Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Voces de Esperanza 09 de Febrero de 2013

Voces de Esperanza 09 de Febrero de 2013

Ratings: (0)|Views: 52|Likes:
Semanario Católico de la Diócesis de Saltillo
Semanario Católico de la Diócesis de Saltillo

More info:

Published by: Diocesis de Saltillo on Feb 11, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/13/2014

pdf

text

original

 
Las respuestas que sobre el tema familia respondieron movimientos, grupos, parroquias y algunas perso-nas de la Diócesis de Saltillo se envia-ron a El Vaticano a través de la Con-ferencia del Episcopado Mexicano (CEM) el pasado 28 de enero.Después de que el Papa Francisco estableciera una Asamblea General Extraordinaria en este 2014 donde ordena recoger testimonios sobre la situación actual de la familia, se en- vió a los obispos de todo el mundo un cuestionario, basado en nueve puntos que abordan la atención pastoral en este rubro.A partir de ahí, en esta iglesia local se envió una circular a todos los pá-rrocos, a los coordinadores de movi-mientos, y grupos para que en un mes se trabajara en ello, es decir, del 20 de diciembre del 2013 al 20 de enero del 2014 recogieran el pensamiento de quienes realizan su tarea pastoral con las familias.Es así que se recibieron en la Vica-ría de Pastoral aproximadamente 20 cuestionarios con las respuestas de-bidas, las cuales fueron sintetizadas para que el vicario general, presbíte-rio Gerardo Escareño Arciniega, las enviara a las instituciones correspon-dientes.Entre las preguntas que se respon-dieron se resalta la realidad y la nueva modalidad de familia que existe en todo el mundo; y ante ello la respues-ta que da la Iglesia. Es aquí donde se dice que existen limitaciones para dar una respuesta e
ciente. Por ejemplo, aunque existe una pastoral para las personas divorciadas y vueltas a casar, esto limita para que muchas de ellas ni siquiera piensen en participar en algún espacio de la comunidad parro-quial, ya que hay un rotundo no para bene
ciarse de cualquier sacramento.Otro de los puntos débiles es sobre el desconocimiento en los métodos que ofrece la Iglesia para que se sigan los pasos para los embarazos natu-rales y evitar los métodos arti
ciales que provocan en muchas ocasiones un aborto.
Semanario católico de la Diócesis de Saltillo
09 de febrero del 2014
Año 3 No. 133
Luferni
!"#$% '()*+,"#
-".)/,"# %* #" ."#$%0##*1" "# *(2*,3/ *.4*,"(5"67 .$ 8",'%"% "#8"(5"0" 3*9/,", .$ "8)')$%6
:)'.;/.
œœ
! #$%$ &'()*%+$% !
</"=$'#" > ?">",') .* 4,*4","( 4"," *#*88'/(*.6 ?' $( 1/)/ "# -@A0 %'9/ *# 3"+'.)*,'/ "# 4,'3*,/6
Así lo dijeron
!"#$%&'"& )*"#+,%&-.,%
/0,#$%1#%0." 2- $"'".-#+,-
- EDITORIAL -
Al presbiterio, grupos laicales, comunidades de  vida consagrada, madres y padres de familia y toda persona que ha mostrado interés sobre el tema de los crímenes de pederastia cometidos por religiosos o sacerdotes de esta Diócesis de Saltillo.
PÁG. 2PÁG. 6 
,()-$ .$ /01&*+0+ 2* 3$.40..' %*+56*+4$+ +'7%* *. 4*8$ 2* .$ 9$80.0$ $ ,. :$40&$('
 
2
 
09 de febrero del 2014
No. 133
- Comentarios -
 !"#$% '$ (%)$*+,-+
Voces de Esperanza
es una publicación semanal de la Diócesis de Saltillo. Impreso en la ciudad de Querétaro, Qro. Es editado en las o
cinas del Obispado de Saltillo. Dirección: Hidalgo 166 Sur, Zona Centro, C. P. 25000. Teléfono: (844) 4123717 ext. 112 y 113 de 9:00am a 5:00pm. Se permite la reproducción del material indicando su procedencia. Los artículos publicados en
El Observador 
 y los comentarios publicados en
Voces de Esperanza
no re
ejan necesariamente la opinión de la dirección de este periódico diocesano. Correo electrónico: vocesdeesperanza@diocesisdesaltillo.org.mx; facebook y twitter: diocesisaltillo
 Al presbiterio, grupos laicales, comunidades de vida consagrada, madres y padres de familia y toda  persona que ha mostrado interés so-bre el tema de los crímenes de pede-rastia cometidos por religiosos o sa-cerdotes de esta Diócesis de Saltillo.
CONTEXTO
En primer término quiero ex- presar el contexto en el que este debate surge. El Vaticano –que tiene también la categoría de Es-tado- fue requerido por el Comité de Naciones Unidas de los Dere-chos del Niño para evaluar, por  primera vez, la manera en la que la Santa Sede está cumpliendo los compromisos asumidos al rati
 fi
car la Convención (sobre los Derechos de las Niñas y los Niños), e infor-mar acerca de los procedimientos con los que se están enfrentando al interior de la Iglesia los críme-nes de pederastia cometidos por las personas que dependen de la estructura eclesiástica. Ese fue tema de mi diálogo con las y los reporteros el pasado domingo 12 de enero, al término de la misa de 1.00 pm que celebro en la Cate-dral los domingos. En esa ocasión hablé respecto a mi experiencia  personal de la seriedad con la que la Iglesia está defendiendo a las víctimas de la pederastia, y a la  pregunta sobre si yo había enfren-tado como Obispo de Saltillo casos especí 
 fi
cos, respondí que sí, que en dos ocasiones.
LO QUE HAN DICHO LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Las especulaciones que a nivel mediático se han hecho en torno a esa respuesta no re
 fl 
ejan la res- ponsabilidad con la que la Iglesia católica se ha propuesto manejar tales situaciones, pues nuestro pri-mer interés es atender a quienes han sido víctimas, al ser atrope-llada su integridad física y moral. Habiéndose cometido ya contra estas personas menores de edad tan horrendos delitos, no podemos exponerlas ni a ellas y ellos, ni a sus familias, a todo lo que implica  y lleva consigo el abierto manejo de los medios masivos o electró-nicos, aunque sea comprensible,  por otra parte, el interés social que mani
 fi
esta con toda razón la in-dignación pública.Es, además, muy importan-te considerar que se trata de una carga psicológica fatigosa para quienes están en el centro de estas situaciones, es decir, las personas menores y sus familias, e inclu-so personas que fueron dañadas cuando eran niñas o niños, y que ahora son mayores de edad. Creo, también, que no se debe aprove-char este tema para mezclarlo con el de la homosexualidad, las rela-ciones sexuales entre adultos o el celibato. El tratamiento que hay que dar a los casos de violencia infantil, merece mesura absoluta.
DENUNCIAS RECIBIDAS
 A pesar de que en los medios se publican cifras de decenas de casos atribuidos a sacerdotes ca-tólicos de esta región, debo decir que los dos casos abordados en la Diócesis llegaron de manera seria  y formal, por denuncias inter- puestas ante mi persona contra los especí 
 fi
cos perpetradores de tales actos. Esto supuso datos precisos de información amplia por parte de quienes acusaron, que en am-bos casos fueron las madres y los  padres de los menores dañados. Recibí también en uno de los ca-sos, la petición expresa de no ha-cer pública, por ningún medio, su denuncia. Con ello pude presentar ante la Santa Sede la investigación  previa que me correspondía, y en la que se encontraba fundamen-to respecto a la posible comisión de los delitos denunciados y a la responsabilidad de las personas a quienes los acusadores señalaban como culpables. Uno de los casos está concluido, y otro aún sigue en  proceso.
DELITO GRAVE
La pederastia está catalogada  por la Iglesia como uno de los de-litos más graves, y en su momento el Santo Padre Juan Pablo II envió una Carta a todos los obispos del mundo (Sacramentumsanctitatis tutela, 30 de abril de 2001), donde estableció, mediante normas bien  precisas, la atención a este tipo de crímenes. Esos ordenamientos fue-ron más exigentes con el Papa Be-nedicto XVI(Normae de graviori-busdelictis, 21 de mayo de 2010), y continúan con la misma tónica has-ta el día de hoy con el Papa Francis-co. En estas normas se establece que  para quienes hayan sido víctimas de pederastia durante su infancia, el delito prescribe veinte años después de que la víctima haya cumplido 18 años de edad.Cuando hay una acusación ve-rosímil de pederastia contra un sa-cerdote, el acusado queda bajo la autoridad directa del Santo Padre, a través de la Congregación para la Doctrina de la Fe; el obispo, en ese momento, retira al sacerdote del ejercicio público del ministerio sacerdotal. Se trata este de un de-lito sancionado penalmente, tanto  por las leyes civiles como por las eclesiásticas; no se trata sólo de un  pecado que se resuelva en el sacra-mento de la reconciliación.
JUSTICIA
Los obispos tenemos que actuar desde una visión integral de la jus-ticia, favoreciendo la consolidación de la Iglesia como servidora de la sociedad, siendo conscientes, de manera muy particular, del enor-me daño causado a las víctimas de esos abusos. Tenemos que asumir la obligación, por una parte, de  proteger y atender a las víctimas  y, por otra, de tomar medidas pre-ventivas para evitar la repetición de estos hechos.El proceso de degradación de una persona que llega a cometer actos de pederastia no es algo que aparezca de improviso, sino que tiene sus raíces en la manera como se atienden los aspectos humanos en la formación del religioso o sa-cerdote. Tiene que ver también con el equilibrio en el orden de la vida espiritual y de la higiene física y  psicológica de parte de los mismos sacerdotes. Para atender esas per-turbaciones se requiere la interven-ción de un especialista en el campo  psicológico y psiquiátrico, y es im- portante preverlo en todos nuestros centros educativos. En cuanto a las víctimas y a sus  familias, también es imprescindible buscar acompañamiento psicológico,  pues el sufrimiento que viven puede tener consecuencias prolongadas. Es urgente que sanen sus heridas y recu- peren el bienestar arrebatado, para que no se confundan ni abandonen valores y derechos a ellos inherentes, como la autoestima, la capacidad de amar y el respeto a la propia digni-dad y a la de los demás. Es doloroso hablar de violencia infantil, pero es aún más lamentable que mantenga-mos un silencio que pueda implicar más abusos.Las niñas y los niños son las víc-timas, de estos abusos y nunca se les podrá culpar a ellas y a ellos del maltrato sufrido; a los adultos nos corresponde garantizarles cuidado y  protección durante su crecimiento y desarrollo como personas. La Iglesia, a su vez, ofrece actuar responsable-mente para que las familias se sien-tan seguras de acercarse cuando ten- gan que presentar sus quejas respecto a casos de abuso.Con
 fi
ando en que la gracia y la misericordia del Señor nos ayuden a ser cada vez más conscientes de las responsabilidades que tenemos como servidores de las comunidades, les hago llegar a todos y todas mi bendi-ción y mi saludo pastoral.Saltillo, Coahuila, a 30 de enero del 2014
Palabra del Obispo sobre el tema de la pederastia
Fray Ra
!
l Vera
"
 O
#
P
#"
Obispo DI
$
cesis de Saltillo
 
 No. 133
09 de febrero del 2014
3
 !"#$% '$ (%)$*+,-+
- Comunicadores Populares -
.$/$0*+, '1+ '$/ #+2$345%2+
Frontera, Coah.
El pasa-do 22 de enero se reunie-ron integrantes del Equipo Vicarial de Animación Pas-toral (EVAP) de Nuestra Señora de Guadalupe en la parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Di-cha reunión inició con una hora santa, en donde agra-decieron a Dios por todo los bienes recibidos, así como también pidieron a Dios les conceda el don de ser hu-mildes, sencillos, serviciales y generosos con todos sus hermanos; pidieron tam-bién fortaleza, esperanza y nobleza de corazón para lle- var el reino de Dios a quien lo necesite; se comprome-tieron en ayudar, animar y seguir el ejemplo de servicio de Jesucristo. Al terminar la oración se reunieron con el padre Francisco Xavier Rodrí-guez Trejo, vicario pastoral, quien les recordó la fun-ción del EVAP y los motivó a llevar la evangelización a todo el mundo; así también los exhortó a cumplir con la realización de la programa-ción del plan de pastoral; los invitó a apoyar en la carta a las familias, cómo también a formar la red de mensajeros y los equipos para las comi-siones parroquiales: “Que la parroquia sea como una mesa de todo y para todos”. Les recordó: “No dejen en el olvido el trabajo sobre la dignidad de las personas como hijos de Dios”. Para terminar su intervención los invitó a sembrar valores en el pueblo de Dios para que siga caminando en bien de la evangelización. Termina-ron la reunión con un pe-queño convivio.
Mar
!
a Isabel Cardona S
"
nchezComunicadoraParroquia Nuestra Se
#
ora del Sagrado Coraz
$
n
Saltillo, Coah.
Con la asistencia de cientos de catequistas de las dife-rentes parroquias de la Diócesis de Saltillo, festejaron su día el pasado domingo 26 de enero en el Colegio La Paz.El equipo que conforma la Di-mensión Diocesana de Pastoral Catequética (DIDIPAC) organizó el evento donde incluyó, juegos, di-námicas, temas y como eje central la eucaristía para dar gracias a Dios por todo el trabajo que realizan con mucho amor las catequistas, educa-doras en la fe y discípulos misione-ros de Cristo.El sacerdote Miguel Garza, res-ponsable del la DIDIPAC, compar-tió el tema “el catequista y la familia”, en donde expresó que el catequista está dispuesto a educar con el ejem-plo el amor a Dios y realiza un com-promiso con el prójimo desde el tes-timonio que da. El sacerdote lanzó dos preguntas para las catequistas que no partici-paron de manera física: Tú que eres catequista ¿cómo lograr que viva-mos los valores en la familia?; como catequista, ¿cómo irradias el evan-gelio en tu familia? mientras que quienes sí asistieron no dejaron de bailar con cada uno de los cantos.En la eucaristía se llevó a cabo una representación del evangelio por el grupo de catequesis del templo San Juan Nepomuceno, mientras que que el padre Miguel felicitó a todos los catequistas y pidió por quienes “se adelantaron y que ya están en la presencia de Dios”.También compartió que ser cate-quista es “seguir a Cristo por amor, llevar a los niños a encontrarse con el Dios vivo y a transmitir la fe”. Agregó: “Detrás de grandes sacer-dotes, grandes religioso han habido catequistas perseverantes que han enseñado a niños a encontrar la voz del Maestro”. Al término de la misa pidió a cada grupo de catequistas de cada parroquia acercarse al altar para realizar una bendición especial.La religiosa Alejandra Fuantos, de las Hermanas Catequistas Guadalu-panas agradeció al
nal: “Gracias ca-tequista por responder a la llamada gratuita de Dios que te constituyó en educador de la fe en tus hermanos; gracias catequista porque con tu ale-gría, disponibilidad, amor y pacien-cia, ayudas a descubrir la presencia amorosa de Jesús”.
Más de 50 como catequista
Doña Angelita tiene 88 años de vida y más de 50 como catequista. Bai-la, ríe y transmite su ale-gría a través de su rostro. Nació en 1926. Su nombre completo es María de los Ángeles Martínez Pineda.Su primer alumno en la catequesis fue su hermano. Inició en la parroquia Sagrado Corazón en Frontera y ahora su servicio lo lleva a cabo en la Catedral de Santiago Apóstol en Saltillo. “El sacerdote José María García Si-ller me enseñó la responsabilidad de ser catequista y con mucho amor”. Agrega: “Estoy muy contenta de tener esta vocación”.
Blanca EstradaComunicadora popularParroquia San Patricio Misionero
Realiza EVAP reunión
67" '$8$, $, $/ "/95'" $/ 2*+0+8" %"0*$ /+ '5:,5'+' '$ /+% )$*%",+% #";" <58"% '$ =5"%>?

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->