Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
re338_17(1).pdf

re338_17(1).pdf

Ratings: (0)|Views: 6,345 |Likes:
Published by David Huerta

More info:

Published by: David Huerta on Feb 28, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/10/2014

pdf

text

original

 
273
ESUMEN
.
En este trabajo, tratamos de delimitar el concepto de alfabetizaciónfuncional y el de su anverso, el analfabetismo funcional, en una perspectiva deredefinición del concepto, propósito que abordaremos siguiendo el hilo conduc-tor de las siguientes fuentes:
UNESCO
, literatura especializada y últimas investiga-ciones realizadas sobre el analfabetismo funcional, realizando una síntesis valora-tiva de las perspectivas conceptuales y definitorias con respecto al alfabetismo y alanalfabetismo funcional de autores de contextos tanto de economías avanzadas(del Occidente industrial y tecnológico), como de economías en vías de desarro-llo (principalmente de Latinoamérica). Terminamos con una aproximación y/oredefinición del analfabetismo funcional que viene matizada, reforzada, por unasconclusiones que intentan destacar el carácter de capacitación que relaciona laalfabetización funcional con el proyecto social y que posibilita al alfabetizado inci-dir sobre la realidad natural, social, cultural y política, transformando y mejoran-do su calidad de vida.
 A 
BSTRACT
. This work tries to determine the concept of functional literacy and thatof its obverse: functional illiteracy, through the redefinition of the concept. This isdone through the following sources:
UNESCO
, specialised literature and recentresearch on functional illiteracy, as well as through a summary assessing the con-ceptual and distinctive perspectives defended by authors from both advanced eco-nomies (those of the industrial and technological West) and developing econo-mies (mainly from Latin America), in relation to functional literacy and illiteracy.Finally, functional illiteracy is tackled and/or redefined. This redefinition is explai-ned and reinforced through conclusions that try to emphasize the qualifying natu-re that relates functional literacy to the social project, and that makes possible for the literate person to have an influence on the natural, social, cultural and politi-cal reality, therefore changing and improving his/her quality of life
REDEFINICIÓN DEL ANALFABETISMO:EL ANALFABETISMO FUNCIONAL
 JUAN JIMÉNEZ DEL CASTILLO*
(*)
Departamento de Inspección Educativa (Islas Baleares).
 Revista de Educación,
núm. 338 (2005), pp. 273-294Fecha de entrada: 07-10-2003Fecha de aceptación: 13-02-2004
 
Según Ehringaus (1990, cit. por Flecha etal., 1993, p. 6), el término analfabeto fun-cional fue acuñado en los años treinta enlos Estados Unidos por
The Civilian Con- servator Corps
, para indicar:
La incapacidad de ciertos indivi-duos de hacer frente a las exigen-cias de la vida diaria.
El indicador de identificación delanalfabetismo funcional sería elhecho de no haber cumplido lostres años de escolaridad.El segundo significado, relacionadocon los años de escolaridad, ha sufridofluctuaciones con el paso de los años, loque hace que esta variabilidad lo cuestio-ne como criterio o indicador de alfabeti-zado funcional
1
.LA APORTACIÓN DELA UNESCO AL CONCEPTODesde la I Conferencia Internacional deElsinor (Dinamarca, 1949), la
UNESCO
harealizado un esfuerzo por conseguir quela alfabetización sea considerada comoesencial para el desarrollo de las personas y de los pueblos. Si bien la Conferenciade Elsinor no incluyó la alfabetizaciónentre sus objetos de estudio, ello no impi-dió mostrar el énfasis social y los cometi-dos funcionales que asignaba a la Educa-ción de Adultos.Como resultado de lo anterior,encontramos en Daniel A. Wagner (1990,p. 7) una primera definición de Educa-ción funcional de la
UNESCO
:
Se considera que una persona ha reci-bido una alfabetización funcionalcuando ha adquirido los conocimien-tos y las técnicas de lectura y escrituraque la capacitan para emprender demodo efectivo todas las actividades enque se haya adoptado la alfabetiza-ción con normalidad a su cultura ogrupo.
Remite a un componente de
«
adapta-bilidad
 »
con respecto a la cultura y algrupo, válido desde algunas perspectivas,si bien presenta algunas dificultades talescomo las relativas a la incomodidad, difi-cultad en el campo de la investigación y en lo relativo a si se debe exigir el mismocontenido funcional a todos los ciudada-nos con independencia de su formacióninicial y profesión. Dos años más tarde,en 1957, la propia
UNESCO
esbozó unapropuesta:
La alfabetización es una característicaadquirida por los individuos en gradodiverso, desde el mínimo mensurablehasta un nivel superior indetermina-do. (Wagner, D. 1989, p. 149).
Se produce un cierto énfasis en losocial que repercute e imprime el carácter funcional de la alfabetización y que se hacepresente en la II Conferencia Internacio-nal en Montreal (Canadá, 1960), dándoleuna visión ampliada de la Educación de274
(1)En el mismo
 Libro Blanco
(1986), el criterio de «quienes no han completado los estudiosprimarios» (1986, p. 188) y «entre quienes han realizado primer grado (seis años de escolari-dad)» (1986, p. 189) (el subrayado es nuestro). En América Latina, el
CEPAL
consideró como cri-terio básico para analizar el Analfabetismo funcional el nivel de instrucción básica alcanzado enlos cuatro años o grados de escolaridad. En cambio, en Colombia la educación mínima es de 3años de escolaridad, que se indica como límite para clasificar el analfabeto funcional (Cfr.L
ONDOÑO
, 1990, p. 127).
 
 Adultos
EA 
en adelante) con carácter deexigencia para el cambio social.El Congreso Mundial de Ministros deEducación para la erradicación del analfa-betismo, celebrado en Teherán en 1965,asentó la alfabetización funcional comoexigencia del ajuste de la educación a lasnecesidades de la modernización y el des-arrollo, afirmándose la perspectiva de unaalfabetización funcional inserta en lasnecesidades de las economías en expan-sión, criterio que asume la
UNESCO
alseñalar en 1972:
que el objetivo de la alfabetizaciónfuncional estaba determinado por laurgencia de movilizar, formar y edu-car la mano de obra aún subutilizada,para volverla más productiva, más útila ella misma y a la sociedad (Londo-ño, 1990, p. 25).
Esta vinculación de la
EA 
, de la alfabe-tización funcional, a la producción y aldesarrollo económico fue asumida por los gobiernos de economías avanzadas y especialmente por los de América Latinaen las décadas de los cincuenta y sesenta y, obviamente también, impulsada por la
UNESCO
como hemos reseñado arriba,motivados por la creencia de que invertir en recursos humanos, en educación –edu-cación como tercer factor de produc-tividad–, significaba automáticamenteaumentar la producción, la rentabilidadeconómica y, consecuentemente, los nive-les de vida de la población
2
. Pero los fraca-sos de las llamadas décadas del desarrollo(mantenimiento de las desigualdadessociales, desempleo y aumento de bolsasde pobreza) hicieron que en la III Confe-rencia Internacional de Tokio (1972) seampliaran los márgenes para la acciónsocial de la educación de adultos, consi-deración que vino avalada por los avancesque se le reconocieron al movimiento dela Educación Popular frente a los fracasos y limitaciones del Programa Experimen-tal Mundial de Alfabetización ( 
PEMA 
 )
3
.Estos factores fueron recogidos en ladeclaración de Persépolis (1975), queconsidera la
«
alfabetización no sólo comoel aprendizaje de la lectura, la escritura y el cálculo, sino como un contribución a laliberación del hombre y a su plena reali-zación
 »
OEI
, 1975), y la recomendaciónde Nairobi
4
(1976) que muestra nuevosenfoques del analfabetismo y la alfabetiza-ción que, alejándose de la perspectivaeconomicista, explican el contenido de ladefinición de la
UNESCO
en su
 XX 
Confe-rencia General, celebrada en París el 27275
(2)«… en los 60 aparece la teoría del capital humano, modelo tecno-democrático o funcio-nalismo de Schultz, con dos objetivos: uno económico (necesidad de incrementar las inversio-nes públicas en enseñanza primaria porque la educación es la inversión productiva clave para eldesarrollo) y un objetivo social... » (E. C
 ANO
, 1999, pp. 42-43)
.
 Además, añadimos que el llama-do «boom educativo» de los años sesenta, producido a partir de la Segunda Guerra mundial, sedebió en los EEUU fundamentalmente al impacto psicológico del Sputnik –satélite artificial lan-zado por la antigua Unión Soviética– lo que desencadenó una expansión de la educación, en ladécada de los cincuenta, sin precedentes.(3)Con repercusiones obvias con respecto al fracaso de la
 alfabetización funcional
ampara-da por la U
NESCO
, pues no olvidemos que dicha campaña experimental llevaba por título:Campaña Experimental de Alfabetización Funcional Mundial (S. S
INGH
, 1976, p. 14).(4)«... la alfabetización está universalmente reconocida como un factor del desarrollo políti-co y económico, del progreso técnico y de los cambios socioculturales, y que por eso debe for-mar parte integrante de todo plan de educación de adultos» (U
NESCO
, 1976, p. 1).

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->