Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
58Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
3º Atención y Percepción

3º Atención y Percepción

Ratings: (0)|Views: 4,102 |Likes:
Published by PsicoCCFF

More info:

Published by: PsicoCCFF on Oct 12, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/13/2013

pdf

text

original

 
U N I V E R S I D A D
DE SAN MARTÍN DE PORRES
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN,TURISMO Y DE PSICOLOGÍA
ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA MANUAL TEÓRICO PRÁCTICO DEL CURSO
ATENCIÓN Y PERCEPCIÓN
III CICLO SEMESTRE 2005-IIELABORADO POR:Dr. ROBERTO BUENO CUADRA
Centro de Producción de Material didáctico para usoDocumentos de la Universidad Particular exclusivo en clasede San Martín de Porres
1
 
INTRODUCCION A LOS PROCESOS COGNITIVOS
Los términos “cognición” y “procesos cognitivos” se suelen utilizar para hacer referencia a aquellosaspectos del comportamiento relacionados con la adquisición, mantenimiento y uso de habilidades yconocimientos. La psicología tradicional identifica ciertas clases de procesos cognitivos. Para individualizarlos,utiliza denominaciones tomadas del lenguaje ordinario, tales como “atención”, “sensación”, “percepción”,“memoria”, “aprendizaje”, “imaginación”, “pensamiento”, etc. Es decir, cada una de estas palabras se refiere aalguna clase de procesos cognitivos.Existen en la actualidad tres puntos de vista principales o “paradigmas” acerca de la naturaleza de losprocesos cognitivos.
a.
La psicobiología
. Este enfoque plantea que los denominados “procesos cognitivos” son lamisma actividad del cerebro, o actividades que surgen a partir de la actividad cerebral. Por tanto, el“pensamiento”, la “memoria”, etc. serían actividades cerebrales, o el producto directo de éstas. El punto de vistapsicobiológico moderno se inicia con Pavlov, quien sostuvo enérgicamente que los procesos mentales no sonmás que la actividad nerviosa superior, es decir, cortical. La investigación actual en neurociencias ha prolongado,desde otro ángulo, el mismo punto de vista. El desarrollo de las técnicas modernas de neuroimagen, tales comola tomografía por emisión de positrones (TEP) (véase, por ejemplo, Raichle, 1994) ha aportado datos acerca delo que sucede en el cerebro cuando se llevan a cabo actividades cognitivas. La TEP permite observar la actividaddel cerebro en un individuo consciente, en el mismo momento en que ésta se realiza. Así, es posible visualizar qué partes del cerebro están especialmente activas cuando el individuo ve, oye o recuerda.Sin embargo, es conveniente no malinterpretar la importancia de los datos aportados por las técnicas deneuroimagen. Todo lo que esas técnicas nos permiten observar es la actividad física del cerebro. Lo quellamamos “procesos cognitivos”, sin embargo, involucra mucho más que esa actividad física. Dicha actividadfísica forma parte de la actividad psicológica, pero no es igual a ella. Por ejemplo, el “ver” implica actividadesconcretas en la corteza cerebral, pero también requiere de condiciones existentes en el estímulo, en laexperiencia pasada del individuo, en sus necesidades y expectativas, etc. La interacción en conjunto de todosestos factores conduce a la visión, de la cual la actividad cortical es solamente una parte.
b.
El conductismo radical.
Con frecuencia se dice que el conductismo radical no está interesadoen investigar la cognición, sin embargo, esta afirmación es completamente errada (véanse los trabajos deSkinner y de Kantor). El conductismo radical es escéptico en cuanto a la idea de que los procesos cognitivossean procesos, mecanismos, sistemas, etc. ubicados en la mente o en el cerebro de la persona y que actúencomo causas de la conducta. En vez de ello, el conductismo radical postula que los términos “cognitivos” (talescomo “atención”, “percepción”, etc.) son términos que las personas utilizan para hacer referencia a la conductamisma. Es decir, cuando decimos que alguien “percibe”, no estamos describiendo su actividad mental, nicerebral, sino más bien su conducta. Así, una conducta no se debe a que el individuo sea capaz de percibir, sinomás bien, decimos que el individuo “percibe”, cuando efectivamente observamos cómo se comporta, es decir,observamos un comportamiento y la manera y circunstancias en que ocurre (Bueno, 1993). Por tanto, para elconductismo radical, la investigación de los procesos cognitivos, no requiere, ni consiste en, la observación deestados mentales ni cerebrales. Investigar la cognición significa, más bien, la observación de comportamientos,ocurriendo bajo circunstancias específicas. Los procesos cognitivos pueden ser investigados mediante unanálisis experimental de aquellos comportamientos que, al ser observados, solemos denominar “atender”,“percibir”, “recordar”, etc. (Bueno, 1996).
c.
El cognitivismo
. Con este nombre se puede designar a una diversidad de teorías que partendel siguiente postulado: El individuo no responde directamente al estímulo, sino que su respuesta estámodulada, mediada o determinada también por ciertas estructuras, procesos y contenidos, elementos que sonllamados colectivamente “cognición” (de Vega, 1985). Sin embargo, el cognitivismo no es un punto de vistaunitario, ya que, dentro de ese enfoque, existe una variedad de opiniones en cuanto a la naturaleza y origen delos procesos cognitivos. Algunos teóricos sostienen que los procesos cognitivos se refieren únicamente a“estrategias” y “planes” para la acción, sin embargo, estas estrategias pueden ser solamente habilidadesaprendidas, enfoque que es totalmente compatible con el conductismo radical. (Sobre este punto puedemencionarse el caso del gran psicólogo ruso Lev Vigotsky. Este autor investigó los orígenes de la actividadmental, concluyendo que “lo mental” no es una entidad previa a la conducta y que se manifiesta por medio deella. Para Vigotsky, “lo mental” llega a existir como resultado de las constantes interacciones reales que el niñomantiene con su ambiente físico y social. El niño aprende habilidades motoras, posteriormente el lenguajesustituye simbólicamente la acción motora y finalmente, el habla se vuelve “interiorizada”, es decir, se vuelve“pensamiento”. Aunque el enfoque de Vigotsky es totalmente compatible con el conductismo radical, muchosautores no han dudado en clasificar a Vigotsky como cognitivista y como un antecesor del “constructivismo”).Sin embargo, otros autores cognitivos tienen una opinión distinta acerca de la naturaleza y origen de losprocesos cognitivos. Para algunos, los procesos cognitivos son actividades mentales o cerebrales reales.Además, estas actividades se basan en mecanismos o sistemas innatos, ya instalados en el individuo. Uno delos críticos más fuertes del conductismo, el lingüista Noam Chomsky, por ejemplo, propuso que el cerebrohumano posee mecanismos innatos que capacitan al individuo para adquirir el lenguaje y que la gramática seencuentra de alguna manera, ya “pre-programada” en el cerebro. Por tanto, no resulta sorprendente que muchosteóricos e investigadores sostienen un punto de vista que integra conceptos psicobiológicos y cognoscitivistas,posición que es claramente opuesta al conductismo.
2
 
Aspectos críticos del cognitivismo.
El punto de vista cognitivista comenzó a tener un gran auge apartir de los años 60 en los Estados Unidos, aun cuando siempre tuvo gran influencia en la psicología europea.Actualmente, está ampliamente difundido en el mundo y se presenta a sí mismo como un “nuevo paradigma” dela psicología, en reemplazo del conductismo. Sin embargo, en mayor o menor medida, las diversas teoríasenmarcadas en la filosofía cognitivista están sujetas a críticas serias, que vamos a resumir del siguiente modo.1.Los problemas de investigación y los conceptos teóricos de la mayoría de las psicologías cognitivasse formulan básicamente partiendo de los conceptos del lenguaje ordinario. Así, asumen que los términospsicológicos comunes como “memoria”, “atención”, etc. se refieren a entidades reales, y no, como sucedeen realidad, que son solamente descripciones del comportamiento ocurriendo bajo determinadascircunstancias.2.Cuando los psilogos cognitivos señalan algún proceso mental o cognitivo, como causa de laconducta, creen haber dado ya una “explicación” de ella, deteniéndose aquí la investigación. Por tanto, seposterga o se interfiere con una investigación más profunda de las condiciones reales en que ocurre laconducta, y que pueden explicarla de manera más efectiva.3.La mayoa de las explicaciones cognitivas de la conducta son circulares. Por ejemplo, uncomportamiento es explicado como resultado de la acción de un “proceso” cognitivo interno, sin embargo,no es posible comprobar de manera independiente que dicho proceso haya ocurrido, la única evidencia detal proceso es la conducta misma que trata de explicar.4.Aun cuando algunos cognitivos consideran que los procesos mentales no son más que la actividaddel sistema nervioso, ello no necesariamente elimina conceptos no científicos, como el dualismo (ladistinción mente-cuerpo) y en algunos casos, el animismo (la creencia de que lo mental interno determina laconducta).5.En algunos casos extremos, el cognitivismo supone una invitación al subjetivismo. Algunos teóricos(ejemplos: Humberto Maturana, los filósofos post-racionalistas, etc.), proponen que, dado que cadaindividuo tiene su propia percepción de las cosas, el conocimiento objetivo es imposible. Sin embargo, auncuando es verdad que el conocimiento está influido por factores individuales y se halla sujeto al error, esposible acercarse progresivamente a la verdad, como sostiene Popper. En cambio, sugerir, como hacenlos constructivistas y los post-racionalistas, que la objetividad es desde el principio una meta imposible, esrenunciar a la búsqueda de todo conocimiento científico. Además, tal postura es lógicamente insostenible,ya que si todo conocimiento es subjetivo, también lo serían las afirmaciones de los propios constructivistas.6.Una de las críticas de cognitivismo, y en particular del constructivismo, hacia el conductismoconsiste en que éste último, supuestamente, ha negado hechos válidos como el que los individuosresponden a los objetos de acuerdo con la manera en que “interpretan” o “experimentan” dichos objetos.Sin embargo, el conductismo nunca negó tal hecho. Y, más bien, la pregunta básica del conductista esésta: ¿de dónde surge esta “interpretación” o “experiencia” individual?Estas observaciones nos abocan a dos conclusiones. La primera es que la mayoría de los temasinvestigados por los psicólogos cognitivos son válidos y de gran importancia, pues ellos se interesan por averiguar cómo aprendemos, mo percibimos, mo recordamos, etc. Además, esn firmementecomprometidos con el empleo de métodos científicos en sus investigaciones. Sin embargo, el cognitivismo no esun marco adecuado para elaborar una teoría acerca de los fenómenos psicológicos. Se puede investigar losprocesos cognitivos sin necesidad de conceptos y teorías cognitivistas, los cuales, como acabamos de ver, estánsujetos a severa crítica, y no representan necesariamente un pensamiento mejorado respecto del conductismo(Bueno, 1996, 2001).
LA INVESTIGACIÓN DE LOS PROCESOS COGNITIVOS
Los eventos psicológicos, se les llame “cognitivos” o no, consisten en la interacción real de un individuo,animal o humano, con determinados objetos-estímulo (Kantor, 1959). Entre esos objetos-estímulo se hallan lascosas, otros organismos, o aun la propia actividad del mismo individuo (en el caso humano, incluso su propiolenguaje). Las interacciones requieren que el individuo actúe, reaccionando a los estímulos. Hay dos razones por las que es conveniente definir los fenómenos psicológicos (cognitivos y no cognitivos) como interacciones, envez de conceptualizarse como eventos internos, mentales o neurales.Primero, si los temas psicológicos, y los “cognitivos” en particular, se formulan como comportamientos ycircunstancias de tales comportamientos, es decir, interacciones, podemos comenzar con eventos concretos,localizados claramente en el tiempo y el espacio. Y segundo, como un derivado del primero, estos eventosconcretos se prestan a la medición, es decir, podemos aislar o identificar propiedades o características y éstaspueden cuantificarse, de manera que podemos expresar cuánto de cada una de estas características poseenesos eventos. Y por supuesto, una representación cuantitativa es sumamente precisa. De este modo, y tal comolo hemos señalado en otro lugar (Bueno, 1996), lo “cognitivo” no hace referencia a entidades o eventos internos,ni físicos ni mentales, sino a las formas complejas en que el organismo, animal o humano, se relaciona con losobjetos-estímulo.A fin de poder expresarse con rigor, la psicología científica ha introducido un conjunto de términostécnicos. Es necesario conocerlos pues, desde ahora en adelante, formarán parte del vocabulario quedeberemos utilizar si queremos hacer una descripción precisa de algún fenómeno psicológico.
Estímulos y respuestas.
Como ya indicamos, todo fenómeno psicológico, por simple o complejo quesea, consiste en la interacción del individuo con los objetos-estímulo. Los objetos-estímulo pueden ser cosas,
3

Activity (58)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Xavier Pin D liked this
Roxy Alama added this note
EXCELENTE MATERIAL, ME SIRVIÓ DE GRAN AYUDA. MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR CIENCIA.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->