Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Joel Sanchez y reportaje DIA DE MUERTOS

Joel Sanchez y reportaje DIA DE MUERTOS

Ratings:

5.0

(2)
|Views: 2,496 |Likes:
Entrevista al medallista olímpico en Sydney 2000, Joel Sánchez y un reportaje sobre el colorido del Día de Muertos en México
Entrevista al medallista olímpico en Sydney 2000, Joel Sánchez y un reportaje sobre el colorido del Día de Muertos en México

More info:

Published by: Javier Ceron Montes de Oca on Feb 20, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/07/2012

pdf

text

original

 
g
Ac
e
TA
 . . .     3     0     d    e    o    c     t    u     b    r    e     /     N     ú    m    e    r    o     8 . . .
     6
E
l Colegio de Bachilleres fue unaoportunidad de vida porque mepermitió ver el mundo de otramanera: Joel Sánchez GuerreroA finales de la década de los 80,un joven con su certificado de bachi-llerato en mano, abandonó las aulasdel plantel 1-El Rosario para entrenarcon ahínco y alcanzar las metas quese había fijado como deportista ypersona. Su nombre: Joel SánchezGuerrero, quien logró obtener la me-dalla de bronce en la caminata de 50kilómetros durante los
 Juegos Olím- picos de Sydney 2000
.Para este atleta mexicano "combi-nar la escuela y el deporte fue muydifícil porque estaba inscrito en elturno matutino y los entrenamientosmás importantes en el Comité Olím-pico eran en la mañana; entoncescuando cursaba el tercer semestredecidí cambiarme al turno vesperti-no", comentó.Agregó que durante su estanciaen el plantel 1-El Rosario experimen-tó dos cambios de director y uno deellos le negó el permiso para faltara algunas clases e irse a competir aEuropa, por lo que decidió darse debaja un semestre. Sin embargo —di- jo— después regresé a concluir mibachillerato.Al referirse a sus materias preferi-das, mencionó
Ciencias de la Salud 
,
Taller de Análisis de la Comunicación
,
Historia de México
y
Literatura
. Tam-bién destacó su gusto por la
Socio-logía
, porque "cuando entras a ba-chilleres piensas en una revolución,eres muy impetuoso; empiezas areconocer valores, la ética y la mo-ral… te vuelves reaccionario. Por elloconsidero que el Colegio de Bachille-res fue una oportunidad de vida, ahípercibí el mundo de otra manera".Siendo egresado de la capacita-ción para el trabajo en
 Administra-ción de Recursos Humanos
, indicóque cuando cursaba
Sueldos y sala-rios
se dio cuenta de cómo se inter-preta el intercambio de bienes y ser-vicios, además descubrió el valor de los productos y de laprofesión de cada persona.De sus inicios como atleta, recordó que fue a los 15 o 16años cuando dio sus primeros pasos. Me gustaba el futbol ycomencé a practicarlo —dijo—, pero en una ocasión en laque se estaba realizando un certamen deportivo organiza-do por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), encontré a unfamiliar que entrenaba atletismo, por lo que me llamó laatención y empecé a practicarlo también. Además el atletis-mo me apasiona porque si quieres sobresalir tienes que sermuy disciplinado y esforzarte al máximo, pues es un depor-te individual.Sobre su palmarés —siempre sonriente y de buen humor—Joel nos habló de su primera participación en Juegos Olím-picos, en Seúl 1988, donde fue descalificado en el kilómetro16. "Fue como mi novatada", señaló, pero no se dio porvencido y obtuvo el subcampeonato centroamericano en1990, así como el subcampeonato panamericano de 1991 en20 kilómetros.En 1997 logró colocarse dentro de los primeros 12 mar-chistas del mundo y en 1998 alcanzó un lugar dentro de losprimeros seis. Dos de sus máximas glorias son, en 1999, enlos Juegos Panamericanos de Winnipeg, donde ganóen caminata de 50 kilómetros y, la otra, en la olimpiada deSydney 2000, en la que subió al podium luego de merecerla medalla de bronce.Al respecto confesó que "fue un momento que quedógrabado en mi cabeza…, es el máximo anhelo de tododeportista". También reconoció que ello le cambió la vida.Gracias a su gran participación en el certamen olímpicoobtuvo una beca para estudiar la licenciatura en Ciencias dela Comunicación en el Instituto Tecnológico y de EstudiosSuperiores de Monterrey, Campus Estado de México.Finalmente, el hoy coordinador del proyecto
Impulsar  para triunfar, A.C.,
recomendó a nuestros alumnos que"reconozcan lo valiosos que son y el privilegio que tienen alpoder estudiar en el Colegio de Bachilleres para que se pue-dan desarrollar al máximo y crecer como personas".
El Colegio de Bachilleres fue una oportunidad devida porque me permitió ver el mundo de otramanera: Joel Sánchez Guerrero
 
g
Ac
e
TA
 . . .     3     0     d    e    o    c     t    u     b    r    e     /     N     ú    m    e    r    o     8 . . .
     1     2
J
AVIER
C
ERÓN
M
ONTESDE
O
CA
M
uerte. ¿Qué es eso?, ¿destinoinexorable de todo aquelloque posee vida? ¿final delprincipio y principio…? No lo sabe-mos; sin embargo, es curioso vercómo en nuestro país se le teme, se lefesteja y se le rinde culto a la vez.
Fiesta entre vivos ymuertos
En las culturas antiguas, como lachina y la egipcia, el culto a los muer-tos es un símbolo de unidad familia y,por ello, se les homenajeaba constru-yendo templos y pirámides.En China, durante los aniversarios,se quemaba incienso, se encendíancandelas y colocaban ofrendas de ali-mentos sobre un altar. Eran los díasen los que se recordaban las grandesdeudas que se tenían con los antepa-sados.Por su parte, los egipcios creían queel individuo tenía dos espíritus y cuandofallecía, uno se iba al más allá, mientrasque el otro permanecía vagando en elespacio, por lo que tenía necesidad dealimentarse. Consideraban que esteespíritu vivía en el cuerpo que ellos cui-dadosamente habían embalsamado,de manera que el espíritu podía seguirexistiendo, era quien recibía las ofren-das.La fiesta de muertos de los aztecasestaba vinculada con el calendarioagrícola prehispánico, porque era laúnica que se celebraba cuando inicia-ba la recolección o cosecha. Es decir,era el primer gran banquete despuésde la temporada de escasez de losmeses anteriores y que se compartíahasta con los muertos.En la cultura mexica se considera-ba que el destino del hombre eraperecer. Este sentimiento de la repre-sentación del destino se debe enten-der en el sentido de que el pueblo
La muer 
 
te, un asunto defiest 
 
a y devociónpara los vivos
azteca se concebíacomo soldado del sol,cuyos ritos contribuíana fortalecer al Sol-Tonatiuh en su comba-te divino contra lasestrellas, símbolos delmal y de la noche. Losaztecas ofrecían sacrifi-cios a sus dioses y, en justa retribución, éstosderramaban sobre la humanidad la luz o el día y la lluviapara hacer crecer la vida.El culto a la muerte es uno de los elementos básicos de lareligión de los antiguos mexicanos, quienes creían que lamuerte y la vida constituían una unidad. Para los pueblosprehispánicos la muerte no era el fin de la existencia, sinoun camino de transición hacia algo mejor, lo cual se haceevidente en los símbolos que encontramos en su arquitectu-ra, escultura y cerámica, así como en los cantos poéticos enlos que se evidencia el dolor y la angustia que provoca elpaso a la muerte, al Mictlán, lugar de los muertos o descar-nados que esperan como destino más benigno los paraísosdel Tlalocan.Por otro lado, cuando alguien moría, organizaban fiestaspara ayudar al espíritu en su camino. Los antiguos mexica-nos, al igual que los egipcios, enterraban a sus muertosenvueltos en un petate y les ponían comida para cuandosintieran hambre, ya que su viaje por el Chignahuapan,parecido al Purgatorio, era muy difícil de transitar porqueencontrarían lugares fríos y calurosos.Cuando los conquistadores llegaron a América en el siglo
XVI
, se aterraron por las prácticas paganas de los indígenas,y en un intento de convertir a los nativos americanos alcatolicismo, movieron la fecha del festival hacia principiosde noviembre para que coincidiesen con las festividadescatólicas del Día de Todos los Santos y todas las almas, quefue inspirado por el ritual celta pagano de Samhain, el Díadel Banquete de los Muertos. Los españoles combinaron suscostumbres con el festival similar mesoamericano, creandode este modo el Día de Muertos.
Mexicanización de la muerte
En los cultos prehispánicos y en la religión cristiana, lamuerte no es el fin natural de la vida, sino fase de un cicloinfinito. Vida, muerte y resurrección son los estadios delproceso que nos enseña la religión cristiana. De acuerdo conel concepto prehispánico de la muerte, el acto de perecersignifica acceder al proceso creador que da la vida. El cuer-
 
 . . .     3     0     d    e    o    c     t    u     b    r    e     /     N     ú    m    e    r    o     8 . . .
     1     3
rEP
o
rtAJE
po muere y el espíritu es entregado a Dios, o a los dioses,como la deuda contraída por habernos dado la vida.Sin embargo, el cristianismo modifica el sacrificio de lamuerte, de modo que muerte y salvación se vuelven perso-nales; el individuo es el que cuenta.En las culturas contemporáneas la muerte es una pala-bra que no se pronuncia; no obstante, el desprecio, elmiedo y el dolor que sentimos hacia ella se unen al cultoque le profesamos. Es entonces cuando se vuelve jocosa eirónica y la llamamos calaca, huesuda, dientona, flaca,parca o anoréxica. Además, al hecho de morir le damosdefiniciones como petatearse, estirar la pata o pelarse,expresiones que nos permiten jugar y burlarnos de la muer-te. También nos la comemos en las calaveritas de azúcar,que portan en la frente los nombres de las futuras víctimas,o bien saboreamos los huesos de la pelona sopeados en unespeso chocolate cuando comemos el pan de muertos.
¡Pásenle a la mesa, por favor!
En los hogares mexicanos es costumbre poner el altar demuertos. Antiguamente se ponía en la sala de la casa, a lavista de los visitantes y amigos, pero hoy en día los pode-mos encontrar en el área más íntima de la casa.La fotografía de nuestro ser querido ocupa el lugar princi-pal del altar y alrededor se colocan objetos que la persona dis-frutaba en vida, como sus platillos favoritos, cigarros y bebidaspredilectas. También se colocan algunas imágenes religiosas,como una Virgen, un Cristo y algunos santos. Flores de cempa-súchil, calaveritas de azúcar y pan de muerto, no pueden faltar,así como tampoco pueden estar ausentes el copal y el inciensopara generar un ambiente místico. Ya en la noche, las velas, loscirios o las veladoras son encendidas en espera del ser queridoque vendrá a visitarnos.Cabe destacar que también en esos días la gente asistea los panteones a saludar a sus difuntos con flores, músicao comida.
El culto a
La anoréxica
Nos guste o no, es innegable que ennuestros días el culto a la Santa Muertees un fenómeno que cada día se hacede más y más adeptos. Sin embargo,¿por qué rezarle y hacerle peticiones aalgo contrario a la vida? Veamos ahora.En palabras de Raúl Villamil Uriarte, pro-fesor de Psicología y coordinador de esta dis-ciplina en la Universidad AutónomaMetropolitana-Unidad Xochimilco, lospárrocos y obispos plantean que es erró-neo que la gente venere a la SantaMuerte, ya que Dios es el único en quiendeben confiar y tener fe, además de que aúltimas fechas el número de seguidores hacrecido de manera importante.En Antropología—dijo—existe algodenominado inversión del sentido, quees una especie de inversión de símbolosy consiste en pensar por lo menos en 5o 6 generaciones atrás de nosotros,quienes le confiaron su bienestar moraly religioso a los santos oficiales, comola Virgen de Guadalupe, San Antonio eincluso la imagen de Dios mismo, queeran representativos de las plegarias dela gente. Si echamos una mirada a laactualidad —agregó— nos encontra-mos con un país en el que cada vez haymás pobreza, represión, corrupción,marginación y violencia, por eso lagente se cansó de esperar que sus san-tos y la vida les haga justicia y es enton-ces cuando se comienzan a introduciren los símbolos sagrados institucionalesotro tipo de imágenes, rituales y creen-

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Alexis Stano added this note
Oye amigo corrige un poco las faltas de ortografía por favor hay muchas palabras juntas, pero el reportaje en si esta bien.
Alexis Stano added this note
:l
Daniia Espinosa liked this
Luis Pérez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->