Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
19Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Reportaje LEY ANTITABACO Y TABAQUISMO

Reportaje LEY ANTITABACO Y TABAQUISMO

Ratings:

5.0

(3)
|Views: 12,508|Likes:
Algo de lo que se ha hablado mucho en últimas fechas
Algo de lo que se ha hablado mucho en últimas fechas

More info:

Published by: Javier Ceron Montes de Oca on Feb 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/16/2013

pdf

text

original

 
g
AceTA
 . . .   1   5   d  e   f  e   b  r  e  r  o   /   N   ú  m  e  r  o   1   2 . . .
       1        2
J
aviEr
c
Erón
m
ontEs
 
dE
o
ca
Q
ue aviente la primera piedraaquel que nunca haya fumadoun cigarrillo, o por lo menosdarle el “primer jalón” para tomarleel gusto a eso que muchos conside-ran uno de los grandes placeres de lavida, mientras que para otros es undesagradable vicio que, además deser nocivo para la salud, es un agentecontaminante del ambiente.Por ello, en esta ocasión vamosa colarnos a la intimidad del humodel cigarro y revisaremos qué es loque actualmente se está haciendoen nuestro país para proteger la sa-lud de quienes no fumamos y cuálesson las alternativas que se ofrecenpara abandonar este hábito, que deno controlarse, puede llegar a ser unaadicción.
La mentadaLey Antitabaco
El 22 de noviembre de 2007,la Comisión de Salud de laCámara de Diputados apro-bó en lo general el dicta-men de la
Ley General parael Control del Tabaco
, queprevé la prohibición delconsumo de ese produc-to en oficinas, escuelas,hospitales, restauran-tes, bares y transportes,entre otras áreas públicas.Dicha disposición contempla multasde hasta dos mil días de salario míni-mo por fumar en espacios cerrados.Según las consideraciones del pro-yecto, la nueva ley tiene el propósitode proteger la salud de la poblacióny los derechos de los no fumado-res a vivir y convivir en espacios100% libres del humo del tabaco.
La evidencia científica ha estable-cido con firmeza que la exposiciónal humo del tabaco de segundamano (HTSM) entraña un riesgopara la salud y que no existe unnivel mínimo de exposición en el que esteriesgo desaparezca.
Eso dice en sus fundamentos el documentoaprobado en noviembre pasado.También basado en la noción de que sólo pueden crearseespacios libres de tabaco apoyando a los fumadores a dejarla adicción, el texto establece acciones y medidas para re-ducir el tabaquismo, particularmente en lo que se refiere amenores de edad.El documento estudiado por los legisladores impone res-tricciones al empaquetado y etiquetado de productos de ta-baco. El punto clave es que debe quedar perfectamente claroal consumidor que su consumo puede tener efectos nocivos,cosa que la mayoría de nosotros, si no es que todos, sabemosperfectamente, ¿o no? Para proteger a los menores, la legis-lación impone severas multas a quienes hagan llegar tabacoa no adultos, sea en forma de venta, distribución, regalo,donación o cualquier tipo de suministro. Obviamente los me-nores tampoco deberán participar en ninguna actividad co-mercial vinculada con el tabaco.Además limita la publicidad y promoción del producto alas revisitas dirigidas a los adultos, y advierte que“se prohíbe emplear incentivos que fomen-ten la compra de productos del tabaco”.Según la iniciativa, las zonas que se habilitenpara fumar deberán instalarse en sitios al aire li-bre, fuera del paso obligado para los usuarios,y deberán contar con mecanismos que impidanel transporte de partículas de tabaco hacia laszonas definidas como libres del alcaloide.El dictamen aprobado plantea la aplica-ción de multas de hasta mil veces el salariomínimo a quienes consuman tabaco en losespacios libres o públicos, pero la sanciónse duplicaría en caso de reincidencia,mientras que los recursos generados poresa vía serían destinados al
Programacontra el tabaquismo
y otros programasde salud prioritarios. Igualmente establece la clausura tem-poral o definitiva, parcial o total, de los establecimientosque permitan el consumo de tabaco en los espacios cerra-dos.En este tenor, cabe mencionar que el 29 de noviembrede 2007, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal
(
aldf
)aprobó una medida que exige a los dueños de restauran-tes, cafeterías, bares y discotecas, entre otros, crear barrerasfísicas para dividir las áreas de consumidores y no consumi-dores de tabaco.Además, las áreas para no fumadores deben ocupar un70% de los establecimientos y el resto quedará para los con-sumidores de tabaco, el cual tendrá que disponer de extrac-tores de humo.
Viviendo entre nubes de humo de cigarrillo
 
 . . .   1   5   d  e   f  e   b  r  e  r  o   /   N   ú  m  e  r  o   1   2 . . .
       1        3
REP
o
rtAJE
Esta reforma ha sido criticada por comerciantes, ya quealegan que sufrirán pérdidas por la baja en el número declientes a causa de estas medidas. Asimismo, propietariosde los establecimientos pequeños argumentan que no ten-drán suficiente espacio para crear dos áreas.Según la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantesy Alimentos Condimentados (
canirac
), sólo 500 restaurantespodrán cumplir con esta disposición, enton-ces ¿cómo resolverán tal disyuntiva? Noobstante, el Consejo contra las Adiccio-nes en el Distrito Federal prepara unacampaña dentro del gremio restauran-tero con “folletería que incluya los artí-culos más importantes y las medidas quedeberán tener en cuenta” al interior delos bares y restaurantes.Finalmente, el 14 de enero pasado entróen vigor la llamada
Ley Antitabaco en el Distrito Federal 
, así que los propietariosde estos negocios tienen seis meses parahacer las remodelaciones necesarias.
No se preocupefumar adelgaza
Anteriormente se pensaba que cerca del 25% de las perso-nas que habían estado expuestas al humo del cigarro sufri-rían las consecuencias de esa exposición, hoy los estudiosdemuestran que las cifras son mucho mayores.Un estudio publicado recientemente en la
British Medical  Journal 
concluye que se ha subestimado el riesgo de padecerenfermedades cardiacas entre los fumadores pasivos. Origi-nalmente se creía que 25% de los fumadores pasivos corríanel riego de sufrir enfermedades cardiacas asociadas con elvicio de los demás, pero ahora el peligro ha aumentado a laescalofriante cifra de 60%.Esta investigación fue llevada a cabo en el London’s St.George Medical School y contó con la participación de 4,792voluntarios de sexo masculino, que fueron evaluados porespacio de 20 años a través de cuestionarios sobre sus hábi-tos de vida, episodios de dolor en el pecho y, sobretodo, la dosificación de una sustancia llamada co-tinina, que mide justamente la exposición al humodel cigarro.Así se pudo determinar que las personasque están expuestas al humo del cigarro tienenaproximadamente 60% más posibilidad de pa-decer problemas cardiacos, la misma de unfumador moderado que consume entre nue-ve y 10 cigarrillos diarios.Uno de los “villanos” es la nicotina, que nosólo mancha los dientes y los dedos de color amarillo, sinoque causa adicción. Por eso, entre los métodos más utiliza-dos para dejar de fumar se encuentran los chicles de nicoti-na y los parches que se aplican sobre la piel, que justamentecontienen esta misma sustancia.La nicotina y otros alcaloides que contiene el humo delcigarrillo también poseen un efecto vasoconstrictor, es de-cir, disminuyen el grosor de los vasossanguíneos, llevando a la larga a pro-ducir enfermedades cardiacas. Tam-bién hacen sentir sus efectos en lacirculación periférica, sobre todo enla de las piernas.Como si estos efectos no fueran losuficientemente dañinos, enel humo del cigarro, ade-más, se han aislado másde 50 agentes carcinóge-nos, llamados así porque,de alguna manera, con-tribuyen a la aparición dedeterminados cánceres enel cuerpo humano.Además ahora se sabeque el humo exhalado secompone de una mezclade gases que incluyen cad-mio y zinc, así como unavariedad de compuestosorgánicos, tanto voláti-les, como el monóxido decarbono y el ácido cianhídrico,como no volátiles, de gran peso mole-cular, donde la nicotina es clasificadacomo un compuesto semivolátil en di-cha mezcla.
Sin daNos a tercerosni a uno mismo
¡Sí! La ley es la ley, pero el hábito esel hábito, y el de fumar no es precisa-mente de los que se quitan con faci-lidad. Es por ello, que acudimos conMaría Elma Correa Acevedo, Coor-dinadora de la Clínica para dejar defumar, del Instituto Nacional de Can-cerología (
incan
) para saber qué sepuede hacer al respecto.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->