulce, a veces esquivo peroincambiable quehacer que llamamos psiquiatría.Permítanme empezar planteando preguntas aparentementesimples pero necesarias y que, en cierto modo, enmarcanla estructura de mi presentación: ¿Qué somos y quiénessomos los psiquiatras de América Latina? ¿Cuál es nuestrahistoria?. ¿Qué es, en última instancia, esta ciencia, estearte que recibe el nombre de psiquiatría? ¿Qué es y que nosofrece esta realidad geográfica, social, política ydemogfica que se llama América Latina? ¿Cómo seconstituye esta entidad que llamamos psiquiatríalatinoamericana, cómo se practica, cuáles son suscaracterísticas s resaltantes y cuáles sus logros ssobresalientes en casi 200 años de historia? Y en un ámbito
1
 
más personal y tal vez más profundo: ¿Está satisfecho, esfeliz con lo que hace, un psiquiatra o una psiquiatra ennuestro continente? No he investigado todos estos temas,no tengo cifras exactas ni tablas ni encuestas, no tengocomplicadas fórmulas estadísticas, ni siquiera etnografías,memorias o declaraciones exclusivas, no soy autor de losmiles de informes elaborados por aburridas y aburridorasburocracias nacionales o internacionales. Ello no quieredecir, sin embargo, que tales trabajos y tales documentosno sean necesarios. Soy sólo un modesto observador, "uninquilino tristón de las orillas" como reza un verso de Piero,el cancionista argentino en la epifanía de los años 60; unpsiquiatra latinoamericano montado a horcajadas entre elescenario material del norte y la presencia eterna de mismontañas, mis cielos azules, mi infancia y mi juventudnunca fracturadas, jamás alienadas, siempre cerca de misamigos y hermanos en esta patria grande. No pretendocontestar tajantemente aquellas preguntas ni la preguntadel tulo. Únicamente, ofrecer perspectivas, alguna queotra información y reflexiones personales en torno a estostemas cuya trascendencia, sin embargo, no podemosnegar.Los psiquiatras de Latinoamérica tenemos ciertamenteorígenes modestos. Somos, aunque no lo tengamos muypresente, herederos de brujos y hechiceros de la amazonía,la meseta, la sabana o las islas del Caribe. Cargamos ellegado de rituales, sortilegios, hierbas y danzas revestidashoy con los ropajes de una modernidad prestada (Roselli,1977; León, 1972). Cierto es que la colonia nos trajo retazosde la medicina medieval y renacentista y que más tardenos afrancesamos o nos anglificamos en funcn de lahegemonía de moda, pero siempre nos quedó algo de lasabidua y el ingenio del sacerdote, del amauta, delcurandero. Fuimos los "loqueros", custodios o guardianesen manicomios subhumanos, padecimos (¿o gozamos?) delaislamiento espléndido al que una sociedad culpable ycobarde nos relegó por muchas décadas (Alarcón, 1990).Más recientemente, no podemos sacudirnos del impactoprimariamente norteamericano de una tecnologíadeslumbrante, embriagadora y despersonalizadora(Appadurai, 1999). Pero estamos en Latinoamérica, somoslatinoamericanos y sea cual fuere el campo de la psiquiatría
2
 
en el que nos movemos, llamémonos clínicos, académicos,investigadores o neurocientíficos, estemos entregados a lapsiquiatría pública o a la práctica privada, o a ambas comoes el caso de muchos colegas a lo largo del continente,nuestra identidad y nuestro quehacer llevan eseinconfundible sello de una cultura que combina sensibilidadintensa, pasión, un sentido peculiar de la historia y de suritmo en el devenir humano, una actividad que va muchomás allá de los formalismos profesionales, una habilidadtelúrica que permite enhebrar historias en contextos realesy no codificados, y creatividad en la generación de recursosterauticos en zonas deprivadas. Somos flexibles enmarchas y contramarchas dictadas por "escuelas", agendasy ortodoxias distintas, sabemos sobrellevar los avatares dela convergencia entre ideales inexhaustos y realidadesinnegables, no creo que hayamos perdido del todo lainocencia de jornadas románticas pero estamos prestos alreplanteamiento de estrategias si las circunstancias así lodeterminan (Alarcón, 1990). Todo eso somos y todo estohacemos.Por otro lado, estamos a las puertas de un nuevo siglo y elregodearse con pasados gloriosos o con el legado deculturas milenarias puede equivaler a ejercicio negatorio oa indiferencia casi suicida. Somos parte de esa tica"aldea global" que los centros de poder se empecinan enendilgarnos sin reconocer diferencias de la más variadaíndole. Pero, aun si no lo fuéramos, no podemos negar lainfluencia de un proceso informático cada vez máscomplejo y entrelazador y, después de todo, tenemos laporosidad y la receptividad que provienen de nuestra visiónno provinciana del mundo y de sus realidades (Alarcón,1990; Vidal, 1987). La psiquiatría contemporánea no es loque fue un siglo atrás, ni siquiera 20 ó 30 años atrás. Losavances en la comprensión de etiopatogénesis, diagnósticoy tratamiento de depresión, ansiedad, pánico, enfermedadbipolar o esquizofrenia son realmente impresionantes. Lainvestigación epidemiológica y clínica nos sitúan muchomejor en la estimacn de prevalencias, tendencias,diferencias etarias y de género, accesibilidad y utilizaciónde servicios y, por cierto, de los resultados de nuestras
3

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
lizardocd liked this
Jorge Hernandez liked this
mcg_pe liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->