Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
11Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Ciencia y Nacionalismo en Nueva Granada: El caso de Caldas

Ciencia y Nacionalismo en Nueva Granada: El caso de Caldas

Ratings: (0)|Views: 2,130|Likes:
La actividad intelectual del criollo Francisco José de Caldas ha sido objeto de
múltiples estudios, específicamente en lo relacionado con la aparición en la Nueva
Granada a comienzos del siglo XIX, de formas autóctonas de cultura científica moderna.
Se ha hecho énfasis en estos estudios en dos aspectos característicos de la sociedad
colombiana de aquella época: la transformación del espacio cultural del país como
consecuencia de la influencia, en los cuarenta años precedentes, del mensaje de la
Ilustración y, en segundo lugar, la aparición de los primeros signos de las
contradicciones socio-políticas, que llevarían a la independencia de la corona española
en 1810.
La actividad intelectual del criollo Francisco José de Caldas ha sido objeto de
múltiples estudios, específicamente en lo relacionado con la aparición en la Nueva
Granada a comienzos del siglo XIX, de formas autóctonas de cultura científica moderna.
Se ha hecho énfasis en estos estudios en dos aspectos característicos de la sociedad
colombiana de aquella época: la transformación del espacio cultural del país como
consecuencia de la influencia, en los cuarenta años precedentes, del mensaje de la
Ilustración y, en segundo lugar, la aparición de los primeros signos de las
contradicciones socio-políticas, que llevarían a la independencia de la corona española
en 1810.

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Luis Carlos Arboleda on Oct 11, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/11/2013

pdf

text

original

 
CIENCIA Y NACIONALISMO EN LA NUEVA GRANADAEN LOS ALBORES DE LA REVOLUCION DE INDEPENDENCIA
LUIS CARLOS ARBOLEDALa actividad intelectual del criollo Francisco José de Caldas ha sido objeto demúltiples estudios, específicamente en lo relacionado con la aparición en la NuevaGranada a comienzos del siglo XIX, de formas autóctonas de cultura científica moderna.Se ha hecho énfasis en estos estudios en dos aspectos característicos de la sociedadcolombiana de aquella época: la transformación del espacio cultural del país comoconsecuencia de la influencia, en los cuarenta años precedentes, del mensaje de laIlustración y, en segundo lugar, la aparición de los primeros signos de lascontradicciones socio-políticas, que llevarían a la independencia de la corona españolaen 1810.En la vasta literatura sobre Caldas dos escritos en particular han aportado a mi modode ver nuevos elementos para ilustrar el origen de su pensamiento científico. Estostextos, publicados en 1987 en periódicos importantes de España y Latinoamérica, fueronescritos por distinguidos historiadores, que dedicaron varios años al estudio de la vida yobra de Caldas. Jeanne Chenu examinó las objeciones a la acogida en los círculoscientíficos en la Nueva Granada de las investigaciones realizadas por Caldas acerca de lahipsometría y la geobotánica, mostrando que estas fueron guiadas por una mentalidadque ella propone llamar
1
 
créolisme scientifique.
Asimismo, dos historiadores en ciencias matemáticas, Víctor Albis y Regino Martínez-Chavanz, publicaron en 1987 un trabajo en el que se analizan en detalle lasinnovaciones en los métodos de medición de alturas en las condiciones geográficasespeciales de Suramérica. Entre los múltiples factores que determinaron el "re-descubrimiento" de este método realizado por Caldas, ellos serían las propiedades deuna fórmula experimental, y el diseño y construcción de un prototipo, ambos producidosen un contexto local desfavorable. Esta situación se refiere a las dificultades ycontingencias a las que se enfrentaron las experiencias geofísicas de Caldas, y la otra asu conocimiento tardío del estado de la literatura sobre el tema en Europa, después desu encuentro con Humboldt.
2
 
1
Chenu, J. (1987):
Du bon usage d'instruments imparfaits: Science technique dans Ie Vice-Royaume de Nouvelle Grenade(Deuxième moitié du XVllle siècle),
Asclepio-Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia, vol 29, p.255-271; se publicaen esta obra página 55 - 63. Para una biografía intelectual de Caldas
 
ver: Arboleda Llorente, J.M. (1945):
La plaza deCaldas en Popayán,
Boletín de Historia y Antigüedades, Vol. 32, p. 877-907; Bateman, A.D.(1978):
Francisco José de Cal-das, EI hombre y el Sabio,
Biblioteca Banco Popular, Vol. 79, Cali; Paredes Pardo, J. (1983);
Repaso del sabio Caldas,
Boletín Cultural y Bibliográfico, Bogotá, Vol. 20, p.98-130; Arias de Greiff, J. (1980);
 Aspectos inéditos de la vida y la obra deCaldas,
en: Bases Biológicas de la vida y la enfermedad, Fundación OFA en Bogota; Arias de Greiff, J. (1985);
La Astronomía,
en: Historia social de las ciencias en Colombia, Vol. 2, Tercer Mundo Editores - Colciencias, Bogota, 1993.
2
Albis, v., Martinez-Chavanz, R (1987);
Las investigaciones meteorológicas de Caldas,
Quipu, Revista Latinoamericana deHistoria de las Ciencias y la Tecnología, México,
Vol. A,
p.413-432. Algunos estudios historiográficos que pueden ser útilesa este respecto son: Hernández de Alba G. (1947);
 Aspectos de la Cultura en Colombia,
Ministerio de Educación, BibliotecaPopular Colombiana, Bogota; García Bacca, J.C. (1955): García Bacca, J.D.
 Antología del pensamiento filosófico enColombia de
1647 a 1761, Selección de manuscritos, textos traducidos, introducciones, Imprenta Nacional, Bogotá;Jaramillo Uribe J. (1977):
La personalidad histórica de Colombia y otros ensayos,
Instituto Colombiano de Cultura, Bogotá;
 
Más adelante utilizaré algunos de los elementos presentados en estos dosmanuscritos, con el propósito de hacer el análisis de un problema que a mi juicio es laclave para comprender la dinámica de la actividad científica en las áreas periféricashacia el final del régimen colonial: la aparición entre los intelectuales con una visiónnacionalista de un programa realista para la formación especializada e investigativa ensus países. Mis fuentes son los escritos de Caldas
3
y, en primer lugar, las cartas que eldirigió a su amigo Santiago Arroyo
4
entre 1795 y 1802. Las características delpensamiento de Caldas reflejado en sus cartas, destacan un vínculo esencial entre suorgullo nacionalista y su deseo de saber. Estas características personales estánpresentes en los orígenes de la determinación del erudito criollo de establecer unprograma de investigación sistemática para el estudio del territorio y la sociedad de laNueva Granada. Ello hace evidente desde las primeras cartas enviadas a partir de 1795,a su amigo y principal asociado en su proceso de auto-educación científica, SantiagoArroyo:
5
 "(La naturaleza) me encanta, me arrebata, y ya estoy hecho un observadorcomún: todo me llama la atención y mueve mi curiosidad. Esta ocupación noagrava mi cabeza con lecturas, no ocupa demasiado, agrada, divierte,instruye sin la menor pensión... Ojalá hubiera hallado este medio diez añosantes."La observación espontánea de las maravillas de la naturaleza poco a poco llevó aCaldas de la curiosidad al compromiso intelectual. Comenzó a interesarse en leer los
6
 
"Autores que tratan de este Nuevo Reino de América
o
de las casas que nos pertenecen”.
De sus lecturas y de la confrontación de la teoría con la observación y la
Pacheco, J.M. (1976):
La Ilustración en el Nuevo Reino,
Universidad Católica Andrés Bello, Caracas; y Cristina M.T. (1982):
La literatura en la conquista y la colonia,
en: Jaramillo Uribe, J. (ed),
Historia Social, económica y cultural, Vol.
2, ed.,Procultura, Bogota
vol.
p.491-592. Otros escritos más especializados que clarifican nuevos aspectos de la
aco
gida de laIlustración en Colombia son: Chenu, J. (1977):
Literature Scientifique en Nouvelle Grenade à
 
la veille de l'indépendance: du discours à
 
la pratique,
Estudios de Voltaire y el Siglo XVIII. vol.97, p-313-336; Obregón D. y otros (1986):
Historia social delas ciencias. Sabios, médicos y boticarios,
Colección popular de la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, RestrepoForero O. (1985):
La formación del espíritu científico en el Nuevo. Reino de Granada,
Revista Colombiana de Educación,Bogotá, vol.16" Quevedo, E. y Zaldúa, A. (1988):
Institucionalización de la medicina en Colombia,
I, Ciencia. Tecnología yDesarrollo, Bogotá, vol.12, p.137 - 221; Arboleda, L. C. (1987):
 Acerca del problema de la difusi6n científica en la periferia:EI caso de la física newtoniana en la Nueva Granada (1740-1820),
Quipu, Revista Latinoamericana de Historia de lasCiencias y la Tecnología, Vol. A p.7-30 y Arboleda, L. C. (1990);
Newton en la Nueva Granada.
IN: Ma. Pilar de San PíoAladren (ed),
Mutis y la real expedición botánica del Nuevo Reino de Granada,
Real Jardín Botánico de Madrid, 2 vols.,Villegas Editores - Lunwerg Editores, Barcelona, 1992.
3
 
Obras completas de Francisco José de Caldas,
Imprenta Nacional, Bogotá, 1966. De aquí en adelante se llamará
Obras.
 
4
 
Cartas de Caldas,
Editorial Kelly, Bogotá, 1978 De aquí en adelante se llamará
Cartas.
 
5
 
Hago referencia aquí a la carta fechada en Diciembre 9 de 1795,
Cartas,
p.25, donde Caldas habla de sus viajes decomercio y el nacimiento de su espíritu científico de observación. Escapando de sus obligaciones como jurista que lomantenían alejado de su vocación naturalista, Caldas escogió en ese momento la ruta comercial entre la sede del gobiernode la Presidencia de Quito y Santafé, la capital del Virreinato. Así encontró la manera de hacer su vida en la lucrativaactividad de comerciante, respondiendo al mismo tiempo a su vocación interior, el “llamado de la naturaleza", que lo llevaríaa explorar el centro y posteriormente la región de los Andes del territorio de Nueva Granada. Bateman (1978),
op. cit 
p.25-31 tiene unos comentarios excelentes a este respecto, si bien en el estilo laudatorio tradicional. Comparar con Arias deGreiff (1985),
op. cit.
p.24-27.
6
 
Cartas.
p.25; ver la continuación de este comentario más adelante,
infra
p.3. El interés de Caldas en fundamentar laexploración del territorio en trabajos científicos sólidos, principalmente de física y ciencias naturales, se reitera en sucorrespondencia a través de los años 1795-1801,
Cartas,
p.25, 29, 33, 49, 60-62, 101.
 
experiencia, Caldas pronto aprendió a desarrollar esa
mirada
:"¡Que objeto tan nuevo y tan raro para mi; para mi que había pasado tresveces por estos lugares, que tanto me divertían y me admiraban, y no lohabía notado!",Posteriormente trataré de descubrir en las cartas de Caldas el proceso que pudohaber dado lugar a la formación de esta mirada filosófica de la naturaleza. Veremostambién que es el mismo proceso que dio nacimiento a una nueva conciencia socio-política sobre el rol de los miembros de la elite criolla al final del régimen colonial de laNueva Granada. Desde el comienzo hubo un vínculo entre esta conciencia y elconocimiento del medio natural. En un momento determinado, la cultura científicaobtenida a través de la lectura de los textos más avanzados de la época dentro de unentorno social bien determinado, llevó a Caldas a transformar la visión admirativaingenua de los primeros viajes. Como consecuencia, adquirió una capacidad intelectualque lo volvió experto en describir las características geofísicas del territorio. Al mismotiempo esto produjo un notable efecto de conjunto: la reafirmación de su concienciatelúrica y, por lo tanto, la emergencia de una voluntad política en los propósitos yorientaciones de su actividad científica.Al comienzo de su carrera como naturalista, Caldas comenzó su auto-educacióncientífica leyendo descripciones de viajes a lo largo del territorio de la Nueva Granada.El 9 de Diciembre de 1795 le solicita a Arroyo, quien contaba con una buena posiciónsocial entre los círculos intelectuales de la capital, que pidiera prestados los siguienteslibros de la Biblioteca Publica de Santafé en donde los había consultado durante susaños universitarios:
EI Orinoco Ilustrado
de Gumilla;
La Descripción de la Provincia deSanta Marta
de Julián;
EI Viaje del Amazonas
de La Condamine y de este mismo autor,
La Relación del viaje en la Presidencia de Quito.
Interesado en la identificación yanálisis taxonómico de las especies de la vegetación de los Andes que había observadodurante sus viajes, también le solicitó a su amigo la
Flora Española
de José Quer endonde pensaba encontrar las claves de la nomenclatura y la sistemática de Linneo y deTournefort.La adquisición efectiva de estas obras y la más importante de todas,
La Filosofíabotánica
de Linneo, dará lugar a numerosas negociaciones de Caldas con los ilustradoscriollos, contando con Arroyo como intermediario. La carta del 20 de Julio de 1801 es lamás relevante a este respecto. Caldas se felicita que su amigo finalmente hubiesedescubierto un ejemplar de la
Filosofía botánica
en posesión de Joaquín Camacho
8
:
7
 
Cartas,
p.29. A partir de la lectura de relaciones de viajes a 10 largo de estas rutas, como la de Bouguer, Caldasacrecentó el sentido de la observación durante sus numerosos recorridos por estos parajes; se percató de detalles queantes no había reconocido en la naturaleza como unas ruinas de construcciones precolombinas que en varias ocasionespasó sin detectar. La curiosidad científica hacia los objetos naturales, llevó a Caldas a interesarse en aquellos trabajos queestuvieron a su alcance y que más le ofrecieran una explicación de las características y propiedades de tales objetos.
8
 
Cartas.
p.86. Caldas todavía expresa aquí su ilimitada confianza (compartida por toda su generación como resultado delas enseñanzas de Mutis) en las ventajas y competencias del sistema de Linneo en la explicaci6n de la naturalezaecuatorial. Esta confianza comenzara a disminuir en la medida que se fueron desarrollando las investigaciones botánicasen los años siguientes. Ver: Restrepo Forero, O. (1986):
El tránsito de la historia natural 
a
la biología en Colombia
1784-1936, Ciencia Tecnología y Desarrollo, Bogotá, Vol. 10, p.181-275; y Arboleda L. C. (1990):
José Celestino Mutis (1732-1808), L’Expédition botanique
(1783-1816)
et la naissance d'une tradition scientifique
à
la Nouvelle-Grenade,
en X. Polanco(ed): Naissance et dévéloppement de la Science-monde, Ed. La Découverte-Unesco, Paris.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->