Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
6Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Pueblo y Su Fantasma Poscolonial - CamiloVallejoGiraldo Democracianetucara

El Pueblo y Su Fantasma Poscolonial - CamiloVallejoGiraldo Democracianetucara

Ratings:

5.0

(5)
|Views: 1,543|Likes:
Published by DemocraciaETC
Estas palabras nacen de un sentimiento más que de una razón, fluyen de un violento dolor que hace gritar pero que al tiempo infla el corazón de esperanza. Estas letras quieren saltar de las hojas porque desean ir hasta las tierras excluidas y olvidadas, para allí poder narrar el sueño y regalarlo.
EL ‘MALO’ IMPOSIBLE DE GOBERNAR

Es extraño si uno lo piensa bien. Por todas partes hay oportunidades para delinquir. La constitución del estado de Texas no establece ningún requisito para ser sheriff. Ni uno solo. No existen leyes del condado. Un cargo que te confiere casi tanta autoridad como Dios y para la cual no se exige ningún requisito y que consiste en preservar unas leyes inexistentes, ya me diréis si eso es o no es peculiar. Porque yo digo que lo es. ¿Funciona? Sí. El noventa por ciento de las veces. Gobernar a los buenos cuesta muy poco. Poquísimo. Y a los malos no hay modo de gobernarlos. Al menos que yo sepa

Para el sheriff Ed Tom Bell lo impresionante no es tener que defender leyes inexistentes, o que por tal motivo su cargo le confiera tantos poderes como a Dios (eso le corresponde resolverlo a los destinatarios de sus disertaciones), lo que en realidad le resulta incómodo es tener que reconocer que, aún así, su misión siempre resulta incompleta, pues a los “malos” es imposible gobernarlos. ¿Pero qué ocurriría si se imaginara que estas palabras no son fruto de la mente de un viejo sherrif que está atrapado en la inmensa sequedad del suroeste de Estados Unidos, sino que hacen parte del imaginario propio del actual Estado-nación, liberal, moderno y poscolonial? Se encuentra seguro un Estado que se revuelca en su paradoja existencial, en su resistencia a reconocer que a los “malos” no puede someterlos a su totalidad, una que se funda más en un imperio que en una nación.

http://democraciaentucara.blogspot.com
Estas palabras nacen de un sentimiento más que de una razón, fluyen de un violento dolor que hace gritar pero que al tiempo infla el corazón de esperanza. Estas letras quieren saltar de las hojas porque desean ir hasta las tierras excluidas y olvidadas, para allí poder narrar el sueño y regalarlo.
EL ‘MALO’ IMPOSIBLE DE GOBERNAR

Es extraño si uno lo piensa bien. Por todas partes hay oportunidades para delinquir. La constitución del estado de Texas no establece ningún requisito para ser sheriff. Ni uno solo. No existen leyes del condado. Un cargo que te confiere casi tanta autoridad como Dios y para la cual no se exige ningún requisito y que consiste en preservar unas leyes inexistentes, ya me diréis si eso es o no es peculiar. Porque yo digo que lo es. ¿Funciona? Sí. El noventa por ciento de las veces. Gobernar a los buenos cuesta muy poco. Poquísimo. Y a los malos no hay modo de gobernarlos. Al menos que yo sepa

Para el sheriff Ed Tom Bell lo impresionante no es tener que defender leyes inexistentes, o que por tal motivo su cargo le confiera tantos poderes como a Dios (eso le corresponde resolverlo a los destinatarios de sus disertaciones), lo que en realidad le resulta incómodo es tener que reconocer que, aún así, su misión siempre resulta incompleta, pues a los “malos” es imposible gobernarlos. ¿Pero qué ocurriría si se imaginara que estas palabras no son fruto de la mente de un viejo sherrif que está atrapado en la inmensa sequedad del suroeste de Estados Unidos, sino que hacen parte del imaginario propio del actual Estado-nación, liberal, moderno y poscolonial? Se encuentra seguro un Estado que se revuelca en su paradoja existencial, en su resistencia a reconocer que a los “malos” no puede someterlos a su totalidad, una que se funda más en un imperio que en una nación.

http://democraciaentucara.blogspot.com

More info:

categoriesTypes, Research, Law
Published by: DemocraciaETC on Oct 13, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial No-derivs

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See More
See less

01/09/2011

pdf

original

 
Democraciaentucara.blogspot.com
Camilo Vallejo Giraldo
El Pueblo y Su fantasma Poscolonial
1
 
EL
 
PUEBLO
 
 Y 
 
SU
 
FANTASMA 
 
POSCOLONIAL
C
AMILO
V
ALLEJO
G
IRALDO
 
Estas palabras nacen de un sentimiento más que de una razón, fluyen de un violento dolor quehace gritar pero que al tiempo infla el corazón de esperanza. Estas letras quieren saltar de lashojas porque desean ir hasta las tierras excluidas y olvidadas, para allí poder narrar el sueño yregalarlo.
EL
 
‘MALO’
 
IMPOSIBLE
 
DE
 
GOBERNAR
Es extraño si uno lo piensa bien. Por todas partes hay oportunidades para delinquir.La constitución del estado de Texas no establece ningún requisito para ser sheriff. Ni uno solo. No existen leyes del condado. Un cargo que te confiere casi tanta autoridad como Dios y para la cual no se exige ningún requisito y que consiste en preservar unas leyes inexistentes, ya me diréis si eso es o no es peculiar. Porque yo digo que lo es. ¿Funciona? Sí. El noventa por ciento de las veces. Gobernar a los buenos cuesta muy poco. Poquísimo. Y a los malos no hay modo de gobernarlos. Al menos que yo sepa 
1
 
Para el
sheriff 
Ed Tom Bell lo impresionante no es tener que defender leyes inexistentes, o que portal motivo su cargo le confiera tantos poderes como a Dios (eso le corresponde resolverlo a losdestinatarios de sus disertaciones), lo que en realidad le resulta incómodo es tener que reconocerque, aún así, su misión siempre resulta incompleta, pues
a los “malos”
es imposible gobernarlos.¿Pero qué ocurriría si se imaginara que estas palabras no son fruto de la mente de un viejo
sherrif 
 que está atrapado en la inmensa sequedad del suroeste de Estados Unidos, sino que hacen partedel imaginario propio del actual Estado-nación, liberal, moderno y poscolonial? Se encuentraseguro un Estado que se revuelca en su paradoja existencial, en su resistencia a reconocer que a
1
McCarthy, Cormac,
No es país para viejos 
, Barcelona, Mondadori, 2006. Esta edicióncorresponde a la traducción que Luis Murillo Fort hace de la obra de McCarthy, queoriginalmente se tituló
No country for old men 
y sobre la cual fue basada la película que lleva elmismo nombre, dirigida por los hermanos Coen en el año 2007.
 
Democraciaentucara.blogspot.com
Camilo Vallejo Giraldo
El Pueblo y Su fantasma Poscolonial
2
 
los
malos
no puede someterlos a su totalidad, una que se funda más en un imperio que en unanación.Hay que advertir entonces que los
malos
de los que se habla aquí, están más allá de ladimensión de los traficantes que enfrenta el
sheriff 
Bell a lo largo de la frontera, puesto que para elEstado-nación ese otro maligno no son más que las subjetividades que no ha logrado absorber.Siendo hijo póstumo de la Colonia, al Estado actual le corresponde anular toda humanidad quequede por fuera de lo que él mismo ha determinado como
humanidad, es decir que debe “abstraer
de las muchas naciones, como fuese, un solo Estado-
nación”
2
, un solo imperio, así fuera necesario
“humillar al antagonista, dominarlo, hacerlo dócil
.
En fin, hacerlo parte del sistema”
3
.Entonces, teniendo en cuenta lo anterior, cuando se dice que el poder constituyente es propio delpueblo, al tiempo que se intenta resolver toda diferencia a favor de la conservación del Estado-nación moderno, surge la agenda que pretende encuadrar dicho poder constituyente dentro de loslímites mismos del Estado constituido, toda vez que el fin es no permitir que las denunciasp
rovenientes de ese pueblo “malo”,
que resiste a su poder, salgan a la luz y pongan en evidenciasu fragilidad y su falta de legitimidad.
P
UEBLO Y PODER CONSTITUYENTE
EL
 
PUEBLO 
 
D
 
COLOMBIA
 
en ejercicio de su poder soberano, representado por sus delegatarios a la Asamblea 
Nacional Constituyente (…) decreta, sanciona y promulga la siguiente 
 
CONSTITUCIÓN 
 
POLÍTICA
 
D
 
COLOMBIA
En su preámbulo, la constitución de Colombia reconoce el poder soberano del pueblo, no sólo porcapricho de la Asamblea Constituyente sino en atención a la ideología constitucional imperante, lacual reconoce la capacidad del pueblo para otorgarse a sí mismo una constitución, para reformarla,derogarla o sustituirla, es decir que reconoce a éste como sujeto de poder constituyente. En este
2
García Arboleda, Juan Felipe,
Regeneración o catástrofe. Derecho penal mesiánico durante el siglo XIX en Colombia,
Bogotá DC, Editorial Pontificia Universidad Javeriana, 2009, p. 52
3
García Arboleda, Juan Felipe, op. cit., p. 41.
 
Democraciaentucara.blogspot.com
Camilo Vallejo Giraldo
El Pueblo y Su fantasma Poscolonial
3
 
sentido, teóricos colombianos como Luis Carlos Sáchica, han llegado a señalar que dicho poderconstituyente es un poder que no deriva de otro,
es “autogenerado”
, nace de sí mismo y seconvierte así en su propia fuente; es un poder del cual surgen los demás poderes constituidos queconforman el Estado. Se ha dicho igual
que su ejercicio, por ser “
prejurídico
, no está condicionadoa norma alguna puesto que es previo al ordenamiento normativo, hecho del cual se concluye laimposibilidad de discutir su validez jurídica o su legalidad
4
.En cuanto a las razones por las que el poder constituyente debe ser conservado por el pueblosoberano, Vladimiro Naranjo Mesa, otro de los teóricos que se han considerado como de consultaobligada, ha expuesto:
En el fondo de estas reflexiones sobre el origen y fundamento del poder se trata de buscar un fundamento a la obediencia de los gobernantes y, ante todo, de establecer bar 
reras que impidan que el poder se torne absoluto y despótico. (…) [dentro] del 
origen popular del poder, ya que viniendo éste del propio pueblo, resulta lógico que sus mandatarios ejerzan ese poder en interés del pueblo.
 
Así se evidencia la ideología que se ha colado en el actual ordenamiento constitucional deColombia: un pueblo soberano que ejerce el poder constituyente, no sólo para determinar suordenamiento constitucional, sino también para legitimar poderes constituidos que se limiten apartir de la obediencia que le deben rendir. Sin embargo, y antes de celebrar lo que aparenta seruna tímida victoria, lo que hasta aquí se ha podido observar no es más que un óleo en el que DavidApter pareciera haber descubierto su
nivel paradigmático del discurso
, un tiempo y un lugardonde las palabras no sobrepasan el plano metafórico o mítico
6
.En el Estado-nación moderno y poscolonial, ese cuadro en el que orondo se observa el pueblocomo poder constituyente, y en el que se ven a la soberanía popular y la legitimidad del Estadotomados de la mano, termina siempre encontrándose normas constitucionales que delimitan lacapacidad y la oportunidad del pueblo para ejercer el poder que le corresponde. Allí, en ese punto,
4
Sáchica, Luis Carlos,
Derecho constitucional general 
, Bogotá DC, Editorial Temis, 2006, p. 20.
5
Naranjo Mesa, Vladimiro,
Teoría constitucional e instituciones políticas 
. Bogotá DC, EditorialTemis, 2000, p. 129.
6
 
Cfr. Apter, David, ‚Political violence in analytical perspective‛, en García Arboleda, Juan Felipe,
op. cit., p. 27.
 

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Kate Ballesteros liked this
Kate Ballesteros liked this
jgacastro liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->